sábado, 2 de diciembre de 2017

Volumen 17 Capítulo 5

Volumen 17 Capítulo 5
La visita de Seoyoon
Traducido por Tartaros
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder

Así era la vida cotidiana de Mitad Frita Mitad con Salsa. ¡Clocloclo! ¡Clocloclo! Su cresta había crecido orgullosa y llevaba consigo la gran presencia del gallo coreano. Caminaba por el patio tranquilamente picoteando las lombrices de tierra. “Seoyoon, la comida está lista.” Su vida era pacífica y sin amenazas, y cuando compartía la comida de Seoyoon era completamente feliz. La alegría de sentarse en un árbol bonsái y quedarse medio dormido con el estómago lleno y la espalda caliente, ¡no había nada más que desear en su vida cotidiana! Y con Seoyoon que la acariciaba cariñosamente, incluso frotaba su cabeza contra ella. Estaba viviendo tan feliz como un gallo podía vivir. Sin embargo, Seoyoon continuamente se sentía mal por él. ‘Lo siento, no puedo estar aquí contigo.’ Eso se debía a que Mitad Frita Mitad con Salsa se quedaba solo cuando ella estaba en la cápsula o en la escuela. ¡Clocloclo! ¡Clocloclo! ¡Clocloclo! Mitad Frita Mitad con Salsa sacudía su cabeza de un lado a otro mientras caminaba por el patio del hospital. Seoyoon pensó: ‘Voy a traer… un amigo para ti.
* * *
Los exámenes, el festival y el evento deportivo habían terminado, ahora solo quedaban un poco más de dos semanas para que llegaran las vacaciones de verano. Lee Hyun rezongaba interminables quejas. “¿Qué tipo de universidad es esta? ¿No se puede acortar la duración de la carrera a dos o tres años, como con el servicio militar?” Viendo que tenía que seguir pagando la costosa matrícula durante otros tres años y medio, su futuro se tornaba oscuro. Era similar a los sentimientos de un preso sobre la reducción de su sentencia en cárcel o al del condenado en un campo de concentración. “Aunque me gradúe en la universidad, no es que eso me garantice empleo en una compañía extranjera, además tampoco me proporcionarán seguro médico o de vida gratuito…” Estaba desarrollando una reflexión interminable sobre las malas prácticas de la universidad. Mientras miraba los bares, las cápsulas y los restaurantes de la calle principal frente a la universidad, se preocupaba por el mundo de la educación, incluso por el futuro de la nación. “Solo debería haber tierras de cultivo y un Departamento de Pesca en una escuela. Cuando tienes hambre, puedes ayudar con la plantación de arroz a los ancianos y conseguir un bocado, y en el otoño también se podría ayudar con la cosecha. Un Departamento de Pesca… siempre es valioso para almacenar alimentos. Podría montar en un bote y utilizar la red para conseguir peces.” Un Departamento de Pesca era una pequeña ayuda y aseguraba la comida. Se podrían coger ostras frescas y pulpos para comerlos sumergidos en pasta de pimientos. Puesto que también se podrían capturar peces con una red utilizando el flujo y reflujo de la marea, ¡se podían matar dos pájaros de un tiro! “No hay necesidad de construir una cafetería…” Podría convertirse en un símbolo de la educación rural. Los estudiantes universitarios disfrutarían de la pesca durante su lectura y la amistad florecería mientras cocinaban un guiso de pescado picante. Frente a la universidad, en lugar de bares, locales, tiendas de ropa o salones de belleza… en su lugar habría un mercado de pesca económico. Como de costumbre, Lee Hyun fue al césped durante la hora del almuerzo para comer su fiambrera. A su lado se sentaba Seoyoon; los dos estaban almorzando juntos. Lee Hyun tomó su acompañamiento con los palillos y procedió a llevárselos a la boca. ‘Sí, está delicioso.’ El almuerzo comenzó con kimbap seguido de sushi, para terminar con costillas a la parrilla. ‘Está caliente. Ni siquiera se ha enfriado.’ Lee Hyun ni siquiera sabía que la fiambrera conservaba el calor para mantener la comida caliente. Estaba feliz con solo poder degustar las costillas sin gastar dinero. ‘Así que este es el sabor de las costillas a la parrilla.’ En sus días de escuela media y secundaria no podía ir a la cafetería de la escuela, puesto que no podía pagar la comida. Aun así, estaba claro que no podía quedarse sin comer, así que secretamente entraba y cogía una bandeja de almuerzo. Había pasado sus días de escuela comiendo a escondidas los restos que habían dejado otros alumnos. ¡Qué envidioso estaba cuando sus compañeros de clase devoraban los almuerzos que sus padres habían hecho! “…” Seoyoon se mordió ligeramente los labios mientras veía a Lee Hyun comiendo feliz. En sus labios apareció una fugaz sonrisa. Su cara sonriente podía hacer feliz a cualquier persona, pero la oportunidad de verla era rara. La expresión fría y seria de Seoyoon, tal como la que había capturado cuando hizo la primera estatua de la diosa Freya, casi había desaparecido. Seoyoon también había traído té de cebada; lo vertió en una taza y se la entregó a Lee Hyun. “Mmm… Gracias.” Después de tomar un sorbo del té de cebada, Lee Hyun dijo de mala gana: “No te limites a comer verduras. ¿Te apetece comer una costilla?” Nada se da gratis. ¡Desde una perspectiva malvada, Hyun calculaba que Seoyoon fingía amabilidad sirviéndole el té de cebada para que le diera parte de su comida! ‘Aunque recientemente parece haberse vuelto un poco más agradable…’ Sin saber que la persona que le traía los almuerzos en secreto era Seoyoon, Lee Hyun actuaba como una persona caritativa con un enorme poder. Seoyoon sacudió la cabeza de un lado a otro. Estaba llena con solo verlo comer. Lee Hyun preguntó una vez más: “Entonces, ¿quieres dos…?” “…” “¿O quizás debería darte las tres?” ¡Cuánto estaba tratando de sacarle con una sola taza de té de cebada! Hyun frunció el ceño. Hubo una vez en la que compartió su almuerzo con Seoyoon y ella había picoteado sin mucho interés del kimbap. Los recuerdos de ese momento seguían apareciendo en su cabeza. Lee Hyun suspiró. ‘No soy una persona mezquina. También tengo que dar a veces.’ Cuando era niño, una vez fue donde sus amigos con solo una cuchara y logró conseguir una comida. Cuando recordó ese terrible sentimiento, fue capaz de comprender la perspectiva de Seoyoon. “Es simple, come con tranquilidad. Yo nunca como mucha carne… Quiero decir, que no me gusta mucho la carne. Come todo lo que quieras.” Lee Hyun cogió una de las costillas y la puso encima de la bola de arroz de Seoyoon. Ésta, cuidadosamente, abrió su boca y se la comió. Era un espectáculo tan maravilloso que de lejos podría despojarnos de nuestros sentidos. Después de mirarla por un momento, Lee Hyun también comenzó a comer. Crunch. Crunch. No podía darle mucho de un plato tan sabroso como este. “¿Por qué es tan delicioso? ¿Qué clase de carne se deshace y se funde en la boca?” ¡Hyun agarró la costilla con ambas manos y la devoró antes de que ella quisiera un trozo de carne más! Lee Hyun vació la fiambrera hasta dejarla limpia, sin que quedase ni siquiera un solo grano de arroz. Por supuesto, había dejado la parte de Seoyoon para el final. Tendría que acabárselo quisiera o no. Curiosamente, estaba contento consigo mismo. ‘No tendrá ninguna queja si se come las tres costillas.’ Luego, como de costumbre, sacó la nota que había llegado con el almuerzo para leerla. “¿Hoy también me dará las gracias por comer tan alegre? Aunque no sepa quién es, pienso que es una chica muy tierna.” Sin embargo, las palabras que estaban escritas en la nota de Lee Hyun eran diferentes a las habituales.

