sábado, 13 de julio de 2019

TATE Capítulo 26

Capítulo 26
Firo
Traducido por Lord
Corregido por DaniR
Editado por Tars

A la mañana siguiente. Raftalia se ha quedado dormida por haber estado despierta hasta tarde anoche. Puedo escuchar mis lamentos mientras sostengo el libro de magia en una mano. ¿Eh? Yo estaba convirtiendo hierbas medicinales en medicinas. Y mientras me preparo para irme y recuperar algo de tiempo después de dormir demasiado… “Ah, está saliendo del cascarón.” Había dejado el huevo junto a una ventana en la habitación. Raftalia notó que el huevo que compré ayer empezó a romperse. Un ala esponjosa con plumas puede verse asomándose por los huecos. Está esforzándose mucho para nacer. “Bien.” Estoy interesado en lo que va a salir del huevo. Observo el huevo a medida que aparecen más grietas. Las grietas se extienden ruidosamente con un sonido de algo al resquebrajarse, la cara de un bebé monstruo emergió del huevo. “¡Pii!” Con plumas suaves y esponjosas y los ojos de un monstruo, el polluelo rosado me mira con un pedazo de concha en la cabeza. “¡Pii!” Saltó alegremente y chocó con mi cara. No fue doloroso en absoluto, y el monstruo parece tener mucha energía a pesar de apenas haber nacido. Aunque no conozco la raza, parece que su condición física es buena y que crecerá bien si se le cuida bien. “¿Qué clase de monstruo es este? ¿Es de la raza de pájaros pikyu?” Pikyu es un monstruo similar a un cóndor que no puede volar alto debido a su deformidad. Observo el cuerpo del polluelo recién nacido. El cuerpo parece más ágil que el de los globos y puedo esperar que ataque cuando crezca debido a su pico. “Hmm… Bueno, no estoy familiarizado con los monstruos.” – responde Raftalia con una cara avergonzada. “No se puede hacer nada. ¿Deberíamos ir a preguntar a algunos aldeanos?” Ya que este es un monstruo comprado, no debería ser peligroso traerlo. Si hay algún problema, obedecerá mis órdenes. Cuando extiendo mi mano al polluelo, éste sube por mi mano sobre mi hombro y salta sobre mi cabeza para asentarse.
“Piiii” *SuriSuri* Se desliza de mi cabeza a mis mejillas. Es realmente… Muy bonito. “Fu, fu, Amo Naofumi, piensa que eres su padre.” “Oh, probablemente se deba a la impresión.” Puede ser así porque el primero que lo trasladó fui yo, y el primero que ha visto… Debe haber asumido que soy su padre. Cuando recogí los cascarones, mi escudo reaccionó. Podría informarme de qué monstruo es si absorbo un fragmento del huevo. Por lo tanto, dejé que el escudo absorbiera un fragmento.

Has desbloqueado nuevos escudos.
El requisito para el Escudo Entrenador de Monstruos se ha desbloqueado
El requisito para el Escudo Huevo de Monstruo se ha desbloqueado

Escudo Entrenador de Monstruos
Bono de Equipo:
Corrección de Crecimiento de Monstruo (Pequeño) (No Dominado)

Escudo Huevo de Monstruo
Bono de Equipo:
Habilidad de Cocinar +2 (No Dominado)
Un escudo que no esperaba que saliera… Cambié al Escudo Entrenador de Monstruos desde el Escudo Esclavista II porque parece más conveniente. “¿Has descubierto algo?” “No, pero ha aparecido un escudo que no esperaba.” ¿Qué clase de monstruo es este polluelo? Esperemos que los chicos del pueblo lo sepan. Pensaba en dónde subir de nivel hoy mientras camino por el pueblo que está en medio de la reconstrucción. ¿Quizás podamos ir a la zona del pantano cerca de la parte oeste del pueblo? También quiero buscar un enemigo adecuado cerca de las montañas del noroeste. Vi a un aldeano que reconozco. “Ah, Señor Héroe del Escudo.” “Buenos días.” “Buenos días.” Este lugar fue el que defendí la semana pasada durante la ola, parece que hay muchas caras familiares en la reconstrucción. “Buenos días.” Inclinó su cabeza muy profundamente. Me siento un poco avergonzado “¡Pi!” ‒ el polluelo de mi cabeza cantó alegremente. “¿Oya?” El aldeano miró al polluelo en mi cabeza. “¿Qué pasa?” Apunta al polluelo en mi cabeza. “Le compré un huevo a un vendedor de monstruos.” “Aah, ya veo.” “Sin embargo, no sé qué monstruo he comprado. ¿Sabes qué clase de monstruo es este?” Los aldeanos miraron intensamente al pollito. “Veamos… ¿No crees que es un Firorial?” “¿Eh? ¿Los pájaros que tiran de los carruajes?” Parece que he ganado un poco más que el dinero que puse… Bueno, solo si lo que dicen los aldeanos es cierto. “Sí, puedes ir a ver el rancho cerca de las afueras del pueblo.” “Entonces voy a ir a ver.” Llegamos a la casa del hombre que administra el rancho. El lugar parece haber sido dañado durante la ola, la mitad de los monstruos que criaba han sido asesinados. “En resumen, ¿este monstruo es un firorial?” El hombre del rancho asintió con la cabeza cuando se lo pregunté. “Veamos. Esta es una firorial femenina.” La pequeña pollita se quedó sentada mientras el hombre del rancho la evaluaba. “Esta raza de la especie Firo Aria es buena, sin embargo, a menos que tire de un carruaje estará inquieta.” “¿Qué clase de criatura es esta…?” “¿Hay algo extraño?” Oh, al parecer no es extraño si naciste en este mundo. Hmm… Me pregunto si para estas aves las carretas son tratadas como el nido que protege sus huevos. “Bueno, al menos no he perdido dinero.” Esto no está mal, cuando madure irá por el valor de al menos 200 monedas de plata. Bastante bien por 100 monedas de plata. Sin embargo, no sé cuánto tiempo y dinero necesitará antes de la madurez. “¡Pi!” La joven firorial piaba en mi cabeza. “¿Qué come esta cosa?” “Al principio algo suave, como frijoles hervidos. Después de que madure, cualquier cosa está bien.” “Ya veo, gracias.” Me sorprende que yo pueda inclinarme y dar las gracias tan fácilmente. Por ahora debería buscar frijoles hervidos dentro del pueblo. “Bueno, ¿cómo deberíamos llamarla?” – me pregunta Raftalia mientras acaricia al polluelo. “¿Vas a ponerle nombre a una mascota que podría ser vendida?” Bueno, estarás apegado en el momento en que se te dé un nombre, y cuando llegue el momento de vender no podrás hacerlo. “¿Debería llamar a este polluelo firorial todo el tiempo?” “Mu…” Esto es sin duda problemático. “Entonces… Vamos a llamarte Firo.” “¡Qué mezquino…!” “Cállate.” “¡Pi!” El polluelo canturreó alegremente cuando entendió que se le había dado un nombre. Después de desayunar salimos a cazar con Firo. “¿Adónde deberíamos ir hoy?” “¿Pii?” “Veamos… Un lugar al que podamos ir a pie con seguridad.” “De acuerdo.” Raftalia es muy confiable. Las peleas son muy fáciles comparadas con las anteriores. Firo está felizmente cantando en mi cabeza. Es ruidosa, pero muy confortable. Cuando se acercaba la noche noté unos sonidos extraños. Hubo muchos encuentros inesperados con monstruos, pero fueron derrotados fácilmente. Probablemente se deba a las nuevas armas y armaduras. Puedo derrotar a los enemigos que vienen de frente. Los resultados de hoy son.

Yo: Nivel 23
Raftalia: Nivel 27
Firo: Nivel 12
Aunque apenas he luchado, he obtenido suficiente experiencia para un nivel, mientras que el nivel de Firo se ha disparado. Esto es bueno. Para los jóvenes semi-humanos he oído que el cuerpo crece rápidamente al subir de nivel, parece que con los monstruos pasa igual. Pero… Me pregunto… La apariencia de Firo ha cambiado considerablemente. Antes Firo era un pollito que se podía coger con las dos manos, pero ahora ha crecido y es bastante grande. Bueno… Su figura parece un bollo al vapor. Y sus plumas se han hecho más claras, el color ha cambiado de rosa a rosa claro. Acaricié las alas lentamente para obtener plumas.

Has desbloqueado nuevos escudos.
El requisito para el Escudo Entrenador de Demonios II se ha desbloqueado.

Escudo Entrenador de Monstruos II
Bono de Equipo:
Corrección del Estado del Monstruo (Pequeño) (No Dominado)
Aun así, notaba el crecimiento de Firo, aunque no me había percatado del de Raftalia. “Piyo.” Ha cambiado su chirrido y está empezando a caminar sola con un balanceo, porque es pesada. Guuuuu… Tengo una desagradable premonición de Firo, va a estar constantemente cantando. Aunque he comprado mucho alimento, parece que la hierba que crece a los bordes de la carretera ya es suficiente para ella. Su apetito es interminable… Esto es prueba de su rápido crecimiento. “Umm… Amo Naofumi…” “Entiendo. Los monstruos son increíbles.” Para crecer tanto en un día… Es solo cuestión de tiempo antes de que pueda ser montada. Aunque su cuerpo es fuerte, da un poco de miedo que su mente sea inmadura. Por lo tanto, realicé una limitación considerablemente severa. Volví al hotel y le mostré Firo al tendero y le pregunté dónde podía ponerla. Después, fuimos guiados al establo del hotel y juntamos paja para un nido. “¿Hm? La carne y los huesos de la quimera están aquí.” Parece que este lugar no ha sido corrompido todavía, así que los materiales se pudrirán más lentamente. “Por el momento, estoy esperando que se ablande para que sea más fácil de procesar.” “Eh…” No es para comida, ¿eso hace que sea más fácil de procesar y manejar? “Después de eso haré carne seca y buscaré compradores. Todavía estoy esperando venderlos. Parece que vienen algunos magos.” “Eso es bueno.” Como era una quimera bastante grande, parece que hay mucho en reserva. Probablemente alrededor de dos vacas. Es incomestible, pero hay muchos que todavía quieren investigarlo. Este será un lugar para adquirirlo. “Piyo” Guu… ¿Todavía tiene hambre? Aunque había conseguido alimento adicional en la aldea y la había alimentado, todavía no parece ser suficiente. ¿Adónde va todo esto? Crack… crack… crack ¿Es ese el sonido de la carne y los huesos crujiendo? ¿Todavía estás creciendo? “Crecer tanto en un día… Eso es bastante irrazonable.” El tendero me miró la cara con ansiedad. “Todavía está en el nivel 12.” “¿Eh? ¿12?” El tendero se sorprendió de mi respuesta. “Creo que es necesario tener nivel 20 y necesita unos días para crecer, como se esperaba del poder de un señor Héroe.” Hmm… Existe la posibilidad de que la Corrección del Crecimiento de Monstruos (Pequeño) tenga influencia. Cambia cada vez que compruebo su estado. Qué crecimiento. Todavía no puedo enviarla a la batalla. “Piyo.” Firo, que está creciendo rápida y sanamente, canturreó. Después de acariciar a Firo para confirmar si está dormida, vuelvo con Raftalia a mi habitación. Después estudio las letras de este mundo. El problema es que hay demasiadas letras en este idioma.



viernes, 12 de julio de 2019

G4L Capítulo 31

Arco 5 Capítulo 31
Rueda del destino
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

