viernes, 28 de junio de 2019

G4L Capítulo 29

Arco 5 Capítulo 29
Prejuicio
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

A medida que el ardiente sol veraniego se extendía por el terreno, Varin y Valetta saludaron a Isaac y a los cinco soldados armados que estaban a la entrada de la aldea. Los soldados iban vestidos con una gruesa armadura de cuero reforzado con bronce y usaban cascos del mismo material para cubrir sus cabezas. Iban fuertemente pertrechados. Acompañando a Isaac, los soldados llevaban cubos de agua en sus manos. Además, todos ellos portaban espadas cortas en su cintura. No traían ningún arma o escudo extra. Isaac era el único que no llevaba casco, tal vez porque pensaba que eso le haría más difícil inspeccionar la aldea, haciendo que le llevara más tiempo. “Mientras inspecciono la aldea, el ejército estará acampado cerca de aquí, así que quería pedir permiso para poder usar el canal de agua…” – dijo Isaac mientras se disculpaba con una sonrisa. “Por supuesto que está bien. Por favor, no es necesario que te contengas, úsalo como gustes.” – respondió Varin. Estaba sorprendido. Nunca se le habría pasado por la cabeza que el comandante del ejército que se dirigía a la aldea fuera Isaac. Aunque este hombre ya había venido al pueblo en varias ocasiones, siempre interactuaba de forma cortés con los aldeanos. Jamás se habría imaginado que era un comandante del ejército y una persona con un título de nobleza. Además, había escudos adornando las espadas cortas que colgaban de las cinturas de los soldados que le eran familiares. Parecía que todos eran nobles. Un comandante de un regimiento de nobles no provendría de una familia noble de bajo rango, sino de una de las grandes, por lo que resultaba obvio que Isaac era un noble de alto rango. Para colmo, en la espada corta de Isaac había un magnífico adorno con su blasón familiar. Todas las veces que había venido a inspeccionar el pueblo, su espada corta no llevaba ningún adorno y siempre venía solo. Por ello, los aldeanos nunca habían sentido ningún aire de intimidación por su parte y siempre lo habían considerado como otro soldado común, que portaba una espada corta común. “Muchas gracias. Me aseguraré de que los soldados no se adentren en el pueblo. Por favor, transmite a los aldeanos que no tienen que preocuparse por los soldados.” – dijo Isaac, para a continuación ordenar a los soldados que estaban a su espalda que fueran a sacar agua. Los soldados que recibieron la orden respondieron de inmediato y corrieron hacia el canal de agua con los cubos bamboleándose en ambas manos. “Bien, aunque es un poco temprano, permíteme inspeccionar el pueblo. ¿El crecimiento de los cultivos de los campos ha ido bien?” – dijo Isaac tras observar a los soldados y volviendo a prestar atención a Varin y Valetta. “Sí. Gracias al agua del canal no se han agostado por la sequía y han podido crecer de forma favorable. Además, los cultivos aumentan de tamaño de forma diferente a lo habitual, su crecimiento es más rápido que antes. A este ritmo, podríamos ser capaces de cosechar algunas patatas para pagar el tributo de la aldea.” – respondió Varin explicando cuál era la condición de los cultivos. Valetta y Varin ya habían acordado qué había que decir. Los cultivos en los campos de la aldea habían podido crecer rápidamente gracias al fertilizante que había traído Kazura y al humus que se recogía del bosque. En caso de que Isaac pidiera algunos detalles, solo iban a explicar lo del humus. “Esas son buenas noticias. Poder recibir cultivos como tributo, aunque sea una pequeña cantidad, será algo realmente útil, ya que los impuestos recogidos en el resto de aldeas han disminuido considerablemente.” – dijo Isaac dejando escapar una pequeña sonrisa tras escuchar la respuesta de Varin. A continuación, instó a Varin y Valetta a llevarlo hasta el campo de patatas más cercano.
* * *
Isaac llegó al campo de patatas y se sorprendió al ver las plantas que crecían en su superficie. Las patatas eran mucho más grandes que cuando había venido a la aldea la última vez. Cualquier observador podría ver que los tallos eran gruesos y fuertes, y que sus hojas eran gigantescas. Aunque Isaac era un ignorante en cuanto a la agricultura, nunca había visto un patatal con tallos y hojas que fueran tan grandes como estos. “Esto es… Por lo que sé, nunca había visto un patatal con tallos y hojas tan grandes como las de este lugar. Sin embargo… Los cultivos que estáis sembrando… ¿De verdad son las mismas patatas que las del año pasado?” – preguntó Isaac. “Sí, son las mismas plantas que usamos siempre. Pero este año hemos mezclado una gran cantidad de tierra extraída del bosque cercano a los campos.” – respondió Varin. Cuando escuchó sus palabras, se agachó cerca de una planta con una expresión curiosa y tocó las hojas. Su tamaño parecía haber aumentado, y ver cómo se juntaba con los tallos era algo impresionante. Siendo honesto, si le hubieran dicho que esta era la misma cosecha de patatas que había visto el mes pasado, no lo habría creído. “Así que mezclasteis el suelo del bosque que ha recibido la bendición de Greisior con la tierra de la aldea… Nunca me hubiera imaginado que podía tener tanta eficacia…” – dijo Isaac. “A nosotros también nos ha sorprendido. No sabemos si este método es posible en otras aldeas, pero podría deberse a que la bendición que recibe el bosque de Villa Grisea de Greisior es muy poderosa.” Al escuchar la respuesta de Varin, Isaac recordó la leyenda sobre el pueblo, por lo que se mostró de acuerdo con la respuesta de Varin sobre el crecimiento de las patatas. Después de todo, este pueblo era el mismo de la leyenda donde Greisior había aparecido y había salvado a la gente hacía cientos de años, por lo que no le resultaba extraño que el bosque cercano hubiera recibido algún tipo de bendición. Podía entender que el suelo de bosque pudiera hacer que los cultivos crecieran más rápido. “Como se esperaba de Villa Grisea. Al utilizar el suelo bendecido por Greisior, estos cultivos pueden crecer de esta manera… Entonces, ¿podemos esperar recibir cultivos para el próximo tributo?” Si usaban la tierra del bosque que había recibido la poderosa bendición de Greisior, en el futuro la producción de alimentos de Villa Grisea podría aumentar drásticamente. Además, gracias al canal de agua que habían construido, tenían un suministro de agua estable, incluso en época de sequía, por lo que no había necesidad de preocuparse por la disminución de la producción de alimentos. Tal vez fuera posible crear una región agrícola a gran escala centrada en esta aldea, o eso pensaba Isaac. Sacó un pergamino y un carboncillo de su bolsillo y escribió sobre el estado de los cultivos y sobre la fertilidad de la tierra boscosa. “Tengo curiosidad por los cultivos del resto de campos, pero primero explícame lo de ese canal de agua.” – dijo Isaac levantando la cara tras terminar de escribir las notas en el pergamino que sostenía en sus manos. Varin y Valetta asintieron con una sonrisa mientras murmuraban en su interior y levantaban la guardia. ‘Ya llegamos a eso.’ En su visita anterior, Isaac no había prestado mucha atención al canal de agua, pero al igual que había pensado Kazura, parecía que alguien podría haberlo informado sobre la diferencia de nivel entre la aldea y el río. Varin y Valetta tenían claro que, cuando Isaac entregó el informe sobre su inspección a su superior, no había duda de que habían hablado sobre el origen del agua. La realidad era que Isaac pasaba sus informes directamente a Narson, que había sido quien le señalara la ubicación de la aldea y del río. Sin embargo, ni Varin ni Valetta tenían idea de que Isaac pudiera tener tal posición social y que hablara directamente con el Señor de la región. “El agua que fluye por el canal, ¿se extrae del río del noroeste?” “Sí, se extrae del río.” “Ju… Pero el río del noroeste está más bajo que el pueblo, por lo que debería ser imposible que el agua fluya desde ese lugar, ¿cómo podéis sacar el agua?” Cuando Isaac hizo finalmente la pregunta que todos estaban esperando, Varin le dio una rápida mirada a Valetta y un gesto de asentimiento, antes de comenzar a hablar. “De hecho, a mi hija Valetta se le ocurrió el diseño de una herramienta llamada rueda hidráulica. Su función es extraer de forma continua el agua del río y depositarla sobre el canal.” – respondió Varin. “¿Rueda hidráulica?” Al escuchar la frase ‘Rueda hidráulica’, Isaac repitió la palabra varias veces. Nunca había escuchado hablar de una herramienta que permitiera la extracción continua de agua en una cantidad tan grande que pudiera crear un flujo constante por el canal. “Esa herramienta llamada ‘Rueda hidráulica’, ¿está ubicada al final del canal?” “Sí, está ahí. ¿Debo guiarte para verla ahora?” Isaac asintió inmediatamente al ver que se ofrecían como guía. A pesar de que se había imaginado que habían encontrado una nueva fuente de agua, en realidad todo esto era debido a una herramienta que extraía agua del río. Por alguna razón, sintió una premonición indescriptible mientras caminaba hacia donde lo estaban guiando Varin y Valetta.
* * *
Después de caminar durante unos treinta minutos, las tres personas llegaron a donde se había instalado la segunda rueda hidráulica hacía unos días. Como de costumbre, la rueda giraba de forma vigorosa sin parar. Al usar cajas de madera, extraía agua del río que corría a su lado y la transportaba al acueducto de madera. “Es… ¡Esto es increíble!” – dijo Isaac. Cuando Isaac vio la rueda hidráulica, se sintió atraído por la escena que tenía ante sus ojos. La rueda transportaba grandes cantidades de agua desde el punto más bajo del suelo hasta uno más alto. No requería ningún tipo de esfuerzo humano, era una herramienta que se movía únicamente gracias a la fuerza del agua. Nunca había visto una cosa como esa hasta ese momento. “Esto es una rueda hidráulica. Es algo en lo que pensó Valetta cuando buscaba un método para extraer agua del río.” – dijo Varin. “Para ser capaz de llevar el agua a un lugar tan alto… ¡Es un invento increíble! ¿Valetta ha inventado esto ella sola?” Después de mirar intensamente cómo giraba la rueda, Isaac sacó un pergamino de su bolsillo y comenzó a dibujar la rueda mientras hacía preguntas a Valetta. “Sí, pensé en muchas formas diferentes de sacar agua del río y se me terminó ocurriendo esta rueda. Todos en el pueblo cooperaron para hacer las distintas partes y ensamblarlas.” – respondió Valetta. Aunque Isaac asentía con la cabeza al escuchar la respuesta de Valetta, había un rincón de su mente que no estaba consumida por la emoción de la existencia de esa rueda, y sintió que algo no estaba bien. Era imposible que la mera hija de un campesino, y que además era tan joven como Valetta, fuera capaz de inventar algo tan revolucionario como esto. Iba en contra de todo el sentido común que Isaac había aprendido hasta ahora. Desde la antigüedad, siempre habían sido ingenieros o artesanos de ciudad los que inventaban algo nuevo. Isaac nunca había oído hablar de una historia donde un campesino de un área remota hubiera inventado algo. Isaac no despreciaba a los granjeros, pero los campesinos de esta pequeña aldea no habían tenido ninguna oportunidad de aprender otra cosa aparte de la agricultura, por lo que ser capaz de poder desarrollar una herramienta revolucionaria como esta era simplemente increíble. “Poder inventar una herramienta como esta tú sola… ¿Me puedes mostrar el papel en el que escribiste la forma en que ibas a construir esta llamada rueda hidráulica?” “Eso… Esta rueda hidráulica la hicimos poco a poco, a medida que iba pensando en ello, por lo que no hay nada escrito. Lo siento mucho.” – dijo Valetta, disculpándose. Al escuchar su respuesta, Isaac frunció el ceño durante un instante, antes de volver a su semblante normal habitual. ‘¿De verdad? ’ – pensó mientras asentía con la cabeza. – “Entonces, ¿me puedes dar una breve explicación de cómo funciona esta rueda hidráulica y cómo hacerla?” “Comprendo. Entonces, la rueda hidráulica funciona…” – comenzó Valetta. Mientras Isaac escuchaba la explicación de Valetta, apuntó las partes más importantes en su pergamino. Valetta explicó con confianza el mecanismo de la rueda hidráulica; mientras, Isaac, que todavía sentía que algo estaba mal, se acercó para echar un vistazo a la herramienta. Cuando puso su mirada sobre la parte central del eje se dio cuenta de que estaba muy desgastado por la continua fricción. “¿Qué es esto? Esta parte está considerablemente desgastada… Si continúa, ¿no va a romperse?” – dijo Isaac mientras observaba el eje de la rueda, deteniendo de inmediato la explicación de Valetta. “¿Eh? ¿En serio?” – dijo Valetta, acercándose a Isaac. Se puso a investigar el eje de la rueda y se dio cuenta de que estaba bastante desgastado. Aunque todavía estaba bien, si seguía utilizándose, la rueda podría desmoronarse cuando se rompiera el eje. “Es verdad, si la rueda continúa girando, entonces el mango se va a acabar rompiendo… Necesito pensar en alguna medida para arreglarlo.” – dijo Valetta después de ver la condición del eje. A continuación, se dirigió a la entrada del canal de agua en la parte superior del río e insertó una tabla de madera para bloquear el agua. Cuando el río dejó de verter agua en el canal, la rueda que giraba de forma continua, se fue ralentizando, poco a poco. “Ya veo, usando esa tabla, ¿puedes detener la rueda siempre que quieras?” – preguntó Isaac, sintiendo admiración por la idea. “Sí, ya que de esta manera siempre podemos reparar la rueda en caso de ser necesario. Si Isaac no hubiera notado que el eje se estaba desgastando, no hubiéramos podido repararlo y la rueda habría terminado rompiéndose. ¡Muchas gracias!” – respondió Valetta con una sonrisa, expresando su agradecimiento. “Es un placer para mí.” – respondió Isaac. Y una vez más continuó escribiendo en el pergamino, mientras Valetta reanudaba su explicación sobre la rueda.
* * *
Había pasado medio día desde que comenzara la inspección de la aldea. En frente del bosque, mientras el pueblo se iba pintando por el color de la puesta del sol, Isaac terminó de recibir el informe de Varin sobre el estado de preparación de la madera que se iba a usar para pagar sus impuestos. Terminaron intercambiando agradecimientos después de acabar la negociación. Después de que Isaac recibiera la explicación sobre la rueda hidráulica de Valetta, los tres regresaron a la aldea, y Varin pasó a informar sobre la situación del pueblo en cuanto a la comida y el crecimiento de los cultivos mientras recorrían los campos. Isaac creía que el repentino crecimiento de los cultivos se debía a la influencia de la bendición de Greisior en el suelo del bosque, por lo que no se molestó en investigarlo demasiado. Lo que sí le explicó al jefe de la aldea era que en el futuro podría haber algunas órdenes desde Isteria solicitando la técnica con la que producían esos alimentos. Hacía rato que Valetta se había marchado a casa para hacer la cena. “Entonces, volveré al campamento. He venido con toda mi unidad por un asunto personal, lamento los problemas.” – dijo Isaac. “No, no, no, somos nosotros los que nos sentimos honrados de poder prestar asistencia al ejército. No nos debes ningún favor.” – respondió Varin. Tal vez porque la inspección había terminado sin ningún tipo de incidente, de una forma u otra, Varin respondía alegremente como si una gran carga hubiera sido levantada de sus hombros. Al escuchar la respuesta de Varin, Isaac mostró una sonrisa, para darle las gracias. “Entonces, ¿terminamos aquí? Volveré en un mes, antes de que termine la preparación de los bienes para pagar el tributo.” “Entiendo. Hasta que nos volvamos a encontrar dentro de un mes.” – dijo Varin tras escuchar las palabras de Isaac, mientras se inclinaba antes de regresar a su casa. Al mismo tiempo que observaba la espalda de Varin mientras se alejaba, Isaac reflexionó sobre el resultado de la inspección. ‘Bueno, voy a tomarme un descanso mientras observo la aldea. ’ A juzgar por las condiciones físicas de Varin, Valetta y el resto de aldeanos que había visto durante la inspección, parecía que la condición alimenticia de Villa Grisea había mejorado en gran medida. Hacer una rueda hidráulica para extraer agua, utilizar la tierra del bosque para promover los cultivos… Durante el último mes, la aldea había experimentado una recuperación enorme. Era algo que no podía evitar asombrarlo. Esta situación debería ser algo alegre, pero Isaac sentía que algo estaba mal. Todo iba demasiado bien en el pueblo, lo que era algo antinatural. Sobre todo, estaba especialmente preocupado por esa rueda hidráulica. Aunque podía ser cierto que ese invento revolucionario había sido inventado por una campesina, era incapaz de aceptarlo. Mientras Isaac pensaba otra vez en la rueda, observando la aldea, notó una pequeña sombra al borde de su visión. Basado en lo que podía ver por el rabillo del ojo, detrás de un árbol, a unos treinta metros de distancia, había un niño que le miraba en silencio mientras se escondía. ‘Ese chico… Parece tener entre cinco o seis años. Si mal no recuerdo, su nombre es…’ Isaac intentó recordar el registro de habitantes de la aldea y se quedó pensando durante unos instantes. A continuación, el niño hizo como que pensaba en algo; Isaac agitó la mano hacia el crío con una sonrisa. El niño se dio cuenta de que lo habían descubierto al ver el saludo, pero al instante se encogió de hombros; inmediatamente salió de la sombra del árbol y comenzó a correr hacia Isaac. “Señor, ¿eres un soldado importante? ¡Es la primera vez que veo una armadura tan genial!” – dijo el niño emocionado, sin saludarlo, tras correr hacia su lado. Al parecer, el niño estaba muy impresionado por la imagen de un soldado totalmente equipado. “Umm, no soy tan importante. Solo soy el capitán de cien soldados.” – respondió Isaac. “¿Cien? ¡Increíble! Siempre que vienes al pueblo traes una armadura barata, ¡casi no te reconozco!” Isaac puso una sonrisa irónica tras escuchar las palabras del niño. Él daba vueltas a su alrededor con entusiasmo, mientras se divertía mirando la armadura. Al verlo, Isaac decidió probar lo que había pensado antes y comenzó a hacerle preguntas al niño. “Debes ser Kolz, ¿verdad? Lo cierto es que la unidad está acampada cerca del pueblo, ¿quieres ir a verla?” – dijo Isaac. La cara de Kolz mostró una expresión que iba desde la sorpresa a la expectativa y ardía de ganas de ir a verla. “¿Eh? ¿Puedo?” – replicó, mientras miraba a Isaac. “Sí, no hay problema. Pero antes de eso, informemos a tus padres que saldrás de la aldea por un rato. Si desapareces sin su permiso puedes crear una conmoción.” “¡Sí! ¡Mi casa está allí!” – respondió Kolz con gran alegría a la sugerencia de Isaac, y comenzó a caminar hacia su casa a un ritmo acelerado. Pero, después de dar unos pasos, Isaac se detuvo, mientras se daba una palmada en la frente. “Ah.” “¿Qué pasa? ¡Vamos, rápido!” “No puedo, me olvidé de algo importante. Tengo que ir a otra parte para preguntar algo…” “¿Qué? ¡Vamos! ¡Vamos!” Isaac estaba hablando con una expresión seria, pero el impaciente Kolz seguía intentando meterle prisa. Aunque en su mente se estaba sintiendo algo culpable por manipular al chico, terminó diciendo lo que quería. “Hace un rato estaba hablando sobre la persona que hizo la rueda hidráulica con el jefe del pueblo, pero como nunca había escuchado un nombre como ese, se me ha olvidado… Necesito volver para preguntar quién era. Aunque… ¿Por casualidad no sabrás como era su nombre?” Al escuchar la pregunta de Isaac, Kolz lo miró fijamente por un instante antes de volver a abrir la boca de inmediato. “¿El señor Kazura?” – respondió Kolz.