Tengo una petición. ¿Tienes tiempo hoy después de clase?
Le estaba llamando el ángel misterioso que le hacía el almuerzo. ¿Cómo había sido capaz de comer los deliciosos platos que le había preparado? Su boca se llenaba de saliva cada vez que se acercaba la hora del almuerzo. Había sido afortunado, incluso había llegado a comer costillas a la parrilla. Seoyoon estaba observando la reacción de Lee Hyun con unos ojos brillantes. ‘Tiene curiosidad de saber quién es, eso es bueno.’ Con un corazón agradecido, Lee Hyun escribió su respuesta: «Tengo mi última clase en el tercer piso, aula B-07, termino a las 4. Por favor, ven si puedes.»
* * *
Cuando la hora de la clase se acercaba a su fin, Lee Hyun se volvió un poco callado. “¿Qué clase de mujer será en realidad?” Teniendo en cuenta su habilidad para cocinar, sería alguien impresionante. “Sus defectos son que usa ingredientes de lujo de forma demasiado inesperada y que solo usa fiambreras de marca, pero no creo que sea una mala chica.” Lee Hyun ya había creado la imagen de su misterioso ángel dentro de su imaginación. “Ju, ju.” Cerca de él estaban Choi Sang Joon, Bak Sun Jo y Lee Yu Jeong, que habían oído hablar del misterioso ángel que hacía el almuerzo de Lee Hyun. Puesto que finalmente iba a aparecer hoy, esta era una oportunidad privilegiada para satisfacer su curiosidad. Choi Sang Joon sacudió la cabeza con aire sabihondo. “¡Vamos, Hermano Mayor! No se puede saber qué tipo de chica es de solo un vistazo. No hay manera de que una chica que lleve un almuerzo así sea humilde. Eso no es normal en estos días. Yu Jeong, ¿no es cierto?” “Para ser honestos… es extraño que no se haya mostrado hasta ahora, incluso mientras ponía una fiambrera en el mismo lugar durante más de un mes. No esperes demasiado, colega.” “Hermano Mayor, has oído lo que ha dicho Yu Jeong, ¿verdad? Un ángel misterioso es algo que solo aparece en historias de fantasía. Hasta podría ser una profesora solterona o alguien que viene de una asociación de servicios sociales.” Aun así, la sonrisa en los labios de Lee Hyun no se iba. Que alguien le hiciera una comida tenía un gran significado para él. “Una persona que pone tanto esfuerzo para hacer la comida de otra persona… no hay manera de que sea una mala chica.” Las relaciones personales de Lee Hyun tampoco eran normales. ‘Da tanto como recibas’. Ya que ella le había preparado el almuerzo, ¡había llegado a la conclusión obvia de que era una buena chica! “Buen trabajo hoy. Volved con las tareas terminadas.” El profesor salió del aula y los estudiantes organizaron sus maletas antes de salir. Sin embargo, todavía quedaban estudiantes reunidos en la zona cercana a Lee Hyun. “¿Qué tipo de persona crees que vendrá?” “Sin duda será una persona mayor. Incluso podría ser un estudiante del Departamento de educación física.” – se estaba refiriendo a los estudiantes de artes marciales del Departamento de Educación Física que se inclinaban ante Lee Hyun cuando lo veían. Los estudiantes que estaban a punto de salir de los alrededores del aula de clases se quedaron tiesos, como si estuviesen congelados. “¡Maldita sea! Es la señorita Seoyoon.” “¿Eh? ¿Tiene aquí su siguiente clase?” ¡La Diosa oficial de la Universidad de Corea! Seoyoon estaba entrando en el aula. Llevaba un precioso vestido verde y una fiambrera en su mano. “No puede ser...” El gesto de los estudiantes se retorció. Sabían que la persona que le había estado llevando el almuerzo a Lee Hyun vendría hoy. “¿Era el almuerzo de la piadosa Diosa el que entraba a la boca del Hermano Mayor?” “¡Qué tragedia!” ¡Los estudiantes masculinos estaban conmocionados y angustiados! Lee Hyun también sintió que había sido engañado en gran medida. Debido a que frecuentemente se encontraba Seoyoon aquí y allá, gran parte de su incomodidad y precaución inicial había disminuido. Habían compartido el MT, el festival, incluso se podría decir que se habían convertido en amigos de algún tipo mientras comían juntos. A menudo, Seoyoon le daba un ligero golpe en la parte trasera de la cabeza haciéndole sonreír, pero ahora no podía dejar salir una carcajada. Sin embargo, ya que Seoyoon era la dueña de la fiambrera, inevitablemente se encontraba tenso. ‘¿Qué clase de plan secreto está tramando...?’ Lee Hyun debía haber sospechado desde el principio. Él era el culpable por haber bajado la guardia y quedarse indefenso mientras comía. ‘¡Está bien! Esto no es bueno. He cometido una tontería; esto no es diferente de ser engañado por una compañía de crédito que te ofrece un préstamo que no acumulará intereses en los primeros diez días.’ ¡Una feroz auto-reflexión sobre su descuidado error! Seoyoon se acercó y extendió una nota.