“Ya veo. ¿El ejército pasó por la aldea porque estaba realizando un entrenamiento de marcha y de paso aprovecharon para hacer una inspección?” – preguntó Kazura. “Sí. Como de costumbre, Padre acompañó al señor Isaac para inspeccionar el pueblo y luego regresó a Isteria con el ejército. Todos en el pueblo tuvieron mucho cuidado con su comportamiento y no crearon problemas.” – contestó Valetta. Bajo el cielo despejado, Kazura caminaba junto a Valetta hacia donde se encontraba la rueda hidráulica a orillas del río; mientras tanto, recibía un informe sobre lo que había sucedido el día anterior. Por lo que le estaba contando Valetta, parecía que el problema había sido tratado con facilidad. Aunque había habido algunas propuestas peligrosas por parte de los aldeanos, Valetta fue lo suficientemente ágil como para calmarlos y evitar que hicieran una tontería. Parecía que Isaac había estado preguntando muchas cosas sobre la rueda hidráulica y el crecimiento de los cultivos. Estaba claro que había recibido órdenes en Isteria para enterarse del modo en que funcionaba y, antes o después, le pedirían que descubriera cómo copiarlo o las técnicas de cultivo. “Eso es bueno… Pero, la señorita Valetta podría ser convocada para dar una explicación sobre cómo construir la noria… Siento mucho haberte convertido en mi sustituta.” “¡Ah! ¡No necesitas disculparte! Si es solo esto, no tengo ningún problema porque Kazura ha hecho mucho para ayudarnos. Además, aunque me llamen, volveré pronto, ya que lo resolveré rápidamente.” Fueron conversando hasta que llegaron al punto del canal donde estaba instalada la noria. Como Valetta había colocado el día anterior la tabla de madera para cerrar la compuerta que conectaba el canal con el río, la rueda hidráulica había dejado de moverse. “Parece que este componente del eje se ha desgastado durante su funcionamiento…” – dijo Valetta, tras acercarse hasta la rueda para comprobar el eje. “Veamos… Ah, está muy desgastado. Es bueno que se haya notado antes de romperse.” – contestó Kazura cuando llegó frente a la rueda hidráulica. A continuación, abrió su libreta y comenzó a escribir una nota en el centro del boceto de la noria con un bolígrafo rojo. Si no tomaban alguna medida, entonces la rueda hidráulica se volvería inútil en muy poco tiempo. ‘Era de esperar, ¿debería reforzarse el eje o los rodamientos con metal u otro elemento más resistente…? Puedo traer cobre de Japón, pero… ¿No sería mejor usar materiales comprados en Isteria?’ Si la madera pudiera reforzarse con bronce o cobre, debería poder proteger el eje contra la abrasión producida por la fricción que sufría el material al girar, por lo que no debería haber ningún problema en ese aspecto. Aunque sería mucho más sencillo traer los materiales de Japón para solucionar el problema, había que prepararse para el caso en que Isaac o algún otro funcionario del gobierno preguntasen de dónde habían salido esos materiales. Era mejor conseguirlos en Isteria. “Si lo queremos fabricar en la aldea, sería necesario construir un horno más grande. La pequeña forja del pueblo solo puede usarse para reparar herramientas, por lo que…” – dijo Valetta. Mientras Kazura estaba examinando el eje y escribía varias notas en su cuaderno, se dio cuenta de que Valetta, que estaba hablando a su espalda, se detuvo abruptamente en medio de una frase. Preguntándose qué estaba pasando, levantó la cabeza para mirar hacia atrás. “¿Cómo está la condición de la rueda hidráulica?” – dijo una voz. “……”
Cuando Kazura se dio la vuelta, se quedó sin palabras. Tres soldados habían aparecido de repente ante ellos. Valetta se quedó paralizada ante el hombre que estaba frente a ella, haciendo que temblara ligeramente. Era el comandante Isaac. A pesar de que había lanzado la pregunta en un tono amistoso, la mirada de sus ojos era fría. Mientras tanto, los dos soldados, que esperaban a su espalda, se movieron para rodear a Kazura y a Valetta desde ambos lados. “¿Quién eres tú? No eres un habitante de Villa Grisea” – dijo Isaac. Cuando confirmó que sus subordinados habían rodeado al grupo de Kazura, lo miró directamente a los ojos y exigió una explicación. Kazura, que se había convertido en el objetivo de las preguntas, dejó de pensar por un instante cuando vio por primera vez al soldado que estaba frente a él, debido a lo repentino del evento. Pero cuando vio a Valetta temblando incontrolablemente a su lado, recuperó parte de su calma. A juzgar por la situación, parecía que los soldados habían estado esperando que Kazura apareciera aquí. No sabía cómo se habían enterado de su existencia, pero dado que no iba a obtener una respuesta en este momento, tenía que intentar salir de esta situación desesperada de alguna manera. Si no podía engañarlos, no sería solo Kazura, sino que toda Villa Grisea caería en una situación desagradable. Y como Valetta había caído en un estado de pánico, Kazura debía lidiar con esta situación por sí mismo. “I… Isaac, esto es…” “¡Guarda silencio!” – ordenó Isaac mirando a Valetta. Estaba tratando de interrumpir la conversación y le prohibió que siguiera hablando. “Responde de inmediato. ¿O tienes alguna razón para no responder?” – preguntó una vez más mientras lo miraba fijamente a los ojos. ‘¿Este es Isaac? Parece bastante joven.’ – pensó Kazura, mientras le devolvía la mirada. Estaba relajado mientras decidía cómo iba a responderle. Si era la persona que le habían descrito Varin y Valetta, entonces todavía tendría una salida. Aunque no se creyera nada, la probabilidad de que lo condenara a muerte por ahorcamiento sería muy baja. Aunque no habría ningún cambio en esta situación crítica. “Soy un mercader errante... Me perdí mientras vagaba por esta zona, así que cuando llegué a Villa Grisea, me permitieron vivir en la aldea por un tiempo.” – respondió Kazura. Al oír su respuesta, Isaac no mostró ninguna expresión en particular y cambió su enfoque hacia el cuaderno que Kazura sostenía en sus manos. “Mercader… ¿Eh? Entonces déjame ver el libro que tienes en tus manos.” Kazura le entregó el cuaderno a Isaac, mientras le susurraba con una sonrisa a la asustada Valetta que todo iría bien. Isaac cogió la libreta y, mientras acariciaba la tapa con el dedo, hizo un pequeño gruñido debido a la calidad del papel. A continuación, comenzó a pasar las hojas. “Un plano de la rueda hidráulica… Hay otras cosas escritas aquí, pero… ¿Eres tu quien ha diseñado esta cosa?” – preguntó Isaac. “Sí, eso es correcto.” “Nunca he visto unas hojas como las de este libro, ¿de qué país eres?” Kazura le había dado una sonrisa a Valetta para calmarla, pero le resultaba difícil idear un buen plan en tan poco tiempo. Al llegar por vez primera a la aldea, les había dicho a los aldeanos ‘Soy un comerciante’ como respuesta para completar los posibles huecos de la conversación; sin embargo, si seguía dando malas escusas como esta, la situación terminaría por empeorar. Parecía que había llegado el momento de dar un paso adelante y responder con determinación. “He venido a este mundo a través de la arboleda que está cerca de Villa Grisea, creo que entiendes lo que quiero decir, ¿verdad?” “¿Qué has dicho…?” – preguntó Isaac de forma inconsciente. La respuesta había sido tan inesperada que habló sin pensar. Los dos soldados que rodeaban al grupo de Kazura también pusieron una expresión confusa. Su cara mostraba claramente en qué estaban pensando. ‘¿De qué está hablando este tipo?’ Mientras recibía sus miradas, Kazura respiró hondo y luego comenzó a hablar, con los ojos fijos en Isaac. “Digo que vengo del Reino de Dios para salvar a la gente de Villa Grisea.” – contestó Kazura. “……” Después de escuchar la respuesta de Kazura, el grupo de Isaac se quedó boquiabierto. Era una respuesta que no se esperaban. Su expresión aturdida podía verse con claridad. Frente a ellos, Kazura emitía el aura de una persona verdaderamente digna. Sin embargo, dentro de su corazón, en realidad estaba sudando por hacer algo a lo que no estaba acostumbrado. Si Kazura pudiera regresar a la aldea y mostrarles algunas de las herramientas que había traído de Japón, entonces tendría confianza en que si decía convincentemente que eran ‘Bienes del Reino de Dios’, entonces podría obtener su reconocimiento. Sin embargo, en este momento, solo tenía un bolígrafo y una libreta en sus manos. Cuando regresase a la aldea, Kazura estaba convencido de que podía convencerlos si les mostraba su teléfono móvil. “¿No has dicho que eras un comerciante que vagaba por esta zona antes de llegar al pueblo? Tu respuesta no es consistente.” – volvió a preguntar Isaac, continuando con su inquisición. Su expresión mostraba que tenía dudas. “Es solo una manera de hablar… Ya ves, incluso un comerciante del Reino de Dios puede perderse antes de llegar a Villa Grisea. ¿No hay demasiados árboles en ese bosque?” Cuando se señalaron las inconsistencias de sus declaraciones, Kazura dio una respuesta desesperada. Sin embargo, por la expresión de Isaac, podía adivinar que su respuesta solo sirvió para avivar las llamas de la duda. “No, ¿acabas de decir que vives…?” “¡Es verdad! ¡Esta persona es la divinidad Greisior! Que con su benevolencia ha venido del Reino de Dios para salvar a la aldea.” – gritó Valetta, cortando la intención de Isaac de seguir insistiendo en las contradicciones de Kazura. Si la situación seguía progresando como hasta ahora, las cosas terminarían mal para Kazura… Pero diciendo la palabra comodín, ‘Greisior’, aunque pudiera haber una contradicción, no importaría. “Gre… ¿Qué has dicho?” “¡Es Greisior!” “¿Estás diciendo que este hombre es la divinidad Greisior?” “Sí.” Valetta afirmó con rotundidad sus palabras. “Nunca había oído que Greisior fuera un mercader…” – dijo Isaac, dejando escapar un suspiro con una expresión abatida. “Ah…” “Incluso en el Reino de Dios hay comercio…” – dijo Kazura intentando ocultar su error. “¡Atadlo!” – ordenó Isaac a los soldados, ignorando las palabras de Kazura
* * *
Dentro del bosque, el edecán que recibió el informe del mensajero de Isaac, dio instrucciones a los soldados para que marcharan hacia la aldea. Los soldados tenían una expresión rígida, mostrando que todos estaban nerviosos. “Nuestro objetivo es confinar a todos los aldeanos dentro de sus casas. Se darán nuevas instrucciones después de que regrese el capitán. Hasta ese momento, nadie tiene permitido abandonar su puesto.” – ordenó el subordinado de Isaac. “Teniente .” – dijo un soldado agitando la mano que sostenía su lanza corta. – “Si por casualidad los aldeanos se resisten… ¿Podemos realizar nuestras tareas de una forma más enérgica?” “No, no podéis. Aunque muestren cierta reticencia, no debéis atacarlos de inmediato. Persuadidlos para que permanezcan en sus casas. Si sigue siendo inútil, informad para que se puedan tomar medidas.” Cuando el edecán dijo esas palabras, la mayoría de los soldados mostraron varias expresiones de disgusto. Estaban en el ejército y eran nobles, así que no entendían por qué deberían ser amables con unos campesinos. Otro capitán podría haber permitido un comportamiento violento siempre que fuera necesario para cumplir con su deber, pero el edecán sabía que Isaac no aprobaría esa conducta. Desde que se había establecido la unidad hacía un año, había estado al lado de Isaac como su edecán, por lo que comprendía de forma aproximada cómo pensaba. Basándose en sus actos, pensaba que estaría de acuerdo con esta decisión. “Esto es una orden. Las objeciones son inaceptables.” – dijo el edecán. – “De acuerdo, que todos vayan a realizar sus tareas.” Los subordinados comenzaron a moverse.
* * *
Mientras los soldados de Isaac ejecutaban la operación para obtener el control de Villa Grisea, Kazura iba caminando hacia la aldea, con los brazos atados a la espalda por una cuerda y con fuertes nudos, que parecían complicados de desatar. Desde la perspectiva de cualquier espectador, no se vería distinto a un criminal. Valetta caminaba libre a su lado, pero había dos soldados observándola de cerca mientras la seguían. “Esto… ¿Se puede usar para escribir sin tener que sumergirlo en tinta…?” – dijo Isaac mientras usaba el bolígrafo que le había confiscado a Kazura. Había tratado de escribir en un pergamino que llevaba consigo. A diferencia de la pluma que usaba normalmente, podía escribir letras sin tener que sumergirla en tinta cada dos por tres. Era la primera vez que usaba algo tan conveniente. “Esa cosa se llama bolígrafo. Si regresamos a la aldea, te puedo mostrar otras herramientas que he traído del Reino de Dios.” – dijo Kazura. Aunque se encontraba algo desanimado, trató de recordar los bienes personales que tenía en la casa del pueblo. Cuando había regresado a la aldea por la mañana, había guardado, no solo la bolsa de viaje, sino también el baúl que su padre le había entregado en su habitación. Aunque no había confirmado qué había dentro, creía que podría haber uno o dos cosas que atrajeran el interés de Isaac. Además, Kazura estimaba que el contenido de la bolsa de viaje sería suficiente para demostrar que venía del Reino de Dios. Así que su estado mental era relativamente tranquilo. Aunque la conversación entre ellos acerca de la rueda hidráulica solo había servido para sembrar la desconfianza en Isaac, si Kazura podía mostrar las herramientas que había traído de Japón, todo terminaría funcionando de alguna manera. “Hay una cosa que quiero preguntar…” – dijo Isaac, cuyos ojos estaban fijos en el bolígrafo, parando de caminar y volviéndose hacia Kazura. – “¿Cuántos días han pasado desde que llegaste a Villa Grisea?” “Veamos… Si no recuerdo mal, tal vez algo más de treinta días.” – contestó Kazura tras recordar la fecha en que había renunciado a su trabajo y la de hoy. Para ser exactos, habían pasado treinta y cuatro días desde que llegara a este mundo. “Treinta días… Pero visité este pueblo hace veinte…” – murmuró Isaac, mientras mostraba una expresión que indicaba que estaba pensando en algo. A continuación, siguió caminado junto a los otros dos soldados. Todos andaban en silencio. Kazura miró cómo Valetta caminaba a su lado. Al igual que Isaac, también estaba pensando en algo mientras avanzaba en silencio. Tal vez estaba pensando en lo que debería hacer cuando llegasen a la aldea. ‘Antes de llegar al pueblo, tengo que quitarme esta cuerda… La situación actual no es diferente a la de la leyenda…’ Si los aldeanos lo veían con las manos atadas a la espalda, de la misma manera que se contaba en la leyenda, existía la posibilidad de que comenzaran un levantamiento para proteger a Kazura. Cuando se dirigían a examinar la condición de la noria en el río, Kazura se había enterado de la conmoción producida el día anterior entre los aldeanos, Varin y Valetta, por lo que pensaba que la posibilidad de que los aldeanos levanten sus armas contra los soldados era extremadamente alta. Solo quedaban unos veinte minutos para que el grupo de Kazura llegase Villa Grisea. La Rueda del Destino comenzó a moverse a una escala más grande.



