sábado, 13 de abril de 2019

TATE Capítulo 15

Capítulo 15
Rasgos de un semi-humano
Traducido por Lord
Corregido por DaniR
Editado por Tars

Nos turnamos para dormir hasta que llegó la mañana. Alrededor del mediodía, ocurrió un cierto incidente. Estábamos cazando un usapiru que había aparecido ante nosotros. “Ah…” La hoja del cuchillo en las manos de Raftalia se había roto completamente. *pokin* “Enséñamelo.” No se podía hacer nada. El cuchillo había hecho su trabajo y se había roto después de matar al último usapiru que había estado royéndome el brazo. “Lo siento.” “Nada dura para toda la eternidad. Así que era inevitable que este cuchillo se rompiera.” Era un cuchillo barato, sin mencionar que nunca había sido pulido. “Nos detendremos aquí por ahora antes de regresar a la ciudad.” “Aye.” El bolso que llevaba Raftalia estaba espléndidamente lleno de botín. Por otro lado, he subido al nivel 11 y también lo ha hecho Raftalia. En el camino nos encontramos con varios monstruos, pero de alguna manera nos las arreglamos con mi cuchillo de repuesto. Más tarde, vendimos nuestro botín, incluyendo la medicina compuesta, por un total de 70 monedas de plata. *Chari chari…* “Me pregunto cuál deberíamos comprar.” “¿Hablas de los cuchillos?” – murmuró Raftalia mientras comía su almuerzo dentro de un puesto callejero. Deberíamos poder cubrir nuestros gastos de subsistencia acampando al aire libre. Y no habría problema con la comida si despellejamos a los usapiru por su carne. Dejé de pensar en eso por ahora. Como no tenía una tienda favorita ni conocía otros buenos lugares para comprar, al menos quería saber más sobre los detalles del equipo que podíamos comprar. “Bueno, supongo que deberíamos ir a la Tienda de Armas.” “Um.” *Guu…* Oí un gruñido detrás de mí. “Mi barriga está vacía.” “¿No acabas de comer hace un momento?” ¿Es un crecimiento acelerado? ¡Cuántas veces al día planeaba comer! “Haa…” Correcto, el coeficiente de Engel se dispararía con ella en la ecuación. Tenemos que empezar a cazar de nuevo lo antes posible. A este ritmo, nuestros gastos de comida por sí solos nos llevarán a la ruina.
* * *
“Y eso es lo que pasó, Viejo. Quiero armas y equipo de protección dentro del rango de 65 monedas de plata, más un cuchillo barato.” Por alguna razón, el tendero gimió golpeándose con la palma de su mano en la cabeza. “Bueno… No es asunto mío, pero por favor, al menos hazle mantenimiento a tu equipo como es debido.” “Lo siento por eso. Pensaba que el recubrimiento limpiador de sangre se encargaría de todo, así que no lo planeé de antemano.” Cierto. Los globos, los hongos y los eggy eran criaturas hechas de sustancias inorgánicas después de todo. Y los fluidos corporales del eggy podían ser eliminados sin mucho esfuerzo. Sin embargo, la sangre del Usapiru manchó el arma. No solo eso, sino que la hoja parecía deteriorarse aún más rápido debido a un cuidado inadecuado. “Pero me sorprende que la tez de esta chica esté mucho mejor después de solo tres días. ¿Y no te has puesto más rellenita ahora?” Raftalia asintió con una hábil sonrisa. ¿De qué hablaba el Viejo? “¿Hoh? Esa es una buena expresión.” “¡Um!” Muy bien, empecemos con los negocios. “Tendero, por favor, da prioridad a la durabilidad del arma cuando nos muestres la mercancía destinada a ella.” “¿Y qué hay de ti?” “No necesito ninguna.” “¿Tú no quieres nada?” – me preguntó Raftalia mirándome. “¿Te parece que yo necesito algo de equipo?” Hasta ese momento, todavía no había recibido ni una sola herida por el ataque de un monstruo. ¿No lo dijeron esos estúpidos Héroes una vez? ‘Los escuderos son fáciles al principio, pero apestan hacia el final del juego’. Por eso no sentía la necesidad de comprarme equipo hasta que llegáramos al punto en que empezara a sufrir daños. “Uum.” Raftalia gimió, sin estar convencida. Sus manos agarraban con afecto la pelota que le había comprado antes. “Bueno, supongo que esto debe ser el karma trabajando. Te daré algo como bono.” “Voy a regatear si el precio es demasiado alto.” “Ya te estoy vendiendo a precios muy baratos aquí. O si no, estarías lanzando esos globos después de haber sido obligado a retroceder, ¿no?” El incidente del comerciante de antes debe haber iniciado ese rumor. Bueno, está bien, ya que el resultado final será el mismo de cualquier manera. “Ojo por ojo, eso es todo lo que hago.” “No es como si me importara… Pero incluso si se me ocurre una contramedida, encontrarás otra forma de evitarla. Así eres tú, ¿verdad?” “Ciertamente me conoces bien.” “Cualquiera puede saberlo con una mirada: usted, señor, es un astuto hombre de negocios bajo la apariencia de un Héroe.” “Lo tomaré como un cumplido.” “Bueno, entonces...” El Viejo se frotó la barbilla mientras miraba a Raftalia. “Parece que esta pequeña señorita pronto se probará a sí misma con una espada en lugar de un cuchillo.” “¿Estará todo bien?” “Parece que está muy entusiasmada con ello. Una espada resulta ser un arma bastante buena para un principiante, ¿no?” El tendero buscó en una esquina de su tienda. *gacha gacha* “Así que así es.” “¿Usaré una espada?” “Eso parece.” “Le enseñaré a usar una.” Luego nos trajo una coraza de cuero curtido de la parte de atrás de la tienda. “Una espada corta de hierro y una coraza de cuero. Aunque son un poco viejas, por favor, sopórtalo. Al menos el tamaño te queda bien.” El Viejo le entregó la espada a Raftalia mientras que la coraza se llevaba encima de su ropa informal. *Guu…* “¿Otra vez?” “Duh, ella es una semi-humana, ¿verdad? Como aún es una niña, esta dificultad es de esperar si sigue subiendo de nivel.” Espera, ¿qué? ¿Esto es de sentido común por aquí? Este mundo funcionaba con estándares extraños que yo no podía comprender. Hace mucho tiempo, oí hablar de la historia de Hina el cuervo, donde ella moriría si no fuera alimentada continuamente. “Así que hay algo de verdad en esa historia… Supongo que no se puede hacer nada al respecto. Quédate aquí y escucha obedientemente la charla, te compraré algo de comida mientras practicas.” “¡Aaayee!” Al ver nuestra conversación, el tendero se echó a reír por alguna razón. *gahahaha* “Ok, escucha, ahora te enseñaré todo lo básico…” Salí de la Tienda de Armas y me apresuré hacia el mercado. Los semi-humanos son realmente una raza extraña, la cual utiliza el hambre para compensar la elevación del nivel. Aunque su condición crecía favorablemente y su autoconciencia también se hacía gradualmente más resistente. Pero, aun así, los gastos de comida no eran una broma. Para resumir la historia, compré algo de comida en los puestos de venta y volví para encontrar al Viejo enseñando a Raftalia cómo agarrar y blandir una espada. “Aquí tienes.” “¡Gracias!” Luego masticó mientras el tendero diligentemente le enseñaba maniobras evasivas. Incluso en una situación así, el estado de ánimo no cambió en absoluto. “¿Qué hay de ti?” “Tengo esos movimientos evasivos memorizados.” “Bueno, pareces del tipo que bloquea. Sería bastante peligroso para ti alterar tu equilibrio.” Eso marcó el final del curso intensivo del Viejo sobre el manejo de espadas, y luego pagué la cuenta. Después de eso, el tendero me pasó una pequeña losa de piedra blanca. “¿Qué es esto?” “Una piedra de afilar. El ‘recubrimiento’ no se aplicó al arma esta vez. Así que se romperá en poco tiempo si no la mantienes regularmente.” “Hmm…” El escudo reaccionó cuando lentamente agarré la piedra de afilar. Por eso terminé absorbiéndola. “O… ¡¿Oye!?"

Has desbloqueado nuevos escudos.
El requisito para el Escudo Afilador se ha desbloqueado.
¿Oh? Este era el primer escudo de una categoría nueva. Bueno, como sea, sigue siendo un escudo. Debería absorber más minerales de ahora en adelante… Ah, ya veo, esta no es una rama nueva, sino una que se combina con el Escudo Huevo Celeste y el Escudo de Carne Usa. ¿Era porque la piedra de afilar era tan indispensable como un cuchillo de cocina? El enorme poder defensivo del Escudo Huevo era bastante aterrador. Es probable que obtuviera el ‘Escudo Usapiru’ si absorbiera todo el usapiru sin desmembrarlo.

Escudo Afilador
Bono de Equipo:
Identificación Mineral +1 (No Dominado)
Efecto Especial: Pulido Automático (8 horas), Alto Consumo
¿Un Efecto Especial? Hice clic en el botón ‘ayuda’ para confirmar.

Efecto Especial
Un efecto exclusivo que solo se podrá utilizar cuando esté equipado con un arma específica.
El efecto no será utilizable por otra arma, incluso si sus verdaderos poderes han sido desbloqueados. Por lo tanto, será necesario colocar un arma específica en una ranura para que esta habilidad especial surta efecto.
¿Así que es algo así? Un tipo de efecto que otorga un inmenso poder como en los juegos. Cambié rápidamente mi escudo. “¿¡Huh!? ¿Qué diablos es eso?” El Escudo Afilador se parece al Escudo Pequeño, pero es mucho más grande. Un enorme escudo hecho de piedra de afilar. Pero hay un patrón de ranuras en la parte superior del escudo, con múltiples agujeros que varían en formas y tamaños. Algunos son anchos mientras que otros son delgados. “¡Oye, tú! Dime qué está pasando.” Fumu… ¿Qué significaba ‘Pulido Automático (8 horas), Alto Consumo’? Aunque, espero que haga lo que se anuncia… “¡Oye!” “¿Eh? ¿Qué pasa, Viejo?” “Por Melromarc, ¿qué es ese escudo?” “¿No lo sabes ya? Es el escudo legendario.” “¡Nunca he visto ni oído nada como esto!” “Lo viste antes, aunque era un Escudo Pequeño en ese entonces.” “¿¡Ein!? Entonces, ¡por los cuernos de Melromarc! ¿Cómo se ha convertido en una piedra de afilar?” “¿Supongo que es porque ha absorbido la piedra de afilar?” “…” A este paso, el Viejo no sería capaz de comprender esta situación en un futuro cercano. “Debes haber oído que el Arma Legendaria tiene poderes misteriosos. Este es solo uno de sus poderes… ¿No escuchaste esto de los otros Héroes?” “No los he visto recientemente. Fuiste el primero en transformar tu arma justo delante de mí.” Nuestro adversario natural aparecerá dentro de una semana. Entonces, ¿no deberían estar compartiendo lo que saben con los otros, aunque sea un poco? Parece que esos bastardos son demasiado egoístas para ayudar a sus compañeros. Ni siquiera tengo una pizca de confianza para ese tipo de gente. Pero por otra parte… Puede que no sea necesario para ellos, ya que no estaban en la categoría de ‘perdedores’ como yo. “Entonces, ¿por qué estás preocupado?” “Ajá, parece tener un efecto de ‘Pulido Automático (8 horas), Alto Consumo’. Pero no sé si es realmente posible pulir sin usar otra cosa.” No sabía lo que se consumiría. “Fuuumu…” El tendero fue a coger una espada oxidada de su tienda y la insertó dentro de una de las ranuras de mi escudo. “Te daré esta arma basura como un bono. Usa eso y mira lo que hace.” “Oh, tienes mi agradecimiento.” Había un icono que apareció en la esquina de mi pantalla:

Puliendo
Había mucha presión. Entonces sentí un gran peso sobre mis hombros. Inmediatamente eché un vistazo al icono y abrí mi estado. Ahí dentro, vi que mi ‘maná’ se iba reduciendo gradualmente. Anteriormente pensaba que se consumiría algo físico, pero supongo que este escudo también se puede utilizar de esta manera. “Ahora bien, supongo que nos iremos.” “¿Nos vamos?” “Ajá.” Saliendo de la Tienda de Armas, continué acariciando la cabeza de Raftalia por un rato. Así que ahora, para que podamos elevar nuestro nivel y conseguir comida para la siempre creciente Raphtalia, tendré que hacer otro viaje. “Ah, por cierto, señor tendero…” El Viejo me miró con indiferencia y dijo en un tono exasperado: “¿Todavía necesitas algo…?” “¿Sabes acerca de la mazmorra que está cerca de la aldea del bosque?” – pregunté mientras abría un mapa barato y señalaba el lugar que esa perra me había recomendado. Quiero tener la referencia de otra persona por si acaso. Aunque en realidad confiar en ellos es otra cosa completamente distinta. “Los monstruos son diferentes a los del bosque; he oído que son más parecidos a los que aparecen a lo largo de la carretera de ese pueblo.” “Ya veo, supongo que lo veremos por nosotros mismos una vez que lleguemos allí.” Ahora mismo tenemos que evolucionar mi escudo y ganar tanto dinero como sea posible antes de la próxima ola.



viernes, 12 de abril de 2019

G4L Capítulo 19

Arco 3 Capítulo 19
El centro comercial de otro mundo
Traducido por Kasahara
Corregido por DaniR
Editado por Tars

“Señor Kazura, despierta por favor, ya es de día.” “Nnn...” A la mañana del día siguiente, Kazura despertó tras sentir que alguien agitaba su cuerpo. La luz del sol resplandecía desde la ventana enrejada, iluminando el interior del albergue, repleto de gente haciendo sus preparativos para afrontar el día. El sol había comenzado a escalar el cielo y el ambiente del interior del pabellón seguía frío. Valetta, Lodurr y los demás también habían empezado a recoger sus cosas. Los únicos que seguían durmiendo sin hacer ruido bajo las mantas eran Kazura y Myra. De vez en cuando se oían voces gritando entre el alboroto y el ajetreo, cosas como “¡Mi equipaje no está!”, por lo que se podía sospechar que algún ladrón había aparecido por allí la noche anterior. Valetta, que vio que Kazura por fin había abierto sus ojos y le dio los buenos días con una sonrisa. “Buenos días... ¿Queréis salir a la ciudad?” – respondió Kazura. “Sí. Los mercaderes pronto abrirán sus negocios, así que creo que deberíamos ir a vender lo que hemos traído.” – dijo Valetta. Llevaban leña y gusanos de Arcadia. Kazura no sabía cuánto valor podría valer la madera, pero Valetta había dicho que los gusanos de Arcadia eran ingredientes de alta calidad. También tenían el pelaje del almar que Lodurr había cazado, así que seguramente recaudarían bastante dinero. De todos modos, Kazura no conocía la moneda que circulaba por ese mundo, así que tampoco podía concluir con certeza el precio del material que iban a vender. “Eh... ¿Las tiendas abren temprano...? Y la leña... ¿Tenemos que ir a una tienda especializada?” “No. Como hay mucha demanda de madera, la podemos vender en cualquier tienda. Los gusanos de Arcadia los venderemos en tiendas de comestibles, y creo que llevaremos el pelaje de almar a algún sastre.” “Sí... Ya veo, así que las tiendas solo compran cosas que necesitan.” Mientras Kazura y Valetta conversaban, Tana despertó a Myra, que abrió los ojos y comenzó a vestirse. Sin rechistar, la niña terminó de hacer sus preparativos rápidamente. Era bastante robusta, diferente a los niños de Japón que Kazura conocía. Viendo a Myra tan activa, el hombre se abrigó rápidamente con el manto y cargó el estante de leña en su espalda.
* * *
El grupo salió del albergue y comenzó a caminar hacia la calle principal, que ya estaba aglomerada por el tráfico de peatones. Más tarde llegaron a la zona donde un montón de tiendas se alineaban. En el centro del área de comercio había una gran plaza circular. Un montón de edificios de diferentes comercios la rodeaban. En la plaza, que tendría un diámetro de unos cincuenta metros, había carros aparcados; los dueños descargaban su contenido debajo de un toldo que habían instalado. Entre las carretas se podían ver algunos puestos de comida que comenzaban con su jornada. La plaza estaba abarrotada de gente, algunas tiendas rebosaban de compradores a primera hora. Los negocios dentro de la plaza se dividían en secciones, hasta cierto punto. Un grupo de negocios vendía comida, otro vendía ropa y así. Las tiendas que se dedicaban a vender el mismo tipo de producto, se agrupaban juntas. “Entonces. Venderemos primero la madera... Señor Kazura, ¿pasa algo?” Valetta le hablaba a Kazura, quien se había quedado mirando fijamente el lugar donde se encontraban. Seguía cautivado por todo lo que veía desde el día anterior. Todos los paisajes que había visto en las películas de género histórico, de repente, los tenía delante de sus ojos. Tiendas que vendían comida que jamás había observado, negocios que se dedicaban a las armas, y otros muchos locales más; al contemplar todo esto por primera vez en su vida, Kazura se sintió totalmente conmovido. “¿Eh? ¡Ah! Lo siento. Nunca imaginé que un área comercial impresionase tanto. Me he quedado fascinado.” Tras Kazura, se encontraba Myra, a quien le brillaban los ojos mientras observaba la multitud de tiendas a su alrededor. Myra y Kazura se parecían mucho; ver todo ese espectáculo les había asombrado profundamente. “Sí, hay varias áreas de compra muy similares a este lugar en la ciudad. Si nos acercamos al centro, hay zonas comerciales que negocian con objetos de clase alta.” “¿Eso significa que esta zona solo trata con plebeyos?” – contestó Kazura. “Sí. Si vamos hasta el centro llegaremos al distrito donde reside la gente acomodada” – indicó Valetta. Aparentemente, esa ciudad se estructuraba de la siguiente manera: la gente rica habitaba el centro, mientras los más humildes residían en áreas separadas de él. Si mal no recordaba, las casas que había cerca del puente por las que había pasado antes y los edificios que habían sido construidos en esa zona tenían un aspecto muy parecido. “Bueno, ¿vamos a vender la leña entonces?” – sugirió Kazura. “Sí, vamos.” Para vender la leña, el equipo fue hacia la tienda más cercana. El edificio tenía un cartel que decía ‘Las dos historias’ y estaba hecho de madera; su gran entrada tenía la puerta abierta. El interior del establecimiento tenía un montón de telas, calzado como el que Kazura llevaba puesto y otro tipo de sandalia hecho de una tela muy fina en un mostrador para venderlo. Cuando el grupo entró al local, un hombre de mediana edad que parecía ser el propietario del negocio salió de dentro. “Bienvenidos. ¿Estáis buscando algo?” “No. Hemos pensado que quizá te gustaría comprarnos esta leña, así que hemos decidido entrar aquí, ¿te interesa?” – dijo Valetta. La chica cogió algo de madera del estante que llevaba Kazura en su espalda y se la enseñó al tendero. El dueño de la tienda parecía estar calculando el peso del producto en su mano, y después, asintió varias veces con su cabeza en señal de satisfacción. “Sí... Esta es leña de buena calidad. ¿Cuánto quieres por ella?” “¿Que te parecen 80 Ar?” Valetta respondió al tendero, quien preguntó por el precio de la leña que llevaba Kazura. Tras escuchar la respuesta de la chica, el señor se sorprendió por un momento y acto seguido comenzó a reír de forma exagerada. “Señorita... Ese precio es muy elevado. Esta madera se vende como mucho a 50 Ar.” “¿En serio? Bueno… En ese caso... ¿Debería ir a venderla a otro sitio?” – respondió Valetta mientras se daba la vuelta para abandonar el establecimiento. “Espera, la compraré por 55 Ar. De verdad, se te dan bien los negocios.” El tendero la frenó sonriendo con un gesto amargo, y alzó sus manos en algún intento de posición de rendición. “Es demasiado poco. Solo puedo reducir el precio hasta 70 Ar. No puedo venderla a tan poco precio.” Valetta paró de caminar hacia la entrada y se dio la vuelta, ofreciendo un descuento de 10 Ar. El vendedor, hizo un gesto de desilusión al pensarlo, gruñendo un poco. “60... No, 62 Ar. No puedo comprarla si te doy más que eso. Si no puedes aceptarlo ve a probar suerte a otro sitio.” Escuchando la respuesta del comerciante, Valetta colocó la mano en su boca y adoptó una postura pensativa. Cuando finalmente tomó una decisión, respondió: “Lo siento, parece que necesito probar en otro lugar.” Valetta se disculpó mostrando una expresión de remordimiento en su rostro. “Está bien, si nadie quiere comprarla, ven a mí, te daré 62 Ar por ella. Tienes talento para esto, haz lo mejor que puedas.” Valetta sonrió. La chica le dio las gracias al mercader y caminó hacia fuera del establecimiento.
* * *
“A Valetta se le da realmente bien hacer negocios... Al final ha conseguido un trato para vender la madera por 62 Ar en esa tienda.” – comentó Lodurr. “Es verdad, deberíais aprender de ella.” – contestó Tana. “Guuaaa, ¡estaba tan nerviosa!... Pero tenía miedo de que se diera cuenta de que en realidad soy una inexperta en esto de las negociaciones... Al haberle hecho ese descuento...” – se sinceró Valetta. Lodurr y Tana felicitaron a Valetta, quien respondió con una amarga sonrisa. Kazura, que había observado toda la escena de la negociación, pensaba que había sido impresionante, pero el comerciante, que ya tenía mucha experiencia... ¿Se habría dado cuenta de los nervios de la chica? Kazura pensaba que jamás podría haber negociado tan bien un precio como hizo Valetta. A lo mejor era porque ella era una chica, y Kazura al ser un hombre, quizá no recibiría el mismo trato. “¿Cuánto cuesta esta madera en el mercado?” “Por el tamaño, rondará por los 60 Ar. Aunque será más cara en invierno, pero al ser verano solo cuesta eso.” – explicó Lodurr. Kazura le preguntaba a su acompañante mientras señalaba la leña que cargaba en su espalda. Lodurr, que le colocó bien el montón de leña en el estante, contestó a Kazura. “Bueno, vamos a ir a vender la madera y las pieles. Myra, ven aquí.” “Padre, ¿no podemos ir con el señor Kazura?” Myra, que se metió en la boca otro caramelo sin que nadie la mirase, hinchó las mejillas mientras movía sus ojos entre su padre y Kazura. Luego agarró rápidamente el manto del hombre con su mano izquierda de forma terca. Quería ir con él. ¿A caso había domesticado a la criatura solo con una lata de caramelos? En muy poco tiempo, la pequeña se había encariñado con él. A lo mejor la niña pensaba que si se mantenía al lado de aquél hombre, conseguiría más cosas. “Ah, no me importa. La vigilaré muy de cerca.” – dijo Kazura. “Pero...” Lodurr y Tana miraron a su acompañante con expresiones de disculpa en sus rostros, quizá porque pensaban que en realidad sería una carga para él hacerse cargo de su hija. Pero tras observar la expresión de súplica de la niña, que no paraba de tirar del manto de Kazura, Lodurr esbozó una sonrisa torcida. “Bueno... Volveremos en seguida, mientras tanto, se la confío al señor Kazura.” – dijo Lodurr mientras entregaba a su hija a Kazura. Decidieron que iban a encontrarse frente a una tienda de ropa, y la pareja marchó a vender los productos, desvaneciéndose entre la multitud. “Bueno, entonces nosotros también iremos a vender.” – contestó otro aldeano. “Sí, nos vemos luego.” Los otros compañeros también marcharon siguiendo a Lodurr, dejando a Valetta, Kazura y Myra frente a la tienda. Podían vender madera y gusanos de Arcadia, pero irían primero a probar suerte con la leña, así que entraron en el establecimiento más cercano.
* * *
Había pasado una hora. Después de salir por la puerta de la décima tienda, Valetta soltó un pequeño suspiro. Kazura agarraba la mano de la pequeña para asegurarse de que no se perdiera. “Fuh, como esperaba, es difícil vender esto a más de 62 Ar.” – se quejó Valetta. “Tienes razón... Aunque haya sitios que la quieran comprar por 61 Ar, es complicado sobrepasar los 62 Ar.” Justo como hizo en la primera tienda en la que entraron, Valetta negoció hábilmente con el precio, pero no había tienda que quisiera comprar la leña por más de 60 Ar. Aunque Myra se lo pasara bien al principio, observando las tiendas, acabó cerrando la boca y en silencio. Parecía cansada. Si pasaban mucho rato intentando vender la madera a mayor precio, no les daría tiempo para vender los gusanos, así que regresaron a la primera tienda para vender finalmente la madera. Como la distancia a ese lugar era de solo unos metros, llegaron enseguida. Al entrar al establecimiento los tres juntos, el vendedor se acercó a ellos con una expresión de ‘¿Qué os había dicho?’ en su rostro. “¿Cómo ha ido? En las otras tiendas la compraban como mucho a 61 Ar, ¿verdad?” “Sí... Lo siento, pero... ¿Tú la vas a comprar por 62 Ar, no?” El comerciante respondió a la disculpa de la chica “A-aah... Como te lo he prometido, la voy a comprar.” El señor sacó ocho monedas y se las entregó a Valetta. “Seis monedas de 10 Ar, y dos monedas de 1 Ar... Es el precio correcto. Muchísimas gracias.” Kazura dejó en el suelo el estante y, con la ayuda de Valetta, descargó la leña para apilarla en un rincón de la tienda.
* * *
“Ahora iremos a vender los insectos. La tienda de comestibles está en esa dirección.” Los tres, que habían terminado de vender la leña, se dirigieron sin darse un momento de descanso a la tienda de alimentos. En la zona donde se encontraban los negocios de comida, había un montón de tiendas y de gente. Delante de la tienda había tablones de madera o pedazos de piedra que describían el precio de los productos que ofrecían. Kazura solo conocía unos cuantos caracteres que Valetta le había enseñado de su mundo; más o menos, podía identificar los números y solo era capaz de entender una pequeña cantidad de palabras que parecían dibujadas como gusanos. ‘¡Em... Patata de verano, 5 Ar la unidad.... ¿Eh? ¿5 Ar por solo una patata? Toda la madera que teníamos la hemos vendido por 62 Ar, y en cambio esta patata es carísima. ¿A caso es un producto de comida de primera categoría?’ Parecía que la escasez de alimentos había aumentado los precios. Kazura se asomó a la tienda. La patata de 5 Ar estaba colocada dentro de una caja, mezclada con otros alimentos. El tubérculo medía unos diez centímetros, y tenía la forma de una patata dulce. Su diámetro era tan grande como un círculo hecho juntando el dedo índice y el pulgar. Aunque utilizase todo el dinero obtenido de la venta de la madera, solo le alcanzaría para comprar doce patatas, era un aumento de precio muy considerable. Eso significaba que a lo mejor los gusanos de Arcadia se venderían a esos precios. Con esa expectativa entraron al a tienda, pero el resultado de la negociación con el propietario era que iba a comprar ocho insectos por 12 Ar. “Lo siento, hay muy poca demanda de gusanos de Arcadia, a diferencia de las patatas y las legumbres. Si os dirigís al centro de la ciudad a lo mejor podéis venderlos a un precio más alto. ¿Por qué no lo intentáis?” “¿En serio…? Lo entiendo, iremos a probar suerte. Muchas gracias.” Como habían llegado a Isteria desde muy lejos, a una distancia de dos días caminando, sería mejor probar suerte para vender los gusanos a un precio más elevado. Los tres se dirigieron hacia el área de compras más cercana del centro de la ciudad, dejando la plaza atrás.