SYN Capítulo 37

Volumen 4 Capítulo 7
Prueba de clasificación
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

En esa encrucijada del pasado, Jinwoo había seleccionado la Caja aleatoria bendita por encima de la Caja aleatoria maldita. Con esa caja había obtenido la Llave de la puerta del castillo que le había dado acceso al castillo demoniaco. Y, con ella, había ganado una gran cantidad de cosas: nuevos niveles, objetos y… Tanto oro que estaba empezando a preocuparse de si debía empezar a gastarlo. ‘Ahora mismo, si se me presentara la misma opción, elegiría la Caja aleatoria bendita.’ Sin embargo, eso no significaba que no sintiera curiosidad por lo que habría pasado si hubiese elegido la otra caja. La caja bendita decía que le daría lo que ‘quería’, mientras que la caja maldita le daría lo que ‘necesitaba’. Y quería saber qué era lo que ‘necesitaba’. ‘La Caja aleatoria bendita realmente tenía que lo quería.’ Y ahora Jinwoo tenía la oportunidad de satisfacer su curiosidad. “……” Jinwoo esperó la respuesta del sistema con el corazón en un puño. Por alguna razón, el sistema parecía estar tardando en dar una respuesta más tiempo de lo habitual. Al final, angustiado por la preocupación, la respuesta del sistema llegó. ¡Ding!

Has elegido la Caja aleatoria maldita.
Se proporcionará el elemento elegido.
¡Shiiiiiiiiu! Una caja pequeña apareció a sus pies. ‘¡Bien!’ Con el corazón tembloroso, Jinwoo recogió la caja y se sorprendió cuando al darse cuenta de que su peso era muy familiar. ‘¿Esto es?’ Jinwoo abrió rápidamente la caja y sus ojos se ensancharon por la sorpresa. ‘¿Esto…?
* * *
Después de dejar el castillo demoníaco, Jinwoo se dirigió rápidamente hasta su casa. Lo primero que quería hacer era lavarse. Era un lujo que no había podido permitirse durante la semana que había pasado en la mazmorra. Aunque podía obtener agua de la tienda del sistema, no era el momento ni el lugar para poner a limpiar su cuerpo. ‘Después de todo, ducharse mientras estás en un lugar lleno de monstruos es un poco…¡Splash! Al sentir el calor del agua sobre su cuerpo, el cazador finalmente sintió que había abandonado la mazmorra. ‘Es por esto que estar en casa es lo mejor.’ Después de bañarse, Jinwoo se cambió de ropa y se sentó en la cama con una toalla mojada sobre la cabeza. Ya era hora de revisar algunas cosas. “Pantalla de estado.” Apareció una pantalla con suficientes palabras como para marearlo. Pero al final, fijó su mirada en un punto en concreto de la ventana. ¡Ding!

Puntos sin asignar: 20
Los puntos de bonificación por completar la misión estaban esperando su decisión. Por supuesto, Jinwoo puso todo a [Inteligencia]. ¡Ding!

Estadísticas
Fuerza:
178
Agilidad:
147
Inteligencia:
149
Vitalidad:
137
Percepción:
119
Reduc de daño físico:
46%
Puntos sin asignar:
0
Finalmente, la [Inteligencia] comenzaba a superar al resto de estadísticas. No estaba al nivel de su [Fuerza], pero en comparación con el pasado, había logrado un progreso asombroso. [Fuerza], [Agilidad], [Inteligencia], [Vitalidad], [Percepción]… Se estaba formando un equilibrio a través de los atributos. ‘No hay que desperdiciar ninguna estadística.’ Antes de darse cuenta, sufrió periodos donde gastaba todos sus puntos en una única estadística. Una época en la que puso todo en [Fuerza], otra en [Agilidad] y, últimamente, invertía todo en [Inteligencia]. Ahora, entendía completamente que cada estadística tenía sus propios beneficios y usos. ‘Lo comprendo…’ Ahora que lo había comprendido, estaba dudando sobre qué podía ocurrir si distribuía sus puntos de manera uniforme: un jugador polivalente. Este deseo apareció en la cabeza de Jinwoo. Era un dilema que lo hacía bastante feliz, ahora que había descubierto que todas las estadísticas eran útiles. ‘Una vez que la [Inteligencia] alcance a la [Fuerza], subiré el resto de estadísticas en consecuencia.’ – pensó y, tras tomar una decisión, pasó a ocuparse a la tercera recompensa.