TBATE Capítulo 29

Capítulo 29
Espada y cuerpo
Traducido por Thornapple
Corregido por DaniR
Editado por Tars

Sylvie soltó un ‘kyu’ emocionada por la idea de explorar una mazmorra, pero yo me quedé en silencio, mirando las dos espadas atadas a la parte posterior de mi cintura. La batalla de hoy contra Kaspian me había confirmado muchas cosas. Había pasado demasiado tiempo adaptándome y aprendiendo el sistema mágico de este mundo; asimilando la Voluntad de Bestia de Sylvia, perfeccionando mis técnicas de atributo Trueno y atributo Hielo, junto con todos los demás elementos. Había estado tan absorto en el hecho de que este mundo producía manifestaciones físicas de los elementos que había descuidado mis fundamentos en lo que era mejor, mi cuerpo. En mi vida pasada había utilizado las técnicas más simples para aprovechar al máximo mi pequeña fuente de ki y, con solo mi espada, había logrado llegar a la cima. Este mundo ofrecía muchas más posibilidades, pero si quería verdaderamente sobresalir y llegar a ser el mejor en este mundo, tendría que usar no solo mis dones en esta vida, sino también las experiencias de mi vida pasada. En medio de mis pensamientos, sentí que alguien chocaba con mi hombro. Mirando hacia arriba, vi al chico rubio llamado Lucas pasar junto a mí con su séquito de guardias y sirvientes. “No eres malo para ser un potenciador, pero eso es todo. No te pongas arrogante porque estemos en el mismo rango. Incluso en los mismos rangos hay niveles, y tú estás en la parte inferior. ¡Cheh! Conoce tu lugar.” El chico rubio sonrió sin más mientras inclinaba intencionalmente su cabeza hacia atrás para poder mirarme. El hecho de que su estatura fuera un poco más baja que la mía lo hacía parecer tonto. Qué comportamiento tan cliché para un molesto personaje secundario. Ni siquiera me molesté en discutir con él, pero le dije a Jasmine: “Vayamos al portal.”
* * *
Al cruzar por la puerta de teletransporte, mis sentidos se sacudieron por el escenario. La ciudad de Xyrus tenía la mayor cantidad de puertas de teletransporte entre las ciudades, ya que era la única manera de entrar a ella, y era una ciudad flotante y todo eso. La que cruzamos nos llevó directamente a la entrada principal de la zona conocida como los Claros de las Bestias. Pude escuchar el chirrido de los pájaros, los gritos y rugidos ocasionales de las bestias, el sonido constante del agua fluyendo… Todo conformaba un ambiente que creaba una sinfonía natural. La vista de los altos árboles y numerosas colinas llenas de plantas diferentes me recordaban cualquier cosa menos un paisaje peligroso lleno de monstruos que podían matar hasta a los magos más fuertes. Solo las bestias de rango inferior habitaban en las afueras de los Claros de las Bestias, donde los recursos naturales eran menos abundantes. Cuanto más profundo se entraba, más misterioso se volvía el paisaje, con cuevas y entradas ocultas a regiones inexploradas del continente. Respiré profundamente, con Jasmine pasando por el portal después de Sylvie y yo. De pronto, Sylvie saltó de mi cabeza y se escabulló, como si estuviera persiguiendo algo. Sorprendido por este evento, grité: “¡Espera, Sylv! ¿A dónde vas?” Sylvie acababa de enviarme una respuesta vaga, diciendo que también quería entrenar. “…” Mi dragón mascota nunca había abandonado mi lado desde que había salido de su cascarón, pero, ¿de repente se va? Al principio estaba inquieto, pero después de un rato me di cuenta de que podía sentir dónde estaba ella. “Creo que estará bien. Las bestias de maná tienen un instinto natural para fortalecerse después de un cierto periodo de tiempo. Debió sentirse muy sofocada por estar en un ambiente protegido toda su vida.” – dijo Jasmine que caminaba a mi lado. Poniendo su mano sobre mi hombro, me hizo señas para que nos pusiéramos en movimiento. “Hay un lugar que deseo visitar antes de ir a un calabozo. Tenemos que darnos prisa, es un poco más peligroso durante la noche.” Imbuyendo maná en su cuerpo, Jasmine se alejó en la distancia, con su atributo de maná viento impulsándola aún más rápido. Seguí su ejemplo, formando dos vendavales de viento bajo mis pies antes de correr tras de ella. Me aseguré de vigilar a Sylvie, pero no sería un gran problema, ya que tanto ella como yo estábamos mentalmente vinculados. A pesar de que la distancia aumentaba entre nosotros, la conexión seguía siendo fuerte y podía sentir que Sylvie estaba capturando presas pequeñas; su entusiasta estado de ánimo también me afectaba a mí. El viaje duró un par de horas y estaba oscureciendo. La única razón por la que podía seguir el ritmo de Jasmine, teniendo en cuenta que ella estaba en la etapa amarillo oscuro, era gracias al uso de la rotación de maná a lo largo del camino. Esta habilidad se había convertido casi en un acto reflejo para mí ahora, y la usaba inconscientemente cada vez que usaba maná. Por la noche, pasamos por un denso bosque y llegamos a un pequeño claro. Rodeado de árboles, había un pequeño campo de hierba con una corriente de agua clara que fluía a través de él. “Acamparemos aquí esta noche y nos quedaremos unos días.” – anunció mientras dejaba su bolso y sacaba un par de cosas. “¿No íbamos a entrar en una mazmorra de inmediato?” – pregunté mientras bajaba también mi mochila. Ella negó con la cabeza, tomando unas cuantas ramas y reuniéndolas. Me adentré en el bosque, buscando unas ramas de un tamaño decente para hacer una hoguera. Después de un rato, se inició un fuego. Poniéndome cómodo, me quité la máscara y me senté junto a ella en el fuego. Nos sentamos allí, mirando la luz producida por la llama y escuchando la madera mientras ardía y se agrietaba. Tratando de romper el silencio, le pregunté a Jasmine: “¿Qué te hizo querer ser una aventurera?” “…” Su mirada nunca abandonaba el fuego y yo me quedé mirando la llama, pensando que no quería responder. Después de un par de crujidos de la madera debido al fuego, Jasmine respondió en voz baja. “Quería alejarme de mi familia.” “Ya veo… ¿Te llevas mal con tu familia?” – respondí, con los ojos en el fuego. “…” *Crackle* “La Casa Flamesworth fue uno de los principales contribuyentes en la guerra contra los elfos. Nuestra casa ha proporcionado muchos magos poderosos, tanto Conjuradores como Potenciadores. Nuestro linaje en el elemento fuego es insuperable. Nos enorgullecemos de esto, porque el fuego se considera el más poderoso de los elementos.” – declaró. Esto era lo máximo que Jasmine había hablado de una vez. “Pero Jasmine, ¿no eres…?” – miré hacia arriba, arrugando las cejas. *Asentir* “Desde muy temprano, cuando desperté y comencé a entrenar, mi familia trató de probar mi maná en busca de afinidad con el fuego. Me hice varias pruebas para que pudieran ver cómo se ejercía el maná y cómo fluía por mis canales de maná.” Jasmine continuó. “Cuando se hizo evidente que no tenía aptitud para el atributo fuego, mi familia me rechazó.” “…” No sabía qué responderle. Por primera vez, la siempre distante y fría Jasmine parecía… Vulnerable. “Lamento lo que pasó…” – fue la única respuesta que pude dar. Negando con la cabeza, me dio una leve sonrisa. “Los Cuernos Gemelos me han tratado bien y no les desagrada lo que soy.” Vi su palma de la mano formar un pequeño remolino de viento; diferentes emociones recorrían su cara mientras la miraba. Este mundo era un lugar de discriminación y clasificación. Las raíces jerárquicas incrustadas en estas tierras nunca desaparecerían realmente. Los humanos normales eran considerados personas de segunda clase, mientras que, incluso entre los magos, los conjuradores discriminaban a los potenciadores. Yendo más allá, a menos que uno fuera un anormal o un especialista de dos elementos, algunos elementos eran considerados de ‘clase superior’ sobre otros. Al nacer en una familia de poderosos magos con atributo fuego, había sido descartada como inferior debido al atributo elemental que tenía; algo que la mayoría de los magos matarían por adquirir. Era una potenciadora de etapa amarillo oscuro, experta en la lucha y en la manipulación del maná a los 24 años. Muchos la considerarían un genio, pero a partir de los estándares con los que había crecido, se consideraba a sí misma promedio en el mejor de los casos. Pusimos un poco más de madera y estiramos nuestros sacos de dormir a un par de metros de distancia para que pudiéramos sentir el calor. Acostado, sentí la presencia de Sylvie. Estaba a una buena distancia, pero me di cuenta que estaba a salvo. Me envió un pensamiento, diciéndome que no me preocupara y que yo también debería estar a salvo. Cerré mis ojos, esperando dormirme cuando escuché a Jasmine murmurar algo. “Es raro… Cuando hablo contigo, no siento como si estuviera hablando con un niño.” No respondí, fingiendo estar dormido, esperando que no me presionara más para que le respondiera.
* * *
“Buenos días.” – Jasmine estaba levantada y cocinaba algo en el fuego cuando me levanté. Miré para ver que había un par de peces asados ensartados en una rama. “¡Buenos días! Deberías haberme despertado, Jasmine. No hay necesidad de que hagas todas las tareas por tu cuenta.” “Traté de despertarte… Pero no te movías.” – sus ojos medio cerrados desprendían una atmosfera apática, mirándome como si fuera una especie de animal salvaje. “Aha… Lo siento, realmente necesito arreglar eso.” – tal vez era porque todavía estaba creciendo. Después de desayunar el pescado asado, apagamos el fuego. Jasmine me preguntó si quería tomar un baño en el arroyo con ella, pero le dije que iría después de ella. Ainss… Ser un rey con moral parece complicarme en momentos como este. Después de lavarme, me puse la máscara y las espadas, pensando que iríamos a cazar algunas bestias de maná por la zona cuando Jasmine me detuvo. “Tu oponente durante estos días seré yo.” “¿Huh?” – no pude evitar sorprenderme del giro de acontecimiento. ¿Habíamos venido hasta aquí para entrenar? “Esta área está cerca de la mazmorra que vamos a explorar, pero para estos días, quiero que te concentres en luchar conmigo. He notado que tu estilo de pelea parece… Incómodo, a veces. Lo sabes en tu cabeza, pero tu cuerpo no te escucha… O algo así.” Desenvainando sus dagas, me señaló con el dedo y me dijo: “No usaremos nada de maná durante los próximos días mientras entrenamos.” También desenvainé mi espada corta. “Buena idea.” El maná debería ser usado como un suplemento a tus técnicas, no como un reemplazo para compensarlas. “Usa tu otra espada…” – Jasmine miraba la Balada del Alba mientras decía esto. “¿Cómo has sabido que es una espada?” – no planeaba esconderle mi arma, pero aun así me sorprendió. “Conociéndote… Ese palo negro debería ser algo más que un bastón o un palo de práctica.” – se encogió de hombros, caminando unos pasos más cerca de mí. Solo asentí con la cabeza, tirando la espada corta cerca del fuego. *Shhinnng* La hoja translúcida resplandecía con un claro verde azulado mientras se deslizaba suavemente fuera de su vaina, de color negro mate. Sosteniéndola frente a mí, me puse en posición. “Prepárate.” “S… Sí…” Me di cuenta de que Jasmine estaba asombrada por la apariencia de mi espada después de ser desenvainada. Sospeché que obtendría ese tipo de reacción en cualquier parte, ya que su belleza me había dejado atónito incluso a mí. “¡Hahp!” Sin maná reforzando mi cuerpo, me di cuenta de lo mucho que estaba siendo descuidado. Mis brazos se sentían pesados y mis piernas frágiles al empujarme del suelo. Había sido un tonto. Me quejaba cada vez que peleaba por los límites de mi joven cuerpo, pero en vez de arreglar el problema, simplemente lo cubría. “Tsk.” No puedo evitar enojarme conmigo mismo por esto. Lancé una estocada al núcleo de Jasmine. Podíamos cubrir nuestros cuerpos con maná si notábamos que no podíamos bloquearlo para evitar lesiones mortales, pero aparte de eso, no podíamos reforzar nuestros cuerpos. Jasmine cruzó sus dagas, bloqueando mi ataque con facilidad. Inmediatamente después, desvió mi espada con un rápido movimiento. Mi espada se hundió en el suelo mientras ella se preparaba para usar su otra daga, con la que pensaba golpear mi cabeza. Agaché mis piernas, bajando mi centro de gravedad mientras sacaba la espada del suelo. Usando el impulso que había ganado al quitar la espada, giré en esa dirección para azotar sus piernas. Mi espada chocó con el aire vacío, Jasmine había saltado para evitar el ataque. No podía cambiar de dirección en el aire sin la ayuda de maná, así que continúe con una puñalada. *Clang* Me sorprendió lo fuerte que era su bloqueo, ya que mis manos se entumecieron. Jasmine se recuperó con gracia después de que bloqueara mi puñalada, haciendo una vuelta acrobática para recuperar el equilibrio. Le di una sonrisa débil mientras esperaba que mis manos recuperaran el tacto. “Oye, Jasmine… Creo que voy a necesitar más de un par de días para resolver esto.” Sus labios se curvaron ligeramente mientras asentía con la cabeza. Tenía tres años antes de empezar a asistir a la Academia Xyrus. Durante mi tiempo en la academia, tendría muchas oportunidades para concentrarme en el estudio del maná. Sabía lo que tenía que hacer. “Dos años. Jasmine, no me dejes usar maná a menos que sea absolutamente necesario durante dos años. Ya sea en misiones o en mazmorras, tendré que entrenar mi cuerpo primero.” – envainé mi espada y no pude evitar emocionarme. Esto solo era el principio.