Tengo una petición.
Lee Hyun temblaba como un álamo. ‘¡Así que estaba esperando este momento durante más de un mes…!’ Los cerdos también son sacrificados después de ser bien alimentados. Le había hecho comer muchos almuerzos mientras planeaba hacer una petición abusiva, ¡aprovechándose de su vulnerabilidad! Sin embargo, Lee Hyun no quería vivir con una deuda. Los intereses aumentaban a cada momento por lo que eventualmente se vería en un compromiso del que nunca podría escapar. “Si es una solicitud factible… la escucharé.” Aliviada, ella sacó una nota que había preparado de antemano.

Mitad Frita Mitad con Salsa necesita un amigo.
“¿Mitad Frita Mitad con Salsa?” – Lee Hyun inclinó su cabeza. ¿No era ese el nombre de uno de los pollos que había criado en su casa? Entonces se dio cuenta de que estaba hablando de la gallina que había llevado en el MT. “¿Necesitas un pollo?” Seoyoon asintió. Lee Hyun no ocultó su sofocante tensión e hizo otra pregunta: “¿Una hembra que pueda poner huevos?” Seoyoon quería traerle un amigo. No había pensado en la división de género por adelantado. Sin embargo, ya que Mitad Frita Mitad con Salsa era macho, si traía una hembra sería mejor. Seoyoon asintió de nuevo. En ese momento, los ojos de Lee Hyun temblaron. Estaba obligándose a sí mismo a abstenerse de poner una expresión de angustia. ‘Una gallina ponedora es más cara… la que estamos criando ahora mismo es la pequeña que comió la mitad de las raíces de las flores de globo que recogí en la montaña la última vez.’ Aun así, si calculaba el precio de los almuerzos, un solo pollo podría considerarse muy barato. Lee Hyun afirmó con la cabeza. “Bien… te la traigo mañana.” Pero Seoyoon sacudía la cabeza.