Has recibido las siguientes recompensas.
1. Escoge un objeto de la tienda.
2. Puntos de estadísticas + 20.
3. Recompensa desconocida.
Debido a lo maravillosas que eran la primera y segunda recompensa, Jinwoo no había prestado mucha atención a esta tercera recompensa desconocida. Solo había tenido una curiosidad pasajera. Aun así, no era un hombre que ignorara un regalo. Tras aceptarla, apareció un pergamino enrollado en su mano. Era similar al permiso para entrar en el castillo demoniaco. ‘¿Qué es esto?’ Sorprendido por haber recibido un papel inesperado, Jinwoo desplegó el rollo.

Receta: ‘Agua sagrada de la vida’.
Enseña cómo elaborar el Agua sagrada de la vida.
Los ojos de Jinwoo se ensancharon. ‘¿Puedo crear el objeto yo mismo? ’ Solo los seres que habían sufrido un despertar de clase mago podían fabricar armas con poder mágico… Aunque si lo pensaba, él ahora era algún tipo de mago. ‘Aun así… Y pensar que puedo hacer un objeto si consigo su receta…’ El corazón de Jinwoo se aceleró y, al mismo tiempo, una pregunta comenzó a flotar en su cabeza: ¿qué podría crear? ‘¿Qué es el Agua sagrada de la vida? ’ Jinwoo se puso a leer la información sobre el objeto que estaba escrita en el papel.

Agua sagrada de la vida
Rareza: S
Tipo: Consumible
Cura cualquier tipo de enfermedad.
Es una poción divina llena de una poderosa magia capaz de curar cualquier enfermedad.
Curar… ¿Cualquier enfermedad?’ En el momento en que leyó esas palabras, Jinwoo pensó en su madre, que se encontraba postrada en un hospital. A través de sus experimentos con Jinho, había aprendido que las pociones se podían usar con otras personas. Si realmente pudiera fabricar esta Agua sagrada de la vida, significaría que podría salvar a su madre. Las manos que sostenían el pergamino temblaban de emoción. Los ingredientes eran simples. ‘Un Fragmento del árbol del mundo.’ Lo había conseguido tras matar a Volkhan en el piso cincuenta. ‘Agua del manantial del bosque resonante.’ Lo había conseguido tras matar a Metus en el piso 75. Y el último ingrediente… ‘Sangre purificada del Rey Demonio...’ Este era el único objeto que aún no había obtenido. Sin embargo, viendo los pisos donde había obtenido los dos primeros ingredientes, estaba claro dónde iba a estar el último. En la parte superior de la torre. ‘Probablemente lo podré conseguir del jefe final del castillo demoniaco en el piso 100. ’ Por ello, tras limpiar la mazmorra del castillo demoniaco conseguiría todos los ingredientes para crear el Agua sagrada de la vida. Pero fue en ese momento que Jinwoo se dio cuenta. “Ah.” – dijo sin pensar. Había alcanzado una revelación: qué pasaría si… ¿Lo que ‘quería’ de la Caja aleatoria bendita era esta agua sagrada de la vida? ‘Madre…’ Sus ojos brillaron por las lágrimas ante la idea de ver a su madre sana de nuevo. ¡Ding!

Receta
Puedes aprender la habilidad necesaria para elaborar la receta: ‘Agua sagrada de la vida’.
¿Quieres aprender habilidades de [Elaboración]?
Escuchando el sonido electrónico, Jinwoo volvió a la realidad. Para elaborar el Agua Sagrada de la vida tenía que lograr conquistar el castillo demoniaco y, para lograrlo, debía obtener rápidamente el equipo adecuado y regresar. No tenía tiempo para perder en sentimentalismos. “Aprender…”

Has aprendido [Elaboración].
Has aprendido a elaborar Agua sagrada de la vida.
¿No es un sueño? ’ Como si siempre hubiera estado ahí, la pantalla de habilidades ahora mostraba una sección de habilidades de [Elaboración].

Habilidad [Elaboración].
Consumible: Agua sagrada de la vida (2/3)
Probablemente, los números se referían a la cantidad de ingredientes que tenía en este momento. ‘Cierto, lo había olvidado. ’ Jinwoo sacó un objeto junto al Agua del manantial del bosque resonante del inventario. Era un collar fabricado con calaveras de pequeños animales.

Collar del monarca demoniaco
Rareza: S
Tipo: Accesorio
[Agilidad]: +20
[Inteligencia]: +20
Conjunto de joyas: Corona del Monarca de los Demonios.
1. Pendientes del monarca demoniaco.
2. Collar del monarca demoniaco.
3. Anillo del monarca demoniaco.
Bonificaciones por equipar el conjunto:
1. ??? (2 objetos)
2. ??? (3 objetos)
El Agua del manantial del bosque resonante no había sido lo único que había ganado de Metus. También había conseguido ese collar de aspecto bastante desagradable que desprendían malas vibraciones. ‘¿Por qué todos los collares son así? ’ La cara de Jinwoo se arrugó al pensar en el collar que estaba ‘usando’ en ese momento. Al momento, se llevó el Collar del monarca demoniaco al cuello. ¡Ding!

Vas a cambiar un objeto
¿Quieres reemplazar el Collar del guardián de la puerta por el Collar del monarca demoniaco?
Las bonificaciones de los dos objetos eran bastante similares. Ambos aumentaban dos estadísticas en veinte puntos. Sin embargo, el nuevo elemento daba una bonificación extra. ‘Reemplazar.¡Shiiiiiiiuuuuuuuu!

Has equipado el Collar del monarca demoniaco.
El collar de calaveras desapareció de su mano y fue reemplazado por un collar de perro. A continuación, guardó el collar en su inventario y verificó la bonificación que otorgaba al juntarlo con los Pendientes del monarca demoniaco.

Collar del monarca demoniaco
Rareza: S
Tipo: Accesorio
[Agilidad]: +20
[Inteligencia]: +20
Conjunto de joyas: Corona del Monarca de los Demonios.
1. Pendientes del monarca demoniaco.
2. Collar del monarca demoniaco.
3. Anillo del monarca demoniaco.
Bonificaciones por equipar el conjunto:
1. Todas las estadísticas +5 (2 objetos)
2. ??? (3 objetos)
Todas las estadísticas aumentaron en cinco puntos.’ Solo la primera bonificación era como ganar cinco niveles y aún quedaba la otra. ‘El Anillo del monarca demoniaco…’ Por lo general, en los videojuegos, las bonificaciones por conjuntos de objetos eran mejores cuantos más artículos te ponías. Con esa línea de pensamientos, la bonificación oculta debería ser una locura. Aun así, los equipos de rango S que había conseguido hasta ese momento no otorgaban más que beneficios secundarios teniendo en cuenta el tiempo que había invertido en la mazmorra. La verdadera recompensa era su subida de niveles. No pudo evitar sonreír mientras miraba todo lo que había ganado tras subir setenta y siete pisos. ‘He ganado dieciséis niveles en una semana.’ Era una velocidad de crecimiento impensable en una mazmorra de rango C. Este era el resultado de sus esfuerzos salvajes durante siete días. Por supuesto, todavía le quedaban negocios que resolver en ese lugar, pero la incursión en el castillo demoniaco estaba siendo un éxito rotundo. ‘Y todavía tengo esto…’ – pensó Jinwoo mientras sostenía el objeto que había obtenido de la Caja aleatoria maldita bajo la luz de la lámpara. Era algo que no podía entender. – ‘¿Qué es esto?’ Se trataba de una llave negra que parecía absorber toda la luz. Ningún cuadro de información aparecía cuando la miraba fijamente. ‘Nunca me he encontrado con un elemento del sistema que no tenga cuadro de información…’ Aún teniendo en cuenta que las llaves de mazmorras instantáneas eran bastante raras en las cajas aleatorias normales, nunca se había encontrado con algo así. ‘¿Dónde podré usar esto?’ Como se trataba de un objeto proveniente de una caja ‘maldita’, se sentía un poco ansioso por sostenerlo en la mano. Aun así, era algo que había ganado con esfuerzo, por lo que no podía tirarlo. ‘Estoy seguro de que voy a encontrar un uso para esto en algún momento.’ Después de todo, la Caja aleatoria maldita decía que le daría algo que necesitaba. Tras devolver la llave al inventario, Jinwoo se puso de pie. Ahora tenía que concentrarse en obtener artefactos para ayudar a despejar el castillo demoniaco. ‘Y ahora hay algo que quiero vender.’ Sin embargo, el problema residía en que un cazador de rango E no podía comprar o vender artefactos de alto nivel. Si un cazador de bajo rango, que encima era reconocido por ser el más débil, ponía a la venta un objeto que incluso los cazadores de alto rango estarían agobiados por obtener, sospecharían de dónde lo había sacado. Y lo mismo iba a ocurrir si compraba algo. Con el título de cazador de rango E unido a su persona, resultaría difícil gastar todos los fondos que tenía en este momento. ‘También será difícil explicar para qué quiero esos objetos.’ Para solucionar el asunto, debía superar esta situación incómoda. ‘Ha llegado la hora…’ Era hora de dejar a un lado su fachada de rango E. Había llegado el momento de volver a presentarse a la prueba de clasificación. ‘Con mi nivel actual, es probable que otros me puedan obligar a hacer algo en contra de mi voluntad.’ – pensó poniendo una expresión seria. Desde el principio, ese había sido uno de los objetivos al subir de nivel. Para evitar que un poder más fuerte le obligara a estar bajo su control, se había disfrazado como un cazador de rango E. Pero ahora, era capaz de enfrentarse al maestro del gremio Tigres Blancos, Baek Yoonho. No, aunque no se tratara de él, confiaba en que podría aguantar ante cualquiera. Ya no había ninguna razón para ocultar sus poderes. Du dum, du dum, du dum. Ahora que estaba pensando en tirar a la basura ese molesto título de rango E que tanto le había pesado en el pasado, el corazón de Jinwoo comenzó a latir más rápido. ‘Pero antes…’ Había una cosa que tenía que comprobar. Jinwoo encendió su teléfono para cazadores. Tras una semana sin estar en contacto con la gente, su teléfono estaba lleno de mensajes y llamadas perdidas. La mayoría era de números desconocidos. Una pena, pero no quería comprobar quiénes eran. ‘Si es urgente, estoy seguro de que volverán a llamar…’ Con una mente fría, siguió revisando el historial de llamadas y encontró el número que estaba buscando. Rápidamente llamó a ese número. “♫♬Sígueme…♫♪” Antes de que la canción terminara un verso, la persona del otro extremo atendió al teléfono con una velocidad increíble. - ¡Hermano! Al escucharlo, tuvo la sensación que había estado demasiado tiempo en la mazmorra. Solo al pensar el tono de voz tan acogedora que estaba empleando el mocoso hizo que sonriera antes de contestar. “¿Te fue bien con tu padre?” - ¡Sí! ¡Fue bien, hermano! ‘¿Ah sí? ’ Era bueno escucharlo. Jinwoo no quería volver a realizar la prueba mientras no se completara el trato de Yoo Jinho y su padre. Y si su lado estaba bien, ya no había problemas. Había adivinado que el saludo tan contento de Jinho significaba que todo había ido bien, pero escucharlo de la boca del joven le dio la seguridad que necesitaba - ¡Hermano! En realidad, iba ir a verte por… Click “¿Eh?” La llamada se terminó de repente. Jinwoo revisó su teléfono: había muerto. Ya no tenía batería. ‘Bueno… Olvidé cargarlo antes de ir al castillo demoníaco. ’ Aun así, resultaba bueno que hubiera podido confirmar que Jinho había tenido éxito. Jinwoo se cambió de ropa. El cuartel de asociación no estaba lejos de aquí y podría terminar la prueba en un instante. ‘Cierto... ’ Jinwoo ya se encontraba a medio camino de la puerta cuando regresó rápidamente. Se había olvidado de su hermana pequeña. Probablemente se preocuparía si su hermano, quien le había dicho que estaría en casa después de una semana, se volvía a ir sin decirle ni una palabra. Al final, dejó una breve nota en la mesa de la cocina.