jueves, 11 de julio de 2019

Volumen 27 Capítulo 8

Volumen 27 Capítulo 8
La ofrenda de los enanos
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder

“Los enanos tenemos que darle de forma regular joyas y lingotes de oro a Kaybern. Pfff. No tenemos otra opción si queremos seguir extrayendo hierro de las cavernas que se encuentran dentro del territorio de ese dragón.” “Entiendo. Kaybern es realmente malvado, por lo que tenéis que sobornarlo.” “Pienso lo mismo… Bueno, de todos modos, la realidad es que debemos darle un tributo cada tres meses.” A pesar de la excelente capacidad de producción y comercio de los enanos del Reino de Thor, todavía no habían sido capaces de convertirse en una de las potencias del continente. Esto se debía a que estaban limitados por la necesidad de entregar un tributo a los dragones de forma regular. Aunque también era cierto que, gracias a la protección de los dragones, el desarrollo de sus minas se había acelerado, ya que no tenían que ocuparse por los monstruos o las agresiones externas, lo que les permitía estar a salvo. “El próximo mes debemos entregar una nueva ofrenda… El resto de dragones no son un problema, ya que siempre piden cosas razonables, pero Kaybern nunca está contento.” En el Reino de Thor, el que siempre terminaba causando problemas de entre los cinco dragones que habitaban las montañas, era el Dragón Kaybern. A menos que los aventureros humanos, elfos u orcos fueran bastante imprudentes, era prácticamente imposible encontrarse con un dragón. Y, como Weed sabía muy bien el daño que podían hacer, nunca vagaba por sus territorios y jamás había visto uno. Sin embargo, los enanos habían sufrido una gran cantidad de calamidades por culpa de los dragones cuando llegaban hasta sus ciudades exigiendo cosas. Al final, no pudieron evitar adaptarse a esos inevitables desastres de la raza enana. “Las demandas de Kaybern han ido empeorando. Y, como si no fuera suficiente con tener que extraer y entregar una gran cantidad de las gemas y oro, ha venido para decirnos que… ‘¿No sería mejor si me entregáis piezas hermosas?’ Al final, si los dragones no están satisfechos con la ofrenda, sufriremos muchas dificultades… Afortunadamente, con la ayuda de un escultor, creo que podemos hacer algo al respecto.” ¡Ding!

Nueva misión: [Ofrenda a Kaybern].
Produce 2.800 piezas entre joyas y esculturas de oro para ofrecerlas a Kaybern, el Malvado Dragón Blanco.
Mano Fría enviará a cuatro compañeros enanos para ayudarte.
Las esculturas deben satisfacer las exigencias de los dragones.
Si tienes éxito, podrás obtener el reconocimiento de los enanos como escultor.
Dificultad: Misión para ser Maestro del [Dominio de la Escultura].
Restricciones:
La habilidad [Dominio de la Escultura] debe estar en nivel Avanzado – 8.
Se debe completar antes del día 25 del próximo mes.
Si fracasas, la amistad que mantienes con los enanos disminuirá y perderás su confianza.
Para volver a recibir la misión, debes aumentar la intimidad con los enanos y recuperar su confianza realizando tareas para ellos.
Solo quedaban 52 días. ‘Tengo que realizar 60 piezas al día.’ ¡Una carga de trabajo inimaginable! “¿Cómo puedo ver sufrir a los enanos y no hacer nada? Como escultor, ejerceré todas mis fuerzas para completar la tarea.”

Has aceptado la misión.
“Confío en ti.” Las gemas tenían diversos tamaños y la calidad de la artesanía también dependería de su forma. Lo que debía hacer a continuación era crear esculturas de oro, utilizando el método de rellenar los moldes con oro fundido. ‘Como a los dragones les gustan las cosas brillantes, las piezas deben ser llamativas.’ Weed se puso a trabajar. Había pedido prestado el equipo que necesitaba a Mano Fría. Usaba un martillo que tenía su durabilidad mejorada y un horno que aumentaba la calidad del hierro, ¡permitiendo eliminar sus impurezas! El propio Mano Fría y cuatro Grandes Maestros herreros lo estaban ayudando. Era el ambiente de trabajo perfecto. Hasta llegaban de forma constante carros cargados de gemas recién excavadas de las minas. ‘Es el primer envío, deberían llegar cinco de estos cada día.’ Weed era codicioso. ‘¡Glup! Si me escapo con todo esto…’ Aunque estaba en medio de una misión con los enanos, ¡se estaba planteando huir con todos los tesoros! Pero lo único que le impedía hacerlo era el pensamiento de que Kaybern lo perseguiría hasta Morata y entonces mucha gente terminaría muriendo. Sin embargo, en todo momento mantenía una expresión de agonía y no podía dejar de pensar en salir corriendo. “Aunque solo eres un humano, eres muy entusiasta con tu trabajo.” – dijo un enano al verle la cara seria. “Estoy de acuerdo.” Para terminar con este momento incómodo, Weed sacó el Cuchillo de tallar de Zahab. Tenía que distraerse. “Vamos a hacer la primera.” ¡Tang! ¡Tang! ¡Tang! Weed recordó todos los tipos de escultura que había hecho hasta ese momento. ‘En lugar de intentar mejorar su valor artístico, es más importante cumplir el objetivo.’ Aunque era importante mantener la calidad del trabajo, también necesitaba cumplir su cuota diaria. Así que hizo una gran cantidad de moldes de arcilla con la forma de animales y monstruos. Ya tenía mucha práctica después de hacer cientos de piezas de alfarería. Ahora, el resto de herreros solo tenían que ayudarlo a rellenar cada molde con oro fundido y crear brillantes esculturas doradas. Para un escultor era una experiencia realmente fantástica. ‘Dicen que nadie puede cansarse del oro; nunca es suficiente y no verlo puede crear ansiedad. La verdad es que, aunque llegue a ser dueño de una joyería, puede que no conozca esta felicidad en mi vida.’ Si en un futuro Weed se convertía en el propietario de una joyería, no sabría cómo estar tranquilo y siempre tendría que dormir con un ojo abierto, preocupado por si llegaban ladrones. Finalmente, talló las gemas usando su cuchillo. “Con las gemas, aunque cometas algún pequeño error, no pasa nada. Tenemos repuestos, siempre puedes volver a tallarla.” – dijo Mano Fría. Aunque estaba intentando quitarle presión, si cometía algún error su reputación y credibilidad como escultor se degradarían. Una vez que se dañaba una gema, no se podía restaurar a su estado original. Diamantes, rubíes, zafiros… La mayoría de las gemas se cortaban para crear un ángulo sobre su superficie. Pero, dependiendo del tamaño y el ángulo de corte, tenían un brillo diferente. Weed era un experto en tallar esculturas con luces brillantes, ya que había practicado haciendo esculturas de luz de luna. ‘Los gustos de un dragón… Sería bueno si valoran más el brillo que su valor artístico.’ A los dragones les gustaban las cosas brillantes, como el oro o las joyas, así que se centró en satisfacer ese punto. Como escultor, era un trabajo sencillo. Sin embargo, oportunidades como estas, donde podía manejar tal cantidad de oro y joyas, eran muy raras. Aunque su [Dominio de la Escultura] aumentó un poco, su estadística [Fe] disminuyó. Cada vez que miraba de cerca el oro y las gemas, su fe se tambaleaba. Al menos, mientras estuviera trabajando en Norn Martillo de Hierro, la capital de los enanos, se le proporcionaría comida ilimitada.
* * *
El gremio Hermes había convocado de nuevo a su equipo de ataque para eliminar a Weed de una vez. “Parece que nuestro método no es muy efectivo.” Weed era como el fango y sería muy difícil de atrapar mientras estuviera vagando sin rumbo fijo por el Continente de Versalles. Cuando su equipo de asalto había llegado a Bursilia, los orcos los habían atacado a gran escala. En lugar de golpear a Weed, tuvieron que enfrentarse una y otra vez a los contraataques de los orcos. Aunque con su poder de incursión podían derrotar a los orcos con facilidad, en poco más de una hora, recibieron diecisiete oleadas de guerreros orcos. Daba igual cuántas veces los derrotaran, volvían a por más. “¡Venganza! ¡Chwiiiiik!” Al principio, su idea era luchar mientras buscaban a Karichwi, ya que no podían saber si estaba mezclado entre los orcos. Pero, cuando se encontraban en medio de los orcos, intentando localizarlo, sin previo aviso, llegaba un ejército mucho más temible. No importaba cuán alto fuera su nivel, no podían eliminar a todos los orcos. Al final, fueron derrotados y todo el grupo de asalto murió. Si desde el principio hubieran elegido retirarse ante los orcos, el resultado habría sido distinto. Pero, según la postura del equipo de asalto, solo podían intentar ser agresivos, ya que no sabían qué otro método usar para pelear contra Weed. Desgraciadamente, al final fueron incapaces de lidiar con la marea de orcos. Después de que el equipo de asalto fuera eliminado, los comandantes orcos dijeron algunas palabras. “Muchos orcos han muerto. ¡Chwiiiik! Ve a casa, come y luego duerme, ¡chwiiiik!” “Cuando despiertes, come y crea más bebes orcos. ¡Tenemos que multiplicarnos!” Y una vez más, el gremio Hermes sufrió otra desgracia. En esta ocasión ni siquiera habían llegado a luchar contra Weed. Con tantos orcos a su alrededor, el equipo terminó siendo aniquilado. ¡Era totalmente diferente a lo que habían esperado! Pero debido a este evento, se había logrado un consenso entre todos los directivos del gremio: para ellos, resultaba extremadamente complicado acosar a Weed. “Enviar a un grupo de asesinos a un sitio para esperarlo no tuvo éxito. Y cuando lo perseguimos siempre vamos un paso por detrás, es como un fantasma…” “La ubicación del grupo de asalto es conocida, así que deben retirarse y escapar. Va a ser imposible plantear un contraataque contra los orcos. ¿Alguno tiene una idea?” Los comandantes del gremio estaban avergonzados. Representaban una de las grandes potencias del continente y gobernaban los reinos de Haven y de Kallamore. Sus decisiones hasta eran capaces de alterar la situación de todo el Continente Central. Sin embargo, estaban molestos por el hecho de que sus manos siempre quedaban atadas en un asunto trivial como acosar a Weed. “¿Cómo está Bard Ray?” “Ahora está avanzando en su décima misión.” “Está progresando a buena velocidad. ¿No va más rápido que Weed?” “Va acompañado de su guardia real y miembros del equipo de inteligencia. Siempre que pueden lo ayudan en secreto, lo que hace que el tiempo necesario para realizar las misiones se reduzca. Y según el espía que tenemos en Morata, Weed parece que está pasando el tiempo haciendo piezas de alfarería en la ciudad.” “Supongo que se va a retrasar. ¿Cómo va el asunto para que Bard Ray obtenga una nueva armadura?” “Estamos avanzando sin problemas. No hemos encontrado ningún obstáculo excavando en la mazmorra.” “Si es necesario, agregaremos más hombres a la Tumba del Caballero Negro del Reino de Kallamore.” “Gracias. Esperamos tener avances durante esta semana.” El gremio Hermes había reunido información sobre cierta mazmorra del Reino de Kallamore. Así que habían organizado un grupo compuesto por aventureros, ladrones y caballeros para excavar en la mazmorra y localizar todos sus tesoros. Cuando un aventurero contaba con el respaldo del gremio Hermes, le resultaba realmente fácil mejorar sus habilidades y encontrar tesoros. Aunque, por supuesto, la mayoría de los objetos encontrados se entregaban al gremio y nunca eran del aventurero, aun así muchos estaban de acuerdo. “Sin embargo, los aventureros también han escuchado información sobre unos rumores que no son buenos para nuestro reino.” “¿De qué se trata?” “Parece que el saqueo de las ciudades del Reino de Kallamore ha disminuido nuestra reputación mucho más de lo que pensábamos. Además, tras ocupar sus ciudades, cada vez hay más quejas y revueltas organizadas por los rebeldes. No hemos podido hacer nada, ya que estamos en guerra, y no somos capaces de mantenerlas estables.” “No podemos evitarlo. Una flecha que ha abandonado el arco no puede detenerse; ya está hecho así que no pensemos en ello. ¿Sabemos algo de los movimientos del resto de gremios?” “Cinco grandes gremios nos siguen de cerca. El gremio Nube, el gremio León, el gremio Vagabundos, el gremio de Espada negra y el gremio de los Leones Negros están a punto de conseguir su propio reino.” “Al final, parece que todo está fluyendo como esperábamos.” De entre los muchos gremios prestigiosos que pertenecían a la Alianza Hegemónica, el poder de algunos era desconocido. Pero descontando al gremio Hermes, estos seis gremios habían acumulado un poder colosal. “El próximo reino que vamos a atacar será el Reino de Lasalle.” “Es el reino más débil de los que están a nuestro alrededor.” “Está bien. Lo invadiremos rápidamente y a continuación atacaremos a la Confederación Britten.” Ya habían preparado la próxima guerra. Si tenían éxito absorbiendo el Reino de Lasalle y a la Confederación Britten, definitivamente se convertirían en un imperio con un poder absoluto. “La Confederación Britten probablemente sea capaz de presentar resistencia.” “Aunque está compuesta por ciudades libres, están muy unidos. Además, como sabéis, en ese reino hay una enclave del gremio Nube.” “Una confrontación es inevitable. Ya lo hemos hablado.” “Estamos en medio de los preparativos. No creo que vayamos a perder.” “¿Cómo son las fuerzas de la Confederación Britten?” “El nivel de sus hechiceros y magos es excelente. Además, su ejército está compuesto por una gran cantidad de jugadores, aunque sean débiles.” “Si los jugadores se enfrentan a nosotros, será una batalla larga. Eso no será bueno en estos momentos.” “Una vez que nuestro gremio haya comenzado el ataque, los jugadores inteligentes de alto nivel se rendirán.” “Aunque ahora estamos ocupados con la misión de Bard Ray, no seamos descuidados con los preparativos de la guerra.” “Por supuesto.” Los líderes del gremio continuaron su reunión hasta altas horas de la noche. Como estaban dirigiendo un gran reino había una gran cantidad de decisiones importantes que tomar. “De hecho, ahora que estamos hablando de Weed…” “Lo que tenemos que hacer es usar nuestra mayor cantidad de efectivos. Sin embargo, solo correr detrás de él no va a ser efectivo.” “Esa babosa es demasiado escurridiza para atraparla con nuestras manos.” Las habilidades de Weed [Sastrería] y [Herrería] le permitían usar la mayoría de las armaduras. Si a eso se le sumaba la habilidad [Transformación Escultural], podía cambiar su apariencia en cualquier instante y resultaba imposible de encontrar. Dado su rostro ordinario, aunque ofrecieran una recompensa sería imposible de atrapar. Suponía todo un problema. Además, era lo suficientemente inteligente como para darse cuenta cuando le intentaban poner una trampa. Daba igual que mandaran asesinos a por él. “Si deseamos eliminar a Weed… Y tenemos dificultades para hacerlo, ¿por qué no animamos a los residentes de Morata?” – dijo Butler, uno de los líderes del gremio Hermes, famoso por sus planes retorcidos y crueles. “¿Una revuelta?” “Envía asesinos y ladrones a Morata para que roben, saqueen y destruyan todo lo que vean…” “Buena idea, así podemos infligirle un daño real.” “Aunque eso les dará un montón de puntos de [Infamia], el gremio Hermes los compensará por ello. Y si son perseguidos, pueden ocultarse en nuestra capital.” – dijo Rafael, tomando una decisión. La mayoría de las políticas y operaciones exteriores del gremio Hermes estaban controladas por sus manos.
* * *
“¡Chwiiiik!” Los orcos habían cruzado el mar y llegado hasta Morata. “¡Ese olor huele bien! ¡Chwiiik!” Weed esperaba que sufrieran penalidades en el mar y disminuyeran en número. Sin embargo, habían recibido ayuda de los muy amables Tres Tiburones Locos de Beckin. Además, como había una gran cantidad de actividades comerciales que se llevaban a cabo en los puertos cercanos a Morata, los jugadores y los pescadores habían cooperado de buena gana. “Estos orcos han venido al Continente del Norte… Si los ayudamos, haremos un favor a Weed.” “Vamos a pescar para que los orcos tengan que comer. A todos los orcos les gusta el guiso de pescado.” Los barcos mercantes y de pesca se movieron siguiendo a la flota de Seoint. La enorme cantidad de orcos embarcó en los navíos y zarparon hacia el noroeste. Aunque la velocidad de navegación había disminuido debido a que tenían la línea de flotación baja por el peso de los orcos, consiguieron llegar a salvo. “¡Ups! Esos orcos. Son tan bonitos.” “Es realmente bueno ver a los orcos en el Norte.” “Si tenéis hambre, ¿queréis un poco de gachas de hierba?” Los principiantes de Morata y los orcos se encontraron. Aunque era una reunión entre humanos y orcos, no había prejuicios entre ambas razas. “Quería ser un orco.” “Sí. Elegimos la raza orco, pero como hay pocos lugares a los que ir, vinimos a Morata. Los orcos soltaron un resoplido mientras cruzaban las puertas de Morata. Dado que habían comido bien y no habían tenido problemas en el viaje, su población había aumentado hasta los 175.000 orcos. “¡Hay muchas esculturas de piedra! ¡Chwiiiik!” “¡Los humanos no saben cantar! ¡Chwiiiik!” Los orcos no se estaban adaptando muy bien a una ciudad llena de arte y espectáculos. “Las cosas son baratas, ¡chwiiiiik!” “Necesito comprar esa cosa, ¡chwiiiik!” En las plazas de la ciudad, se vendían multitud de objetos a precio de mercado, pero debido a la codicia de los orcos, intentaban vender una espada de madera por 4.000 monedas de oro, por eso pensaban que todos los objetos eran baratos. “Lo he comprado muy barato, ¡Chwiiiik!” Después de equiparse, intentaban revenderlo por más de 70.000 monedas de oro. Por supuesto, no había nadie que comprara a esos precios. Había llegado el momento en que los orcos buscaran dónde vivir. En ese momento se encontraban sentados en las plazas y calles de Morata, o amontonados alrededor de las puertas de la ciudad. Aunque el día había sido complicado, al final recibieron buenas noticias. - En la Fortaleza de Vargo, ¡hay una gran estatua de bronce de Karichwi! - Hay un asentamiento para orcos hecho de tierra y piedras. - En el campamento hay baños y comedores orcos. Weed había usado su autoridad como Señor para hacer un pueblo cerca de la Fortaleza de Vargo para los orcos. Estaba en una zona peligrosa de montaña, repleta de monstruos y que la gente solía evitar. “Vamos, chwiiik. A lo mejor encontramos a Karichwi.” Los orcos se trasladaron a la Fortaleza de Vargo bajo el mando de sus comandantes. La fortaleza tenía mucha menos población y era inferior que Morata en todos los sentidos. Había menos edificios y, tanto su cultura, como el desarrollo comercial, eran deficientes. “Bien, aquí se puede correr sin problemas, chwiiik. ¡Necesitamos espacio para vivir! ¡Chwiiik!” A los orcos les gustaban los terrenos accidentados y que se encontrasen lejos de las ciudades. Les daba igual estar en un lugar duro, mientras tuvieran un lugar donde sembrar cultivos y luchar contra los monstruos. ¡Aunque pudieran morir, querían vivir en un sitio donde poder disfrutar de su libertad! Los orcos querían vivir a media que iban superando las dificultades de su entorno gracias al poder de su raza. Por ello, decidieron establecerse en la Fortaleza de Vargo. Ahora, enanos, bárbaros, elfos, orcos y humanos se verían cara a cara entre los muros de la fortaleza.
* * *
Weed continuó trabajando con los herreros enanos mientras creaban tesoros para ofrecer a los dragones.