Quiero cogerla después de verla yo misma.
Esa frase estaba incluida en las notas que había preparado de antemano, por lo que Lee Hyun pensó por un momento y estuvo de acuerdo. “Bien. Puedes recogerla tú misma.” En su situación, él solo podía esperar lo peor. ‘Parece que quiere escoger el mejor pollo porque me ha preparado muchos almuerzos. Quiere la gallina más nutritiva y cara.’ Había criado los pollos con un mimo extremadamente elevado, logrando que las hembras ponedoras se alegraran batiendo sus alas tras poner los huevos. Aunque, al fin y al cabo, todas ellas tenían aproximadamente el mismo valor en el mercado, por lo que permitiría que escogiera.
* * *
Lee Hyun caminó junto a Seoyoon todo el recorrido hasta su casa. Los hombres que se le quedaban mirando en la calle se quedaban paralizados y se frotaban los ojos varias veces para ver si lo que estaba frente a ellos era real. Tanto los hombres como las mujeres eran incapaces de quitarles los ojos de encima. No podían creérselo mientras seguían contemplando la sublime belleza de Seoyoon. Las miradas enfocadas en Seoyoon no eran capaces de abstener su curiosidad, e inmediatamente comenzaban a estudiar al hombre que caminaba a su lado. ‘¿Qué clase de hombre con semejante suerte está caminando con una mujer como esa?’ Lee Hyun era extremadamente corriente; además llevaba puesta una camiseta desgastada y pantalones vaqueros desteñidos. ‘¿Por qué está con ese bastardo… acaso se aprovechó de un momento de vulnerabilidad?’ ‘¡Debe ser rico! Definitivamente, su familia debe ser extremadamente rica. O es un joven con una herencia de miles de millones de wons.’ ‘El poder del amor es impresionante.’ Los celos y envidia salían disparados hacia Lee Hyun, pero sin embargo él se mantuvo firme. ‘La apariencia no lo es todo en el mundo. La personalidad es más importante.’ Él conocía la verdadera personalidad de Seoyoon. Era alguien depravada, violenta… tan retorcida que su mente no lograba entenderla por completo. ¡Lo peor era aparentaba inmensa bondad! Aunque su rostro fuera tan hermoso que podía quitar el aliento, no era buena idea enamorarse de ella bajo ninguna circunstancia. ‘Incluso si una mujer cocina bastante bien, es rica, delgada, tiene buena figura, tiene un precioso rostro, usa ropa de buena calidad y es inteligente… esto no significa que sea buena.’ Había sido lo suficientemente inteligente como para entrar en la Universidad de Corea, por lo que debía tener una inteligencia considerable. Cuando daban clase de matemáticas juntos, Seoyoon resolvía los ejercicios del libro con demasiada facilidad. Incluso entendía rápidamente y resolvía las partes con las que el resto de la clase no llegaba a ningún lado. ‘De alguna manera, eso es lo que me hace sentir más miserable.’ – pensó Lee Hyun mientras seguía caminando con la cabeza alta. Increíblemente, Seoyoon seguía sus pasos. Esto se debía a que no llevaba tacones altos y que sus zancadas eran bastante rápidas. Con la simple emoción de ir a la casa de Lee Hyun, su rostro se había ruborizado. Era la primera vez que visitaba la casa de un chico y tenía grandes expectativas sobre el tipo de pollo podría traerle como amigo a Mitad Frita Mitad con Salsa. “Hemos llegado.” Lee Hyun la había traído a una casa solitaria dentro de un barrio aislado. Abrió la puerta de su casa y procedió a desbloquear las cerraduras. ¡Había un total de siete cerraduras en la puerta principal! Incluso se requería una contraseña y una tarjeta de seguridad para pasar. Cuando Seoyoon se acercó a la puerta, Lee Hyun bloqueó la entrada con su cuerpo. “Lo diré de antemano, no puedes entrar en mi casa y tocar las cosas. Sé dónde está todo, ¿entendido?” Para Lee Hyun, Seoyoon era una persona sospechosa, por lo que había decidido tratarla como a una ladrona. La principal causa se debía a que los forasteros no entraban a menudo a su casa. Choe Jihun había visitado su hogar en algunas ocasiones mientras estaba con Lee Hayan, sin embargo, ella había dejado de traerlo tan a menudo después de que terminara de arreglar los electrodomésticos. Lee Hyun mantuvo su guardia en alto. Seoyoon asintió. “……” “Por el momento, entra.” Seoyoon atravesó la puerta. ¡Guau! ¡Guau! ¡Guau! Un gran perro del tamaño de un becerro corrió apresuradamente hacia Lee Hyun y ladró tiernamente. Su adorable comportamiento no coincidía con su imponente cuerpo. Momboshin. La Deliciosa Carne de Perro. ¡Tal era el nombre que Lee Hayan le había puesto! “Es el perro que estamos criando. Es extremadamente peligroso, así que será más seguro si te quedas atrás.” – explicó Lee Hyun apresuradamente. Seoyoon extendió su encantadora mano y Momboshin comenzó a sacudir su cola con fuerza. El sentido del olfato de un perro es diez mil veces mejor que el de un humano. Había olido la suave fragancia de las costillas a la parrilla además del olor de Mitad Frita Mitad con Salsa proveniente de Seoyoon, por lo que iba a tratarla con amabilidad. Al igual que cuando los perros instintivamente se vuelven cautelosos al ver a un comerciante de carne de perro, en el momento en que vio entrar a Seoyoon, sintió la buena vibración que desprendía, por lo que se decidió darle la bienvenida. Estaba dando vueltas alrededor de Seoyoon meneando su cola mientras marcaba con entusiasmo su saludo de bienvenida. Lee Hyun gritó: “¡Oye, ey! Deja eso Momboshin, vas a morder a alguien de nuevo, ¿no? La semana pasada mordiste a alguien y lo tuvieron que hospitalizar. Vamos, ¡vete!” ¡Guau! ¡Guau! Momboshin siguió sacudiendo su cola hasta que regresó en silencio a su caseta perruna. Aunque había sido falsamente acusado de haber mordido a alguien, Momboshin era en realidad una criatura totalmente dócil. ‘¡Un pollo tiene un valor de unos pocos miles de wons en el mercado, pero se puede obtener más de 200.000 wons por un perro! ¡Ni siquiera lo sueñes!’ Momboshin tenía un cuerpo extraordinariamente musculado. Ya que se ejercitaba mucho, sus músculos estaban bien definidos. Ni siquiera se lo había vendido al vendedor de carne de perro cuando había venido tras ofrecerle 350.000 wons, así que se sentía completamente desolado de solo pensar que Seoyoon pudiera pedírselo también. “……” Apresurada, Seoyoon se acercó a un recinto de malla de alambre. Dentro de ella se encontraban unos conejos saltando de un lado a otro. Rápidamente escribió una nota.