Tu hermano llegó a casa y se fue.
Con una sonrisa satisfecha, Jinwoo salió de la casa.
* * *
Había pasado mucho tiempo desde que Jinwoo se presentara ante el departamento de pruebas para nuevos despertados. ‘¿Ya han pasado cuatro años? ’ Quizá fueran cinco. Con una cara nostálgica, Jinwoo caminó hacia el empleado que estaba en la recepción. “Por favor, su carnet de identidad y la información de contacto.” – dijo el empleado sin levantar la vista. Al recordar cómo habían sido los procedimientos la última vez, Jinwoo dejó los documentos que ya había preparado. ‘¿Hmm? ’ El empleado miró la prueba de identidad de Jinwoo e inclinó la cabeza. “Esta es una licencia de cazador.” “Sí.” “Si tiene alguna queja sobre los resultados de su rango, eso es en una oficina diferente.” – dijo el empleado confundido. “No, estoy aquí para una nueva prueba.” “¿Eh?” El empleado movió su mirada entre la cara de Jinwoo y el carnet de cazador, luego levantó un dedo. “Un… Un momento.” El empleado se puso de pie y fue detrás de él hacia un hombre de mediana edad que parecía tener mal genio. “Encargado, un cazador ha venido aquí para una nueva prueba, ¿qué debo hacer?” “¿Volver a examinarse? ¿Cuál es su rango actual?” “Rango E, señor.” El encargado miró detrás del empleado, hacia Jinwoo. “Sucede de vez en cuando. Cazadores engañados que vuelven aquí, incapaces de aceptar su realidad.” “¿Entonces crees que ese hombre es…?” El encargado asintió. “¿Un segundo despertar? Ni de coña… Simplemente no puede aceptar el hecho de que otros cazadores ganen una tonelada de dinero y sean más famosos que él.” “Ah.” “La gente así se convierte en un dolor de cabeza si los entretienes por mucho tiempo. Solo dile que tendrá que pagar una tarifa para volver a examinarse y envíalo al edificio de pruebas.” “Sí, señor.” Habiéndose deshecho de sus preocupaciones, el empleado regresó a la recepción. El encargado miró a su empleado por un instante, se mordió la lengua y volvió a su computadora. De repente, los dedos del encargado de detuvieron. El nombre de ese cazador… Sentía como si lo hubiera escuchado antes. ‘¿Dónde he oído ese nombre?’ Después de que el hombre desapareciera hacia el edificio de pruebas, se acercó silenciosamente al empleado. “Ese cazador de rango E, ¿cómo se llamaba?” “Sung Jinwoo, ¿lo conoces?” “No, no lo creo.” Pero el encargado no podía sacarse la sensación de que había oído hablar de ese hombre antes. Buscando en sus recuerdos, de repente se dio cuenta y abrió ampliamente sus ojos. “¡Ah!” ¡‘Ese’ hombre le había preguntado por él! Quería que le avisaran si un cazador llamado Sung Jinwoo venía a la oficina a volver a examinarse. No podía creer que se hubiera olvidado del tema. El encargado desapareció en una esquina y cogió su teléfono. ¡Ring, ring! - Hola, soy Baek Yoonho. “Ah, maestro Baek. Se trata de ese cazador sobre el que preguntó antes. Ese cazador Sung Jinwoo. Realmente ha llegado. Quiero decir, ¿cómo sabía que iba a venir?” - ¿Sung Jinwoo fue al departamento de pruebas de nuevos cazadores? “Sí, acaba de solicitar una nueva prueba ahora mismo.” - “……” El encargado pensó que la llamada había finalizado, pero un momento después, una voz con un tono urgente continuó a través del teléfono. - ¿Puedes retrasar un poco sus pruebas? Estaré ahí en un momento. El encargado inclinó la cabeza. Tenía la sensación de haber escuchado mal, la voz del maestro del gremio sonaba ansiosa. ‘Qué día tan extraño.’ Desafortunadamente, el asunto ya estaba fuera de sus manos. “Er… Ya se ha dirigido al edificio de pruebas.” – respondió el encargado rascándose la sien. ‘Espera, ¿qué está pasando…?’ No comprendía lo que estaba pasando. Jung Gisoo terminó su llamada con Baek Yoonho e inclinó otra vez la cabeza. Ya resultaba lo suficientemente divertido que un cazador de rango E estuviera aquí para una nueva prueba, y ahora, el maestro del gremio Tigres Blancos venía hacía aquí para enterarse de los resultados. ‘¿Esto es grave?’ Si Baek Yoonho se tomaba tan en serio, tal vez estaba pasando algo importante. Pero el encargado negó rápidamente con la cabeza. ‘Eh, de ninguna manera.’ Un segundo despertar no era un fenómeno que se viera todos los días. Recordaba que hacía unos meses, toda la Asociación se había visto envuelta en un caos cuando apareció un posible candidato de un segundo despertar, pero al final terminó en nada. Los casos confirmados de ese fenómeno eran escasos y la mayoría terminaban en nada. ‘Muchas personas son engañadas cuando vienen aquí buscando una nueva prueba y desperdician nuestros recursos…’ El gremio Tigres Blancos debía haberse equivocado completamente con esto. Sin embargo, como quería mantener una buena relación con ese gremio, Jung Gisoo no había podido rechazar la solicitud de Baek Yoonho. “Voy a salir, vuelvo enseguida.” “¿Eh? Encargado, ¿a dónde va?” “Acabo de recordar que tengo algo que hacer en el edificio B.” En el lenguaje de su profesión, el edificio B era utilizado por la Asociación para guardar el equipo de medición del poder mágico. Era donde se realizaba el examen de evaluación para determinar el rango de los cazadores. “Está bien, entendido.” “Llámame si pasa algo.” “Sí, señor.” Aunque seguía pensando que era imposible que fuera alguien con un segundo despertar… Jung Gisoo imaginó la cara de Baek Yoonho y fue hacia el edificio B.