Nueva misión: [Kaybern demanda una espada].
Los enanos deben demostrar todas sus habilidades para crear y ofrecer las espadas que demandan los dragones.
Si no se cumple con la fecha límite para la demanda, se incitará la ira de los dragones.
Dificultad: ‘A’.
Limitaciones:
La habilidad [Herrería] debe estar en nivel Avanzado – 4.
Debes forjar una espada de la mejor clase que exista.
Estaban involucrados los mejores herreros enanos y, si fallaban en esta misión, atraerían la ira de los dragones. Pero, como recompensa, podrían usar los materiales del Reino de Thor sin restricciones. Aunque casi todo lo que producían sería entregado a los dragones, siendo herreros, era una petición que podían realizar sin problemas. Como Weed no podía participar en esa misión, se dedicó a aprender técnicas del resto de herreros que podrían ayudarlo a crear las esculturas. Aunque necesitaba crear una gran cantidad de obras, los dragones no tenían en cuenta su valor artístico. Al tener que centrarse únicamente en la cantidad, podía ayudar a los herreros con el resto de trabajos y aprender algunas de sus técnicas. “Eres muy diligente. Bueno, no tengo ninguna razón para no enseñarte.” Pero los herreros enanos no le contaban ninguno de sus métodos secretos de alto nivel, solo las técnicas comunes. Sin embargo, para Weed, de quien se podía decir que había vivido toda su vida halagando a la gente, trabajar en el mismo espacio que un Maestro le permitía adularlo y aprender sus técnicas de una en una.

Has aprendido cómo refinar acero del enano Mano Ron.
La habilidad [Herrería] ha aumentado.
Ahora puedes forjar corazas con una mayor defensa.
Las técnicas que podía aprender de los enanos no eran malas. Desde cómo crear un horno hasta técnicas para golpear con el martillo. Todas eran importantes para las habilidades de producción y, dado que la habilidad de [Herrería] tenía un uso muy amplio, aprenderlas le ayudaría en multitud de ocasiones. “Aunque no eres enano, ¡esta cerveza está buena…! Pero no puedo enseñarte mis técnicas… Estos platos son increíbles, ¿dónde has aprendido a cocinar? Aunque no acepto discípulos de una manera imprudente, después de ver tu pasión, te enseñaré algunas cosas básicas.”
* * *
En Norn Martillo de Hierro, la capital del Reino de Thor, no había ataques de monstruos ni guerras entre los enanos, y por ello, la competencia entre los jugadores solía desarrollarse dentro de sus forjas. Los jugadores que elegían la raza de los enanos soñaban con convertirse en el herrero capaz de forjar la mejor espada. Las Montañas Norn, las Montañas Ulta o las Montañas Saigorn eran los lugares donde se podían recolectar los minerales de hierro de alta calidad y que aumentaban las habilidades de herrería de los enanos. “Maldito hierro, he estado golpeando esta cosa hasta que el cielo ha oscurecido. Mano Fuerte, ¿cuántas espadas has forjado?” “Llevo diecisiete, ¿y tú?” “Veintiuna. Voy a necesitar comprar una cerveza.” “Mi garganta también está seca, terminemos esto y vamos a la taberna.” En Martillo de Hierro se habían reunido una gran cantidad de jugadores enanos que se dedicaban a la herrería. Mirar el mismo horno todos los días mientras se golpea un trozo de metal requería una gran cantidad de paciencia y perseverancia. Sin embargo, era realmente gratificante cuando un herrero lograba forjar un arma que se convertía en un objeto famoso. Era la manera de lanzar su nombre al mundo. ¡Ser capaz de crear un arma o una armadura excepcional otorgaba una sensación de logro! Pero a medida que continuaban con el trabajo tedioso y repetitivo, necesitaban conseguir una cerveza. Por culpa de sus características raciales, sentían el deseo de disfrutar de una cada vez que disminuía su saciedad. Como siempre estaban anhelando una cerveza, se reunían en los puestos comerciales, las herrerías o en la plaza central, para caminar hacia las tabernas. “Je, je… Bien.” Weed bebió su cerveza. En Martillo de Hierro, los herreros de clase intermedia recibían dos jarras de cerveza gratis al día. “Ha llegado el momento.” ¡Era el día en que entregarían la ofrenda a los dragones! Afortunadamente, el número requerido de joyas y de esculturas de oro se habían completado con éxito y habían sido entregadas a los enanos. “Con este tipo de trabajo, incluso ese cascarrabias de Kaybern estará de acuerdo.” – dijo Mano Fría elogiando su trabajo. “¿Está bien?” “Es bueno, incluso a los ojos de los enanos.” Mano Fría y los enanos se fueron para entregar su tributo a los dragones. Después de completar esta búsqueda, habría terminado la décima misión encadenada que le llevaría a convertirse en un Maestro Escultor. ‘¿Cuándo se va a hacer?’ Poco a poco, Weed se iba comiendo su aperitivo de cacahuetes junto con sus dos jarras de cerveza gratuita. Durante los últimos 52 días, no había hecho otra cosa que crear esculturas. Naturalmente, uno debía concederse un capricho de vez en cuando. ‘Necesito tomarme un descanso hasta la noche. Por otro lado, ¡mi habilidad [Herrería] ha aumentado y he conseguido muchos beneficios!’ Desde hacía algún tiempo, no había ganado nada de experiencia cazando ni había conseguido ningún botín. Sin embargo, el uso de materiales caros para crear esculturas había aumentado su [Dominio de la Escultura].

[Dominio de la Escultura] Avanzado – 8 (61,1%)
Además, su habilidad de [Artesanía] también había aumentado en gran medida. Incluso sus habilidades de [Herrería] había sufrido un impulso. ‘Bueno, soy un trabajador honesto. Creo que es realmente bueno si en el futuro aparecen más misiones como esta.’ Así, pasó su tiempo en la taberna, esperando que apareciera la ventana de mensajes.

Has completado la misión: [Ofrenda a Kaybern].
Kaybern no ha elogiado los esfuerzos de los enanos.
Aun así, gracias al tesoro transportado por los enanos, los dragones estaban lo suficientemente satisfechos como para no matarlos.
Los arrogantes dragones han ignorado las contribuciones del escultor que ha creado las piezas de arte.
Recompensas:
Habla con Mano Fría para recibir la recompensa.
Aumenta la reputación que tienes como escultor entre los enanos.
Los puntos de contribución con los enanos han aumentado en 61 puntos.