¿Puedo tocarlos? Es la primera vez que estoy tan cerca de un conejo.
“Adelante. Pero ten cuidado, ya que no ha pasado mucho tiempo desde que los conejos dieron a luz a sus crías.”

¿Crías? ¿Dónde?
“Están dentro del corral.” Seoyoon miró a los conejos fascinada, como un niño que come una hamburguesa por primera vez. Lee Hyun tenía un trastorno obsesivo-compulsivo sobre la higiene, por lo que el interior del corral estaba muy limpio y en buenas condiciones. Había un montón de hierba para que los conejos comieran y los conejitos bebés con cuerpos de unos tres o cuatro centímetros de ancho se movían en un rincón sombreado. A pesar de que eran solo unas crías, ¡tenían orejas largas y sus patas traseras se movían como si trataran de saltar de un lado a otro! “¡Aahhhh!” Como si estuviera cantando, ¡una exclamación fluyó a través de los labios de Seoyoon! Era como un susurro tierno e inocente. Se agarró a la cabina de los conejos, mirando con ojos brillantes. Incapaz de tocar a las crías por temor a asustarlas, su expresión era de extrema tristeza. “Puedes tocarlos.” “……” Pese a esto, a Seoyoon no se sentía muy segura. “Está bien. Son bebés que ni siquiera han abierto sus ojos.” Esa no era la razón por la que Seoyoon estaba inquieta, pero Lee Hyun metió su mano en el corral y sacó una cría. “Aquí.” Cuando lo puso en la mano de Seoyoon, el pequeño conejito pateó débilmente mientras se retorcía. Seoyoon acarició y abrazó al conejito como si fuese un tesoro. Pero rápidamente lo puso de nuevo en la conejera, ya que ella creía que el conejito podría sentir ansiedad. Tiempo después, Seoyoon no se alejó de la conejera y permanecía indefinidamente agachada allí. ‘¡Seguro que me va a pedir que le dé uno!’ – Lee Hyun se alarmaba cada vez más. Su hermanita aún no había regresado de la escuela. – ‘Estoy solo en casa con una chica... ¡Debo tener cuidado!’ Un chico y una chica. Era una situación absurda. Lee Hyun dijo con firmeza: “¡Vamos a ver a las gallinas!” Estaba tratando de hacer todo lo posible para desviar su intención de los conejos y alejarla de allí. Seoyoon quería seguir mirando a los conejitos. Se había enamorado de la adorable mirada que tenían mientras se acurrucaban con mamá coneja. ¡La mirada despreocupada de mamá coneja mientras tenía sus mejillas llenas de zanahorias! Sin embargo, Seoyoon decidió al fin alejarse para dejar descansar cómodamente a los conejos. Se dirigió junto a Lee Hyun al patio trasero donde estaban los pollos. ¡Clocloclo! ¡Clocloclo! Los pollos coreanos podían subir fácilmente a los árboles batiendo sus alas. Los polluelos correteaban tranquilamente por el suelo. Tan pronto como llegaron Lee Hyun y la desconocida Seoyoon, estos huyeron rápidamente hacía los agujeros y los árboles. Era un espectáculo de absoluta cautela. Mientras se escondían en cada recoveco, sacaban la cabeza y examinaban los movimientos de los humanos; no tenían intención de salir. Sin embargo, Seoyoon estaba familiarizada con los hábitos de los pollos gracias a Mitad Frita Mitad con Salsa. Dividió en pedacitos una costilla que había guardado de antemano y la esparció en el suelo. ¡Clocloclo! ¡Clocloclo! ¡Cloclocloooooo! Los pollos saltaron de los árboles y rincones como bestias salvajes para picotear los pedazos. Incluso los polluelos se metieron con sus pequeños picos para intentar picotear las costillas. Seoyoon acaricio a las gallinas y pollitos. A pesar del hecho de que era una extraña, se había convertido rápidamente en su amiga usando como medio las costillas y se pegaban a su lado como lapas. ‘Están tomándome cariño.’ Sin saber qué más hacer, Seoyoon acarició a los pollos con ojos alegres. Lee Hyun estaba alcanzando un nivel alarmante de angustiado. ‘La misma costilla a la parrilla que he comido en el almuerzo…’ ¡Qué tipo de vida es una donde se come lo mismo que un pollo! Aun así, al ver a la casi inexpresiva Seoyoon divirtiéndose con los pollos, siguió su ejemplo y se relajó. Ella, una chica que siempre estaba mirado silenciosa y sin poder acercarse, estaba siendo inundada de un montón de sentimientos. Mientras jugaba con los pollos, unas lágrimas empezaron a brotar de sus ojos. Incluso Lee Hyun estaba preocupado por la situación. ‘Esto es aún más extraño que la primera vez freí un pollo para mi hermanita.’ En el fondo Hyun sabía que Seoyoon no era una mala persona. Sin embargo, eso no le era fácil de aceptar. ‘Si es mala o buena persona da igual… No puede estar cerca de mí.’ En términos realistas, vivían en circunstancias demasiado diferentes. Lee Hyun podía estimar aproximadamente lo costosas que eran las ropas que llevaba. ‘¡Las prendas de marca que aparecen en la televisión cuestan más de 100.000 wons… Con una tela tan buena, la marca ‘Dior’ además de ese sofisticado diseño; debe costar al menos 150.000 wons!’ Era demasiado grande la diferencia en sus situaciones económicas. Una chica como Seoyoon le gustaría un gran tipo con el que Lee Hyun ni siquiera podía ser capaz de compararse. ‘Ya aparecerá un hombre más adecuado para ella.’ – era lo mismo que había pensado con Jeong Hyoring y las otras chicas. Lee Hyun tomó una gran decisión. “No debes elegir solo uno. Si hay otro que te guste… puedes elegir dos.” Después de acariciar a los pollos alegremente, Seoyoon miró hacia atrás con ojos felices. ¡Ojos que le preguntaban si lo que decía era en serio! Lee Hyun miraba a lo lejos en la distancia mientras dijo: “Algo como un pollo… dos o tres no son nada.” Estaba pasando algo bastante inusual: Lee Hyun mostraba una gran generosidad. Eso se debía a que si trataba de compensar el precio de los almuerzos con un solo pollo todavía le haría sentirse en deuda. Seoyoon decidió llevarse tres pollos. Cada vez que cogía un pollo, el rostro de Lee Hyun se tonaba más pálido. ‘¡Esa es una gallina ponedora... y ese es Huevo Hervido… y ese el pollo más regordete; hiba a ser una gran comida!’ Por supuesto que una gallina ponedora era una criatura valiosa. Tenía la intención de matarlas cuando su hermana pequeña se casara y trajera a casa a su marido en el futuro. Pero ya que las gallinas se seguirían reproduciendo hasta entonces, gracias a las dos gallinas ponedoras restantes, pensó que no era tan malo... Aun así, en el momento en que Seoyoon escogió a la gallina ponedora, sintió una tristeza y dolor que rompió en pedazos su corazón. “Yo... los empaquetaré para ti.” – dijo Lee Hyun con voz triste. Para que Seoyoon no tuviera problemas, ató sus patas y cuellos conectados entre sí. Parecía una caravana de pollos, no podía ser más extraño. Pero Seoyoon tomó la cuerda y escribió una nota.

