domingo, 18 de septiembre de 2016

Volumen 13 Capítulo 2

Volumen 13 Capítulo 2
El Caballero de la Princesa.
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder y Tars

La mirada de Weed ardía con fuerza. ‘Tan solo queda hacerlo lo mejor posible.’ Una vez que había recibido la misión, no podía echarse atrás. En cuanto empezase la pelea, no tendría un solo momento de descanso. “Remy, no… Princesa.” – dijo Weed inclinándose ante la Princesa. “¿Sí, mi caballero?” Los ojos de la Princesa Remy resplandecieron mientras bajaba su mirada y le observaba. Ante la vista de Weed se encontraban las pantorrillas y los delicados y pequeños pies de la Princesa. Para algunos hombres, los pies de una mujer son una cosa venenosa, pero Weed no tenía esos gustos. “Necesito que creas en mí; no te alarmes pase lo que pase. Solo confía en mí.” “Sí, entiendo. Pongo mi vida en tus manos.” Sin más preámbulos, Weed se subió al caballo. Las tropas humanas se arremolinaban a su alrededor; mientras, tanto las rocas como los hechizos mágicos volaban cada vez más cerca de ellos. La zona estaba a punto de convertirse en un punto caliente de la batalla. Agarrando las riendas para poder dirigir al caballo blanco, cogió a la princesa y la colocó detrás suyo. Hiiiiiiiiiiii Mientras el caballo relinchaba ligeramente, Weed sacó la espada con una mano al mismo tiempo que sostenía las riendas con la otra. ¡Ding!