jueves, 27 de junio de 2019

TBATE Capítulo 27

Capítulo 27
Examen
Traducido por Thornapple
Corregido por DaniR
Editado por Tars

“¡Llorar no funcionará! Sylv, ¿No deberías estar ya acostumbrada al agua?” “Kyuuuuu…” – Sylvie logró escabullirse de mis manos y salió volando de la ducha, aún húmeda. “Haa…” – sacudí mi cabeza cuando terminé de lavarme. Usando nada más que una simple camiseta y unos pantalones, le di un último vistazo al cuarto donde había estado viviendo durante estos dos meses. Me puse mis guantes y el anillo, guardando el abrigo y la máscara junto con algunas otras necesidades en mi bolsa. Até la Balada del Alba y la espada corta en la parte de atrás de mi cintura, donde estaba más acostumbrado a llevar armas. “Confía en Jasmine cuando las cosas se pongan difíciles. Puede que sea la más joven, pero no dudes de su fuerza y experiencia como aventurera.” – Padre me aconsejaba mientras me daba un último y firme abrazo. “¿Por qué se van el Hermano y Sylviee? ¡No! ¡Quédate aquí!” – mi hermana se estaba dando cuenta de que no estaría en casa por un tiempo. Abrazaba mi cintura como un oso, y se negaba a soltarme. “Cariño, tu hermano volverá, ¿vale?” – Madre intentaba consolarla. “¡NONONONONONO! ¡¡Quédate!!” Mi hermana ya no me escuchaba y comenzó a gritar mientras lloraba. Me arrodillé y le di un gran abrazo. “¿Puedes proteger a Mamá y Papá mientras estoy fuera un tiempo, Ellie? Ya eres una chica grande, ¿cierto?” “UUuuu… ¡Hic…! Puedo protegerlos…” Sequé las lágrimas que corrían por su cara. “Buena chica. Tu hermano mayor se va por un tiempo, pero volveré. Me siento mucho mejor, ya que tenemos a alguien tan fuerte como mi hermanita para proteger la casa.” “¡Eng!” Sus ojos, aún llenos de lágrimas, me miraban con determinación. Tras acariciar su cabeza, les di un abrazo a Madre y a Padre. “Te echaremos de menos. No olvides mantener el anillo en tu dedo, ¿de acuerdo?” – Madre me apretaba fuertemente. “Mantente a salvo y conoce tus límites, Arthur.” – Padre me dio un último consejo. Conocer mis límites. Bajé por las escaleras delanteras hasta donde Jasmine me estaba esperando. Me despedí agitando la mano una última vez; mi hermana agitaba sus dos manos mientras se mordía los labios para no llorar. “Vamos, Jasmine.” – dije mientras me ponía la máscara y el abrigo. Ella asintió con su cabeza y nos dirigimos al salón del Gremio de Aventureros.
* * *
El salón del gremio no era lo que yo me había imaginado; un lugar lleno de matones sentados alrededor de mesas de madera que derramaban su cerveza era lo que tenía dentro de mi cabeza. En cambio, se trataba de una estructura de mármol con un intrincado diseño interior. Había mesas fabricadas en metal donde podía ver a otros aventureros que nos miraban de pasada. Todo el lugar parecía un hotel de lujo, rezumaba dignidad, y no se adaptaba a ciertos aventureros con aspecto bastante bárbaro que había aquí, pero simplemente seguí caminando. “¡Bienvenidos! ¿En qué puedo ayudarlos?” La señorita del mostrador me dio una sonrisa profesional. Antes de decir algo, vi a Jasmine deslizar algo hacia la empleada. “Me gustaría patrocinarlo para que tome un examen de rango.” – su rostro permanecía sin expresión mientras decía esto. “S... ¡Sí! Lo entiendo.” – asintió varias veces antes de devolverle lo que sea que Jasmine le había pasado. “Por favor, vengan por aquí.” – nos guio hacia la puerta trasera. *Murmullo**Murmullo* “Oye, hay alguien haciendo un examen de rango.” – oí susurros a nuestro alrededor de los aventureros que estaban sentados. Por el momento, decidí guardarme las preguntas para mí mientras seguíamos a la empleada. Al pasar por la puerta, aparecimos dentro de una pequeña habitación con dos sofás, uno frente a otro. En el otro extremo de la habitación había un escritorio que daba a la puerta con un delgado hombre sentado, con la cabeza gacha. “¿Hmm?” El hombre miró hacia arriba relevando un rostro angular. Tenía el pelo negro partido en el centro llegándole hasta sus hombros. Sus gafas eran gruesas y sin marco, dándole a sus ojos estrechos una mirada aún más aguda. La empleada a nuestro lado le hizo una profunda reverencia antes de comenzar a explicarse. “La aventurera clase A, Jasmine Flamesworth, ha pedido que este… Caballero, realice el examen de rango.” “¡Ah! Señorita Flamesworth. ¿Cómo estás últimamente? Me reuní con tu padre no hace mucho tiempo…” El hombre delgado se levantó de su escritorio, y caminó hacia nosotros. Me giré para mirar a Jasmine mientras ella hacía una silenciosa y cortante reverencia. Levanté una ceja cuando noté que sus puños estaban cerrados al mencionar a su padre. “¡Cof, cof…! De todos modos, ¡es un placer conocerte! Mi nombre es Kaspian Bladeheart y estoy a cargo de esta sucursal. Debes ser amigo de la señorita Flamesworth. ¿Hay algún nombre con el que pueda dirigirme a ti?” – echó una mirada estudiosa ante la figura enmascarada que tenía un pequeño gatito reptil en su cabeza. “¡Kuu!” – Sylvie respondió por mí. Durante mi época de aventurero había decidido que Sylvie adoptara su forma original, así que sus cuernos sobresalían más y sus puntas rojas eran visibles. “Por favor, llámame Note.” – esta era la identidad que usaría de ahora en adelante. La idea había surgido al mirar mi máscara. La raya azul que atravesaba la abertura de ojo izquierda me recordaba a la forma de media nota musical. Kaspian volvió a mirar rápidamente cuando se percató de la presencia de Sylvie, pero aparte de eso, no le dio mayor importancia a la pequeña bestia que tenía en mi cabeza. Ver a bestias de maná no parecía sorprenderle por su trabajo. “¡Sí! Bueno… Señor Note, procederemos con la señorita Flamesworth como su patrocinadora. ¿Sabes cómo funciona esto?” Negando con la cabeza, dejé que me lo explicara. “Un aventurero de clase B o superior tiene el poder de patrocinar a un nuevo aventurero para un examen. Dependiendo de lo bien que lo hagas, este examen te dará la oportunidad de ser colocado en un rango adecuado. El examen consistirá simplemente en una parte práctica. Ahora, a juzgar por tus armas, puedo asumir que eres un Luchador o Potenciador, ¿no?” – miró con curiosidad el palo negro atado a mi cintura junto a mi espada corta. “Sí.” “¡Bueno! Normalmente haríamos un examen rápido junto con una inspección del núcleo de maná antes del examen, pero siendo la señorita Flamesworth la que te patrocina, simplemente lo dejaremos pasar. Mary, lleva a estos dos a la sala de exámenes.” – dijo señalando a la mujer. “S... ¡Sí! Por favor, señor Note, señorita Flamesworth, por aquí.” Miré a Jasmine a través de mi máscara mientras caminábamos por un largo pasillo. ¿Es por eso que ella quería estar conmigo? ¿Qué era la casa Flamesworth? Entrecerré los ojos mientras intentaba adaptarme al cambio de brillo del pasaje oscuro. Estábamos en un coliseo luminoso, cubierto, y con el suelo sucio. Los asientos eran solo escaleras exageradas que en su mayoría estaban vacíos, a excepción de unas diez personas que estaban sentadas en lugares aleatorios. En el escenario de abajo había dos potenciadores luchando. “Por favor, síganme a sus asientos. Hay un par de examinados más hoy, así que por favor permanezcan sentados aquí hasta que el examinador diga su nombre.” – La empleada nos hizo una última reverencia antes de volver a bajar por las filas de asientos de piedra. Me incliné hacia adelante después de poner a Sylvie entre Jasmine y yo. “¡Haa!” Un hombre grande con la cabeza afeitada balanceaba su asta y estaba en desventaja, ya que el oponente al que se enfrentaba, un tipo de complexión media, pelo negro corto y una cicatriz en la mejilla, esquivaba fácilmente todos sus torpes golpes. El hombre con cicatrices parecía aburrido, ya que ni siquiera se molestaba en usar la espada que tenía en su mano derecha. “¡Toma esto!” Atreverse a anunciar su próximo ataque significaba que, o bien estaba seguro de sí mismo, o bien era un aficionado. En este caso, parecía ser lo último. El asta que tenía en lo alto sobre su cabeza repentinamente brilló de color naranja tenue cuando una oleada de calor la rodeó. El hombre con cicatrices levantó una ceja, algo sorprendido, pero por lo demás permaneció igual. “¡Golpe Infernal!” – gritó mientras balanceaba hacia abajo el arma. Del mismo modo que lo hacen los Conjuradores para enfocar su intención, muchos Potenciadores hacen algo similar, como vocalizar el nombre de su movimiento. Sin embargo, para un movimiento tan simple, parecía innecesario. Negando con la cabeza, el hombre con cicatrices levantó su espada. *CLANG* El asta fue lanzada por el aire mientras el sorprendido examinado miraba sus manos vacías. “Tus habilidades con asta son inexistentes y tus sentidos de la batalla son pésimos… Y estoy siendo amable. Dependes demasiado de la fuerza física en comparación con el refuerzo de tu maná, lo que hace que tu ataque pierda el equilibrio. Dices que tienes 35 años, pero ahora solo estás en la etapa naranja oscuro. Normalmente pondría a alguien de tu calibre en la clase E, pero viendo que tienes afinidad con el fuego, si es que ese pequeño movimiento calentador que acabas de hacer puede ser llamado fuego, te pasaré a la clase D… Por los pelos.” Asentí de acuerdo con la evaluación del examinador con cicatrices. “¡SIGUIENTE! ¡DIANE WHITEHALL!” – gritó el hombre mientras el luchador calvo caminaba desalentado hacia las filas de asientos, recogiendo su asta a lo largo del camino. “¡Sí! ¡Ya voy!” – una chica que estaba al otro lado del estadio se apresuró a bajar de los asientos, casi tropezando por el camino. Era una chica pecosa que parecía estar bien entrada en la adolescencia. Tenía el pelo rizado y castaño, atado hacia atrás y llevaba una túnica de conjurador estándar. Tropezó con su varita, casi soltándola mientras intentaba sacarla del bolsillo de su túnica. Oí risitas alrededor de la escaza audiencia del estadio. “¡Pfft! ¡Esto será bueno!” – miré a mi izquierda, para ver a un niño riéndose y señalando a la niña en el escenario. No parecía mucho mayor que yo, lo que me sorprendió. Su atuendo era el de un noble. Tenía el pelo rubio de un largo promedio que cubría su frente y orejas, y unos ojos de un color verde opaco. Tenía que admitir que era un chico guapo, y por su comportamiento arrogante, estoy seguro de que él también lo sabía. A su lado había un bastón de madera blanca que era más alto que él. En la parte superior del bastón había una gran gema de color rubí. Volví a mirar hacia el escenario. El examinador con cicatrices se había sentado en una esquina de la arena mientras una mujer que llevaba el típico sombrero de gran tamaño utilizado por muchos conjuradores con forma de sol puntiagudo, lo reemplazaba. No me sorprendió que hubiera instructores separados para cada tipo de mago. La pálida instructora, de ojos pequeños y finos, con una túnica amarilla de conjurador que hacía juego con su sombrero, tosió para que el público se calmara. “¡Ejem! Diane Whitehall, 18 años, conjuradora de etapa naranja claro con única especialización en el agua. Comencemos.” – tiró el cuaderno hacia el examinador con cicatrices y levantó su bastón gris. Una vez que un conjurador alcanzaba la etapa naranja, casi todos elegían enfocarse en el elemento en el que eran mejores en vez de perder el tiempo tratando de ser adeptos a los cuatro elementos. La especialización única, como era su caso, significaba que solo se centraba en hechizos de agua. Para una doble especialización, o incluso más, habría una prueba estricta para ver si realmente eras un experto en ambos elementos. Instantáneamente, la examinada con pecas murmuró un hechizo y una burbuja de agua la rodeó. Lo básico de la lucha como Conjurador es establecer un hechizo defensivo. Lo hacían porque la mayoría no tenía la capacidad de reforzar su cuerpo con maná. Al menos ya tenía los fundamentos básicos. El examinador, sin embargo, no lanzó un hechizo defensivo, sino que eligió pasar a la ofensiva. “¡Tormenta de Arena!” – gritó la pálida examinadora mientras se formaba un vendaval de arena alrededor de la niña pecosa y su burbuja de agua. La arena se mezcló con el agua y un poco después se convirtió en barro. “¡Liberar!” La burbuja de barro estalló cuando la examinada canceló su hechizo. Saltando hacia atrás, murmuró otro hechizo mientras se formaba una bola de agua de presión en la punta de su varita. “¡Cañón de Agua!” – gritó mientras la bola de agua salía despedida a una gran velocidad hacia la examinadora. La examinadora me sorprendió al esquivar rápidamente la bola de agua en lugar de bloquearla con un hechizo. Pensando en el pasado, esta era la primera vez que veía una pelea entre dos conjuradores. Esta lucha sería una buena forma de ver cómo luchan los conjuradores en comparación con los potenciadores. “¡ESTALLA!” – gritó la adolescente pecosa mientras balanceaba su varita hacia abajo. *BOOM* El noble muchacho que extrañamente me recordaba a Feyfey del reino de los elfos se inclinó hacia adelante, observando intensamente la pelea. Me di cuenta que estaba un poco sorprendido por las habilidades de la chica torpe. Me giré hacia Jasmine. “No es mala.” – murmuró para mí. El estadio había quedado cubierto por una pequeña nube de polvo que cubría la vista del instructor. El polvo pronto se despejó, revelando que no había nadie. De repente, la examinadora apareció desde el suelo detrás de Diane y su bastón golpeó ligeramente la parte superior de la cabeza de la examinada. “¡EEK!” – Diane saltó hacia adelante sorprendida. “Debo decir… Que tu control es bastante decente, señorita Whitehall. Estuviste un poco confiada en tu último hechizo, sin preparar ninguna medida defensiva, pero en general, la eficiencia en el control del maná y la velocidad de lanzamiento fue buena. ¡Clase C!” Diane dio un suspiro de alivio. Ser una aventurera de Clase C a su edad era una hazaña de la que podía estar orgullosa. “¡Siguiente! ¡Elijah Knight!” – anunció la examinadora conjuradora. “Aquí.” Un par de filas a mi derecha, un niño que parecía aún más joven que el joven noble rubio, se puso de pie. Parecía un muchacho muy serio, con el pelo de color negro azabache y un corte corto que cubría hasta la mitad su frente. Tenía una expresión seria debajo de sus gafas enmarcadas, que lo hacía parecer más maduro de lo que era su edad. Vestía una camisa de manga larga de color beige y pantalones negros, no llevaba ningún tipo de arma. Esperaba que fuera un Potenciador, pero el hecho de que el examinador no cambiara de puesto significaba lo contrario. De repente, un empleado corrió hacia la examinadora y le susurró algo inaudible al oído. Los delgados ojos del rostro pálido de la examinadora se abrieron de par en par antes de que recuperara rápidamente la compostura. “Elijah Knight, 10 años… Ejem. Me acaban de notificar de su estado especial. A partir de ahora, eres un aventurero de clase B.” ¿Clase B a su edad y ni siquiera necesitaba hacerse la prueba? Pude ver miradas de incredulidad en la cara de todos. Incluso la cara del examinador potenciador estaba sorprendida. El chico serio simplemente se inclinó y volvió a sentarse. “¡Siguiente! ¡Lucas Wykes!” – continuó. “¡Hmph! ¡Supongo que finalmente es mi turno!” Saltó de donde estaba sentado y bajó lentamente al escenario. El examinador miró hacia sus notas, pero esta vez, su voz sonó evidentemente sorprendida. “Lucas Wykes, 11 años. ¡Conjurador…! ¡En la etapa amarillo oscuro! Especialización única en el fuego.” ¿Qué? ¿Ya está en la etapa amarillo oscuro? ¿Cómo es eso posible? “¡A su servicio!” – Lucas hizo una exagerada reverencia. “Sí, co-comencemos.” – tartamudeó la examinadora. Con una cara seria, Lucas saltó al instante mientras murmuraba un hechizo. “¡Levántate, Guardián de la Llama!” Una columna de fuego se disparó delante de él, disminuyendo hasta revelar a un humanoide de dos metros de altura hecho de llamas. Pude oír débilmente el silbido asombrado del examinador potenciador con cicatrices. El guardia llamas corrió hacia la examinadora mientras oí a Lucas lanzar otro hechizo. Así que tenía otra habilidad para respaldar su ego. La examinadora conjuradora levantó una ceja sorprendida mientras murmuraba un hechizo. “¡Tumba de Tierra!” *Boom* Un cubo sólido atrapó instantáneamente al guardián de llamas en su camino. Buen plan. El guardia de llamas desaparecería naturalmente una vez que utilizara la cantidad limitada de oxígeno dentro de la tumba. Lucas sonrió, sin embargo, mientras gritaba. “¡Es demasiado tarde! ¡Brasa de Fuego Fatuo !” La piedra de rubí incrustada en su bastón resplandeció con un naranja deslumbrante cuando una chispa brotó en el aire. La chispa explotó como un castillo de fuegos artificiales, separándose en docenas de pequeños fuegos fatuos flotantes de fuego. Los fuegos fatuos se mantenían flotando alrededor del escenario, rodeando a ambos. “El chico es bueno.” – oí a Jasmine dando un raro asentimiento con la cabeza en aprobación. Ahora la cara de la examinadora se volvió seria. Estaba un poco confundido en cuanto a para qué eran esas brasas flotantes, pero mi pregunta fue respondida pronto. “¡Expulsión!” Levantó el bastón por encima de su cabeza mientras aún caminaba hacia atrás. De repente, las docenas de fuegos fatuos de fuego brillaron y luego dispararon rayos de fuego a la examinadora. “¡Campo de Pedazos de Piedra!” La examinadora señaló al suelo con su bastón. El área a su alrededor resplandeció con un amarillo brillante antes de que varios pedazos de tierra se levantaran del suelo. Las rocas se movieron en formación para bloquear los láseres de llama. Pero no solo bloqueaba los láseres, sino que los redirigía hacia Lucas. “¡Liberar!” – gritó Lucas mientras palidecía. Los fuegos fatuos del aire desaparecieron, pero las llamas que habían sido disparadas todavía se dirigían hacia su dirección. Señalando su enorme bastón hacia los múltiples senderos de llamas que se dirigían hacia él, gritó: “¡Torbellino de Fuego!” Un ciclón de fuego lo suficientemente grande como para rodearlo apareció en el suelo. Los rastros de llamas giraron alrededor del pequeño tornado de fuego, fusionándose con él. “Perforar.” – murmuró la examinadora suavemente. Los fragmentos de rocas que habían redirigido las llamas ahora disparaban hacia el tornado de fuego en el que se encontraba Lucas. Los grandes fragmentos de roca atravesaron el tornado de fuego y lo disiparon, deteniéndose justo antes de aplastar a Lucas como una pasta delgada. El noble rubio calló de rodillas derrotado, sudando por el cansancio de usar tanto maná. Las rocas alrededor de Lucas se desmoronaron y cayeron cuando la examinadora liberó su hechizo. “Tu control y creatividad en las combinaciones de hechizos son magníficos. Tienes un gran futuro, señor. Wykes. Tu control sobre el consumo de maná necesita un poco más de control, pero espero ver de lo que serás capaz. ¡Creo que puedo aprobarte como Clase B sin dudarlo!” – anunció, dándole una sonrisa. “¡Hala!” “¡Otro pequeño monstruo!” “¡Gah! ¡Quiero irme a casa!” “¿Qué pasa con la multitud de hoy?” Escuché algunos de los miembros de la audiencia que ya habían tomado el examen murmurar excitadamente entre sus compañeros. “¡Esto es lo más normal!” – Lucas se levantó del suelo, desempolvándose la túnica mientras intentaba mantener una cara de póquer, pero era bastante evidente que estaba emocionado. Volvió a su asiento antes de que la examinadora, que ni siquiera estaba cansada, cambiara de lugar con el examinador potenciador. El hombre con cicatrices se levantó, estirando su cuerpo. Lo vi chocar los cinco con la otra examinadora y mirar sus notas. “¡Siguiente examinado, Note! ¡Por favor, baja!” – gritó. Jasmine me puso una mano en el hombro. “Buena suerte.” Asentí con la cabeza y caminé hacia abajo, dejando a Sylvie con Jasmine. “Parece que estás aquí para ser probado bajo condiciones especiales, ya que no hay información escrita sobre ti. ¡Bueno! Veamos de qué estás hecho.” Me miró con curiosidad, tratando de penetrar a través de la abertura del ojo de mi máscara para ver quién era yo. Justo cuando estaba a punto de desenvainar su espada, una voz lo interrumpió. “Yo seré el que ponga a prueba a este examinado en particular, George.” Girando mi cabeza, vi al hombre delgado y de anteojos llamado Kaspian caminar hacia nosotros desde el pasillo por el que había entrado. “S... ¿Señor? ¿Examinará personalmente a este participante? Me disculpo si esto suena presuntuoso, pero ¿hay necesidad de que una clase AA se rebaje para examinarlo?” El examinador con cicatrices estaba visiblemente desconcertado por el hecho de que Kaspian sería el que me pondría a prueba. ¡Una clase AA! La diferencia en los niveles aumentaba a medida que el rango era más alto. Ser un aventurero de clase AA significaba que tenías la fuerza de diez aventureros de clase A, y eso solo era una estimación aproximada. Kaspian debía ser uno de los pináculos de fuerza entre los humanos. El propio Abuelo sería considerado clase AA solo después de entrar en la segunda forma de su bestia. “La mujer que te patrocina tiene profundos lazos conmigo, así que me siento obligado a ponerlo a prueba personalmente.” – sonrió mientras su mano derecha se dirigía hacia un delgado estoque que llevaba en su cintura. – “Comencemos.”