jueves, 11 de abril de 2019

TBATE Capítulo 16

Capítulo 16
Compañera
Traducido por Thornapple
Corregido por DaniR
Editado por Tars

Salté de mi cama y rebusqué cuidadosamente dentro de mi túnica buscando la gema que me había confiado Sylvia. “H…Haha… Mierda…” – exhalé cayendo sobre mi trasero, mirando la que solía ser una gema de muchos colores. “¡Kyu~!” La piedra no era una gema… ¡Era un huevo! Y lo que solía ser un huevo, ahora era algo que no sabía cómo explicar. Lo primero que se me ocurrió fue que era un dragón. Parecía algo parecido a un dragón, pero al mismo tiempo, no lo era. Era completamente negro. Me recordaba a un pequeño gatito, pero con escamas. Estaba sobre sus cuatro patas, estudiándome con la cabeza inclinada hacia un lado. La esclerótica, que normalmente era blanca en los humanos, era negra, como cuando el Abuelo Virion usaba su segunda forma, excepto que sus iris eran de un rojo brillante en vez de amarillo. Sus pupilas eran afiladas rendijas que lo hacían ver amenazador, pero con el cuerpo de un pequeño felino, solo se veía adorable. La diferencia más notable entre un dragón como Sylvia y este pequeño… Era que tenía dos cuernos en la cabeza. Los cuernos se veían idénticos a la ilusión que Sylvia me mostró antes de que me revelara que era un dragón. Se curvaban hacia afuera y alrededor de su cabeza y se volvían afilados en un punto al frente. Su cabeza tenía la forma de un gato, pero el hocico era un poco más puntiagudo; el resto era igual. La cola, en cambio, se veía exacta como la de Sylvia. Era una cola reptiliana que tenía dos puntas al final. A lo largo de su columna vertebral tenía pequeñas puntas rojas del mismo color que sus ojos. No tenía alas, pero en su lugar había dos pequeñas protuberancias. Por otra parte, en su estómago no tenía escamas, parecía ser algún tipo de piel. La criatura recién nacida dejó escapar un bostezo sin dientes, cayendo en su espalda después de perder el equilibrio. Y en respuesta, me sonrojé ante la abrumadora necesidad de abrazar a la criatura. “¿Kyu?” – me miró centrando sus agudos ojos con una inteligencia que no concordaba con su apariencia. “H-Hola, pequeño, soy Arthur.” – dije estrechándole mi mano como si fuera un perro que necesitaba reconocer mi olor. “¡KYU!” – saltó de la silla y se sentó en mi regazo, mirándome. Podía sentir cómo mis manos se sacudían ante la necesidad de apretarlo. A diferencia de la majestuosidad e imponencia que Sylvia tenía, esta criatura era peligrosa en un sentido diferente. Incapaz de aguantar las ganas, con cuidado acaricié a la adorable criatura. Las escamas eran sorprendentemente suaves y las puntas rojas que recorrían su espalda se sentían como la goma. Supongo que las crías de los animales, ya sean humanos o monstruos, son blandos y suaves. Comenzó a ronronear, cerrando sus ojos. Podía sentir cómo la tensión de mi rostro desaparecía mientras dejaba escapar una suave risa. “Je, je…” Rodó sobre su espalda, pidiendo que le acariciara mucho más. Su barriga se sentía como una piel muy suave, haciendo que fuera muy agradable de frotar. Mirando de cerca sus zarpas, me pareció interesante que se parecían mucho más a patas en vez de garras. Lo único que era duro eran sus cuernos, que eran sorprendentemente afilados. No pude evitar compararlo con el pico de un pájaro que lo usaba para salir del cascarón. “¿Acaso no eres demasiado lindo, pequeño?” – dije ensanchando mi sonrisa mientras acariciaba al adorable recién nacido, en este punto esto parecía embriagador. Después de un rato, no pude evitar pensar en cómo llamarlo, lo que me hizo dar cuenta que no sabía el género de la misteriosa criatura. “¡Kyu ~!” – de pronto, el recién nacido sacó su lengua y lamió la parte inferior de mi antebrazo izquierdo. “¡Ah!” – exclamé intentando mover mi brazo hacia atrás por la abrasadora sensación, pero antes de que pudiera hacerlo, una brillante luz negra comenzó a envolver mi brazo. El punzante dolor fue disminuyendo muy rápido, así que esperé. La criatura retiró su lengua, revelando una marca negra en mi antebrazo. Se parecía mucho a las marcas tribales que cubrían a Sylvia antes de que me traspasara su voluntad, pero la forma del patrón era de un ala. Solo era un ala, pero estaba formada por varias rayas y curvas cerradas que se ramificaban, haciéndola parecer muy complicada y misteriosa. Solo tenía ocho años, pero ya tenía un tatuaje. Soy tan rebelde. ‘¿Mamá ~?’ La criatura me miró con su boca cerrada. ¿Qué? Obviamente había escuchado una voz. ‘¿Mamá?’ – esta vez lo escuché claramente en mi cabeza. ¿Esto era… Telepatía? Sin poder hacer nada sacudí mi cabeza y le respondí vocalmente. “Supongo que soy tu madre. Pero soy un chico, así que deberías llamarme papá.” ‘¡Papá!’ – de repente saltó y lamió mi nariz. Soy un rebelde con un tatuaje y un hijo. Después de comunicarme con la criatura un poco, me di cuenta de un par de cosas. Supongo que después de aparecer la marca en mi antebrazo, se estableció una especie de conexión telepática. La voz que escuchaba en mi cabeza sonaba como la de una chica, así que decidí nombrarla Sylvie, como su madre real. “¿Syeevy?” – respondió con la cabeza inclinada. La levanté y acerqué a mi cara, y le sonreí diciéndole: “¡Así es! Tu nombre es Sylvie.” Frotó su nariz con la mía mientras cerraba sus agudos ojos. Otra cosa que me di cuenta fue que Sylvie tenía una inteligencia bastante alta a pesar de ser un recién nacido. Mientras nos comunicábamos telepáticamente, sabía que ella no me hablaba necesariamente en mi idioma, pero aun así la entendía. Era un extraño sentimiento no conocer las palabras que decía, pero saber lo que significaban. A demás de las palabras simples como “papá”, la mayoría de los pensamientos que me comunicaba me llegaban como emociones. Podía entender lo esencial de lo que quería por cómo se sentía. “¡Bueno, Sylvie! Necesito bañarme ahora. ¿Quieres venir conmigo?” – le dije mientras la bajaba. “¿Kyu?” – dijo inclinando su cabeza otra vez mientras me miraba. Se sentía como si me preguntara qué es lo que significaba “bañarse”, así que solo me reí y la llevé conmigo. Al entrar en la ducha, parecía gritar ‘NOOOOOOO’ mientras gemía un estridente “¡KYUU!” “Supongo que no te gusta mucho el agua, ¿cierto, Sylvie?” – dije riéndome entre dientes, bajándola y sacándola de la ducha. Sylvie se sacudió como un perro mojado y se dejó caer en el suelo al lado de la ducha, moviendo su cola, mirándome mientras terminaba de bañarme. Su comportamiento me recordaba a una mezcla entre un perro y un gato. Nunca me imaginaría que su linaje fuera el de un poderoso dragón. Por supuesto, suponiendo que fuera realmente la hija de Sylvia. ¿Sylvie realmente era un dragón? Parecía ser una dragona bebé…. ¿Por qué ella era completamente negra y en cambio Sylvia era de un blanco puro? Lo que más me desconcertaba era que los cuernos que Sylvie tenía eran muy similares a la ilusión del rey demoniaco que Sylvia había usado al principio, y también de los del demonio con el que se enfrentó. Salí de la ducha y me sequé. De nada me servía pensar en esto por ahora. ¿Cómo le iba a explicar al Abue y a Tess de esto? Cuando salía del baño Sylvie caminó detrás de mí, haciendo sonidos de “kyu~ kyu~” para que no la dejara atrás. Recogí las piezas del cascarón de donde había salido Sylvie y las dejé a un lado. Luego envolví la pluma que rodeaba la piedra alrededor de mi antebrazo para cubrir la pequeña marca que Sylvie había dejado. Cuatro meses. En cuatro meses podría ver a mis padres. Me pregunto si todavía serían capaces de reconocerme. Sylvie debió de sentir la emoción de anhelo que sentía por mis padres, ya que se acurrucó cerca de mi rostro y lamió mis mejillas. “Gracias, pequeña Sylv.” – dije acariciando su cabeza con cuernos y me dormí.
* * *
“¡KYAAAAAA!” “¿Qué es? ¿Qué pasa? ¿Quién está ahí?” – dije saltando de mi cama excitado, usando mi almohada como espada improvisada, con todo el pelo alborotado. “¡Oh, Dios Mío! ¿Qué es esto? ¡Es tan LINDO! ¡Kyaa!” Dirigí mi atención a Tess, que sostenía a Sylvie que se retorcía. “¡¡Kyuu!!” – gritaba. – ‘Papá, ¡ayuda!’ Dejando escapar un suspiro derrotado, caí de vuelta en mi cama. Vuelve, mi precioso sueño… “Su nombre es Sylvie y apenas ayer salió de su cascarón. Deberías soltarla. Parece que no quiere que la estrangulen.” – dije envolviendo mi cabeza con la almohada. Era tan temprano por la mañana. Sylvie finalmente se liberó de las garras de Tess y la estaba mirando escondida detrás de mí. “Grrrrr…” – Sylvie dejó escapar un gruñido agudo. “No te preocupes Sylv, es una amiga.” – le dije acariciando su cabeza, renunciando a volver a dormir. “¡Es adorable!” – dijo Tess literalmente babeando por mi cautelosa recién nacida. Podía ver los corazones saliendo de sus ojos mientras se acercaba cada vez más; sus manos temblaban obscenamente como las de un depredador. “Bueno, ahora realmente das miedo, Tess. Sal de mi habitación para que pueda cambiarme.” – le ordené mientras empujaba a la princesa pervertida fuera de mi habitación. Me puse una túnica suelta y unos pantalones. Cuando me ponía mis zapatos, Sylvie saltó sobre mi cabeza y se acurrucó, subiéndose para dar una vuelta. “¡Kyu!” – sonaba muy feliz. Bajé por las escaleras, dando los buenos días a las confundidas y sorprendidas sirvientas que no podían apartar sus ojos de lo que estaba sobre mi cabeza. Como al final todos terminaban con la misma expresión que tenía Tess, terminé teniendo que apurarme cuando empecé a temer por nuestra seguridad. “¡Abue! ¡Estamos aquí!” – grité al Abuelo Virion que estaba tomando un sorbo de té mientras leía algo. “¡Ah! ¡Art, estas aquí! ¿Por qué Tess estaba tan preocupada por una especie de mascota...?” – dijo volteándose