Has equipado la Espada demoníaca de Koldeurim.
La [Fama] aumenta en 2.500 puntos.
La [Velocidad de ataque] aumenta un 3%.
La [Fuerza] aumenta en 20 puntos.
La [Agilidad] aumenta en 35 puntos.
Gracias al aumento de [Carisma] puedes abrumar a los monstruos más débiles.
El poder de un demonio menor de hielo reside en la hoja.
Weed golpeó al caballo para acelerar su ritmo hacia el centro de las líneas enemigas. “¡Ahí vamos!” Poco a poco, el caballo blanco aceleró alcanzando una velocidad de vértigo; este caballo estaba a otro nivel si se comparaba con el potro que había tenido que aceptar en el Reino de Rosenheim durante la operación en la Guarida de Litvart. La carga de un caballero se ve afectada de manera significativa por la velocidad del caballo. Un buen caballo no se basa únicamente en su resistencia o velocidad, aunque en esto influye mucho su carga genética. ¡Y lo más importante de un caballo es su valor! Weed no lo sabía al principio, pero se dio cuenta de que el caballo que estaba montando debía ser increíblemente caro. Debido a la rápida carga del caballo, el viento soplaba con fuerza en sus oídos. Su velocidad era comparable a la de una flecha en vuelo. Los ojos de Weed se abrieron mientras preparaba su espada; a partir de ahora, lo único que sentía era su empuñadura, ya no notaba a la princesa que se agarraba a su espalda.
* * *
Delante del Dojo de esgrima, Jeong Il-Hun se encontraba perfectamente vestido, esperando a Cha Eun-Hee. “¡Eh!” “Buenas, Hermano.” “Las mujeres siempre dicen que la apariencia no lo es todo, así que no deberías preocuparte, ¿no?” “Tienes razón” – dijo Choe Jong-Beom hablando deprisa. “Creo que la señorita Seechwi es justa por naturaleza, y parece que le gustas; incluso viene al Dojo a conocerte.” – añadió Ma Sang-Beom dándole una palmada en la espalda. – “Hasta ha hecho kimbap casero.” El tiempo acordado para la cita se acercaba. “Tranquilo, calma tu corazón.” Jeong Il-Hun era muy tímido, y en estos momentos se encontraba mucho más nervioso que en cualquier otra competición de esgrima. Lo mismo le estaba pasando a Choe Jong-Beom, a Ma Sang-Beom y a Lee Hye-Yeon. Era algo realmente inesperado: su primer hermano tenía una novia. A pesar de que su novia era un orco feo, torpe y gordo, todavía tenían que felicitarle. Todos los habían observado durante sus aventuras en Royal Road, y la sabiduría de Seechwi era algo que podía alcanzar el corazón de Jeong Il-Hun. “Queda poco para que venga…” Cuando Jeong Il-Hun estaba al borde de un ataque de nervios por la espera, una señora entró al dojo llevando una fiambrera. “……” Choe Jong-Beom, Ma Sang-Beom y Lee Hye-Yeon estaban sin aliento. ‘¡Es esa mujer!’ ‘Se parece un poco a Seechwi’ ‘Por su apariencia… ¡Guau! Debe estar en los treinta largos, ¿o quizá en los cuarenta?’ La señora regordeta continuó caminando hacia el Dojo. La cara de Jeong Il-Hun mantenía una gran sonrisa mientras avanzaba hacia ella. “Llegas justo a tiempo, gracias por venir. ¿Te ha costado encontrar el sitio?” – dijo Jeong Il-Hun extendiendo las manos. Aunque la acción era pequeña, necesitaba un valor tremendo para realizarla. Con el fin de no hacer que se sintiese incomoda, sonreía y hablaba mientras intentaba darle la mano. No le importaba su apariencia, lo más importante era su corazón, así que trató de darle la bienvenida… ¡Sin embargo! “¿Quién eres tú?” – dijo la mujer entrecerrando los ojos. Justo en ese momento, desde dentro del Dojo, un niño pequeño de primaria salió corriendo. “¡Mamá! ¿Me has traído mi almuerzo?” “Aquí tienes. No vuelvas a olvidártelo la próxima vez.” “¡Mmm! Vale. ¡Ah, Maestros! ¡Hola!” – dijo el niño pequeño inclinándose como un perrito lindo ante Jeong Il-Hun y los otros Instructores antes de entrar corriendo de nuevo en el Dojo. La madre del niño se fue. “¡Ejem! ¡Ejem!” – dijo Jeong Il-Hun tosiendo mientras se aclaraba vergonzosamente la garganta. Una vez más le tocaba esperar a Cha Eun-Hee. Entonces, otra mujer que avanzaba por la calle entró en su campo visual. ‘¿Será ella?’ Una chica llevaba una bolsa con una fiambrera típica de los kimbap; si hubiera estado con las manos vacías ni se habría fijado en ella. Tenía la piel blanca, unos ojos brillantes y su belleza sería visible entre miles de personas. Podía quedarse en el centro de la ciudad, rodeada de una multitud de gente y aún destacaría como una belleza. Llevaba dos grandes bolsas de la compra mientras caminaba hacia el Dojo. ‘No puede ser ella.’ Los otros Instructores tenían ideas similares. ‘No creo que sea esa.’ ‘Pues viene hacia aquí.’ ‘¿Qué hacemos? ¿Será una representante de una compañía de tarjetas de crédito? Seguro que viene a vendernos algo. Aunque si me pide unirme, seguramente lo haré. Así podré intercambiar unas cuantas palabras con ella…’ Lee Hye-Yeon era el que estaba más ansioso. Su mente no estaba centrada en las pesadas bolsas de la compra; si hubiera visto sus esfuerzos al llevar las bolsas, no se habría quedado aturdido simplemente sentado allí. Sus ojos estaban clavados en su hermosa cara y no podía ni abrir la boca. ‘¿Por qué sigue avanzando hacia aquí?’ ‘¿Tiene que llegar de esa dirección?’ ‘¿Hemos hecho algo mal?’ Las cabezas de los cuatro hombres estaban hechas un lío mientras le daban vueltas a sus pensamientos en sus mentes. “¡Hola Il-Hun!” – dijo la chica llegando hasta el Dojo, poniéndose delante de Jeong y hablándole con cariño. “¿Cómo sabes mi nombre? ¿Eres una cazatalentos de otro Dojo para hacerme una oferta…?” – respondió Jeong mientras la sospecha pasaba por sus ojos. Incluso aunque tratase de alejarlo con una belleza, nunca dejaría el Dojo. No importaba qué oferta le hiciesen, ya viniera de sus Instructores o de sus estudiantes; no lo aceptaría de nadie. Con el tiempo que llevaba recorriendo el camino de la espada, para él, el honor era mucho más importante que cualquier cantidad de dinero que pudiera obtener. “¿Qué? No soy una cazatalentos. ¿No me estabas esperando?” – respondió mientras una sonrisa brillante se formaba junto a un ligero hoyuelo. “¡Ah, aaaah! Q… ¿Qué?“ – balbuceó Jeong totalmente sorprendido. ¡El Hermano Mayor del Dojo! Incluso cuando se enfrentaba contra una espada desarmado mantenía la calma, pero ahora estaba totalmente en estado de shock. “N… n… n… no hay manera… b… bu… bue… bueno… n… n… no… ¡no puede ser! ¿Me he perdido algo…?” “Geomchi2, ¿eres tú verdad?” “E… e… es… eso… eso es…, sí…” “Soy Seechwi, Il-Hun” Jeong Il-Hun había perdido su alma mientras miraba la forma humana de Cha Eun-Hee. El resto de Instructores también se habían quedado congelados. ‘De ninguna manera.’ ‘Imposible.’ ‘¡Oh, Dios! ¿Qué está sucediendo?’ ‘Esa chica es el orco Seechwi…’ ‘Espera un minuto, se puede cambiar de apariencia en Royal Road. A nosotros también nos dejaba, pero ella ha tenido que cambiar toda su apariencia. ¿Por qué no pensamos en eso?’ Incluso ahora, aunque estaban algo más familiarizados con Royal Road no eran conscientes de ese detalle. “……” “……” “……” Hubo un largo silencio dentro del Dojo. Jeong Il-Hun, el resto de Instructores e incluso el gran Maestro Ahn Hyundo… todos se quedaron en silencio. Ni siquiera los estudiantes decían una sola palabra, todos estaban mirando embobados a Cha Eun-Hee. ‘Y pensar que Il-Hun tenía tanto talento.’ Ahn Hyundo estaba incluso más sorprendido que cuando había descubierto el talento con la espada de Il-Hun. ‘Una mujer tan preciosa es la primera novia de mi Hermano.’ ‘No, no puede ser verdad, tiene que ser un sueño, tengo que despertar pronto.’ Ahn Hyundo, los Instructores, así como los estudiantes, no se veían comiendo el kimbap hecho por Cha Eun-Hee; querían probarlo, pero no eran capaces de reunir el valor necesario para hacerlo. La manera en la que estaban envueltos los kimbap era preciosa. Pero al final, obligados por las circunstancias, se decidieron a probarlos. Y cuando el primero entró en su boca, un delicioso sabor se propagó a través de su garganta. ‘¡Uaaa! Están tan bien hechos y además su sabor es aún mejor.’ ‘Encima cocina bien.’ ‘Y pensar que he comido fideos hervidos durante toda mi vida.’ A medida que iban comiendo, tanto los Instructores, como los estudiantes se fueron entristeciendo a la vez que desaparecían los rollitos de arroz. Desde su nacimiento, esta era la primera vez que no querían que la comida se acabase. “¡Aiiiis! ¿Así que eres Seechwi?” – dijo Ahn Hyundo un rato después dando un largo suspiro. “Sí, señor.” – respondió cortésmente Cha Eun-Hee. Llevaba una blusa preciosa de color beige, junto con una linda falda que le llegaba hasta las rodillas. Sus curvas estaban colocadas en los lugares adecuados. Irradiaba el mayor encanto que podía tener una mujer. Aunque no era una belleza como Hwaryeong, aún era una belleza que sobresalía entre la gente común. “Bien, os dejo. Trátame bien a nuestro pequeño Il-Hun.” – dijo Ahn Hyundo asintiendo con la cabeza. A continuación se puso en pie, y en silencio se dirigió hacia su despacho. Iba caminando dando una sensación de confianza pero, en realidad, el estómago le dolía tanto que tenía que salir de allí como fuera. Para el resto de Instructores, Cha Eun-Hee era un objeto de interés. “Cuñada, ¿puedo hacerte una pregunta?” – dijo Choe Jong-Beom sin poder evitarlo. En ese momento, una risa tonta se escapó de Jeong Il-Hun. “¡Jiu, jiu, jiu, jiu!” ¡Había dicho cuñada! Un término que no tenía ni idea que fuera tan agradable. “Sí, por favor, pregunte.” – respondió Cha Eun-Hee revelando unos dientes blancos y brillantes, mientras arrojaba una leve sonrisa. “Er… ¿A qué escuela fuiste?” – preguntó Choe con cautela. “Pues yo…” – intentó responder Cha Eun-Hee. “¡Hermano! ¿Por qué preguntas eso?” – les interrumpió Jeong Il-Hun de forma tensa a la vez que reprendía a Choe. Jeong Il-Hun había abandonaba la escuela. La mayoría de los Maestros y los estudiantes también la habían abandonado en algún momento, ya fuera la escuela secundaria o la escuela superior. No era algo de lo que hablaban con orgullo, sino que más bien siempre trataban de evitar ese tipo de conversaciones. Alguien graduado en la Escuela Superior sería considerado como de la élite en el Dojo. Así que cuando Choe sacó la pregunta de forma inconsciente, a Jeong Il-Hun estuvo a punto de darle un ataque. ‘Ella puede avergonzarse si no fue capaz de graduarse por algún tipo de problema.’ – pensó Jeong preocupado. Estaba considerando todas las posibles circunstancias. “Está bien, no pasa nada. Me gradué en la Universidad de Harvard.” – respondió Cha Eun-Hee con una sonrisa. “¿Sí?” – respondió Choe confundido. “¿Te refieres a la academia a la que van los que quieren repetir el examen de ingreso universitario?” “La Universidad de Estados Unidos, en la ciudad de Boston.” “¡Ah!” Una oleada de gritos de asombro apareció entre los estudiantes, seguida de un profundo silencio. No importaba cuán ignorantes fueran los estudiantes, todos habían oído hablar de esa universidad. “Discúlpeme por preguntar pero, ¿a qué se dedica?” – preguntó Ma Sang-Beom. “Trabajo en un hospital.” “¡Oh! Eres enfermera.” “No, soy médico.” “¿Una doctora?” “Sí, soy psiquiatra.” Los ojos de Ma Sang-Beom se salían de sus orbitas. La novia de Jeong Il-Hun era impresionante. Tanto los Instructores, que estaban rondando la treintena, como los estudiantes estaban en shock. ‘No puedo quedarme solo, no es el momento para dormirnos en los laureles.’ ‘Estamos a finales de los veinte, los treinta están a la vuelta de la esquina; debo ser capaz de encontrar una novia tan hermosa e inteligente…’ Su futuro se estaba volviendo negro y triste para ellos. ‘No puedo permitirlo.’ ‘No hay tiempo que perder.’ De repente, los Instructores y los estudiantes salieron corriendo. “¡Tenemos que conectarnos a Royal Road!” “¡Vamos! Nos tenemos que conectar.” “¡Al pueblo orco! ¡Tenemos que ir a ese pueblo!” A todos ellos se les había ocurrido la misma idea al mismo tiempo. Para ese entonces, la cápsula de Ahn Hyundo ya hacía rato que estaba ocupada y funcionando. Tan pronto como entraron en Morata, cargaron violentamente contra el pueblo orco.
* * *