Estoy verdaderamente agradecida. Muchas gracias por escuchar mi petición, aunque haya sido un tanto excesiva.
“No es nada. No es mucho, ¡bah! Si es necesaria una más...” – Lee Hyun repasó apresuradamente sus palabras. – “La próxima vez puedes llevarte otro gallo.”

¿En serio?
“……” – ¡Seoyoon, quería llevarse uno de inmediato tras decirle que podía! A Lee Hyun le resultaba un poco extraño conversar con ella a través de notas. ‘¿Por qué no habla?’ Originalmente había pensado que estaba ocultando el hecho de que podía hablar a propósito para engañarle, pero empezaba a pensar que había algo más. Ni en el MT ni en el festival, no la había oído ni una sola vez. Incluso mientras almorzaban juntos, ella no hablaba. Para ser honestos, conversar a través de notas era un gran avance tras recibir únicamente las notas de las fiambreras. ‘Solo ha dicho una palabra en Royal Road, pero su voz era muy agradable a mis oídos... probablemente sea algo del estilo a cuando se te seca la garganta, ¿no?’ Cuando Lee Hyun estaba a punto de salir del patio trasero para llevarse a Seoyoon, Momboshin se acercó ladrando. Seoyoon pensaba que Momboshin era adorable, por lo que no era capaz de alejarse. “¿Te-te-te te gusta este perro?” – dijo Lee Hyun con voz temblorosa. “¿……?” “¿Quieres…? ¿Llevarte también a Momboshin?” ¡Era impactante la transformación de Lee Hyun! Incluso iba a darle a Momboshin, que había mimado y criado para comérselo más adelante.

¿Me lo puedo quedar? ¿En serio?
“Puedes. Ya parece que le gustas.” Más que cualquier otra cosa, Seoyoon parecía encantada con las palabras de que parecía agradarle al perro. Tan sorprendida y conmovida, que volvió a derramar unas lágrimas. Lee Hyun dijo en voz baja: “Este sinvergüenza come mucho, así que será bueno que le des de comer a menudo. Se zampará fácilmente un plato de comida pequeño, así que prepárale uno grande; además, déjalo ir a jugar al patio trasero en días lluviosos. No lo ates por la noche, ya que caza ratones y comadrejas. Hace una siesta de alrededor de dos horas, pero si quieres jugar con él basta con llamarlo con su nombre para que despierte. Le gusta el rábano y las zanahorias, así que dáselas de vez en cuando…” Cada palabra de su explicación hacía pensar que estaba entregando a su amorosa esposa. ‘Siento como si me estuvieran arrancando el corazón.’ A pesar de que sufría una intensa agonía, Lee Hyun no se retractó de sus palabras. Al momento de dar un regalo, no se debe mostrar una cara renuente. ¡Dar de manera adecuada es la mejor forma de sobornar! ‘La segunda y tercera misión de dificultad ‘S’… Honestamente, creo que me será casi imposible completarlas.’ Estaba trabajando duro para elevar su habilidad [Dominio de la Escultura]. Sin embargo, no podía garantizar el éxito de la misión. ‘Con la Alianza de las tribus, la [Autoridad del Libertador] y la [Sentencia de Muerte], además de mucha suerte, he podido dar el primer paso de la misión. No puedo esperar tener siempre la misma suerte. El segundo y tercer paso serán aún más difíciles.’ De aquí en adelante, estaría en una situación desesperada y solitaria donde tenía que encarar las misiones sin nada. ‘Si pudiéramos hacerlo juntos...’ Si Seoyoon participaba en la misión junto a él, sería mucho más reconfortante.