Has recibido el título: ‘El maestro escultor reconocido por los enanos’.
De las cuatro razas, los enanos son la raza más exigente de todos ellos, pero ni siquiera ellos son capaces de ignorar las esculturas creadas por el escultor Weed.
Los enanos valorarán tus trabajos un 6% por encima de su valor original.
Tu [Fama] se extenderá muy rápido entre los enanos.
La misión había sido un éxito. Sin embargo, una vez que sabías sobre ese asunto, ¡te dabas cuenta de la raza enana era muy lamentable! ‘Fue una buena elección no elegir ser un enano.’ Si bien tenían la capacidad para lidiar con el hierro y su artesanía era divina, estos enanos eran muy miserables debido a que vivían bajo la sombra de los dragones. Ni siquiera los jugadores de Royal Road que habían subido de nivel sabían cuándo serían capaces de cazar un dragón. Aunque los enanos del Reino de Thor podrían intentar unirse para luchar contra un dragón, si fallaban, no podrían evitar recibir su castigo. En el peor de los casos, su reino terminaría siendo destruido, por eso ni siquiera lo intentaban. ‘De todos modos, aunque ha llevado mucho tiempo, la búsqueda está terminada.’ Mientras descansaba, Weed se dedicó a halagar a la linda chica enana que estaba trabajando en la taberna. “Como escultor, soy capaz de reconocer a una belleza cuando la veo.” La enana era más pequeña que la altura de Weed estando sentado. “¿Quieres más cacahuetes?” “Si a la señorita le gustaría darme algunos, me los comeré encantado.” Weed era feliz mientras comía cacahuetes y bebía cerveza gratis.
* * *
La caravana de los enanos regresó sana y salva. Weed se reunió con Mano Fría y para que le contase el resultado de la misión. “Kaybern… Es reamente aterrador.” “¿Da tanto miedo?” “Realmente no, fueron sus palabras lo que me asustaron. Ni siquiera podía mirar su cara de forma adecuada. Esa voz sangrienta y el aura que tiene a su alrededor, ¡era suficiente para haber temblar mi corazón!” Los enanos que habían acompañado a la caravana no se avergonzaron por encogerse y quedarse mirando al suelo. Cuando se encontraban alrededor de un dragón, su terrorífica aura los paralizaba. Era un enemigo terrible. Aunque los enanos solían ser considerados una raza valiente, se comportaban de otra manera cuando estaban frente a un dragón. Si uno miraba la historia del Continente de Versalles, la capital de los enanos nunca se había levantado contra la tiranía de los dragones. Trabajaban hasta la muerte en sus minas de carbón o extraían minerales y forjaban objetos para luego decorarlos con joyas y ofrecérselos como tributo. Todos los enanos que no cumplían con esas exigencias terminaban siendo comida para los dragones. Ya era algo arraigado dentro de las características de su raza y no podía negarse que ese miedo estaba grabado en sus huesos. “No sabía que mis esculturas serían tan bien aceptadas.” “Bueno, si te fijas, me permitió vivir, así que supongo que estaban bien. De todos modos, has trabajado duro.” “No pasa nada. Lo he hecho por los enanos.” “Te estoy dando esto como una recompensa por ayudar a nuestro reino.” – dijo Mano Fría mientras le entregaba tres paños blancos.

Has conseguido 15 Piezas de Mithril.

Has conseguido 6 Piezas de Adamantium de primera calidad.

Has conseguido 35 Piezas de hierro de primera calidad.
“Esto es mucho…” Esta recompensa resultó una grata sorpresa hasta para el propio Weed. “Nosotros, los enanos, no olvidaremos este favor.” A pesar de que estaban perseguidos por los dragones, el Reino de Thor seguía siendo bastante rico. Además, dado que había una gran cantidad de minas, los enanos vendían los materiales refinados. ‘Esto me va a permitir mejorar mi equipo.’ Ahora podría usar una armadura mejor. Esto haría que la caza fuera un poco más fácil en las peligrosas zonas repletas de monstruos. Además, si la defensa era fuerte y el peso algo más ligero, podría aumentar el efecto de su [Agilidad]. Si su [Salud] disminuía más lentamente, podría aumentar la velocidad de caza al no tener que preocuparse tanto por los ataques del enemigo. ‘Al principio estuve a punto de elegir la raza enana.’ El corazón de Weed se sentía más ligero que una brizna de heno. Decidió que usaría los materiales cuando completase la Forja de Hestia. “Como enano, estoy muy interesado en las ideas novedosas, por lo que he escuchado muchas historias.” “¿Qué historias?” “Una leyenda que dice que se puede convertir el hierro en oro.” “¡Eh! ¡Mano Fría!” “Oh, ese tipo de historias les encantan a nuestros herreros, así que no tienes que preocuparte de ellas. También conozco algunas historias extrañas sobre escultores. Y los enanos hemos aprendido algún secreto… Te contaré una historia.” Mano Fría parecía estar hablando sobre a dónde iba a dirigirse la misión. “Conozco una leyenda sobre esculturas que cobraron vida hace mucho tiempo y otra historia que trata sobre el nacimiento de los elementales, y una tercera que habla de la escultura y el arte de la espada. ¿Qué historia quieres escuchar?” Se trataba de historias sobre las tres habilidades secretas de la escultura, y Weed ya era muy consciente de ellas. Las había aprendido todas. “Tengo mucha curiosidad por la leyenda que habla sobre cuando se dio vida a las esculturas.” Ya se había reunido con Zahab y aprendido la habilidad [Espada deslumbrante]. Además, siempre podía volver a encontrarse con él más adelante. Si le llevaba las cosas de la Reina Evane, seguro que le daba la bienvenida. Y en cuanto a la otra historia, no tenía mucho de qué preocuparse, porque ya estaba familiarizado con la creación de espíritus elementales. “En un pasado lejano, hubo un imperio construido a partir de la fuerza del Arte, fue un imperio glorioso que unificó el continente tras una época en la que las guerras se repetían una y otra vez. Su nombre era Arpen…” Esto llevó a una larga descripción de Mano Fría sobre la historia del Imperio Arpen. Weed asintió. Había aprendido en la escuela secundaria cómo había que comportarse mientras escuchaba un largo discurso. Era una técnica que había empleado durante sus clases en la Universidad y ahora, en estos momentos, la estaba usando con Mano Fría. “Era solo una tierra estéril que hasta era ignorada por las invasiones de monstruos. Pero hubo un montón de cosas que se hicieron a partir de las esculturas, ¿puedes imaginarlo? ¡Se decía que el Emperador del Imperio Arpen era un escultor!” – gritó Mano Fría emocionado. Weed se hizo el sorprendido. Para una persona que tenía la profesión de escultor, ¡era una historia que evocaría un sentimiento de orgullo! “¡Ah! ¿De verdad?” – respondió Weed con un jadeo. Ya lo sabía prácticamente todo sobre las formas de vida escultóricas, así que nada de esto era nuevo para él. Era como esos especiales de televisión con películas o comedias que se repetían cada año en vacaciones. “Al gran Imperio Arpen le gustaban mucho los enanos. Y pudimos disfrutar de la misma prosperidad en un Imperio hecho por humanos porque siempre favorecimos las profesiones de artistas y herreros.” Mano Fría continuó hablando con lentitud y una voz suave. “¡El Emperador del Imperio Arpen! Incluso podría ser la persona más increíble de la historia del continente. Sus esculturas eran muy especiales. Si deseas obtener más información sobre las esculturas vivientes, intenta encontrar a Raihand. Estudió el Imperio Arpen, durante toda su vida. Aunque no sé dónde se encuentra en estos momentos, tal vez esté en algún lugar de las Montañas Ulta o de las Montañas Norn.” ¡Ding!

Nueva misión: [Las esculturas del Emperador del Imperio Arpen].
Cuando la escultura estaba empezando a escribirse en la historia del continente, nació el Imperio Arpen a manos de Geihar Von Arpen.
Si quieres saber más sobre las esculturas del Emperador del continente, tienes que encontrar a Raihand.
Podrás escuchar una historia más detallada.
Dificultad: Misión para ser Maestro del [Dominio de la Escultura].
Restricciones:
La habilidad [Dominio de la Escultura] debe estar en nivel Avanzado – 8.
La habilidad [Reparación de Esculturas] es necesaria.
La habilidad [Memoria Escultural] es necesaria.
Su undécima misión había comenzado. Sin embargo, en ese instante, apareció otra ventana. ¡Ding!

Has aprendido una técnica secreta de la escultura.
Ya has aprendido la técnica secreta del Emperador Geihar Von Arpen.
Como ya conoces las formas de vida escultóricas del Emperador Arpen, ahora puedes continuar sin necesidad de resolver la misión.

Has completado la misión: [Las esculturas del Emperador del Imperio Arpen].
Como Legendario Escultor de la Luz de Luna, ya lo sabes todo.
Geihar Von Arpen ya te ha transferido su conocimiento sobre las esculturas y puedes continuar su obra.
Recompensas:
La [Fama] ha aumentado en 1.980 puntos.
Debido a que obtuviste conocimientos históricos, la [Dignidad] ha aumentado en 12 puntos.
Gracias a tu conocimiento de las habilidades del Emperador Geihar, puedes conseguir el respeto de aquellos que honren al Imperio Arpen.
Todas las estadísticas aumentan en 2 puntos.

¿Quieres saber que pasa en el nuevo capítulo?
¡Lee el avance del próximo capítulo!

Muy muy buenas a nuestros laboriosos Geomchis. Hoy os traemos el cap extra q patrocina la comunidad (esa Legion del F5 dandole un par de veces al día a la publi q levante las manos ¡Yeah! 🙌) y con especiales agradecimientos a los geomchis Odogaxi, Adrian y Zura q han donado unos ricos panes de cebada para el Comedor Social de Morata (a ver cuando Weed lo cierra q eso es tirar el dinero xD). Muchas, muchas gracias a todos😊 Weed esta a tope con las misiones de maestría... No se como ha podido aguantar la tentación de no salir corriendo con todas las joyas xD Seguro q en breve dirige una expedición furtiva a la guarida de esa lagarto escupe fuego xDD Por otro lado... los del gremio Hermes están cada vez más fuertes... Esto va ha estallar pronto como un polvorín. Veremos, veremos... q aun queda media novela por delante xD En fin... Gracias a todos por vuestros aportes y comentarios... Os animo a todos a seguirnos no solo en Facebook sin tmb en Twitter como en Instagram (que llevan nuestras amadas geomchis becarias de KMC Media (xD)) Así tendremos alguna escusa más para publicar caps extras al tener más seguidores😉 Un saludo Geomchis ¡Nuestra espada es invencible!

miércoles, 10 de julio de 2019

SYN Capítulo 40

Volumen 4 Capítulo 10
Un viaje al campo
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