Dentro de la sala de cine de KMC Media se estaba dando una situación de emergencia. “¡Ha derrotado a la segunda línea de defensa!” “¡Ya está luchando contra la guardia de la tercera línea!” “Acaban de morir siete lanceros, nadie puede detenerlo.” “¡Ha muerto un caballero del Reino de Beuromba! Estimamos que su nivel ronda el 360.” El Director Khang estaba ocupado comprobando el calendario de emisión, así que no podía mirar la pantalla en estos momentos. “¿Lo ha matado en pocos minutos?” El personal dentro de la sala dudó un rato antes de responder. “Casi al instante… menos de un minuto.” “¿Seguía a caballo? Todos sabemos lo fuerte que es un caballero de nivel 360. ¿No hay ningún error?” “El caballo no se detuvo en ningún momento; galopó hacia su dirección a la vez que iba blandiendo la espada a lomos del caballo… casi al instante golpeó más de diez veces.” “¿Eso es posible? Golpear desde un caballo al galope sin perder el equilibrio...” “Yo en su lugar tampoco podría aceptarlo… pero lo hizo.” “¡Qué monstruo!” ¡Todos estaban admirados viendo la batalla! Desde el principio, Weed había cabalgado hacia las líneas enemigas sobre el caballo blanco con la Princesa a su espalda. Las unidades de arqueros le lanzaban flechas a gran velocidad, pero cargaba a través de las flechas con valentía, haciendo que cuando las flechas llegaban hasta su posición, hacía tiempo que la había abandonado. Los magos enemigos emitían sus ataques mágicos de forma continua: ¡llamas explosivas, fragmentos de hielo y tormentas de relámpagos! Pero el caballo esquivaba exquisitamente todo lo que se dirigía hacia su dirección. El caballero esqueleto demostraba sus habilidades de equitación, y penetró entre las líneas enemigas a lomos de su semental blanco. A continuación, se dirigió contra los lanceros y los arqueros. Con solo ligeros ajustes de la dirección del caballo, cada vez que sus patas golpeaban el suelo, se rompían picas y espadas. Al final, los lanceros fueron pisoteados bajo la carga del caballo blanco, perdiendo la vida. ¡Una carga irresistible! Cuando un caballero galopa a lomos de un caballo, amplía su daño base como mínimo dos o tres veces. Incluso se podía llegar a multiplicar el daño por siete si la velocidad de la montura era la adecuada. Los escudos terminaban rotos en varios pedazos y las armaduras de placas aplastadas y con varias partes arrancadas. Un soldado de infantería no tenía forma de parar una carga de caballería. A pie, un caballero tiene una buena [Resistencia] y muy buena [Defensa], sumada a una alta [Vitalidad], pero como realmente se demuestra la fuerza de un caballero es cuando monta a caballo. Gracias a la velocidad alcanzada por Weed, cargó y penetró a través de las líneas enemigas. Y encima, además de cargar a una tremenda velocidad, los movimientos de Weed eran totalmente extravagantes. La espada que empuñaba bailaba a su alrededor demostrando su fuerza y velocidad. Se sumergió en medio del territorio enemigo por sí mismo mientras blandía su espada contra los soldados. Incluso fue capaz de tener un duelo contra un caballero y salir triunfante. A pesar de que estaba bajo los efectos del poder de negar a la muerte, era increíble. “¿Es posible que tuviera experiencia en ser un caballero antes…?” – preguntó el Director Khang con tono de sospecha. “Tal vez, no lo sabemos.” “La solicitud dice que es un escultor.” “Quizá sea una afición.” Solo podían especular, pero creían que era algo que tenían que averiguar. De hecho, viendo las imágenes que estaban llegando a la pantalla, no tenía ningún sentido la información que salía en su solicitud. Todas las circunstancias que rodeaban a Weed eran desconocidas. Como las emisoras siempre estaban suplicando por nuevas noticias, nuevas habilidades o por cualquier otro tipo de información, cuando encontraban a alguien interesante y con el fin de poder firmar el contrato con esa persona, no preguntaban demasiadas cosas, por lo que podían quedar sin conocer secretos importantes. “Se adapta totalmente al campo de batalla.” “¡Cómo me gustaría que un caballero como ese me salvase…!” “¡Qué romántico! ¡Es tan romántico! La emoción de ser rescatada por un caballero montado en un caballo blanco es algo que podría disfrutar.” Todas las empleadas femeninas estaban absortas con la batalla. ¡Una inocente princesa quería volver a su país de origen! Y confiaba en un caballero a lomos de un caballo blanco. Era una situación sacada de una novela romántica, o incluso algún sueño anhelado. Por supuesto, en esas historias los caballeros solían ser jóvenes apuestos y en este caso el caballero era un esqueleto sin un solo gramo de carne. “Me gustaría poder dormir apoyada en su pecho.” “Creo que los caballeros de Royal Road son tan reconfortantes y geniales…” Mientras tanto, el Director Khang empezó