Muchas gracias.
En algún momento, unos coches de lujo extranjeros habían estacionado en fila frente a la casa de Lee Hyun sin que se diera cuenta. Eran los guardaespaldas de Seoyoon, que habían venido y estaban esperándola. Los guardaespaldas vestían trajes negros y abrieron la puerta trasera de uno de los coches. Los pollos y Momboshin fueron instalados en el asiento trasero. ¡Los pollos y el perro estaban disfrutando del lujo de subir a un coche valorizado en cientos de millones de wons, además del chófer y los guardaespaldas! Lee Hyun puso una falsa sonrisa en sus labios que ocultaba sus amargos sentimientos al verlo. “Nos vemos. Ven a visitarme alguna otra vez.” En ese momento, Seoyoon se detuvo antes de subir al coche, vaciló por un momento, y escribió algo en una nota.

¿De verdad puedo volver aquí a jugar de nuevo?
“…...” Lee Hyun se dio cuenta de que esto era exactamente lo que significa estar ‘condenado por las palabras’. ¿No significaba esto que todavía quería más a pesar de que le había dado tanto? ‘Seguramente no volverá. Lo más probable es que esté diciendo eso por mera educación.’ Lee Hyun asintió con la cabeza. “Si tienes tiempo, ven cuando quieras.”

Gracias. Nos vemos otro día.
Seoyoon subió al coche y se fue junto a sus guardaespaldas. Lee Hyun, que se había quedado en pie frente a la puerta, soltó un suspiro al ver alejarse a los coches. Recordó la sensación que había tenido cuando conoció a sus malvados jefes mientras hacía varios trabajos tras abandonar la escuela secundaria. “Aquellos que tienen poder económico no son realmente gran cosa.” – Había ganado una lección valiosa. – “Conocer mujeres no es para nada bueno.” ¡El gasto de una cita! Cuando se sale con una mujer, el dinero se gasta haciendo esto y aquello. No había comprado nada para Seoyoon, ni siquiera una comida o un café, y no era como si hubieran ido juntos al parque de atracciones. ¡Sin embargo, había pagado el precio con los pollos y el perro! “Una mujer es lo opuesto a ahorrar dinero. Son el enemigo.” Lee Hyun rechinó los dientes. El rencor hacia ella se encendió nuevamente.
* * *
La habitación de hospital de Seoyoon era como una pequeña granja de animales. Momboshin retozaba después de comer y los pollos correteaban libres alrededor mientras cacareaban. Incluso el polluelo amarillo daba vueltas y piaba alrededor de la habitación. “…...” Seoyoon se sentó en una silla y comenzó a leer libros: «La comida que le gusta a los perros» «Las actividades que representan para un perro una vida cómoda» «Un perro ladra por una razón». Se trataba de guías para cuidar a un perro. La zona del hospital dedicada a Seoyoon no solo contaba con una sala de ejercicio privada adjunta, sino que también tenía cuatro habitaciones, un estudio, incluso estaba equipada con una barra donde podía preparar bebidas simples. Para Momboshin y los pollos no era diferente de estar en el cielo. ¡Guau! ¡Guau! Momboshin ladraba mientras miraba por la ventana. Aunque no era grande, había vivido en una casa con un patio trasero, así que necesitaba aire fresco. Seoyoon se preparó para sacarlo a pasear. El libro «Las actividades que representan para un perro una vida cómoda», decía que se tenía que sacar al perro a caminar regularmente. Seoyoon puso una correa alrededor del cuello de Momboshin. Éste, obediente, se quedó inmóvil mientras sacaba la lengua y lamía la mano de su nueva dueña. ¡Estaba prometiendo fidelidad a la dueña que había cambiado drásticamente su destino de convertirse en una comida de verano! Las enfermeras miraban incrédulas a Seoyoon. “Parece que... se ha vuelto mucho más brillante que antes.” “En efecto. Siento como que ha florecido, ¿no? Antes era realmente hermosa, pero ahora incluso podría hacer que una chica se enamorara de ella.” Las enfermeras no sabían que Seoyoon había estado cerrando las puertas de su corazón. A pesar de sus innumerables esfuerzos, de repente había mejorado en tal medida. Llegados a ese punto Cha Eun-Hee tuvo que reconocer las cualidades de Lee Hyun. “Es un hombre muy amable.” Los compañeros de equipo con los que cazaba en Royal Road no escatimaban alabanzas para él. “Lo más probable es que su cálido corazón haya descongelado el corazón de Seoyoon, ¿verdad?” También había oído muchas cosas de Lee Hyun por parte de Jung Il-hun. ¿Cuántos hombres en el mundo estaban tan dedicados a sus familias? Por eso, el hecho de que pasara su vida absorto en Royal Road no podía ser visto como un simple fallo. “Seoyoon se ha esforzado en ir a la escuela, pero ahora la está disfrutando. Está mucho mejor así.” Que estuviese criando pollos y un perrito era una muy buena señal. Cha Eun-Hee pensaba que si derramaba su amor en las mascotas que criaba, el día en que su corazón se abriera completamente no podía estar lejos. Ahora, Seoyoon se encontraba en el nivel de expresarse cómodamente con notas. Solo necesitaba una oportunidad decisiva que abriera las puertas de la comunicación. “Por fin, ¿será hora de informar al Presidente?” Cha Eun-Hee tuvo que ponerse en contacto con el padre de Seoyoon. Siempre recibía informes sobre su hija a través de sus guardaespaldas. Si escuchaba la noticia de que el corazón de Seoyoon sería sanado pronto y que incluso sería capaz de hablar, sin duda le haría feliz.