a mirar mientras sonreía. Su taza se cayó cuando notó el bulto con cuernos que estaba sobre mi cabeza. “E-Eso es…” – continuó tartamudeando algo incomprensible. – “¿Qué es eso?” Finalmente logró hacer su pregunta, mientras que sus ojos nunca dejaban de mirar lo que estaba sobre mi cabeza. “Er… Creo que es alguna especie de dragón, aunque no estoy completamente seguro.” – respondí inseguro. “¿Kyu?” – podía decir que Sylvie estaba siendo cautelosa con Virion por nuestra conexión mental. Tess entró por la puerta del patio, prácticamente saltando de un lado a otro. “¿Dices que es un dragón? ¡Pero es tan lindo! ¡Art! ¿Puedo abrazarla? ¿Puedo? ¿Puedo?” – me rogaba con sus ojos brillando. “Grrr~” – comenzó a bufar a su enemigo mortal mientras sus garras comenzaban a clavarse en mi cuero cabelludo. “¡AH, auch, au, AU-AU-AU-AU-AU! ¡Sylvie, tus garras!” – exclamé intentando quitarla de mi cabeza, pero no cedía. El Abuelo Virion, que estaba medio confundido todavía intentando encontrar alguna explicación ante la criatura que estaba sobre mi cabeza, finalmente habló. “Si es realmente un dragón, ¿qué hiciste para encontrar un huevo? ¿Qué has hecho para que eclosione?” “El dragón que me dejó su voluntad me confió una piedra, que creí que solo era una gema valiosa. Ni siquiera me di cuenta de lo que era hasta que nació. ¿Qué quieres decir con hacer que eclosione?” – le pregunté ahora, igualmente confundido. “Supuestamente, los huevos de los dragones, asumiendo que ese fuera realmente uno, no son capaces de eclosionar solo con el paso del tiempo. Se dice que el dragón en su interior debe sentir alguien cercano que sea capaz de protegerlo y amarlo para que pueda eclosionar. Además, deben tener un vínculo muy estrecho.” – me explicó. Intenté pensar en qué había provocado la eclosión, y casi de inmediato llegué a la conclusión. “¡Abue, activar la voluntad! ¡Creo que eso fue lo que la hizo salir!” – exclamé. Rascando su barbilla, asintió lentamente. “Esa es una posible explicación. La raza dracónica no ha sido visto desde hace cientos de años, así que no puedo decirlo con seguridad. Aunque, ¡no vale la pena pensar en eso por ahora! Solo asegúrate de mantener al recién nacido cerca de ti todo el tiempo. Si bien se parece mucho a una criatura de la raza dracónica, solo soy yo el que la relacionaría con ellos. La mayoría de las personas no sabrían que esta criatura es un dragón, así que debería estar bien simplemente fingir que es una especie rara de bestia del maná.” Después de que el asunto se resolvió, puse a Sylvie en el suelo a mi lado para comenzar a entrenar. El siguiente paso en mi entrenamiento para los próximos cuatro meses sería aprender a usar el poder de la voluntad que Sylvia me había dejado, así como condensar mi núcleo de maná para alcanzar las siguientes etapas. “Alcanzar la primera etapa es simple, pero puedes tardar toda una vida si la comprensión de tu bestia no es algo habitual. Mientras que tu núcleo de maná es solo del color rojo oscuro, tu cuerpo en este momento ya debería estar en la etapa de un mago de color naranja oscuro. Después de la ceremonia deberías sentir una pequeña área al interior de tu núcleo de maná que contiene el poder de tu voluntad. Ahí es donde está la voluntad de tu bestia. Adquirir la etapa de obtención es algo que alcanzas a través del aprendizaje propio, no por enseñanzas. Desde mi experiencia, la mejor forma para desencadenar la voluntad de tu bestia es estar continuamente en combate.” “Tiene sentido.” – le respondí, estirando mi cuerpo. “¡Bueno! ¡Entonces, vamos a pelear!” – instruyó enseñando una sonrisa confiada. Sentí que los días fueron pasando rápidamente mientras estaba inmerso completamente en mi entrenamiento. Había alcanzado la primera fase, pero no sería capaz de usarla hasta que obtuviera un mayor control. Virion también me enseñó a ocultar mi voluntad para que otros magos no pudieran detectarla. Después de la asimilación, la velocidad de mi cultivación con el maná aumentó a pasos agigantados. Durante este tiempo, Sylvie no pareció tener ningún cambio, excepto que se volvió un poco más inteligente. Su vocabulario aún era limitado, pero ahora era mucho más fácil el entendimiento mutuo. También salí mucho con Tess. Me arrastraba siempre que tenía tiempo libre, intentando crear tantos recuerdos como fuera posible antes de mi partida. Así, los cuatros meses que parecían tan lejanos pasaron volando. Salí de mi cuarto, vestido con una camisa sencilla de color verde oliva y unos pantalones negros con la pluma envuelta en mi antebrazo. “¡Arthur! ¡Recuerda tener cuidado! Buscaremos alguna forma de contactarte para ponerte al día. Toma esto para que puedas guiarte por el Bosque Elshire si es que alguna vez estás por esta área. O tal vez puedas encontrar a otra princesa para que te guíe.” – dijo guiñando un ojo mientras me entregaba una pequeña brújula ovalada de color plateado. “Uuu... ¡¡¡Abuelo!!!” “¡OUCH! ¡Pequeña! ¡Solo es una broma!” – gritó el Abuelo Virion mientras frotaba su costado. “Alduin y Merial irán en un carruaje separado como los encargados de este reino, Tess y yo no iremos. Esta será la última vez que nos veamos. ¡Hasta la próxima, Arthur!” – dijo agarrándome y apretándome con un fuerte abrazo, casi tirando a Sylvie de mi cabeza. “¡Te extrañaré, Art! ¡Recuerda volver a visitarnos! ¡Ehh~! No vayas coqueteando con chicas humanas, ¿vale? Promételo, ¿bueno?” – dijo sollozando con lágrimas en sus ojos. “¡Volveremos a vernos! ¡Tess, será mejor que seas más fuerte que yo para la próxima vez que nos encontremos! ¡Con el Abue enseñándote, no tienes ninguna excusa!” – abracé a mi preciada amiga y también palmeé su cabeza. Me dio un asentimiento débil, incapaz de formar alguna palabra debido a su constante sollozo. Me despedí de ambos y seguí a Merial y Alduin después de lanzarme una sonrisa compasiva. A pesar de que no había tenido la oportunidad de pasar mucho tiempo con el rey y la reina, ahora me sentía más cómodo con ellos. Esperaba que la próxima vez pudiera volverme más cercano a ellos. Me metí en el carruaje que llevaba a los representantes elfos mientras el rey y la reina eran escoltados a otro carruaje separado. “¡Bueno, pero mira quién es! ¡Si es el mocoso humano! ¿Finalmente la familia real te echa del reino?” – dijo sonriendo un chico elfo que vestía una bien decorada túnica purpura. “Uh… Lo siento, pero ¿te conozco?” – sentía que sabía quién era ese elfo, pero no podía recordar dónde nos habíamos conocido. Mientras, Sylvie gruñía, apuntándolo con sus cuernos. “¡Soy el noble que atacaste sin piedad, el que te desafió a un duelo y donde desobedeciste las reglas!” – gritó poniéndose de pie enojado, apuntándome con un dedo acusador. De pronto lo recordé. “¡Eres el insecto que mandé a volar!” – grité al recordarlo un poco más fuerte de lo que quería. “Co… ¡¿Cómo te atre…?!” – su rostro se volvió de un color rosa brillante mientras que sus orejas se movían agitadas de la ira; unos pocos elfos que estaban tras él intentaban desesperadamente ocultar sus risas. “¡Ajá! ¡Lo siento, lo siento! No quise decir eso. Sin embargo, nunca me aprendí tu nombre.” – dije riéndome entre dientes y extendiéndole la mano. Con su rostro enrojecido e intentando conservar la poca dignidad que le quedaba, rechazó mi apretón de manos y declaró con un tono pretencioso: “¡Mi nombre es Feyrith Ivsaar III, descendiente de la noble familia Ivsaar! ¡Quizás me ganaste cuando éramos niños, pero si volviéramos a tener un duelo, te ganaría fácilmente!” Una chica elfa que parecía un poco mayor que Feyrith intervino y dijo: “Puedes llamarlo solamente Feyfey, como lo hacemos nosotros:” “¡N-No le digas eso!” – exclamó con su rostro volviéndose de un tono aún más oscuro que el rojo. Feyfey dejó de mirarme y tomó asiento. Me senté a su lado y le di una compasiva palmadita en el hombro, que se había desplomado por su derrota. Cuando nuestro carruaje entró en la puerta de teletransporte, fuimos recibidos por la familiar sensación de estar en el medio de una película en cámara rápida. “¡Hemos llegado a Xyrus!” – anunció el conductor. Dando un rápido vistazo, noté que estábamos rodeados por una caravana de personas que aplaudían cortésmente nuestra entrada. Se suponía que este torneo sería uno de los mayores puntos de inflexión en todo el continente. No se trataba solamente de reunir a jóvenes con aptitudes, sino de construir un futuro en el que pudieran aprender bajo el mismo techo. Era una emocionante aventura que estaban tomando los líderes del continente, pero a la vez era aterradora, ya que, sin duda, estaría llena de disputas y hostilidad. El conductor llevó el carruaje cerca de un pequeño espacio entre dos edificios después que pasamos la multitud, me indicó en la parte trasera y que este sería el mejor momento para salir sin ser notado. Les dije adiós y les deseé suerte a Feyfey y al resto de los representantes. Feyfey simplemente miró hacia otro lado, pero también hizo un leve gesto con la mano. Saltando del carruaje junto a Sylvie aún sobre mi cabeza, me abrí paso por el callejón intentando recordar la casa donde se alojaban mis padres. Después de casi una hora de andar por ahí, finalmente logré encontrar una gran mansión donde se suponía estaban mis padres. “Estamos en casa Sylv. Finalmente estamos en casa.” – murmuré entre dientes de forma temblorosa. “¿Kyu?” – dijo como si quisiera decir ‘Creía que antes ya estábamos en casa’. Subí cuidadosamente los escalones y respiré hondo. Quitando el polvo de mi camisa y pantalones, y golpeé las gigantescas puertas dobles.



miércoles, 10 de abril de 2019

TBATE Capítulo 15

Capítulo 15
Siguiente etapa
Traducido por Thornapple
Corregido por DaniR
Editado por Tars