a dirigir los movimientos de la sala de emisión. “No sabemos qué puede aparecer, ¡el equipo de producción no puede perderse ningún detalle!” “¡Sí!” “Que todo el personal de investigación también esté atento; dependiendo de cómo vaya el trabajo de hoy, se pueden dar bonificaciones para este año. No os durmáis, aunque tengáis sueño ni se os ocurra.” “Absolutamente no vamos a perdernos nada hasta el final de la batalla, Director.” “Todos los demás, si veis algo único notificadlo, no os calléis.” La batalla que estaban observando mostraba la historia del Continente de Versalles: ¡la batalla de las Llanuras de Jaksen! Se trataba de una parte poco conocida del pasado, que solo aparecía en los libros de historia y que ahora podía ser vista con todo lujo de detalles. “¡He descubierto una prenda nueva! No sé a quién pertenece, pero su defensa mágica es excepcional.” “Hay una raza de gigantes, parecen ser más de doscientos.” “¿Son fuertes?” “Tienen una fuerza enorme… no utilizan armas ni magia.” “Bien. Tenemos una nueva raza que nunca había sido vista antes… En cuanto a las habilidades, ¿habéis visto alguna nueva?” “¿Por ahora? Nada. Por otro lado hemos descubierto cincuenta y siete hechizos nunca vistos hasta ahora.” Sus ojos estaban clavados en los hechizos que lanzaban los magos y en las habilidades que realizaban los guerreros durante el conflicto de Palrangka. En la actualidad, los conjuros que se habían trasmitido entre los magos no eran demasiados, y aquí se estaban mostrando una gran cantidad de magias y poderes perdidos. Para los magos que se dedicaban a investigar las magias del pasado y a desarrollar nuevos tipos de conjuros, ver algo así sería algo por lo que pasarían noches en vela, como si esperasen una gota de lluvia en medio de una sequía. Sobre todo aquellos magos que ya habían elegido su segundo progreso en su trabajo, y que solían optar por crear sus propios hechizos mediante duras investigaciones o que se dedicaban a reunir información para restaurar la magia antigua. Información sobre hechizos, objetos, nuevas razas,… Todo lo que se veía era nuevo. Incluso sería más especial para los aventureros. Aquellos jugadores que buscaban información especial para obtener misiones raras, una vez que vieran el conflicto de Palrangka harían muchísimas peticiones para la realización de programas especiales buscando nueva información. Había una gran cantidad de razas y reinos que habían desaparecido tras su participación en la guerra. Solo con ellos, la audiencia del conflicto de Palrangka sería enorme. “Nos ha tocado el gordo.” “Estamos obteniendo un montón de información, y mirad la escala de esta batalla.” “Vamos a romper todos los índices de audiencia.” “Como mínimo tendremos un mes de debates sobre el conflicto de Palrangka” Los miembros del personal de investigación gritaban de alegría. Desde el comienzo de las emisiones con las aventuras de Weed en Todium, ¡se habían visto decepcionados! Sin embargo, al final, había acabado de esta manera. Si cualquier otro trataba de pasar por la fuerza a través de una misión tan dura, lo más seguro es que acabase con aun mas dificultades. ‘Reino de Subain, tiene que llegar a la provincia de Herotai… Me pregunto, ¿qué clase de misión piensa conseguir ahí?’ El Director Khang se estaba poniendo cada vez más nervioso, haciendo que el paso del tiempo le fuera difícil de soportar. Pasaron unos minutos. “Weed, ¿qué estás haciendo ahora?” – dijo el Director Khang sin levantar la cabeza mientras examinaba rápidamente las notas escritas por su personal de investigación. “……” A pesar de esperar durante mucho tiempo, nadie le respondió. Había más de cincuenta personas en el interior de la sala de proyección, pero nadie contestaba a su pregunta. Claro que también estaba el personal de otros departamentos, pero entre esas cincuenta personas se encontraban sus ayudantes directos. Toda la sala estaba inmersa en un profundo silencio. “¿Por qué no me contesta nadie?” – dijo el Director Khang levantando la cabeza. No le llevó mucho tiempo percatarse de que se encontraba ante un espectáculo increíble; toda su atención se centró en la pantalla. Weed volaba por el cielo… más increíble aun, estaba encima de un