miércoles, 26 de junio de 2019

SYN Capítulo 36

Volumen 4 Capítulo 6
Recompensas
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por Tars

¡Booooom! Con un fuerte estruendo, Volkhan cayó levantando una gran cantidad de polvo y manchando a Jinwoo, que se encontraba mirando a su alrededor. Cuando estaba a punto de acudir junto a su ejército para ayudarlo, se dio cuenta de que también estaban terminando. “¡Uaaaarg!” “¡Iaaaaaaa!” “¡Aaaaarg!” Con el poder combinado del ejército de las sombras, los esbirros de Volkhan fueron cayendo uno tras otro. ‘Ventana de estado.’ Jinwoo echó una mirada rápida a su estado. Como acababa de subir de nivel, había recuperado toda su [Salud], [Maná] y [Fatiga] ‘Con mi maná recuperado, no necesito ayudarlos.’ Mientras tuviera maná, los soldados de la sombra eran inmortales, ese el poder de un ejército de no muertos. Habiendo tomado la decisión de dejar a los esbirros a sus soldados, Jinwoo se volvió hacia el cadáver de Volkhan para recoger los objetos que había dejado caer. “Hmm.” Sentía como si estuviera a punto de abrir sus regalos de navidad. ‘¿Qué será?’ – pensó mientras era incapaz de evitar poner una sonrisa mientras miraba el cuerpo de Volkhan. Había varias luces que venían del cadáver y, como siempre, extendió una mano hacia la zona iluminada. Al momento, apareció el mensaje de un objeto. ¡Ding!

Has encontrado Pendientes del monarca demoníaco
¿Quieres cogerlo?

Has encontrado una Perla de la avaricia
¿Quieres cogerlo?

Has encontrado dos Cuernos de Volkhan
¿Quieres cogerlo?

Has encontrado un Fragmento de árbol del mundo
Es un ingrediente para alquimia.
¿Quieres cogerlo?
Jinwoo tuvo un buen presentimiento mientras luchaba contra Volkhan y, como era de esperar, varios objetos cayeron del cadáver tipo Jefe. Una alegría llenó el rostro del cazador mientras miraba los objetos. ‘Por supuesto, los Cuernos de Volkhan deben ser elementos tipo basura.’ Solo mirando el nombre y la cantidad que había conseguido, Jinwoo estaba seguro de que los Cuernos de Volkhan eran lo mismo que el resto de partes de demonios: objetos basura para vender a la tienda. Eso le dejaba con los otros tres objetos… Y uno de ellos atrajo su atención.

Has encontrado un Fragmento de árbol del mundo
Es un ingrediente para alquimia.
¿Quieres cogerlo?
¿Ingrediente para alquimia? ’ No sabía qué podría hacer con él o si era necesario para una misión. Su curiosidad alcanzó su grado máximo al poder tener en sus manos un nuevo tipo de objeto. Pero para poder leer la información primero tenía que recogerlo. “Cogerlo todo.” Las múltiples luces desaparecieron del cadáver de Volkhan y una cantidad igual de objetos físicos aparecieron frente a Jinwoo de la nada. Dos pendientes, una perla roja y… Una gigantesca pieza de madera del tamaño de un hombre adulto. Jinwoo supo instantáneamente cuál de estos objetos era el Fragmento de árbol del mundo. Automáticamente puso su mirada sobre la gigantesca pieza de madera y apareció la información correspondiente.

Fragmento de árbol del mundo
Rareza: ???
Tipo: Ingrediente.
El garrote de Volkhan estaba hecho con madera de árbol del mundo.
Estos restos de madera son lo que queda tras retirar las partes contaminadas del garrote.
La madera obtenida de árbol del mundo contiene un fuerte poder mágico y es el material de más alta calidad para crear objetos.
Un ingrediente para objetos mágicos de alta calidad.’ A Jinwoo le gustaría saber qué era lo que se podía hacer con esta cosa. Desafortunadamente, esa información no aparecía por ningún lado. Aun así, era cierto que no se trataba de un objeto ordinario. Estando de pie a su lado, podía sentir la poderosa energía que emanaba de la pieza de madera. ‘Tengo la sensación… De que esta madera será útil en algún momento.’ En lugar de venderlo, Jinwoo puso el Fragmento de árbol del mundo en su inventario y pasó a estudiar minuciosamente la información del resto de objetos.

Pendientes del monarca demoniaco
Rareza: S
Tipo: Accesorio
[Fuerza]: +20
[Vitalidad]: +20
Conjunto de joyas: Corona del Monarca de los Demonios.
1. Pendientes del monarca demoniaco.
2. Collar del monarca demoniaco.
3. Anillo del monarca demoniaco.
Bonificaciones por equipar el conjunto:
1. ??? (2 objetos)
2. ??? (3 objetos)
¿Un objeto de conjunto? ’ Mientras que los efectos básicos eran similares a los del Collar del guardián de la puerta, de rango A, los Pendientes del monarca demoniaco tenían un efecto extra desconocido. Aun así, por sí solo ya era un objeto asombroso que aumentaba la [Fuerza] y la [Vitalidad] en veinte puntos. ‘Teniendo en cuenta que cuando subo de nivel obtengo cinco puntos para estadísticas…’ En esa línea de pensamiento, esto era lo mismo que subir de nivel ocho veces. Con un corazón feliz, Jinwoo recogió los pendientes.

¿Te gustaría equipar: Pendientes del monarca demoniaco?
Equipar. ’ Como siempre, los pendientes desaparecieron y sus efectos se aplicaron a Jinwoo. Sonrió satisfecho por el aumento de estadísticas. Estos pendientes formaban parte de un conjunto de joyas, la Corona del Monarca de los Demonios. ‘Estoy seguro de que el resto de piezas caerán aquí.’ Con un objeto que tenía la palabra ‘demoníaco’, era fácil entender que todo el conjunto de piezas caería en un lugar llamado castillo demoniaco. Aunque solo había obtenido una parte del conjunto, estaba deseando saber cuáles eran los efectos por equipar todas las piezas. Lo estaba deseando. Sin embargo, su sonrisa desapareció pronto. ‘¿Esto es…?