30 comentarios:

  1. Muy buenas Geomchis.

    Capítulo enteramente de Seoyoon.. no os podéis quejar...

    Algo muy loco esta cap... Weed regalando sus gallinas y hasta su perro (putos coreanos q se comen perros xD)

    Si algo me queda claro después de q Seoyoon haya desplumado (nunca mejor dicho) a Weed es la mítica frase: "A pesar de que sufría una intensa agonía, Lee Hyun no se retractó de sus palabras. Al momento de dar un regalo, no se debe mostrar una cara renuente. ¡Dar de manera adecuada es la mejor forma de sobornar!"

    Demoledor xDD

    Parece q pronto nuestra amada Bersaker va ha volver para dar guerra...

    Aparte de eso... os recuerdo que este miércoles 6 de diciembre sera el aniversario del blog... y a lo mejor... si se alinean las estrellas... y Weed regala 20 panes de cebada xD... habrá algún cap sorpresa (ahora no tan sorpresa jajaja)

    Un saludo Geomchis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooder! Pero que magnifico capitulo! Lo he leido todo con una inmensa sonrisa en la cara!
      Y "Si Seoyoon participaba en la misión junto a él, sería mucho más reconfortante." Kyyyyyaaaaa Ojala! Ojala! Como lo deseo! Porfavor!

      Eliminar
    2. Yo no me quejo Weed Si, jajajaja, muchas gracias por el capitulo como siempre de excelente calidad, que Dios los bendiga!

      Eliminar
  2. gracias por el cap, la verdad me imagine a weed escupiendo sangre de la agonía por perder 3 gallinas y su perro :v

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el capítulo!!! que maravilloso día fue hoy jajaajaa

    ResponderEliminar
  4. un cap buenisimo recibiendo la bendición de la majestuosa y benevolente Seoyoon...por cierto, en el capítulo está escrito hiba y es iba*....



    ALL HAIL SEOYOON!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por el capitulo, son lo mejor!!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el capitulo, como siempre, Weed se desangra cando tiene que dar cosas que el considera valiosas xD, también, que triste que haya pasado la escuela comiendo las sobras de sus compañeros a escondidas, es inevitable que exprese una personalidad retorcida con todo lo que pasó
    Muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  7. Cada capítulo que pasa, es uno más cerca de Da'in *_* , gracias por el cap

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por el cap. me pase la mitad del capitulo pensando "tonto, tonto, Weed toonto".

    ¿El aniversario es el 6 de diciembre? Yo cumplo años el 6 de diciembre.

    ResponderEliminar
  9. Esa es nuestra heroina, veamos cual es el contra ataque de Dain

    ResponderEliminar
  10. Seoyoon <3 !! Sí que la extrañaba :3
    Gracias x el genial cap.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por este gran capítulo. De extrañaban tener capítulos tan seguidos :D

    ResponderEliminar
  12. Ah esto estuvo genial. Seoyoon vuelve a la carga y de que manera, se ha robado otro trocito del corazón de Weed (que sea del tipo equivocado no viene al caso) y le a salvado la vida a un pobre perro.

    Gracias por el nuevo capítulo. Es genial volver a leer esto continuamente.

    Pdta. Putos coreanos que comen perros.

    ResponderEliminar
  13. Gracias, genial como siempre el cap. Mención aparte, nos provoca rechazo que los coreanos coman perro? A los hindúes, les provocara tambien rechazo cuando ven que comemos vacas ?

    ResponderEliminar
  14. Me sentí por un largo momento como lee Hyun y pude sentir la agonía y la depresión, luego recordé que tengo identidad y vida propia y se me paso.
    Gracias por el cap.

    ResponderEliminar
  15. Nunca había sentido tanta desesperación y tristeza al regalar algo como nos mostró weed en este capitulo, pareciera que se estuviera arrancando los brazos y entregándolos.

    Y la frase que me hizo cagar de la risa: "Lo más probable es que su cálido corazón haya descongelado el corazón de Seoyoon" eso no me lo esperaba para nada lol

    ResponderEliminar
  16. Aaaww Seonyoon es tan tierna... Ese Weed está bien loco por todo el drama que se inventa en su cabeza jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. le conte de este momento a mi hermana y se conmovio, casi lloro

      HAIL SEOYOON!!

      Eliminar
  17. Muchas gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  18. "Una mujer es lo opuesto a ahorrar dinero" xd

    ResponderEliminar