dragón. “Q… ¿qué está pasando?” Todos seguían sin responder. “Ha sido atacado por varios dragones. No solo le han lanzado varios alientos de fuego, sino que también han utilizado sus garras contra él. Ha hecho innumerables esfuerzos para esquivarlos.” – dijo al final Odong. Era increíble que evitara las flechas y los ataques mágicos con solo sus habilidades de equitación, pero rozaba lo sobrehumano que consiguiera esquivar las garras y el aliento de fuego de varios dragones. Aunque su ritmo por la llanura había sido decente, debido a que la llanura estaba llena de monstruos y soldados enemigos, le había resultado muy complicado librarse de los dragones. “¿Que más ha ocurrido?” “Llegado a un punto, saltó encima de un dragón y voló montado en esa cosa.” Un dragón nunca ha sido domesticado por los seres humanos, por lo que se resistía todo lo que podía, haciendo todo lo posible para deshacerse de Weed que estaba montado sobre su espalda. No paraba de lanzar su aliento de fuego y de hacer cabriolas en el aire. Toda la escena fue vista por el resto de dragones, que no se quedaron quietos e intentaron ayudar a su compañero exhalando sus alientos de fuego. Cada vez que una ráfaga de fuego se acercaba, Weed se movía como el rayo a la otra parte del dragón y atacaba a todos los que se ponían al alcance de su espada. ¡Una pelea en el aire! Era una batalla en el aire rodeado por un montón de dragones, cada movimiento era impresionante. “¡UAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!” – con cada golpe, Weed daba un grito ensordecedor. El dragón agitaba cada vez más fuerte sus alas, elevándose más y más en el cielo, seguido por sus compañeros. Y a medida que los dragones ganaban altura, la expectación de los trabajadores de la cadena crecía más y más. “¡Buaaaaa!” “¡Oh, Dios mío!” “Esto va a pasar del 20%, no del 30% de la audiencia nacional.” “El premio gordo, ¡es el premio gordo! Si hacemos esto bien nos forramos.” Sobre el terreno, el histórico conflicto de Palrangka no había terminado. Decenas de miles de seres humanos y de otras razas combatían por la supremacía del mundo. En algún lugar en el cielo, en medio de un sol abrasador y con las nubes flotando en la distancia, la batalla contra los dragones seguía teniendo lugar. Los dragones tenían una tremenda velocidad y hacían movimientos erráticos mientras luchaban, ¡contra el Caballero Esqueleto Weed! Estaban tan emocionados que aguantaron la respiración. “Es como un cuadro, una lucha heroica con el fin de proteger a la Princesa…” Era un cuento hermoso. Era tan romántico, que cualquier que tuviera una mínima cantidad de sensibilidad no tendría más remedio que sumergirse en la historia. Entonces, de repente, una persona gritó. “¡Ah!” “¿Por qué? ¿Cómo ha pasado esto?” “N… No puede ser.” “¿Qué ha ocurrido?” “La Princesa ha muerto.” “Q… ¿Qué?” “Sí… mirad la parte inferior de la pantalla, la ha abandonado, así que ha muerto junto con el caballo.” “……” Weed estaba tan inmerso en la batalla que se había olvidado de cuál era el objetivo de la misión, ¡por lo que había abandonado tanto a la princesa como al caballo! Había saltado solo a lomos de un dragón y continuaba peleando audazmente mientras la Princesa terminaba muerta en medio de una cantidad abrumadora de monstruos. Todas las redactoras estaban desoladas. “¡Princesa Remyyyy!” “¡Aaaah! ¡Nuestra Princesa ha muerto!” Sentían una empatía total con la Princesa, por lo que el choque al ver su muerte, ¡era tan grande como si hubieran colapsado los cielos! Todos los empleados que se encontraban en la sala de proyección se quedaron sin ánimos. Tenían unas expectativas tan altas, que se sintieron desolados al ver que Weed había sido incapaz de mantener a la Princesa con vida. “Mis bonificaciones…” “Mis vacaciones…” “Mi ascenso…” Todos los empleados tenían alguna queja. Aunque no sabían cómo iba a repercutir este final entre la audiencia cuando emitieran el programa, tenían claro que la participación de Weed en el conflicto de Palrangka no iba a dejar a nadie indiferente. Y aunque fuera un pequeño consuelo, todos se sentían recompensados por trabajar en KMC Media y haber sido capaces de ver en primicia la proeza del Dios de la Guerra Weed.