“¡Oye, Art! ¡Apresúrate! ¡Llegaremos tarde!” “¡¡AAAGGHHHH!! ¡Tess! ¡Detente! ¡Me rindo! ¡ME RINDO!” – le grité. Tess finalmente bajó de encima mío, soltando la firme llave de piernas que me hacía. “¿Tess, no puedes despertarme de forma más gentil?” – me quejé masajeando mi adormecida pierna. “¡Cada vez es más y más difícil despertarte por la mañana! Tenía que hacer algo, ¿cierto? Además, deberías de estar agradecido de que una linda señorita te despierte cada día.” – dijo mirándome coquetamente. “Las sirvientas son bastante guapas, muchas gracias.” – murmuré entre dientes. Debió de oír eso, porque me dio un fuerte pellizco en el costado. ¿A dónde se había ido la tímida Tess que estaba demasiado asustada para dormir sola en la tienda? ¿La dulce Tess que me rogaba para que no me fuera? ¡Devolvédmela! ¡Me gustaba más ella! Algo que noté durante mis tres años viviendo en Elenoir era que los elfos despertaban mucho más temprano que los humanos. La edad promedio para los humanos rondaba los trece años, mientras que los elfos despertaban alrededor de los diez años. Incluso para un elfo, Tess había despertado rápido. Ocurrió el año pasado, y vaya, despertó con una explosión. No fue tan grande como la mía cuando desperté, pero logró destruir su cuarto, que estaba arriba de la cocina, cayendo y creando un pequeño agujero por la implosión justo abajo. Desde aquel entonces, se unió a mí para entrenar con el Abue. Todo lo que puedo decir, desde que despertó, es que se ha vuelto mucho más confiada y atrevida, en más mal sentido que bueno. Sabía cómo de fuerte era mi cuerpo, así que no dudaba en usarme como un saco de arena mientras intentaba nuevos hechizos que aprendía del Abuelo Virion y otros tutores de conjuración. Lo que no parecía entender después de todos mis gritos era que todavía sentía dolor, ¡maldita sea! En cuanto a mí, hoy va a ser un día muy especial porque, después de tres años, por fin he completado la asimilación del maná en mi cuerpo. Casi era mi cumpleaños, así que como Tess había cumplido nueve años hacía un par de meses, yo cumpliría al fin ocho años. Durante este tiempo no se me había permitido absorber nada de maná de mi alrededor y solo he podido usar el maná innato que estaba dentro de mi núcleo de maná para esparcirlo por mi cuerpo. Hoy haría el último paso para terminar la asimilación como un domador de bestias. Me salté la ducha y me puse una túnica más presentable, colocando la piedra dentro de ella antes de salir hacia el patio con Tess. “Art, finalmente despiertas, ¿eh? ¿Cómo hizo para despertarte tu esposa hoy? ¡Ja, ja!” – murmuró el Abuelo Virion mientras tomaba un sorbo de té en una pequeña mesa que estaba afuera. “Ugh, ¿esposa? ¿Dónde? No sabía que podías casarte con demonios. Abue, la estás convirtiendo en un monstruo.” – me quejé. Por suerte, Tess no pudo escucharlo ya que salió un momento después. “Art, cuando crezca será una buena mujer. No es muy tarde para que intentes hacer que caiga rendida a tus pies.” – se rio, levantando su taza de té para hacer un brindis. Tess se sonrojó y me dio un codazo. “¡AGGH!” – ¿por qué? ¿Qué había hecho? “¡Ja, ja, ja! ¡Art! ¿Estás listo? Finalmente, hoy es el día. Después de esto serás un verdadero domador de bestias, no como esos afortunados aventureros que solo tienen la voluntad de una bestia.” – enfatizó con los brazos cruzados. Asentí firmemente mientras Tess se dirigía a la mesa donde había estado sentado el Abue para mirar. No era una gran ceremonia. Consistía en que el Abue ejerciera una gran cantidad de maná en mi núcleo. Esto provocaba una gran oleada de maná que yo tendría que redirigir y dispersar por mi cuerpo. “¿Art, recuerdas las fases básicas de los domadores de bestias?” – me preguntó. Recité todo lo básico que el Abuelo Virion me había inculcado en la cabeza en estos años. “Todos los domadores de bestias tienen una cantidad diferente de formas en las que pueden convertirse. La cantidad de formas dependerá de la fuerza de la voluntad de la bestia que haya dejado el núcleo. La primera fase que tienen todos los domadores de bestias es ‘Absorber’. En esta fase, el domador puede usar una pequeña porción de la habilidad innata de la bestia. La segunda fase es ‘Integrar’, donde el cuerpo se impregna completamente de la voluntad de la bestia, permitiendo un mejor control sobre las habilidades innatas de la bestia.” “¡Correcto! Las fases que un domador pueda alcanzar de la voluntad de su bestia nos muestra cuan capaz puede ser al usarla. Cuanto más fuerte es la bestia, más difícil es, pero al mismo tiempo, si un domador no lo domina, entonces será imposible que pase de la primera fase. Sin embargo, una cosa a tener en cuenta, es que no siempre la fase ‘Integrar’ es más poderosa que la fase ‘Absorber’. La fase ‘Absorber’ aprovecha la habilidad innata de la bestia mientras que la fase ‘Integrar’ es un aumento de poder que abarca mucho más la voluntad de tu bestia.” – me recordó, mirándome seriamente. – “Aunque no te conté antes, ahora que estas a punto de volverte un domador de bestias verdadero, deberías saber que hay diferencias en cómo un domador de bestias adquiere una voluntad. Si la bestia es asesinada y su núcleo de maná es extraído con su voluntad intacta, un mago puede absorber la voluntad e intentar obtener su poder. Ese mago sería considera un ‘Falso domador’. Si bien es más fácil y sencillo convertirse en un falso domador, las probabilidades de obtener poder son muy raras y limitadas. Una de las razones por las que me tomó tanto tiempo lograr llegar a la segunda fase es porque soy un falso domador. Sin embargo, me considero afortunado de poder llegar a la segunda fase. Arthur, tú eres uno de los extremadamente raros domadores de legado, donde una bestia por voluntad propia te dio su voluntad.” Continuó con la explicación: “Art, mi primera fase no me vuelve mucho más rápido, pero soy capaz de borrar un poco mi presencia y mimetizarme con las sombras. No has visto mi segunda fase, ¿cierto? Mira cuidadosamente. Me llevó más de diez años lograr llegar a esta fase.” Al sentir una poderosa oleada de maná rodeando su cuerpo, no pude evitar estremecerme sin querer. De pronto, el maná que rodeada su cuerpo volvió a entrar dentro de él y mis ojos se abrieron de par en par. La piel del Abuelo se volvió completamente negra. Incluso el blanco que había en sus ojos se volvió negro, mientras que sus iris se volvieron afilados y brillaban de un color amarillo. Su cabello, que había llevado atado, se soltó y se volvió de un color negro brillante. El aura que lo rodeaba me hacía estremecer y retroceder un paso. “Esta es la fase de ‘Integración’. Me escabulliré detrás de ti. Presta atención.” – gruñó con una voz mucho más rasposa que la que tenía antes. Realmente quería cogerme por sorpresa, pero si me lo decía podría… Eso era lo que pensaba, pero cuando desapareció de mi visión… No pude sentir su presencia en absoluto. Para cuando miré detrás de mí como me había dicho, ya estaba presionando su dedo contra mi yugular mientras me miraba con sus brillantes ojos amarillos. Rápido. Parecía una teletransportación instantánea, pero sabía que no era eso por la marca que había dejado donde había estado. Era una velocidad que ni siquiera yo podía seguir. Ni siquiera un poco. No. La parte más aterradora de su sobrecogedora velocidad era su falsa de presencia. Aunque estaba directamente detrás de mí, no podía sentir que estaba ahí. Cuando volvió a la normalidad su rostro se sonrojó un poco, ya que Tess comenzó a aplaudir como si fuera un espectáculo. “¡Whew! Usar esa forma siempre me pasa factura. Después de entrenarla durante un par de décadas, soy capaz de mantener la forma por un poco menos de una hora. Durante la fase de absorción, simplemente canalizo una pequeña parte de la voluntad de mi bestia y puedo utilizar la velocidad y el sigilo de la pantera de las sombras. Sin embargo, con mi fase de integración, no solo aumenta mi velocidad y sigilo, sino que también mis sentidos para poder mantener el ritmo.” Asentí con la cabeza. “¡Bueno! Comencemos con la ceremonia.” – respondió, juntando sus manos. Quedamos cara a cara, separados por la distancia de un brazo. Tess ahora se inclinaba hacia adelante por el entusiasmo, cuando estábamos a punto de empezar. “Solo deja que tu maná salga libremente. No intentes controlarlo. Si es necesario te contendré, así que es crucial que siempre te mantengas en un estado mental relajado. Despierta las partículas de maná que has asimilado todos estos años.” – me dijo. Después de asentir en respuesta, comenzó a ejercer maná en mi núcleo, inundándolo con su maná y el mío. Al instante comencé a sentir una cálida sensación, como una ráfaga de viento que entraba y salía de mis poros. Cuando sentía que mí cuerpo llegaba al límite, una ruidosa explosión me hizo perder la concentración, solo para ver cómo el Abue era empujado hacia atrás y también Tess caía de su silla rodando hacia atrás. Sentí un insoportable dolor en mi cuerpo, como si el esqueleto intentara salirse de mi piel. Sin siquiera la fuerza suficiente para gritar, mi visión se oscureció. Me alegraba esta oscuridad, ya que sabía que me aliviaría del dolor. Al despertarme en mi cama, me senté, sintiéndome sorprendentemente renovado. Tess estaba sentada a mi lado, apoyando su cabeza en mis piernas. Al mirarla mientras dormía así, me hizo recordar cuando la escolté de vuelta a casa después de salvarla de los traficantes de esclavos. El Abuelo entró poco después y se sentó al otro lado de la cama, sin molestarse en despertar a su dormida nieta. “¿Cómo te sientes, mocoso?” – dijo con sus labios curvándose en una media sonrisa. “Abue, eso debería preguntártelo yo. Vi que saliste volando; incluso Tess fue derribada.” Solo se rio avergonzado. “Tengo que admitir que no esperaba una fuerza tan grande. Sé que probablemente tienes una buena razón para no contarme qué tipo de bestia te dio su voluntad, pero te lo preguntaré otra vez. ¿Qué tipo de bestia te dio su voluntad?” Escenas del tiempo que había pasado junto a Sylvia pasaron por mi mente; en una de ellas me decía que no le dijera a nadie que la había conocido. Sin embargo, Virion era probablemente una de las pocas personas en las que podía confiar, así que podía contárselo. Si no fuera por él, probablemente no estaría vivo. “Bueno… Usando sus propias palabras, lo que me pasó su voluntad es lo que llamamos un dragón.” Un pesado silencio llenó la habitación cuando la expresión de Virion se congeló al oír mis palabras. Comenzó a murmurar para sí mismo, lo único que podía distinguir de lo que decía era ‘posible’ y ‘nunca había pasado’. “D-Dragón…” – fue lo único que logró decir casi sin voz, mirándome fijamente con la mirada perdida. “Santo cielo… Un Domador de Dragón. En toda mi vida, nunca creí que sería capaz de ver el nacimiento de un Domador de Dragón… ¡Y yo le he enseñado! ¡JA, JA, JA, Ja! ¡Un Domador de Dragón!” Tess había despertado por el ahora senil Virion y lo miró confundida. De pronto, agarró mis hombros y me miró fijamente. “Hiciste bien en mantener esto en secreto. No se lo digas a nadie más. Este poder debe mantenerse en secreto hasta que tengas la fuerza para protegerte y a los que te rodean.” “Abue, también creo que eso es lo mejor cada vez más.” – le respondí serio. “¡Bien! Aunque me gustaría saber la historia por completo, por ahora estoy más que satisfecho.” – dijo sonriéndome de vuelta. “¿Qué paso, Abue? ¿Qué te dijo Art? Uu… No es justo que me ocultéis secretos.” – dijo Tess comenzando a hacer pucheros. “Ja, ja, ja, lo sabrás cuando sea el momento adecuado, pequeña. ¡Arthur! Tengo buenas noticias. La puerta de teletransporte que se suponía que se abriría en dos años se activará pronto. Hay un torneo que se llevará a cabo en la ciudad Xyrus en cuatro meses. Este torneo será un evento muy importante para el futuro, porque tanto elfos como enanos enviaran a jóvenes representantes al torneo como a alumnos preliminares a una academia humana. Durante el torneo, podemos escabullirte dentro de Sapin sin que lo humanos se den cuenta.” – exclamó enseñando una sonrisa en su afilado rostro. “¿Abue, enserio? ¿Podré poder volver a casa pronto?” – dije saltando de la cama. ¡Por fin sería capaz de volver a ver a mis padres! Les había estado enviado mensajes de vez en cuando con la Anciana Rinia, pero después de verlos por la técnica de la adivinación del agua, no había logrado volver a verlos. “T… ¿Te irás pronto, Art?” – preguntó Tess, con una expresión cabizbaja. “Así es. Tengo que volver con mi familia pronto. ¡Pero no te preocupes! ¡Os visitaré de nuevo! ¡Y quizás puedas acompañarme a Sapin!” – le dije esperando que se animara. “¡Arthur, todavía tenemos cuatro meses! ¡Mocoso, hasta que las puertas se abran, espero que entrenes más duro que lo que lo has hecho! Tu núcleo de maná no se ha desarrollado en estos tres años por la asimilación que has hecho. No te enfoques solo en entrenar la voluntad de tu bestia. Eso solo debes usarlo como carta de triunfo. ¿Entendido?” Tenía razón. Aunque todavía no había activado la fase obtener de mi voluntad de dragón, sabía que usarla solo atraería atención no deseada. Si era posible, no debería de usar la voluntad de mi bestia. Continuando, el Abuelo me dio una palmada en la espalda y dijo: “¡Ahora! Tómate un baño y descansa. Mocoso, apestas a podrido. Pequeña, dejemos a Arthur solo para que pueda recuperarse.” Noté que Tess se veía algo deprimida por la repentina noticia de mi partida. El crecer y vivir con ella por estos tres años nos había vuelto tan cercanos como si fuéramos hermanos, e incluso ella solo tenía nueve años, pero el hecho de que ya estaba mostrando signos de florecer como una hermosa mujer me hacía sentir un poco de arrepentimiento por no poder estar con ella cuando creciera. “¡Tess! Anímate, ¿vale? Seguiré aquí durante un par de meses más y, después que me vaya, no será para siempre. Espero que algún día también conozcas a mis padres.” – dije dándole un sincero abrazo. “¡Eee! ¡¿Q-Qué estás-?!” – casi podía ver el vapor saliendo de su cabeza a medida que se sonrojaba. De pronto, me alejó y salió corriendo. “¡Ah! ¡La juventud! ¡Ja, ja! ¡Que duermas bien, mocoso!” – dijo riéndose, sacudiendo la cabeza mientras cerraba la puerta. ¿Tess ya estaba pasando por la pubertad? Salté de vuelta a mi cama, sintiéndome demasiado perezoso para darme una ducha justo ahora. “Solo me acostaré un rato y luego me daré una ducha.” – murmuré en voz alta. Criiiiiissssss Me pregunto si esta noche será ventosa. Generalmente no podía escuchar el crujir de las hojas. Crack Bueno… Este era un sonido inusual. Me senté para mirar alrededor, intentado localizar de dónde venía el sonido. Crack Crack Miré hacia mi túnica, que estaba colgada en una silla. “Kyu~Kyu~” ¿Kyu? ¿Mi túnica hacía el sonido “kyu~”? Mis cejas se fruncieron al intentar entender qué es lo que estaba pasando. ¡Crack! “¡Kyu~!” ¡La piedra!