Perla de la avaricia
Rareza: A.
Tipo: Herramienta mágica.
Efecto: Deseo de destrucción. El efecto de los ataques mágicos se duplica.
Es una perla fabricada a partir de la sangre del archidemonio Volkhan.
La perla potenciará la magia de su portador y aumentará la destrucción que causa a su alrededor.
Se trataba de una canica de color rojo del tamaño de una bola de billar. Jinwoo sostuvo la Perla de la avaricia en su mano y comprobó que no había aumento de estadísticas. Probó a realizar la única habilidad que tenía que podía ser calificada como mágica, pero no vio ningún cambio. El número de sombras que podía convocar se mantuvo. ‘¿No es algo de lo que pueda beneficiarme?’ – pensó Jinwoo mientras inclinaba la cabeza. Duplicar el daño mágico era un efecto increíble. En el mundo real, las herramientas mágicas que potenciaban la magia del usuario eran prohibitivas por sus altos precios. Por ello, solo eran utilizadas por un puñado de cazadores de clase mago. Sin embargo, Jinwoo nunca había oído hablar de un artefacto que aumentara el poder ofensivo un 100%. Si se encontrara algo como esto, habría causado una conmoción en todo el mundo. No había manera de que alguien mantuviera algo así escondido. Y aquí estaba, sosteniendo un objeto que duplicaba el daño mágico. ‘Aun así, es inútil para mí.’ Un objeto que solo aumentaba el daño mágico no le servía para nada. Después de todo, las habilidades de las sombras técnicamente no hacían daño por sus estadísticas. Además, sus habilidades ofensivas ni siquiera eran mágicas. Habría preferido un objeto que incrementara la [Inteligencia]. “¡Tsk!” Mientras lanzaba decepcionado la perla al aire, los soldados sombra terminaron con los esbirros que quedaban y se reunieron ante él. El más rápido en acercarse fue Ygritte, que portaba tres cabezas en su mano derecha y tres en su izquierda. Cuando llegó, se arrodilló ante Jinwoo y colocó las seis cabezas de demonio ante él. “……” “¿Podrías dejar de hacer eso?” – dijo Jinwoo mientras se rascaba la sien y miraba al caballero arrodillado. Por supuesto, el caballero se limitó a inclinar la cabeza y no respondió. “Porque cuando haces eso…” – siguió diciendo Jinwoo… No estaba seguro de cuándo el otro caballero lo había hecho, pero Hierro había cortado la cabeza de Volkhan y también la había arrastrado ante su Maestro. – “… Él también lo hace…” Jinwoo soltó un suspiro mientras mantenía su mirada en Hierro. Había sido él quien había terminado con Volkhan. ‘¿Y si puedo dejar que usen la Perla de la avaricia? Antes he podido usar el escudo de Hierro. ’ Era una idea interesante. Justo en ese momento, los magos de sombra se acercaron lentamente hacia Jinwoo siguiente a los guerreros. Comparados con los caballeros o los guerreros, los magos eran bastante lentos. Tras un rato, Jinwoo llamó al más cercano haciéndole un gesto con la mano, y éste comenzó a caminar lentamente hacia su maestro. ‘Tal vez debería acercarme…’ Jinwoo negó con la cabeza y comenzó a caminar rápidamente hacia el mago, colocando la Perla de la avaricia en su mano. A continuación, señaló el edificio que había utilizado para saltar hacia Volkhan. Como los soldados sombra se movían de acuerdo a su voluntad, no necesitaba dar muchas explicaciones. “Fuego.” – dijo Jinwoo dando la señal. Una bola de fuego del doble del tamaño que lanzaba antes apareció en las manos del mago. ‘¡Uaaaa! ’ Los ojos de Jinwoo se ensancharon y, al mismo tiempo, ignorando su cara, el mago lanzó la bola de fuego. ¡Wooooooooooooooooosh! ¡BOOOOOOOOOOOOOOOOM! “¡Qu…!” La boca de Jinwoo se abrió de par en par. El edificio fue tragado por la explosión y saltó como una casa de juguete. El fuego comenzó a consumir el edificio, y no parecía que pudiera apagarse fácilmente. Flaaaaaaaaaaash Al observar los fuegos artificiales causados por el hechizo del mago, Jinwoo recuperó la Perla de la avaricia y comenzó a revisar la información que se mostraba en la pantalla. No paraba de buscar una frase específica. ‘No está. Realmente no está ahí.’ No importaba cuánto mirara hacia arriba y hacia abajo en la descripción, no decía que fuera intransferible. Eso significaba que podía venderlo. Glup Jinwoo miró hacia el edificio en llamas. Flaaaaaaaaaaash Algunas partes del edificio que quedaban en pie cayeron con un estruendo. Jinwoo sonrió ante esa destrucción. ‘Esta cosa…’ Sabía que iba a volver locos a los cazadores de clase mago. Su decepción había desaparecido por completo y ahora había sido reemplazada por una sensación de anticipación.
* * *
Una tarde soleada. “¿El joven del apartamento 902?” – dijo una señora de mediana edad mirando a su interlocutor durante un rato antes de responder. – “Bueno, no estoy segura. No lo he visto por aquí últimamente.” “Ah, bien. Gracias.” – respondió Hyun Gicheol mientras inclinaba la cabeza. Habían pasado cuatro días desde que comenzara a esperar a Jinwoo cerca de su casa, pero no lo había encontrado por ninguna parte. Había estado haciendo zumo de verduras sin parar. Con un suspiro, sacó su teléfono. ¡Ring! ¡Ring! - Dime, Gicheol. “Jefe.” Era el jefe Ahn Sangmin. “No he visto al cazador Sung Jinwoo. Los vecinos tampoco saben nada de él.” - ¿De verdad? “Sí, señor.” - Bueno, no se puede hacer nada. Entonces vuelve a la oficina mañana. “Sí, señor. Entendido.” Click Ahn Sangmin colgó e inclinó la cabeza. No sabía a donde había ido el cazador Sung Jinwoo. Llevaba desaparecido y sin conexión telefónica desde hacía varios días. Había enviado a Hyun Gicheol a su casa pensando que podía estar evitando sus llamadas a propósito, pero había sido incapaz de encontrarlo. El jefe del segundo departamento administrativo comenzó a preocuparse por si algo había salido mal. ‘Bueno, no estoy seguro de quién se está preocupando por quién.’ Aun así, el hombre se sentía inquieto. Tap tap Alguien le estaba dando golpecitos en el hombro. Al darse la vuelta, vio a la cazadora Park Heejin detrás de él. “Según su hermana pequeña, se fue de viaje con un amigo durante aproximadamente una semana.” “¿El cazador Sung Jinwoo?” “Sí.” “Si es así… No creo que su destino esté en la tierra.” “¿Eh?” – respondió Park Heejin sorprendida. “No hay ningún registro de que haya abandonado el país. Y tampoco hay ninguna información de que haya retirado dinero o usado su tarjeta de banco.” – explicó rápidamente Ahn Sangmin. “¿Puedes conseguir ese tipo de información?” “Bueno, nuestro trabajo es vigilar a los cazadores.” “Oh, Dios.” “Además de eso, de acuerdo con los registros de seguimiento de la Asociación, el último lugar donde se le vio fue en el centro de la ciudad, hace cinco días. ¿No es todo muy misterioso?” “¿Crees que ha sido secuestrado?” En el momento en que las palabras salieron de su boca se dio cuenta de lo estúpidas que sonaban sus palabras. La pareja se miró a los ojos y se echó a reír. Conocían a Jinwoo. Era el hombre que había despejado él solo una mazmorra de alto nivel y, además, una puerta roja. “Si quieres atrapar al cazador Sung Jinwoo, deberás llamar a esa unidad de fuerzas especiales chinas. La única que está completamente formada por cazadores.” – dijo Ahn Sangmin rascándose la mejilla. Park Heejin asintió, mostrándose de acuerdo. “Por cierto, ¿cómo descubriste que se iba de viaje?” – preguntó Ahn Sangmin intentando sofocar su risa, por curiosidad. “Oh, por Han Songyi. Seguimos en contacto. Va a la misma escuela que la hermana pequeña de Sung Jinwoo, así que le pedí si podía averiguar algo.” “Ajá…” Con eso, la conversación de la pareja terminó. Pero los dos estaban pensando lo mismo. ‘¿A dónde habrá ido?
* * *
Los pisos superiores son de un nivel diferente.’ Jinwoo recordó al primer y único jefe del Castillo demoniaco con el que había peleado, el Jefe de los pisos inferiores, Volkhan Señor de la avaricia. El título de ese bastardo había sido ‘Señor de los pisos inferiores’. Después de pasar a los pisos que había por encima del cincuenta, la dificultad aumentó rápidamente. Antes, podía subir diez pisos al día, veinte si se le daban bien las cosas. Pero ahora apenas podía despejar siete u ocho. Actualmente, Jinwoo se encontraba en el piso 74. Las turbas estaban formadas por demonios de alto nivel y, ocasionalmente, algún archidemonio. Estaban en una clase diferente a los demonios de los pisos inferiores. ¡Plas! Un demonio de alto nivel, con un tamaño equivalente al de un edificio de dos pisos, cayó con un puñal clavado en su pecho. ¡Baaaaaam!

Has derrotado a un demonio de alto nivel.
Has ganado 1.700 puntos de experiencia.
Has ganado 1 alma demoniaca.
Jinwoo sacó el Puñal de Baruka del pecho del demonio derrotado. Era el último enemigo de ese grupo. Otra batalla terminada con éxito. Los victoriosos soldados sombra se reunieron de inmediato ante él y los miró con cuidado. Le parecía imposible para un ejército de no muertos, pero tenía la sensación de que parecían cansados. Así de duros eran los monstruos de los pisos superiores. Afortunadamente, en la batalla que acaba de ocurrir no había estado involucrado un archidemonio, por lo que fue relativamente más fácil que las anteriores. ‘Cada una de esas malditas cosas es de clase jefe.’ Esta no era una conclusión hecha al azar. La descripción de la Perla de la avaricia indicaba que el propio Volkhan era un archidemonio. Si bien había sido el jefe de los pisos inferiores, los archidemonios eran monstruos comunes en los pisos superiores. Después de subir al piso 70, se los encontraba en casi todas partes. ‘Si solo fueran los monstruos los que se hacen más fuertes, podría manejarlo…’ Pero había un problema más acuciante. Era el cambio de entorno tras entrar en los pisos superiores. A partir del piso 51, el entorno estaba en llamas. Los incendios se hicieron más fuertes a medida que cambiaba de piso y, tras pasar el piso 70, el calor era lo suficientemente elevado como para afectar a su salud. Además, solo moverse un poco incrementaba enormemente su fatiga. No es un ‘Castillo demoniaco’ sino una ‘Torre en llamas’. Tenía la misma sensación que había sentido cuando puso un pie en ese sitio por primera vez. ‘Tengo que dejarlo…’ Iba a parar su incursión en este momento. Necesitaba encontrar una manera de lidiar con el calor de las llamas. ‘Necesito un artefacto que pueda aumentar mi resistencia contra la magia de tipo fuego.’ El equipo utilizado por los cazadores de alto rango era increíblemente caro. Además, si estaba encantado con magia protectora, valdría el doble. Recordaba haber visto en las noticias que algunos de los objetos más caros alcanzaban los miles de millones de wons. Y, aunque había ganado bastante dinero real junto a Jinho, no estaba seguro de si sería suficiente para comprar lo que necesitaba. Así que necesitaba un seguro. ‘Esto debería servir.’ – pensó mientras miraba la Perla de la avaricia que tenía en su inventario y ponía una sonrisa. Estaba deseando saber qué pasaría si ponía ese objeto en una subasta. Estaba convencido de que, si se mostraban sus efectos, los cazadores de clase mago de alto rango se alinearían ante su puerta. Jinwoo cerró el inventario. Su objetivo en esta mazmorra era subir de nivel y había alcanzado con creces esa meta. No sentía ninguna vergüenza por tener que posponer el resto de la incursión para el futuro. Sin embargo, había un asunto que no se iba de su mente.