40 comentarios:

  1. Buenas Geomchis

    Aquí tenéis el capítulo de la semana.

    Me quede dormido esperando para publicarlo ayer, así que os toca leerlo con el desayuno.

    ¡Disfrutadlo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el cap y proteger a la princesa entra dentro de la misión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mision es llevar a la ptincesa a un lugar seguro si no me equivoco

      Eliminar
  3. weed qliao...aunque esperaba que la tirara del caballo o del dragon jajajjajaj

    ResponderEliminar
  4. Genial, por favor saquen el próximo antes del fin de semana, si la misión no se dio por finalizada o fallida Weed debió utilizar alguna habilidad oculta o bono extra de negar la muerte, además quiero ver como termina la cita con la psiquiatra si su sentimiento es si cero el maestro gelnchi 2 se saco la lotería.

    ResponderEliminar
  5. Princesa noooooo!!! Puto Weed xD
    dios que nobela ajaja
    Gracias por el capitulo, estuvo padre :D
    Geomchi2 - "lo que importa es el corazón"; el no dejaría que la princesa muera xD

    ResponderEliminar
  6. no creo que weed haya dejado terminar la mision tan facil hay que pensar en el dinero que perderia si no la cumple :v

    grax por el capitulo

    ResponderEliminar
  7. Que espectaculo de capitulo ya estoy super entusiasmado y con unas ganar de leer el siguiente cp que ni te imaginas!!

    Grax por el cap

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el capitulo, excelente trabajo!


    Atentamente: Sr.Mascara

    ResponderEliminar
  9. Gracias por el capítulo. Ese weed es un loquillo.

    ResponderEliminar
  10. Muchisimas gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el capítulo :3 weed es simplemente genial xD hahahahahaha como dejo abandonada a la princesa que loco puto weed

    ResponderEliminar
  12. gracias por el nuevo capitulo

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja jodido weed, se le murió la princesa, gracias por el cap.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por traducir está novela tan genial. Hacia tiempo que no me reía tanto . Menudo personaje que es Weed XD. Por cierto a que hay que hacer para que saquéis mas de un capitulo por semana. Es muy adictiva

    ResponderEliminar
  15. antes de leer que la princesa murió, me imaginaba a la princesa aferrada a la espalda de weed mientras el peleaba contra los dragones en el cielo y moviendose de un lado a otro...jajajaja

    ResponderEliminar
  16. Jajajajaj cuando Weed se dé cuenta de la idiotez que cometió se va a querer cortar los huesos! Igual, quizás sale con alguna habilidad nigromante que la resucita ...
    Fue genial que la batalla avanzará desde la pantalla de KMC Media, sino se hubiese hecho eterna. Genial el cap! Gracias!

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias! Este par hacen muy buena pareja!

    ResponderEliminar
  18. se puso a pelear como loco y perdió su objetivo? no no nooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  19. waooo no puedo creer que alcancé la traducción, condenado Weeb eres la droga.
    Muchas gracias por el excelente trabajo realizado, espero que continuen así... no espero que mejoren y suban niveles =D

    ResponderEliminar
  20. no que capitulos Weed puto amo abandono a la princesa? NO LO CREO con lo codicioso y cuidadoso que es Weed tiene que ser algun tipo de mentir
    jajaja si emiten esto tienen que darle dinero por años ya que ahora el dinero de ese momento para adelante tendria que ser solo de Weed no? si no sus compañeros son unas ratas sucias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gran novia se consiguio geomchi 2 puto amo y el maestro fue el primero en ir al pueblo orco no creo que muchas mujeres escojan orcos y si lo hacen no creo que sean tan bellas como la doctora

      Eliminar
  21. Muchas gracias por el capítulo.

    ResponderEliminar