martes, 9 de abril de 2019

SYN Capítulo 22

Volumen 3 Capítulo 3
La verdadera prueba
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

Jinwoo dejó escapar un grito de alegría. Era el primer objeto de rango S que encontraba. Además del increíble beneficio para reducir el daño, también otorgaba [Fuerza] y [Vitalidad]. El pecho de Jinwoo latió de emoción al ver el objeto. ‘No se puede comparar con un rango A.’ Hasta ese momento había obtenido dos objetos de rango A, la Glándula venenosa de Casaka y el Collar del guardián de la puerta de Cerberus. Y, aunque los dos eran poderosos, el primero otorgaba reducción de daño pero técnicamente bajaba la [Fuerza] y el segundo mejoraba la [Agilidad] y la [Percepción]. El Casco del caballero rojo combinaba las mejores cualidades de los dos objetos. Y sin penalizaciones. ‘Realmente es de lo mejor.’ Jinwoo no pudo evitar poner una sonrisa tonta a pesar de los problemas que había tenido en la pelea. Además, había otro detalle: le gustaba el diseño del casco. ‘Es una pena que no pueda presumir de él.’ El casco brillaba con el color de la sangre y, junto con el largo plumaje, era casi como una obra de arte. Por un breve momento, a Jinwoo le hubiera gustado obtener y usar todo el conjunto de la armadura carmesí. Pero no tuvo suerte. ‘Lamentablemente…’ El resto de piezas de la armadura de Ygritte no aparecían como objetos y tuvo que conformarse con el casco. Dejando de lado ese pequeño arrepentimiento, se puso con cuidado el casco. Shiiiiiiiiiiiiiiiiuuu Como siempre, el objeto desapareció en el momento en el que lo equipó. Aunque no podía mostrar su forma, el casco incrementó en gran medida sus atributos.

Fuerza:
128 (+20)
Agilidad:
107
Inteligencia:
66
Vitalidad:
87 (+20)
Percepción:
89
Reduc de daño físico:
46% (+15%)
Puntos sin asignar:
0
El refuerzo del casco se mostró temporalmente entre paréntesis. La [Fuerza], la [Vitalidad], hasta la reducción de daño físico, habían aumentado considerablemente. Estaba inmensamente satisfecho. Confirmar los efectos con sus ojos hizo que su corazón se acelerara. ‘Espera.’ – pensó negando con la cabeza. – ‘La misión no ha terminado. Necesito calmarme.’ Había un objeto que todavía le quedaba por revisar. Emocionado, miró por encima los dos objetos que acababa de obtener.

Piedra rúnica La mano del soberano.

Piedra de retorno instantánea.
Eran dos piedras. Jinwoo miró primero la segunda: se trataba de un trozo de roca un poco más grande que una nuez… ‘Se lo que es una piedra rúnica, pero…’ Tenía mucha curiosidad por saber qué era una Piedra de retorno instantánea, por lo que abrió la información sobre la piedra. ¡Ding!

Piedra de retorno instantánea
Rareza: Desconocido.
Tipo: Consumible.
Objeto para la misión de avance de clase.
Rómpelo inmediatamente para salir de la mazmorra.
Este objeto desaparecerá una vez que se complete la misión.
No puedes guardar este objeto en tu inventario.
Se usaba de la misma manera que una Piedra rúnica, pero en lugar de una habilidad, lo llevaba al exterior. ‘Espera… ¿Eso quiere decir que la misión no ha terminado?’ De acuerdo con la descripción del objeto, si la búsqueda hubiera terminado el objeto sería destruido. Eso solo podía significar una cosa… Un escalofrío recorrió su columna vertebral. Era un sentimiento extraño. Acababa de recibir un objeto que le permitía salir de la mazmorra y en cambio se sentía muy incómodo. Si esto fuera algo que pudiera usarse en una mazmorra real, el valor de la piedra sería incalculable. Esa roca pequeña era lo mismo que un dispositivo para salvar vidas y no habría nadie lo suficientemente tacaño como para despreciarlo. Por supuesto, Jinwoo sentía lo mismo. Gracias a la piedra, el peligro de la misión disminuía en gran medida. ‘Si quisiera, podría irme cuando quiera…’ A pesar de todo esto, no pudo evitar el temor que sentía. Como si estuviera esperando, el Sistema le advirtió con su tono. ¡Ding!

El jugador ha obtenido la Piedra de retorno instantánea.
La misión de avance de clase comenzará en unos instantes.
“¡Ah!” ¡Era el objeto que daba comienzo a la misión! Sentía que acababa de pisar una mina que podría haber evitado. ‘Si lo llego a saber habría descansado antes de recogerla…’ Era demasiado tarde para lamentaciones. Sin importar cuánto aumentara su [Inteligencia] o su experiencia, era imposible predecir el futuro con un 100% de certeza. Un sudor frío se reunió sobre sus cejas y aprovechó para comprobar su estado.

Fatiga:
61
Salud:
4.161/10.270
Maná:
390/850
La [Fatiga] es un poco alta, pero aún es manejable.’ Gracias al aumento de [Vitalidad] otorgado por el casco, tanto su [Salud] actual como la máxima habían aumentado proporcionalmente y Jinwoo no podía dejar de dar gracias a Dios por el aumento. Estaba tratando de animarse un poco. ‘Por ahora, debería ser posible…’ En última instancia, su vida no estaría en peligro mientras sostuviera la Piedra de retorno instantánea en la mano. Pero no importaba cómo lo pensara, la piedra le obligaba a renunciar a la búsqueda. Si no, no se la habrían dado como señal de inicio. ‘Y si abandono la misión…’ No sería diferente a renunciar a obtener una clase. El sudor que se acumulaba sobre sus cejas comenzó a bajar como un río por su cara. Glup Y en ese instante apareció un nuevo mensaje del sistema. ¡Ding!

En diez segundos, se abrirán diversas puertas dimensionales.
¿Puertas dimensionales?’ Antes de que pudiera entender lo que significaban esas palabras, el Sistema produjo una gran pantalla con números en el aire.

00
00
10
Bueno, eso era bastante fácil de entender. Probablemente era la cuenta atrás de la que hablaba antes. Los mensajes continuaron.

El Jugador puede optar por escapar de la mazmorra con la Piedra de retorno instantánea.

00
00
08

00
00
07

00
00
06
La cuenta regresiva continuó.

O puede aguantar el mayor tiempo posible para obtener los puntos necesarios para avanzar de clase.
“¿Aguantar? ¿Aguantar el qué?” – gritó frustrado. Su mano sostenía el Colmillo venenoso de Casaka convocado desde el inventario y había colocado la Piedra rúnica en su inventario; la Piedra de retorno instantánea, al no poder ingresarla en el sistema, la guardó en el bolsillo trasero del pantalón. Mientras su corazón sentía que estaba a punto de explotar, él había terminado sus preparativos de combate. Así era Sung Jinwoo.

La misión de avance de clase comenzará pronto.

00
00
04

00
00
03

00
00
02
Jinwoo miró fijamente los números y luego observó los alrededores, posando la mirada aquí y allá. Algo iba a pasar. El aire en la habitación comenzó a torcerse y a distorsionarse.

00
00
01

Te deseo suerte.
¿Qué?’ Era la primera vez que el sistema mostraba algo parecido a emociones, pero no tenía tiempo para sorprenderse. En el momento en que el temporizador llegó a cero, las puertas comenzaron a aparecer en varios lugares alrededor de la habitación. Wooooong… Wooooong… No eran solo una o dos… Tenía seis puertas cerca, pero muchas más comenzaron a aparecer detrás de ellas. Al mismo tiempo, el temporizador comenzó a avanzar.

00
00
02
El contador había comenzado de nuevo. Pero, aunque el sistema no era muy claro, Jinwoo entendía lo suficiente: los puntos de avance dependían de cuánto tiempo consiguiera aguantar. ‘Cuanto más sufra, más fuerte me haré.’ Siendo claro, obtendría una clase más poderosa. No podía desperdiciar una oportunidad como esta, tenía que controlar sus puntos de salud y maná.

00
00
03
En el momento exacto en el que el cronómetro llegó a 3 segundos, las puertas más cercanas comenzaron a generar multitud de caballeros sin armas. Bam bam bam bam El suelo tembló cuando los caballeros blindados entraron en formación. Parecían una marea plateada que se había quedado congelada en el tiempo, a la espera de estrellarse contra su persona. Pero incluso ante una fuerza opresiva, una sonrisa apareció en la cara de Jinwoo. ‘Si eso solo por eso, puedo encargarme de ellos.’ En cierto modo, estaba agradecido de que se tratara de este nivel de enemigos. Si algo como Ygritte salía por la puerta, no podía imaginar cómo iba a durar más de unos segundos. ‘¡[Sigilo]!’ Jinwoo usó el poco maná que le quedaba para entrar en [Sigilo]. ‘Son muchos, pero es mejor dejar pasar el tiempo y ver primero la situación.’ Shoooo… La forma del cazador desapareció. Como era de esperar, los caballeros que corrían hacia él se ralentizaron y se detuvieron. Desafortunadamente, sucedió algo con lo que no contaba.

Un mago ha usado [Ojo de detección].
El sistema emitió un pitido de advertencia. Jinwoo volvió la cabeza hacia la fuente del sonido. ‘¿Qué?’ Un mago que había aparecido desde una de las puertas acababa de lanzar un hechizo. Jinwoo pudo ver cómo un símbolo con forma de ojo aparecía sobre su cabeza. Era brillante y deshizo la habilidad de [Sigilo]. ‘¡Mierda!’ Sus planes se iban al garete nada más empezar. Fiiiiiiuuuuuuuuuuus Fiiiiiiuuuuuuuuuuus Los caballeros, que habían permanecido inmóviles después de su desaparición, giraron sus cabezas al unísono. Era una escena sacada de una película de terror, una marea plateada que se lanzaba sobre él como un solo hombre. Solo podía apretar los dientes y prepararse para pelear. ¡Bang! Su puñetazo destrozó la cabeza de un caballero, que terminó desplomándose hacia el suelo.