- ¿Y si me despiden? ¿Asumirás la responsabilidad? “¿Qué? ¿Qué quieres decir con eso?” - El Presidente de la Asociación ha dado una orden de silencio total sobre lo ocurrido ayer. También ha agregado que, si se filtraba la identidad del cazador, movería el cielo y la tierra para averiguar quién lo había hecho y lo castigaría sin miramientos. “¿El Presidente Go Gunhee ha dicho eso? Nunca antes ha actuado así.” - ¿Cómo voy a saber lo que está pensando el Presidente de la Asociación? “……” - Si eso es todo, voy a colgar. “Te llamaré de nuevo…” Clic Y así, la llamada terminó. El Maestro del gremio Segadores, Lim Taegyu, colgó el teléfono. Su cara no se veía bien. ‘¿Qué ha pasado…?’ Había escuchado el rumor de que un súper novato había aparecido después de dos años y llamado a la Asociación, pero nunca se había esperado esa respuesta. “¿Y si me despiden?” Como si hubiera un gremio lo suficientemente estúpido como para contratar a alguien expulsado de la Asociación por Go Gunhee. Sobre todo, porque no había ninguna garantía de que pudieran reclutar a este súper novato. ‘Mover el cielo y la tierra… Castigarlo sin miramientos…’ Si lo hacía Go Gunhee, ciertamente era posible. ‘¿Pero qué demonios? ¿Ese maldito viejo finalmente se ha vuelto senil? ¿Por qué está haciendo algo como esto?’ No podía imaginarse qué tipo de novato podía ser para que la Asociación evitase que la identidad de un despertado se filtrara. Nunca había pasado antes. Por ello, todo lo que Segadores podían hacer era esperar jugando con sus pulgares hasta que se revelara el resultado oficial de la prueba. Y la humillación no terminaba ahí. ‘¿Cómo hicieron Choi Jong y Baek Yoonho para obtener la primicia?’ No podía creerse que hubiera tanta diferencia entre sus redes de información y que su gremio hubiera caído al fondo de los grandes gremios. Si este desconocido súper novato terminaba por ingresar en los Tigres Blancos o en Cazadores, ampliarían todavía más la diferencia que los separaba. En una situación como esta, la orden de silencio total cortaba completamente el camino para el futuro de Segadores. ‘¿Ese vejestorio y yo nos juramos enemistad eterna en una vida pasada?’ Cuando Baek Yoonho se fue de Segadores, fue ese vejestorio el que ayudó al gremio Tigres Blancos a crear su estructura de forma segura. Debido a ese evento, los Segadores perdieron su lugar como el gremio número uno de Corea. Cazadores y Tigres Blancos crecían cada día, mientras que Segadores parecía que estaba caminando en círculos. ‘¿No ha llegado la hora de que nos ayudes un poco?’ De repente, sintió un profundo resentimiento por Go Gunhee, pero no había nada que hacer. Con una gran frustración, todo lo que Lim Taegyu podía hacer era golpear con sus pies en el suelo.
* * *
La misión diaria está terminada.’ Con un corazón ligero, Jinwoo comenzó a navegar por internet. Quedaban dos días antes de su nueva evaluación. Planeaba obtener la mayor cantidad de información posible sobre artefactos e intercambios. ‘¡Uaaaaa!’ Al mirar las páginas de subastas, Jinwoo se sorprendió. ‘La puja mínima está en los cien millones.’ Y eso no era todo. Los objetos que parecían más útiles costaban miles de millones. ‘Tiene sentido…’ Para un cazador, el equipo era equivalente a tener una vida extra. Un mejor equipamiento significaba mayor seguridad. Dado que los cazadores ganaban tanto dinero, lo empleaban en conseguir herramientas que les ayudasen a cazar a mayor velocidad. Era comprensible. Aun así, no podía evitar sorprenderse ante esta situación. Mirando los precios de los artefactos, comenzó a preocuparse un poco. ‘Mis fondos actuales no van a ser suficientes.’ No veía ningún objeto con resistencia al fuego en las subastas, pero las armaduras de clase alta costaban mucho más de lo que había ganado hasta ahora. ‘Pensaba que había conseguido suficiente dinero…’ Sin embargo, eso sería a través de los ojos de una persona ordinaria. Para llegar al nivel de los cazadores, Jinwoo aún tenía un largo camino por recorrer. Los fondos de su libreta bancaria ascendían a unos 1.700 millones de wons y, para comprar lo que necesitaba, no tenía más remedio que vender la Perla de la Avaricia. Había tomado la decisión de cambiar de objetivo y convertirse en vendedor. ‘Si cuesta una tonelada comprar un objeto, puedo ganar una tonelada vendiendo mis objetos.’ – pensó mientras cambiaba la expresión de su cara. Clic Movió su ratón para hacer clic en la sección donde se vendían las herramientas mágicas. “……” No importaba dónde mirara, no había artefactos que duplicaran el daño mágico. Lo más cercano lo mejoraba entre un 20% y 30%. Y esos artefactos eran increíblemente caros. ‘Los precios de las herramientas mágicas no son una broma.’ En cierto modo, incluso un aumento del 20% en el poder no era algo de lo que burlarse. Los únicos que podían comprar estos caros artefactos eran los cazadores de alto rango, no, los de más alto rango. Y si esos cazadores sufrían una mejora del 20% había una gran diferencia. De hecho, algunos de los objetos ya estaban marcados como vendidos, y si estaban tan entusiasmados con un 20%... ‘¿Por cuánto puedo vender esto?Glup Como nunca había soñado con poder obtener un objeto en el pasado, Jinwoo no podía imaginar el precio de la Perla de la Avaricia. ‘Es por eso que tenemos subastas.’ Esperaba que poner el objeto en una subasta le diera un buen precio. Con una sonrisa de satisfacción, Jinwoo cerró la página de subastas. Después de su investigación, había aprendido que había dos formas de vender un objeto. Uno: a través de vendedores y medios ordinarios. Dos: a través del mercado negro. Sin embargo, no tenía forma de acceder al mercado negro y había un límite de que se podía encontrar por internet. ‘Si pudiera alcanzarlo con unos pocos clics de ratón, no podría llamarse mercado negro.’ Y la Perla de la Avaricia no era exactamente un objeto robado, por lo que no tenía ninguna razón para usar el mercado negro. ‘El problema es que de alguna manera tengo que explicar de dónde lo he sacado…’ Si un cazador de rango E apareciera con un artefacto insano y nunca visto, causaría un alboroto y la gente no lo aceptaría. La subasta de cazadores de Corea era el negocio más grande cuando se trataba de comercio entre cazadores. Seguramente querían saber todos los detalles de los objetos que vendían. ‘Y por eso necesito esa licencia.’ Una licencia de cazador con la letra S en su portada. Esta era la razón por la que se había presentado de nuevo a la prueba. Y los resultados habían sido un éxito. Si el Presidente de la Asociación, Go Gunhee, tenía razón, obtendría su nueva licencia en dos días. Se había preocupado al rechazar la oferta del anciano, pero… ‘Afortunadamente, no parece que el Presidente de la Asociación sea ese tipo de persona.’ Incluso cuando se despidieron, el Presidente de la Asociación estaba sonriendo. Pasar mucho tiempo leyendo las sugerencias de otras personas le había dado la capacidad de leer el estado de ánimo. Jinwoo había hecho eso en el pasado. Como cazador de rango E, había pasado cuatro años observando cuidadosamente al resto de la gente. Y, por ello, era muy capaz de leer sus pensamientos mirando solo sus caras. En ese momento, la sonrisa de Go Gunhee no era falsa. Al menos parecía genuina a ojos de Jinwoo. Y por eso, no se preocupó por la nueva prueba en dos días. ‘Pero… ¿Qué hago mientras espero?’ – pensó Jinwoo recostado en la silla. Dos días. Demasiado poco para hacer algo serio y demasiado tiempo para desperdiciarlo jugando. ‘¿Debo comprobarlo?’ Jinwoo movió a medias el cursor a la página web con la bolsa de trabajo para cazadores. Clic Con un clic aparecieron muchos anuncios en la pantalla. Vio múltiples publicaciones que indicaban que la gente estaba buscando miembros para grupos de incursión privadas en la zona. “……” La razón era obvia. Cuando Jinho y él monopolizaron las puertas de rango C en la zona durante unos días, todos los grupos privados de la zona tuvieron que dejar de trabajar por un tiempo. Y ahora que habían detenido su actividad, todos esos grupos podían reanudar su trabajo. La ausencia de Jinwoo y Jinho había creado un vacío, y muchos grupos estaban ahí para rellenarlo. No pudo evitar reírse con amargura al recordarlo y pulsó en la página siguiente. ‘Ya no subo de nivel en las mazmorras de rango C.’ Le llevó un día entero subir de nivel la última vez que subió en una mazmorra de rango C. En realidad, incluso dos días y, desde entonces, había subido una docena de veces. Si pudiera ver sus puntos de experiencia, sabría que las bestias de rango C apenas le harían cosquillas. ‘Por lo tanto, las mazmorras de rango C se pueden ignorar.’ Desafortunadamente, no había publicaciones para mazmorras de alto nivel. Era un suicidio para un grupo privado intentar limpiar ese tipo de mazmorra y los gremios no querían miembros de una bolsa de trabajo como esta. Aun así, por si acaso, decidió probar. ‘¿Debo cambiar los términos de búsqueda?’ Aunque no esperaba encontrar nada, cambió el filtro para que solo se mostraran las mazmorras de alto nivel. Sin embargo… “¿Eh…?” Apareció una publicación.
* * *
“¿Has dicho que eres un rango E?” “Sí.” “¿Alguna vez has hecho un trabajo como este?” “No.” “Er… ¿Y tú clase es?” “Soy de tipo combate.” “Bueno, eso es una buena noticia.” El líder de equipo, que llevaba un casco, miró a Jinwoo de arriba abajo. ‘Para un rango E, su cuerpo se ve fuerte y sus ojos están llenos de espíritu.’ Jinwoo esperó pacientemente la respuesta del líder del equipo. Pronto, el hombre le entregó una tarjeta de identificación y se rio de forma animada. “Ja, ja, ja, ja, hay muchas personas como tú aquí, Señor Jinwoo. No te pongas nervioso y vamos a trabajar bien juntos.” A pesar de que tenía más de cuarenta años, el veterano estaba lleno de energía. Su bigote le quedaba bien en la cara. “Simplemente esperamos aquí y entramos cuando las personas de dentro acaben. No olvides tu equipo.” “¿El equipo…?” “Puedes coger uno de esos del suelo.” “Entendido…” Jinwoo asintió mientras miraba a una pila de picos. Mientras tanto, un veterano con una toalla sobre sus hombros se acercó apresuradamente. “¡Señor Bae! Estamos escasos de personal ¿Por qué nos quitas a otro?” “Eh, tu equipo de recolección tiene mucha gente. ¿Qué pasa si somos nosotros los que vamos escasos de gente y no nos da tiempo de terminar antes del cierre de la puerta? ¿Vas a asumir la responsabilidad?” “Bueno, aun así…” El veterano con bigote se volvió hacia el de la toalla y le sonrió a Jinwoo. “Señor Sung, puedes descansar aquí. Voy a tener unas palabras con este chico.” “Podemos hablar aquí, ¿por qué tenemos que alejarnos?” “No seas curioso, sígueme.” Los dos veteranos se burlaron el uno de otro y se alejaron. ‘Así que el otro equipo está a cargo de la recolección…’ Las mazmorras de alto nivel eran tan grandes que un solo grupo de incursión no podía hacerlo todo. Y así, se creaban múltiples grupos para cada trabajo. Un grupo para limpiar la mazmorra, un grupo para extraer los minerales de la mazmorra y un grupo para recoger los cadáveres de las bestias mágicas. La parte ofensiva de la incursión limpiaba la mazmorra hasta el jefe y luego se iba. Una vez que las bestias mágicas de la mazmorra estaban aisladas en la habitación del jefe, el equipo de minería y el equipo de recolección entraban a realizar su tarea. Y Jinwoo había sido colocado en el equipo de minaría. ‘¿Es esto todo lo que necesito…?’ Con una cara amarga, Jinwoo recogió un pico. Era diminuto, pero sentía un poder mágico emanando de él. ‘Contiene poder mágico.’ Las máquinas modernas que utilizaban electricidad no funcionaban dentro de las mazmorras. Por eso, en su lugar, se usaban herramientas como esta, llenas de poder mágico. “……” Existía una razón por la que los cazadores en los equipos de minería eran conocidos informalmente como Mineros de mazmorra. Jinwoo volvió la cabeza hacia la puerta. Era un agujero gigante que flotaba en el aire. Tenía un tamaño incomparable a una puerta de rango C. ‘Así que esto es una puerta de rango A…’ La verdadera razón por la que había venido hasta aquí era para ver esto. ‘Quiero ver una mazmorra de alto nivel con mis propios ojos.’ A pesar de que todas las bestias mágicas, excepto el jefe y sus secuaces, estarían muertas, Jinwoo aún quería ver el interior de una mazmorra de rango A. ‘Tendré que ir a un lugar como ese algún día.’ El conocimiento era poder, pero había un límite a lo que podía aprender a través de libros o de internet. Solo tenía que recordar a los nuevos reclutas de los Tigres Blancos, que se basaban en el conocimiento escrito, y habían tenido un final prematuro. ‘Si yo no llego a estar allí, todos habrían muerto.’ Saber algo y experimentarlo eran dos cosas diferentes. Cuando apareció la oportunidad, Jinwoo se ofreció como voluntario para el equipo de minería y así poder echar un vistazo a la mazmorra de rango A. Aunque había lamentado brevemente su decisión tras mirar los picos, se sintió mejor cuando vio la puerta gigante. ‘Venir aquí ha sido algo bueno.’ Todavía quedaba algo de tiempo hasta la nueva prueba de examinación y esta era una buena oportunidad. Como si su conversación hubiera ido bien, el veterano con bigote, no, el líder de equipo Bae Yoonsuk regresó con una sonrisa. “Vamos, han terminado.” Sosteniendo un pico, Jinwoo sonrió y asintió.
* * *