Almas demoniacas recolectadas: 9.624 / 10.000
Solo me quedan 400 almas.’ – pensó mientras levantaba la cabeza para ver la pantalla. Le quedaba poco para terminar la misión. Hoy era el sexto día. Un día más y sería capaz de recoger todas las almas que le faltaban. Los demonios de los pisos superiores tenían un revestimiento plateado, lo que indicaban que soltarían múltiples almas, por lo que podía recoger las 400 en un instante. ‘Salgamos después de terminar la misión.’ Con esa determinación, Jinwoo se dirigió hacia adelante. Debido a que tenía un objetivo sólido en mente, había más determinación en sus pasos.

Los pisos 1 al 74 están abiertos.
¿A qué piso te gustaría ir?
“Piso 75.” – dijo Jinwoo en medio del círculo mágico.
* * *
Se sentía bendecido. Jinwoo miró fijamente al monstruo que custodiaba el círculo mágico para cambiar de piso.
«Metus, guía de las almas.»
Viendo el nombre, estaba claro que era un monstruo de tipo jefe. Iba vestido con una túnica negra y portaba un collar de plata. ‘Ese debe ser el collar del monarca demoniaco.’ En su camino para completar la misión y salir de la mazmorra, se había encontrado de forma inesperada con la siguiente pieza de su conjunto. Sin embargo, la razón por la que Jinwoo estaba sonriendo no era por el objeto. No importaba cuán buenas fueran las cosas que podía ganar si no podía obtenerlas matando al monstruo. Jinwoo sonrió cuando se dio cuenta de que había algo diferente en este monstruo que iba a ayudar a matarlo. Sostuvo sus dos dagas en sus manos y corrió hacia adelante rápidamente. El mago esqueleto vestido con una túnica negra lo descubrió al momento. ¡Ding!

El guía de las almas, Metus.
¡Metus ha notado a un intruso!
Como se esperaba de un monstruo de clase jefe, Metus completó su hechizo en un instante. Un círculo mágico de color rojo sangre apareció a sus pies y una energía sombría se reunió a su alrededor.

Metus, el guía de las almas ha usado [Voz Maldita].
Escuchando su llamada, un ejército de no muertos se elevó del suelo. ¡Eran miles! Una persona normal se habría asfixiado solo con mirar a un ejército tan aterrador, pero Jinwoo no estaba preocupado en absoluto. ‘Como imaginaba…’ Él había predicho esto. En todo el castillo demoniaco, esta era la primera vez que veía el familiar humo negro elevándose desde el suelo. Al observar el extraño fenómeno, le fue fácil deducir qué tipo de monstruo era Metus. ‘Guía de las almas…’ El título del jefe solo había ayudado a confirmar sus sospechas. Y como se esperaba, Metus había convocado a un poderoso ejército de no muertos. Sin embargo, en esa área de especialización, Jinwoo tenía una clase más poderosa. “¡¡¡SURGID!!!” ¡UAAAAAAAAAAAAARGH! Con un grito desgarrador de dolor, los soldados sombra aparecieron ante el ejército de no muertos de Metus. ¡Eran centenares de sombras! Aunque comparados con el ejército de Metus eran un número pequeño, resultaban más que suficientes. Componían un verdadero ejército. “¡Abridme un camino!” Soldados de élite. Los soldados de color negro salieron de la sombra de Jinwoo y se enzarzaron con el ejército de Metus. Mientras tanto, las tropas de élite, que habían subido de nivel junto a su maestro mientras limpiaban la mazmorra, abrieron un camino para Jinwoo. ¡Solo había un objetivo! Ygritte y Hierro tomaron la vanguardia y eliminaron a los muertos vivientes con una velocidad increíble. La distancia entre Jinwoo y Metus se acortó en un instante. ‘Así es suficiente.’ Jinwoo corrió por delante de sus caballeros. ‘¡[Correr a toda velocidad]!

La habilidad [Correr a toda velocidad] ha subido de nivel.
Tras haber estado usando la habilidad por todo el castillo demoniaco, había terminado por subir de nivel. ‘Bien.’ Jinwoo sonrió ampliamente. Habiendo escapado del cerco del ejército de no muertos en un instante, Jinwoo se presentó ante Metus. En ese momento, las miradas de ambos se encontraron. ‘¿A que no te esperabas esto?’ Mientras la luz de la victoria llenaba los ojos de Jinwoo, los hombros de Metus saltaron al ver a Jinwoo. Al menos, eso es lo que parecía. ‘¿Los monstruos tienen miedo?’ No era el momento de pensar en esas cosas. Las dagas se movieron a gran velocidad, creando docenas de imágenes secundarias. Zaaaaaaas El monstruo de clase jefe cayó sin pelear. Jinwoo sabía, a través de sus experiencias con los monstruos de clase mago que lideraban esbirros, que eran increíblemente débiles en combate cuerpo a cuerpo. Lo supo desde el momento en que puso sus ojos en Metus. Al momento, devolvió sus armas al inventario. ¡Ding!

Has derrotado al Guía de las Almas, Metus.
Has ganado 200.000 puntos de experiencia.
Las almas selladas en el colgante de Metus han sido liberadas: has ganado 220 almas.

Has subido de nivel.

Has subido de nivel.
Jinwoo apretó su puño contento por la victoria. Había ganado 220 almas de golpe. Esa fue una bendición inesperada.

Almas demoníacas recolectadas: 9.971 / 10.000
Una sonrisa floreció en la cara de Jinwoo. ‘Ya quedan pocas.’ Solo tenía que conseguir unas treinta almas para poder marcharse, le bastaría con matar a algunos demonios aleatorios. Jinwoo quería terminar la misión rápidamente, así que cogió los objetos del cadáver del jefe y se movió al círculo mágico.

Los pisos 1 al 75 están abiertos.
¿A qué piso te gustaría ir?
“Piso 76.”
* * *
Este de los Estados Unidos. Un hombre dormido se sacudió como si estuviera dentro de una pesadilla y se despertó sobresaltado. Era Hwang Dongsoo. “¿……?” Lo primero que vio fue un techo blanco. En un ambiente desconocido, el hombre miró a izquierda y derecha. ‘Un… ¿Hospital?’ Un sueño. ¿O no fue un sueño? Cuando Hwang Dongsoo se secó el sudor que tenía debajo de la barbilla con el dorso de la mano, descubrió algo. En la parte superior de la bata del hospital, había una aguja intravenosa pegada a su mano. La cara del hombre se endureció. “Solo dime para que estás aquí y vete.” – dijo con un tono de voz fría. El director adjunto de la Oficina Federal de Cazadores (OFC) se encontraba al otro lado de la sala. Era un americano de mediana edad con el pelo más blanco que negro. El hombre se acercó lentamente a Hwang Dongsoo. “Hay algo que quería preguntarte, así que me quedé a esperar aquí.” Escuchando que quería hablar con él, Hwang Dongsoo levantó la cabeza. “Ese hombre, Sung Ilhwan… ¿Estás realmente seguro de que es una bestia mágica?” – preguntó el subdirector mirándolo a los ojos. “¿Crees que ataqué a una persona común y corriente?” “No es que no te crea. Solo quería confirmar lo que vi con mis propios ojos.” El subdirector le entregó al cazador su teléfono. Se estaba reproduciendo un vídeo. “¿Qué es esto…?” “Es una grabación de una cámara de seguridad de ese día.” En el vídeo, un hombre asiático rescataba a los empleados del OFC del edificio derruido. Hwang Dongsoo no necesitaba preguntar quién era ese hombre, no podía olvidarlo. Fue la última cara que vio antes de perder el conocimiento, Sung Ilhwan. “Nunca… Nunca he oído hablar de una bestia mágica que ayudase a los humanos. ¿Todavía estás seguro de que ese hombre es una bestia mágica?” – continuó el subdirector con una expresión oscura. “Sin duda es una bestia mágica…” “Es así.” – dijo el subdirector guardando el teléfono. – “Una vez que te hayan dado de alta, acude al OFC, hay algunas cosas de las que debemos dejar constancia.” “¿Qué le pasó a ese hombre?” – preguntó Hwang cuando el subdirector se dio la vuelta para irse. “Desapareció después de pelear contigo. Aunque la oficina está trabajando duro para localizarlo, no estamos seguros de si podremos conseguir a alguien que pueda derrotarlo…” – continuó el subdirector, haciendo otra pregunta con dificultad, tras dudar por un momento. – “Tú… ¿Por casualidad sabes a dónde podría ir?” “……” Al ver al cazador cerrar la boca y no tener intención de abrirla, el subdirector salió de la habitación del hospital. En el momento en que el hombre se fue, Hwang Dongsoo se arrancó la aguja intravenosa de su brazo. “¡Joder!” Hwang repasó sus recuerdos: había sido una derrota humillante. Antes de darse cuenta de lo que estaba sucediendo, el pie de Sung Ilhwan estaba sobre su cuello. Había quedado tendido en el suelo como un debilucho. “No se te ocurra pisar Corea. Esto es por tu bien, no por mi hijo. Si lo haces, no podrás descansar ni siquiera tras tu muerte.” – le dijo Sung Ilhwan mientras tosía. Y no podía recordar nada después de eso. Cuando abrió los ojos, ya no estaba ahí. ‘¿No podré descansar ni siquiera con la muerte?’ No comprendía qué significa eso, incluso dudaba de si era una amenaza de que lo iba a matar de forma brutal. ‘¿Te atreves a amenazarme?’ Los puños de Hwang temblaron. Perder contra una bestia mágica ya había sido lo suficientemente humillante como para pensar que iba a ser deshonrado por una amenaza. ‘Sé a dónde ha ido.’ Y lo iba a matar. Fuera o no una bestia mágica, Sung Ilhwan era innegablemente poderoso. ‘Necesito un equipo adecuado para derrotarlo.’ Afortunadamente, sería fácil conseguir ese equipo. ‘Llamaré al gremio.’ Dongsoo estaba en el gremio Carroñeros, uno de los mejores del mundo. El valor de los artefactos que estaban en poder del gremio era mayor que el presupuesto de un país pequeño. ‘No será un problema mientras pueda tomar prestados algunos artefactos.’ Los ojos de Hwang Dongsoo parpadearon con una luz poderosa. A corea. El hombre había decidido su próximo movimiento.
* * *

Has derrotado a un archidemonio.
Has ganado 2.200 puntos de experiencia.
Has ganado 1 alma demoniaca.
Has ganado 3 almas demoníacas de los esclavos del archidemonio.
“¡LO CONSEGUÍ!” Jinwoo fue incapaz de ocultar su alegría. Afortunadamente, el último monstruo que derrotó le dio cuatro almas. Justo las que necesitaba para completar la búsqueda.

Almas demoníacas recolectadas: 10.001 / 10.000
¡Ding!

Has completado la misión: ¡Reúne las almas demoníacas!
Has completado la primera parte de la misión y has conseguido una recompensa.
¿Te gustaría comprobarla?
(S / N)
¡Por supuesto! ’ Con su respuesta, apareció la lista de recompensas. ¡Ding!

Has recibido las siguientes recompensas.
1. Escoge un objeto de la tienda.
2. Puntos de estadísticas + 20.
3. Recompensa desconocida.
¿Aceptas todas las recompensas?
Por supuesto, cada recompensa era increíble, pero Jinwoo estaba interesado en la primera recompensa. Valía la pena completar la misión solo por esa recompensa. ‘Aceptar recompensa 1.¡Ding!

Puedes escoger un objeto de la tienda.
¿Qué artículo quieres?
Lo sabía. Por supuesto que sabía que quería. Era un objeto en el que Jinwoo había pensado desde que había visto la misión. Sus pensamientos no podían evitar volver al día que tuvo que tomar una decisión similar. Siempre tuvo dudas de qué habría pasado si hubiera elegido de otra forma. La duda había carcomido su mente desde entonces y, aunque no estaba seguro de si ese objeto estaba en la lista, decidió intentarlo.

Puedes escoger un objeto de la tienda.
¿Qué artículo quieres?
Como si lo estuviera presionando, el Sistema volvió a preguntar. “Una Caja aleatoria maldita.” – dijo sin volver a pensarlo.