Has derrotado a un caballero.
Una luz se concentró en los ojos de Jinwoo. ‘¡[Sed de sangre]!

Has activado: [Sed de sangre].

Has infligido: [Miedo].
El objetivo perderá el 50% de todos los atributos durante 1 minuto.
Fue capaz de ralentizar a muchos de los monstruos con el efecto de [Miedo], pero su maná había caído hasta los 90 puntos. El coste de activar [Sed de sangre] le había consumido otros 100 puntos. No podía usarla de nuevo. ‘He conseguido un minuto gracias a esto.’ Durante el minuto que bajaron los atributos de los monstruos, Jinwoo destruyó a tantos enemigos como pudo. ¡Baaaam! ¡Crack! ¡Booooom! ¡Booooooooooooooooooom! Ante el poder aterrador de un cazador, los caballeros caían a izquierda y derecha. ¡Bang! ¡Crack! ¡Baaaaam! Sin embargo, la velocidad a la que aparecían nuevos caballeros superaba con mucho la capacidad de Jinwoo para destruirlos. ¡Crack! ¡Crack! ¡Crack! ¡Crack! En medio del frenético intercambio de golpes, Jinwoo comprobó el contador.

00
03
19
3 minutos y 19 segundos. Jinwoo se preguntaba cuántos puntos ganaría si se fuera ahora con ese tiempo. La situación se estaba volviendo cada vez más insoportable a cada segundo que pasaba. El asalto de los caballeros continuaba desde las puertas. Había destruido muchos de ellos, pero su número seguía siendo incontable. “¡Uaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!” Finalmente, fue encerrado en medio de una masa de caballeros.

Se ha activado: [Espíritu inflexible].

Se ha activado: [Espíritu inflexible].
Empezó a sentir que su salud se desplomaba.

Salud: 1.036 / 10.270
¿Cuánto tiempo llevo…?

00
05
08
5 minutos y 8 segundos. Había soportado lo más que le había sido posible. ‘Vámonos…’ En la parte inferior de la masa de caballeros, Jinwoo buscó con esfuerzo dentro de su bolsillo trasero. Pero… Plof La Piedra de retorno instantánea resbaló de sus manos. Srrrrrrrrrrrrrrrri Clock La piedra redonda fue pateada por el talón de un caballero y se fue rodando fuera de su vista. “¡¡¡NO!!!” – gritó mientras estiraba la mano en vano para intentar recuperar su seguro de vida, pero fue incapaz de atravesar las filas de caballeros. A cada segundo que pasaba, más y más caballeros se apilaban encima de él. Se le estaba haciendo difícil respirar.

Se ha activado: [Espíritu inflexible].

Se ha activado: [Espíritu inflexible].
Sintió cómo su consciencia se desvanecía. ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! En el caos creado por los caballeros chocando encima de él, Jinwoo escuchó una risa proveniente de algún lugar. - ¿No estás aquí por tus propios actos? “……” - ¿Por qué ir por un camino tan peligroso en vez de por uno seguro? Si un cazador de rango E se convierte en un rango B, o incluso en un rango C, ¿no es un golpe de suerte increíble? “……” - Supongo que esto es todo para lo que vales. “Cállate…” - Tú eres la razón por la que morirás aquí. “¡CÁLLATE!” ¡BOOOOOOM! Los caballeros que se habían acumulado sobre Jinwoo salieron volando. Incluso al borde de la muerte, sus ojos seguían vivos. Estaban llenos de un espíritu de determinación. ‘No voy a dejar que termine así.’ Sabía lo que había tenido que pasar para conseguir esta oportunidad y no iba a dejar que terminase así. Sabía lo que era estar en el fondo de la sociedad y, por eso, deseaba alcanzar la cima. Sabía mejor que nadie cómo era el dolor de ser débil. Había realizado muchos actos cobardes para poder sobrevivir y había sido ridiculizado por hacerlo. “¿En qué va a ayudar un rango E?” “Aunque esté en la Asociación, ¿no podían enviar a alguien más útil?” “¿Ese mocoso no sobrevive únicamente escondiéndose detrás de sus compañeros de equipo?” La escalera a la cima por la que siempre había soñado había aparecido finalmente ante él. Y si alguien esperaba que se iba a quedar mirando y no hacer nada, se iba a llevar un chasco. ‘Lo recuerdo…’ Esa voz en su cabeza era ‘su’ voz. Las voces que susurraban a sus espaldas: “Claro”, “Adelante”, “¡Ja, ja, ja, ja!”>. ‘Lucharé hasta el final.’ No importaba si su salud era 10 ó 1, iba a luchar hasta el final. Hasta que sus huesos fueran polvo y sus músculos fueran desgarrados. “¡UAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!” Jinwoo se arrojó hacia los caballeros. ¡Plaaaash! Su puño voló hacia adelante. La coraza de un caballero se abolló y su portador salió volando, como si fuera una bola de bolos, derribando a otros caballeros que estaban en su camino. Implacables, los caballeros lo atacaron una vez más, pero Jinwoo se resistió con todo lo que tenía. ¡Bang! ¡Smash! ¡Boom! Puños, codos, rodillas, pies. Jinwoo usaba cada parte de su cuerpo contra sus enemigos. Cada vez que atacaba, un caballero se abollaba como una muñeca de papel.

Tu [Fatiga] es mayor de 70.
Tus movimientos serán restringidos.
Como decía la advertencia, su cuerpo comenzó a ralentizarse. Pero la luz en los ojos de Jinwoo no se desvanecía. Aunque los caballeros continuaban viniendo sin pausas, muchos resistían un golpe, si era necesario les golpeaba dos veces; y si no caían, los golpeaba tres, cuatro o cinco veces. ¡Crack!

00
00
08

00
00
07

00
00
06

00
00
05
Mientras tanto, una especie de cuenta atrás estaba ocurriendo. Jinwoo estaba concentrado en la batalla y no lo había notado hasta ese momento. ‘¿Qué? ¿Está terminando la misión?’ Su breve momento de esperanza fue rápidamente destruido.

00
06
27
El cronómetro seguía subiendo. Lo que fuera que estaba pasando ante sus narices no estaba relacionado con el temporizador.

00
00
04

00
00
03

00
00
02
¿Está contando cuándo será mi muerte?’ – pensó, haciéndose a la idea de que era algo del sistema. Era lo mismo que cuando lo había amenazado con detener su corazón en 0,02 segundos, si no aceptaba convertirse en un Jugador. ‘Bien.’ – Jinwoo abrió los ojos de par en par. – ‘¡Te usaré hasta el último segundo!¡Bang! ¡Boooooooooom! Otros dos caballeros fueron aplastados. Sin embargo, comparado con su espíritu de lucha, el cuerpo de Jinwoo era irreconocible. La fuerza detrás de sus hombros había desaparecido y sus puños ya no eran capaces de bloquear los ataques de los caballeros. Uno desde el frente y orto desde su espalda. ¡Baaam! Aplastado entre la carga de dos caballeros, Jinwoo dejó escapar un gemido doloroso. “¡Uh!” Sin perder la oportunidad, los caballeros se acercaron a Jinwoo una vez más. Rodeado por la multitud, no pudo levantar un dedo. Tap tap tap tap Aun así, más y más caballeros se volvieron a amontonar sobre Jinwoo. La marea de plata terminó transformarse en una montaña de plata. Jinwoo inhaló lo que imaginaba era su último aliento. “¡Aaaaaaaah…!” De alguna manera, Jinwoo encontró una pequeña abertura y extendió su mano hacia el cielo. Fue un gesto sin sentido en ese momento.

Salud: 93 / 10.270
La situación era desesperada. Pero Jinwoo no se rindió. ‘No, todavía no… Solo… Un poco más…’ La mano que se extendía hacia el cielo se apretó en un puño. Y justo en ese momento, la cuenta atrás desconocida terminó.

00
00
01

00
00
00

Se ha agotado el tiempo para completar la misión diaria.
Vas a ser trasladado a la zona de castigo.
Jinwoo no podía creer lo que estaba oyendo. ‘¿Zona de castigo…? ¡Ah!’ Lo acababa de recordar. No había hecho la misión diaria. Se la había saltado a propósito para entrar en la zona de castigo, probar su progreso contra los ciempiés y ver si podía continuar con la incursión del castillo demoníaco. Y pensar que funcionaba en una situación como esta. Brooooooooooooooooom Al igual que en el hospital, el área comenzó a temblar con fuerza. Psssssssssssssssshhhhhhh Psssssssssssssssshhhhhhh Uno por uno, los caballeros con los que luchaba se convirtieron en arena. El mundo cambió a su alrededor. ‘Ja, ja, ja…’ – Jinwoo se reía en silencio. Las palabras del sistema antes de la misión comenzaron a aparecer en su cabeza.

Te deseo suerte.
Al leerlo no sabía si iba a ser un castigo tan duro como la misión o quería que aprovechara el momento para obtener más puntos de avance. Suerte, coincidencia, llámalo como quieras. Era solo otra oportunidad para hacerse más fuerte. Lo importante era cómo iba a aprovechar esa oportunidad. Brooooooooooooooom Los temblores se hicieron más fuertes. En lugar de luchar para mantener el equilibrio como en el pasado, Jinwoo ignoró al terremoto y cerró los ojos. ‘Tengo que tranquilizarme…’ Y así, sintió una sensación de ingravidez y todos los sonidos desaparecieron. Cuando abrió los ojos estaba en medio de un desierto familiar y se dejó caer en la arena. “¡Af…! ¡Af…! ¡Uf…! ¡Uf…!” Agarró la arena con las manos y soltó un torrente de jadeos. Sus pulmones se llenaron con un refrescante soplo de aire, extendiendo una sensación agradable por todo su cuerpo. Al fin. ‘Me siento vivo.’ Con una sensación de seguridad en su mente, Jinwoo se quedó tirado en el suelo mirando hacia el cielo vacío y negro. La visión de un techo infinito de color negro le alegró la vista. Era la zona de penalización que recordaba. ‘Oh, espera, ahora no es el momento para estar tumbado.’ Como acababa de escapar de un lugar increíblemente peligroso, había olvidado que este lugar no era exactamente seguro. Aun así, no quería levantarse, así que abrió la pantalla de estado mientras estaba acostado.

Fatiga:
91
Salud:
104/10.270
Maná:
202/850
Se preguntaba por qué le era tan complicado moverse, pero ahora sabía el motivo: su [Fatiga] había pasado los 90 puntos. ‘Creo que es la primera vez que me pasa.’ No tenía ganas de mover ni un dedo en ese momento. Su salud era importante, pero ahora mismo necesitaba recuperar su aguante. “Tienda.” ¡Ding! Las palabras «COMPRAR» y «VENDER» aparecieron en el aire. No importaba cómo lo mirara, el Sistema había creado la tienda con el mínimo esfuerzo, pero ahora mismo era una visión increíblemente acogedora. Jinwoo compró la Poción curativa más cara y en el momento en que confirmó la transacción… Fiiiiiiiiiiiiuuuuuuuuuuu Una botella de vidrio con un líquido rojo apareció en su mano. Pof En su estado, le costaba incluso descorchar la botella. Pero terminó vertiendo el líquido en su boca. Glup El líquido rojo pasó por su garganta.

La fatiga se recupera.

La fatiga se recupera.

La fatiga se recupera.
Ya que era la Poción curativa de mayor nivel, solo una botella era más que suficiente para recuperar completamente su [Fatiga], pero curiosamente su salud no aumentó.

Fatiga:
0
Salud:
106/10.270
Maná:
204/850
Aunque había vaciado toda la botella, su [Salud] se mantenía inmutable. Era drásticamente diferente a la [Fatiga] que se había reducido a cero. ‘¿Qué pasa?’ En el momento en que la última gota de poción cayó dentro de su boca, apareció un nuevo mensaje. ¡Ding!