Toc, toc “Señor, tengo el archivo que pidió.” “Adelante.” Woo Jincheol entró en la oficina del Presidente de la Asociación. Su jefe, Go Gunhee le había estado esperando y saludó con una expresión brillante mientras tomaba los documentos de Woo Jincheol. El anciano Presidente de la Asociación miró la imagen de la parte superior. Era Jinwoo. La foto había sido tomada en el pasado, cuando el joven había recibido su carnet de cazador. Si bien la diferencia con la persona actual era grande, todavía se le podía reconocer. “Hmm.” Al leer la lista con los registros de actividad de Jinwoo, los ojos de Go Gunhee se pusieron sombríos. ‘No solo un rango E, sino el más débil de todos ellos. ¿Trabajó como cazador durante cuatro años de esa manera?’ Las acciones del joven no diferían de las de una persona que buscaba suicidarse. No importaba lo fácil que fueran las incursiones de la Asociación si se las comparaban con las de los gremios, aún estaban a un nivel que podían ahogar a un rango E. “Lo soportó bien, para sufrir tantas heridas.” “Decían que no podía abandonar la Asociación debido a las facturas médicas de su madre.” “Qué joven más raro para el mundo de actual…” Una luz brilló en los ojos de Go Gunhee. ‘Tomó el lugar de su padre desaparecido, se hizo cargo de su hermana pequeña y de su madre enferma por su cuenta…’ El Presidente de la Asociación había decidido revisar el historial de Jinwoo por interés cuando supo que el cazador de rango E había vuelto a despertar, pero no esperaba algo como esto. Cuanto más aprendía de él, más pensaba que era un buen hombre. ‘Qué pena que tenga que entregarlo a los gremios.’ Después de leer el informe de Jinwoo, el hecho de que no hubiera logrado persuadir al joven para que se uniera a la Asociación era mucho más decepcionante. Go Gunhee chasqueó la lengua y pasó la página, pero había llegado al final del informe. “Buen trabajo.” – dijo con una expresión satisfecha, mientras cerraba la carpeta. “Gracias, señor.” Woo Jincheol tomó los documentos y, cuando estaba a punto de irse, se dio la vuelta y comenzó a hablar con dificultad. “Er… Presidente…” “¿Hmm?” Go Gunhee levantó la cabeza y vio que Jincheol tenía una mirada torpe en su rostro. ‘Normalmente tiene una cara que parece que no sangraría ni aunque lo cortasen. Nunca pensé que pudiera poner una cara como esa.’ Parecía que quería contarle algo complicado, y Gunhee sintió curiosidad. “¿Qué es?” “Hay algo de lo que tengo que informar… Hace un momento recibimos una información que dice que el cazador Sung Jinwoo ha entrado en una incursión.” – continuó Jincheol tras un momento de vacilación. “¿Ya? ¿De quién es la incursión?” “Es una incursión del gremio Cazadores.” “Umm… Dices que es el gremio Cazadores.” Sung Jinwoo había terminado eligiendo el gremio Cazadores en tan solo un día. La cara de Gunhee se oscureció. ‘Después de toda esa conversación, ¿se dejó llevar por la cantidad que le ofreció el gremio Cazadores?’ Si ese fuera el caso, Go Gunhee se sentiría realmente decepcionado. Se había conmovido profundamente después de haber conocido a un gran hombre tras mucho tiempo. Sin embargo, cuando recordaba la actitud del joven cazador el día anterior, combinado con el informe que acababa de revisar, Jinwoo no parecía un hombre para cambiar de opinión tan fácilmente. ‘No, debe haber otra razón. Me gusta.’ “Si quiere luchar contra bestias mágicas fuertes, el gremio Cazadores es un buen lugar para hacerlo.” Go Gunhee decidió pensar que esa era la razón. Sin embargo, las siguientes palabras de Woo Jincheol eliminaron esa razón. “No creo que sea eso, Presidente.” “¿Hay más información?” “De acuerdo con nuestros registros… El cazador Sung Jinwoo no ha entrado con el grupo de asalto. En realidad… pertenece al grupo de mineros.” “¿Qué? ¿Un cazador de rango S se ha ofrecido como minero?” – contestó Gunhee levantándose de su asiento. El anciano no podía creerlo. De hecho, Woo Jincheol estaba de acuerdo con él. El jefe del DVC había verificado y confirmado varias veces la información, pero los informes seguían siendo los mismos. ‘Es por eso que dudaba en reportarlo…’ No comprendía en qué estaba pensando Sung Jinwoo. “Eso es lo que me han informado, señor.” – respondió Jincheol con el sudor acumulándose sobre sus cejas. Go Gunhee se desplomó en su silla y se echó a reír. “¡Qué joven tan interesante!”
* * *
Con el casco y la ropa de trabajo que le habían dado, Jinwoo siguió al líder del equipo Bae Yoonsuk. Cerca de la puerta se estaban reuniendo muchos cazadores con casco. Eran unos veinte. Todas las miradas se dirigieron hacia el líder de equipo Bae. “Este es el Señor Sung. Se unirá a nosotros hoy.” – dijo el veterano con bigote presentando a Jinwoo. “Hola a todos.” – añadió Jinwoo inclinando ligeramente la cabeza, para a continuación comprobar el estado de ánimo de los cazadores. “……” Todos estaban bastante fríos. Jinwoo entendía el por qué. ‘Después de todo…’ Solo era un empleado temporal que quizá no fuera a volver mañana, mientras que esos cazadores estaban contratados oficialmente por el gremio como miembros del equipo de minería. Desde su punto de vista, no había ninguna razón para que fueran amigables con él. “Dios, sois la… Vamos, a pesar de todo es un compañero de equipo que trabajará con todos vosotros.” El líder del equipo Bae sonrió torpemente y señaló a un cazador de aspecto intimidante. “Señor Sung, puedes quedarte con el hermano Mol. Si hay algo que no sabes, puedes aprender de él. Es un poco silencioso, pero es el minero más veterano con el que contamos.” “Entendido…” Jinwoo se acercó y se quedó en silencio junto al hombre llamado Mol. “Mol Jinsoo.” – dijo con un tono de voz apenas audible cuando sus ojos se cruzaron. “Me llamo Sung Jinwoo.” Ese fue todo el saludo. Mol Jinsoo se volvió inmediatamente hacia el líder del equipo. ‘Todo el mundo es amigable.’ Jinwoo también volvió su mirada. A cierta distancia, el líder del equipo y un empleado del gremio que parecía un hombre común y corriente compartían lo que parecía una conversación seria. Concentrándose un poco, pudo escuchar a escondidas su conversación. “¿El equipo de ataque sigue ahí…? Nos dijeron que habían terminado hace un tiempo, ¿por qué está tardando tanto?” “La verdad es que casi han terminado. Esto es todo por tu seguridad y la de los miembros de tu equipo, así que espera un poco más hasta que todas las bestias mágicas hayan sido eliminadas.” “Ya lo he escuchado tres veces.” “Líder de equipo, tú sabes lo peligroso que puede ser si os atacan a mitad de tarea. ¿Qué pasa si una bestia mágica oculta salta hacia tu equipo?” Cuando el hombre, que era lo suficientemente joven como para ser su hijo, dio una explicación, el líder de equipo Bae sintió cómo sus ojos se iluminaban y no pudo permanecer enojado. “Vale, entendido.” – contestó Bae sacudiendo la cabeza mientras sonreía. “¿Oh? ¿Ya te vas calmando?” “Te he dicho que ya lo entiendo. Ve a hacer tu trabajo.” “Sí, señor. Una vez que salgan me aseguraré de correr hasta vosotros con todas mis fuerzas y os avisaré. Oh sí, ¿sabes que después vamos todos a por la hora feliz?” “Lo sé, así que haz tu maldito trabajo, maldito mocoso.” Afortunadamente, parecía que la conversación terminaba en un ambiente amistoso. El empleado había manejado la situación con delicadeza. ‘Pensaba que todos los que trabajan para los grandes gremios eran jefes arrogantes…’ Sin embargo, los empleados del gremio que realizaban trabajos de oficina eran hombres ordinarios, mientras que los cazadores hacían el trabajo físico. Existían gran cantidad de trabajos que tenían que ser realizados por las personas que habían pasado por un despertar, pero había un número limitado de esas personas. No podías sacar uno y reemplazarlo por otro como si fueran piezas de una máquina. Y era por eso que los empleados de personal tenían cuidado con sus palabras y actitudes cuando se encontraban rodeados de cazadores. Mientras que el público veía a los trabajadores de cuello blanco de los grandes gremios con envidia, los empleados tenían una buena ración de frustraciones y trabajo duro. ‘¿Hmm…?’ Mientras se relajaba para centrarse en la conversación, Jinwoo también escuchó susurros que venían desde su espalda. “¿Lo has escuchado? El temporal de hoy es un rango E.” ‘¿Otra vez?’ Como en el pasado, Jinwoo odiaba tener un buen oído. ‘No es como si pudiera andar con tapones en los oídos…’ Mientras se reía derrotado, las conversaciones tranquilas de sus compañeros continuaron. “¿Qué? ¿Un rango E?” “¿Han contratado a un rango E?” “Sí.” Sintió las ardientes miradas que caían sobre la parte posterior de su cabeza. “Quiero decir, ¿por qué diablos el líder de equipo ha elegido a un rango E?” “¿Será útil un rango E?” “No lo sé, ¿tú qué piensas?” “No sé si hoy podremos terminar a tiempo.” Varias voces preocupadas venían de aquí y de allá. Aunque estaban siendo considerados con sus sentimientos y contenían su tono de voz, sus esfuerzos no significaban nada ante los agudos sentidos de Jinwoo. ‘Parece que había otra razón por la que eran tan fríos.’ – pensó mientras ahogaba una risa. Como era de esperar, un rango E era menospreciado en cualquier parte. Pero debido a que estaba tan acostumbrado a esas cosas, no se sentía molesto. ‘Además, pronto podré dejar de arrastrar ese título.’ Mientras tanto, empezó a elevarse el ruido que provenía de los alrededores de la puerta. “El equipo de ataque debe estar fuera.” “Parece que ya están listos.” Cansados de esperar, los cazadores del equipo minero se animaron un poco. “Está bien, moveos.” – dijo el líder de equipo Bae haciendo un gesto hacia su equipo al ver lo que ocurría. Los cazadores del equipo minero cogieron sus equipos y comenzaron a caminar, incluido Jinwoo. “Gracias por vuestro esfuerzo.” “Gracias.” “Todos, ¡buen trabajo hoy!” En frente a la puerta, los empleados del gremio Cazadores saludaron con alegría al grupo de asalto. Jinwoo se dio cuenta de que el ‘equipo de ataque’ en realidad era el grupo de asalto principal del gremio. ‘Estos tipos son… El grupo de asalto más fuerte de la nación.’ Mirando el alto rango de todos sus cazadores, no, a los de más alto rango, los ojos de Jinwoo se agudizaron. ‘Choi Jong…’ – pensó mientras reconocía su cara. El Maestro del gremio Cazadores y un cazador de rango S de tipo mago. Jinwoo sintió que resultaría ciertamente molesto si Jong se diera cuenta de su presencia, así que se presionó su casco para taparse la cara. Afortunadamente, había muchos cazadores alrededor de él usando la misma vestimenta y pudo mezclarse con los del fondo. De esa manera se limitó a estudiar en silencio a los principales miembros del grupo de asalto más poderoso del país mientras estaba escondido entre los mineros. ‘¿Estos son los principales miembros del gremio Cazadores…?’ Jinwoo no pudo ocultar su sorpresa. A pesar de sus expectativas, le era difícil encontrar un cazador con una energía poderosa. Mientras que Choi Jong emitía una increíble cantidad de poder mágico que merecía el título del ‘Más fuerte’, el resto eran bastante decepcionantes. ‘¿Son tan débiles?’ Por supuesto que no. Jinwoo negó con la cabeza. Los miembros del principal grupo de asalto del gremio número uno del país habían sido elegidos después de un increíble escrutinio. ‘El propio Maestro del gremio participa en las incursiones. Nunca habría pensado que los miembros de su equipo fueran tan débiles.’ No, la palabra ‘débil’ estaba lejos de lo que podía describir a estos hombres. Y eso solo podía significar una cosa. ‘Me he vuelto muy fuerte.’ Las comisuras de la boca de Jinwoo se levantaron. La fuerza era relativa y sus esfuerzos de los últimos meses no lo habían traicionado. Todo ese trabajo lo había llevado a un lugar que hacía que los cazadores que acababan de limpiar una mazmorra de rango A se sintieran débiles si se comparaban con él. Después de compararse con ellos, tuvo la certeza de que se había hecho más fuerte. Du-dum, du-dum, du-dum La idea hizo que su corazón latiera más rápido. Y en ese momento… Sin que nadie le hubiera dicho nada, sin que nadie le hubiera dicho que lo hiciera, desvió la mirada hacia la puerta. Un sentimiento maravilloso lo envolvió. ‘Dios mío…’ Una mujer de pelo corto caminaba tranquilamente por la puerta. Lo primero que llamó su atención fueron sus ojos grandes y claros, y su rostro sin maquillaje. Su piel era clara y blanca, su rostro era perfecto y era igual de llamativo. Se trataba de una belleza que invitaba a los cumplidos de 99 de cada 100 hombres. Sin embargo, lo que hizo que dirigiera su mirada hacia ella en un primer momento no fue su belleza, sino lo que sentía dentro de ella. La fuerza que residía en su interior. Una enorme cantidad de poder mágico emanaba incesantemente de la inmutable cazadora . ‘Al menos, está en el nivel de Choi Jong.’ Quizás más alto. Exudaba una increíble presión con su aura. Cuando calmó su sorpresa y logró expulsar todos los deseos carnales de su mente, Jinwoo se dio cuenta de quién era. ‘Esa mujer es…’ La única cazadora de rango S de Corea, Cha Haein. Junto con Choi Jong, era el otro puntal del gremio Cazadores, el más gremio más poderoso. ‘No puede ser nadie más.’ No había muchas mujeres en Corea que tuvieran tanto poder. Al contrario que su fama, el rostro de Cha Haein no era conocido por el público. La cazadora se había distanciado de los medios de comunicación y por eso esta era la primera vez que Jinwoo veía su cara. ‘Contrariamente a lo que dicen los rumores, no es fea en absoluto. ¿Por qué odiará tanto a las cámaras?’ Las niñas de veinte años a menudo disfrutaban estando frente a una cámara. Bueno, la mayoría ante un teléfono. Y, tras sentir una mirada, Cha Haein giró su cabeza hacia Jinwoo. ‘Debo usar… ¿Sigilo?’ Jinwoo ocultó su presencia y la joven que estaba mirando al equipo de minería quedó confundida. ‘¿Qué ha sido eso? Acabo de sentir una fuerte presencia.’ Podía haber sido su imaginación. Al principio, pensó que el Presidente de la Asociación, Go Gunhee, había llegado a la zona. Pero la presencia había desaparecido por completo, como si nunca hubiera estado allí. ‘El Presidente de la Asociación es un hombre ocupado. No hay forma de que nos visite sin avisar.’ Desafortunadamente, el costo de su distracción fue enorme. Había aumentado sus sentidos buscando esa poderosa presencia y, debido a eso, el olor fétido que normalmente asaltaba su nariz fue más fuerte que de costumbre. ‘Ugh.’ Como hacía siempre, Cha Haein sacó un pañuelo y lo puso en su nariz mientras corría rápidamente a través del resto de cazadores, abandonando el área. ‘Su percepción es bastante buena.’ Viendo a Cha Haein desaparecer en la distancia, Jinwoo suspiró aliviado. En ese momento, todo el equipo de asalto había abandonado la puerta y el líder de equipo Bae se dirigió a los miembros del equipo minero. “Muy bien, ahora es nuestro turno, ¡a trabajar duro!” – dijo con una voz clara mientras aplaudía con fuerza. Después de que el equipo de recolección ingresara a través de la puerta, el equipo de minería lo siguió, pero Jinwoo se detuvo ante la puerta. “……” Quedándose quieto, disfrutó de la experiencia de ver su primera puerta de rango A. “Señor Sung, ¿qué estás haciendo? También debemos entrar.” – dijo Bae Yoonsuk acercándose. “Vale.” Con una breve respuesta, Jinwoo también cruzo la puerta y un mensaje familiar apareció ante él como siempre.

Has entrado en una mazmorra.