La [Salud] está por debajo del 10%.
No puedes recuperar la [Salud] con una poción.
La razón era simple: la [Salud] estaba demasiado baja. ‘Ahora que lo pienso…’ Hasta la magia curativa tenía sus límites. Esto no era un fenómeno desconocido. Así como los sanadores no podían curar a alguien más allá de cierto punto dependiendo de su habilidad, parecía que las pociones tenían un límite similar. ‘Y me está diciendo que el límite es del 10% de mi [Salud].’ Era bueno saberlo. Si hubiera puesto sus esperanzas en una poción en el momento equivocado, podría haber cometido un grave error. Por eso se decía que la experiencia era importante. ‘Lo que no te mata te hace más fuerte.’ Eso era todo debido al poder de la experiencia. Afortunadamente, había aprendido algo nuevo en la zona de castigo. ‘Ya es hora…’ Y efectivamente lo era. Sintió una forma de vida elevándose bajo la arena y, gracias a la poción, su cuerpo se sentía tan ligero como una pluma. Su [Fuerza] había regresado por completo. Jinwoo aterrizó a pocos pasos y se dio la vuelta. Shaaaaaaaaaaaaah Como era de esperar, el lugar donde había estado acostado se estaba hundiendo en el suelo. ‘Ey, recuerdo haber pensado que me deslizaría y caería en ese agujero en el pasado.’ Ahora, podía mirar al remolino con una actitud despreocupada. El fondo de la depresión hervía como en el pasado… ¡Pshaaaaaaaaaah! Una columna de arena explotó desde el suelo, revelando la forma de un gigantesco ciempiés. ¡Screeeeech! Era todo tal como lo recordaba. ‘Bueno, se veían mucho más terroríficos la primera vez…’ Ahora, parecían moverse a cámara lenta en sus ojos. Levantó la vista y confirmó las letras rojas sobre la cabeza del ciempiés.

«Ciempiés gigante de arena venenoso»

Su nombre era rojo, al igual que el Cerberus del castillo demoníaco. Al verlo, apareció un mensaje de misión. ¡Ding!

Misión de penalización: [Sobrevivir].
Sobrevive hasta que termine el tiempo.
Tiempo requerido: 4 horas.
Tiempo restante: 4 horas, 0 minutos, 0 segundos
Puedo ganar algo de tiempo con esto.’ – pensó tras leer el mensaje y apretar los puños. Como no había usado la Piedra de retorno instantánea de la mazmorra, probablemente aún tenía una oportunidad. ‘Lo más seguro es que me devuelvan después de la misión de castigo.’ No podía dejar de imaginar qué pasaría si le añadieran cuatro horas al cronómetro de la misión. Ganaría una cantidad masiva de puntos de avance. Bueno, todavía no sabía cuántos puntos daba cada hora. ‘Todavía…’ Cuando pensaba en cómo había funcionado el sistema hasta ese momento, esto podría convertirse en un golpe de suerte increíble. ‘¡Cuatro putas horas!’ No había podido durar ni diez minutos allí y ya había intentado usar la Piedra de retorno instantánea. Ahora, gracias a la zona de castigo, podría agregar cuatro horas a ese cronómetro. Pero quedaba un problema. Tenía que sobrevivir en este mundo con apenas 100 puntos de vida. Como no podía recuperar sus puntos usando una poción, tenía que subir de nivel a través de los ciempiés sin recibir ningún daño. En cierto modo, esta era una condición adicional de la misión de penalización. ‘Hagámoslo…’ Jinwoo convocó al Colmillo venenoso de Casaka.

Misión de penalización: [Sobrevivir].
Sobrevive hasta que termine el tiempo.
Tiempo requerido: 4 horas.
Tiempo restante: 3 horas, 59 minutos, 59 segundos
En el momento en que comenzó la misión de castigo, Jinwoo comenzó a moverse. Debido a su experiencia, supo moverse antes que los ciempiés y aprovechó el momento para cerrar la distancia que los separaba en un instante y saltó. ¡Tap! Alcanzó un punto intermedio en el cuerpo del insecto y luego comenzó a abrirse camino hacia la cabeza mientras golpeaba su cuerpo. ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Slaaaaash!¡[Correr a toda velocidad]!’ Las piernas de Jinwoo se aceleraron. Tap-tap-tap-tap Alcanzó rápidamente la parte superior de la cabeza del monstruo y agarró la daga con ambas manos. ‘¡[Apuñalar en puntos vitales]!’ Utilizó la habilidad y bajó la daga hacia la cabeza del ciempiés. La daga se clavó profundamente en la cabeza. ¡Crack!

[Apuñalar en puntos vitales] ha subido de nivel
¡Bien!’ ¡Había pasado mucho tiempo! La habilidad había causado una gran cantidad de daño y el ciempiés sacudió la cabeza por el dolor. ¡Ieeeeeeeeeeeeee! Jinwoo no se detuvo allí. Se movió por la cabeza hacia la espalda del ciempiés y aprovechó que estaba completamente expuesta. ¡Craaaaaaaaaaaaaaaaash! Apuñalando en algún punto por debajo de la cabeza del ciempiés, Jinwoo mantuvo la daga agarrada y se saltó hacia abajo desgarrando toda su carne. ¡Cra…! ¡Cra…! ¡Cra...! ¡Cra…! ¡¡¡CRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAACK!!! Combinando sus más de 120 puntos de [Fuerza] y el salto desde una altura equivalente a un edificio de cinco pisos, la daga se deslizó completamente por la espalda del ciempiés abriéndolo en canal. Baaaaam Aterrizando a salvo, Jinwoo se movió una vez más hacia el monstruo. ¡Ieeeeeeeeeeeeee! El ciempiés arrojó líquidos por todas partes y finalmente se derrumbó. ¡Braaaaaaaaaaaaaaaaaam! Su cuerpo levantó una nube de arena. ¡Ding!

Has derrotado a un Ciempiés gigante de arena venenoso.
Jinwoo se sacudió la arena del cuerpo y miró la hora.

Misión de penalización: [Sobrevivir].
Sobrevive hasta que termine el tiempo.
Tiempo requerido: 4 horas.
Tiempo restante: 3 horas, 59 minutos, 42 segundos
Solo me llevado 17 segundos…’ Le había costado menos de veinte segundos derribar al ciempiés. Había sido completamente diferente del momento en el que había peleado con Cerberus. Su [Fuerza] había alcanzado una dimensión diferente. ‘Bueno, si pienso en todos esos niveles y objetos que he obtenido…’ Tenía sentido. A este ritmo, Jinwoo confiaba en que podría seguir cazando sin perder la vida. ‘El problema es si habrá suficientes monstruos como para subir de nivel…’ Solo entonces tendría la oportunidad de sobrevivir cuando regresara a la misión de cambio de clase. Si regresaba con sus puntos de [Salud] actuales, sería aplastado como un insecto. Mientras estaba preocupado, varias columnas de arena aparecieron a su alrededor. ¡Pshaaaaaaaaaah! ¡Pshaaaaaaaaaah! Los ciempiés estaban llegando atraídos por la sangre de su pariente. ¡Screeeeech! ¡Screeeeech! La cara de Jinwoo se iluminó. ‘¿Cuántos hay?’ Al mirar las cabezas de los ciempiés que emergían del suelo, Jinwoo no pudo ocultar la sonrisa de su rostro.
* * *

¡Has subido de nivel!

¡Has subido de nivel!

¡Has subido de nivel!

¡Has subido de nivel!
Después de casi 4 horas, Jinwoo había subido cuatro niveles tras derrotar a innumerables ciempiés. Había alcanzado el nivel 51 y la misión de penalización casi había terminado.

Misión de penalización: [Sobrevivir].
Sobrevive hasta que termine el tiempo.
Tiempo requerido: 4 horas.
Tiempo restante: 0 horas, 3 minutos, 19 segundos
Ya era hora de volver. Jinwoo miró los cadáveres de los ciempiés que cubrían la zona. Gracias a su sacrificio, había logrado recuperar sus puntos de [Salud]. ‘Es una pena que no hayan dejado caer ningún objeto u oro…’ Bueno, no habría tenido sentido que una zona de castigo lo recompensara con cosas. Ahora era el momento de prepararse para regresar. ‘Tienda.

Monedas de oro: 3.115.629
Además de las diversas bolsas de dinero de los monstruos humanoides, había ganado la friolera de 1.500.000 monedas de oro de Ygritte. Tenía un montón de fondos y, con eso en mente, buscó una nueva arma en la tienda. Una en concreta entró en sus ojos.

Asesina de caballeros.
Rareza: rango B.
Tipo: daga.
Poder de ataque: + 75.
Especial: + 25% de daño contra oponentes con armadura completa.
Era una daga resistente y afilada diseñada para cortar la armadura de un caballero. Debido a su hoja dentada, no se deslizaba fácilmente por las armaduras. Se trataba de un arma destinada a ser usada para matar objetivos fuertemente blindados. El costo era de 2.800.000 monedas de oro. Tendría que gastar la mayor parte de su oro, pero este no era el momento para ser tacaño. ‘No puedo llevar mi oro conmigo a la otra vida.’ Sin dudarlo, Jinwoo compró el arma. Además, también compro una cuerda.

Has comprado: Asesina de caballeros.

Has comprado: Vendas.
Como se señalaba en la descripción, era una daga de aspecto aterrador con una hoja dentada. Tomó el arma con la mano derecha y usó las Vendas para atarla con fuerza a su mano. ¡Ziiiiiuuuuus! ¡Ziiiiiuuuuus! ¡Ziiiiiuuuuus! Agitó la hoja a su alrededor. Se sentía natural en la mano, como si fuera una parte de su cuerpo. ‘Así no se caerá.’ Consideró brevemente atar su otra daga a la mano izquierda, pero decidió no hacerlo. Sería un inconveniente perder ambas manos, por lo que mantendría su mano izquierda libre por si acaso. Colocó las vendas sobrantes en el inventario y al hacerlo notó la Piedra rúnica que había conseguido de Ygritte. ‘Ah, es verdad, estaba esto.

Piedra rúnica La mano del soberano.
Rompe la piedra rúnica para absorber la habilidad.
Necesitaba todo lo que pudiera conseguir en ese momento, ya fuera un objeto o una habilidad, así que rompió la piedra sin dudarlo.

Has aprendido: [La mano del soberano].

[La mano del soberano] – Nivel 1
Habilidad activa.
Coste de mana: 0
“Ejerce tu voluntad sobre un objeto sin tocarlo físicamente.”
“Ah…” Leyendo la explicación, recordó una escena que había visto con anterioridad. Había sido cuando Ygritte extendió una mano hacia su espada y ésta fue volando hasta su mano. ‘Así que usó esta habilidad para mover la espada larga.’ ¡Una habilidad para mover un objeto desde lejos usando su mente! Además, no tenía coste de maná. ‘Si realmente puedo mover cosas, esta habilidad es increíble.’ Jinwoo lo probó rápidamente en el cadáver del ciempiés a su lado.

El nivel de la habilidad es insuficiente para mover ese objeto.

El nivel de la habilidad es insuficiente para mover ese objeto.
Parecía que mover algo pesado requería más práctica. ‘¿Qué hay de esto?’ Jinwoo dejó caer el Colmillo venenoso de Casaka en el suelo y luego estiró la mano. La daga volvió fácilmente. ¡Paf!Oh…’ – pensó mientras miraba la daga con asombro. – ‘Esto está bien, es realmente útil.’ Y con eso había completado todos los preparativos. Jinwoo levantó la cabeza y vio que el tiempo casi había terminado.

Misión de penalización: [Sobrevivir].
Sobrevive hasta que termine el tiempo.
Tiempo requerido: 4 horas.
Tiempo restante: 0 horas, 0 minutos, 3 segundos
¡Ding!

La misión de penalización terminará pronto.
Y acto seguido apareció otro. ¡Ding!

Como has matado a todos los monstruos de la zona de castigo, se ajustará el nivel de dificultad en sucesivos castigos.
Un ajuste de dificultad. La próxima vez sería más complicado superar la misión de la zona de castigo. Aunque no sabría si habría una próxima vez. ‘Ahora la misión de cambio de clase se reanudará.’ – pensó mientras tragaba saliva. Probablemente lo estarían esperando cientos de monstruos en la sala del jefe de la mazmorra. Puede que incluso más. Aunque estaba pensando en la palabra ‘volver’, era más como si lo estuvieran arrojando allí. [Salud], [Maná], [Fatiga], objetos y una nueva habilidad. Además, incluso su mente había mejorado en las últimas cuatro horas. Aun así, se sentía nervioso. Du-dum Du-dum Du-dum El latido de su corazón era casi doloroso, por lo que Jinwoo cerró los ojos para calmarse. Entonces, sonó el familiar tono electrónico. ¡Ding!

Has completado la misión de penalización.
Es mi última oportunidad…