miércoles, 12 de septiembre de 2018

Volumen 21 Capítulo 9

Volumen 21 Capítulo 9
Alta mar
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder

Mientras las naves fantasmales continuaban disparando contra los filibotes, los galeones se colocaron apresuradamente en formación, creando un triángulo con cinco de ellos. “¡Ke, ke, ke! Vienen los humanos.” “¡Vamos a hundirlos!” Una gran cantidad de naves fantasmales se arrojaron al campo de batalla. “¡Fuego!” “…” “¿Por qué no estás disparando?” El fantasma miró en la dirección del cañón para ver qué estaba pasando. “No puedo ver. No puedo ver nada. Solo escucho el sonido de algo volando a mi alrededor. Es aterrador, cada vez que lo oigo creo que nuestro barco se hundirá.” – respondió el esqueleto que había disparado el cañón la última vez. Los artilleros cerraban los ojos cada vez que disparaban o recibían un disparo enemigo. No tenían ninguna disciplina y cada uno solo se preocupaba por sus cosas. Sin embargo, los filibotes estaban prácticamente pegados, lo que hacía que aunque no apuntaran, fueran más que capaces de acertar con todos los proyectiles. Algunas balas se estrellaban contra los mástiles o volaban secciones completas del casco y del castillo de popa, mientras que otras creaban columnas de agua tras sobrepasar a los filibotes o chocar contra el casco. Como los proyectiles eran muy antiguos, no había prácticamente ninguno que estallase al impactar contra la madera. Algunos incluso no se rompían tras pasar por múltiples colisiones. Con algo de suerte, no generaban ningún daño. Desgraciadamente, la suerte nunca estaba de tu lado cuando se peleaba contra una flota fantasma. Muchos proyectiles que se introducían en el casco de la nave explotaban mucho después de quedarse quietos. Enjambres de ratas salían de todas los camarotes y una epidemia sin precedentes comenzó a extenderse entre la tripulación. “¡Avanzad! ¡Continuad! ¡Es una orden del Almirante!” – dijo el capitán mientras dirigía la carga de la tripulación hacia la nave fantasma. La tripulación de la armada del Reino de Haven consistía principalmente en soldados PNJ que tenían una alta lealtad al gremio. Cumplían las ordenes sin ninguna vacilación, incluso cuando había un riesgo muy alto de morir. Mientras los filibotes se hundían, los dos primeros galeones de la flota de Drinfeld sobrepasaron los arrecifes y las barreras de algas y salieron a alta mar. “¡Abrid las troneras! ¡Disparad! ¡Disparad! ¡DISPARAD!” Debido al continuo fuego cruzado entre los galeones, se levantó una humareda proveniente de los cañones y múltiples proyectiles salieron disparados hacia las naves fantasmales con gran precisión. “¡Ke, ke, ke, ke! El barco está en llamas.” “Usaremos el ron. Apagad el incendio. ¿Eh? ¿Por qué se hace más grande? Sigue ardiendo.” Los no-muertos empezaron a saltar por la borda mientras se consumía la cubierta. “¡Fuego!” Muchos barcos fantasmas eran destrozados con cada andanada de los cañones. “No necesitamos ahorrar proyectiles. ¡Cargad los proyectiles incendiarios!” Estaban disparando unos proyectiles especialmente diseñados sobre los barcos de la flota fantasmal, cubriendo y creando una lluvia de fuego en todas direcciones. Si no fuera porque las gotas de lluvia disminuían la propagación del fuego, no habría sido una tarea sencilla de arreglar. Cuando el primer y el tercer escuadrón se enzarzaron en combate, un enjambre de barcos fantasmales se congregó a su alrededor. “¡Adelante!” – gritó Drinfeld cuando vio una apertura entre las naves de la flota fantasma. El escuadrón principal, liderado por el buque insignia de Drinfeld, avanzó hacia la flota enemiga. A pesar de que las naves fantasmales estaban disparando sin cesar contra los galeones mientras los rodeaban, todavía avanzaban sin dudar hacia alta mar. “Abrid las troneras, ¡fuego a discreción!” Los portones se abrieron a ambos costados de los acorazados y los cañones comenzaron a escupir fuego, hundiendo barcos a babor y estribor. A Amarillento y al resto de esculturas vivientes se les había dado la tarea de proteger el botín de Weed de los incendios dentro del barco fantasma. “También queremos pelear, ¿no dijiste que iba a ser una batalla a gran escala?” – dijo una escultura viviente que sostenía una lanza de bambú y se parecía a un héroe goblin llamado Kera. Había algunas esculturas que recordaban a los héroes de distintas razas de monstruos y eran bastante agresivos; y no tenían mucho afecto hacia la persona que les había otorgado la vida. “¿Sabes por qué os he concedido la vida?” – preguntó Weed mientras negaba con la cabeza. “Para hacer dinero.” – respondieron Amarillento, el Pájaro Dorado y Eunsae al mismo tiempo. “¿Solo por el dinero?” “¿Hay alguna otra razón?” “Sois como recién nacidos.” – dijo el avaro de Weed mientras ponía una sonrisa con su cara en forma de calavera. “¡No lo somos!” – se quejaron al unísono Kera y el resto de criaturas con una naturaleza similar. Incluso el resto de los monstruos y de las criaturas con forma de caballeros se sentían como si su honor hubiera sido pisoteado. La intimidad disminuía considerablemente cuando se atacaba al orgullo de la otra parte. Se podía llegar al caso de declarar su independencia y abandonarlo. Además, tener la apariencia de un Lich empeoraba las cosas. Cierto, el tratamiento que estaba dando a las esculturas vivientes no era bueno, pero todo era parte de su plan. “¿Sabéis lo hermoso y agradable que es el vasto Continente de Versalles? Vosotros sois mis hijos. Si peleáis por mí y morís en batalla estaría triste y arrepentido. Hare cualquier cosa por protegeros. Como por supuesto, cuando sea necesario, transformarme en un Lich.” ¡La mente de un padre que se preocupa por sus hijos! “Esta es una batalla de la que debo responsabilizarme. Así que, por favor, obsérvala desde lejos.” “No estoy de acuerdo; todavía quiero pelear.” Las únicas criaturas que seguían queriendo pelear eran aquellas con una naturaleza feroz y cruel. Insistían en ir a la batalla incluso después de escuchar la explicación de Weed. Sería complicado, pero una vez que fueran domesticados se volverían leales e inocentes. ‘¡Ahora les dará una paliza!’ – pensó Amarillento. ‘¡Los llevará a un lugar alejado y tratará con ellos en solitario!’ – pensó el Pájaro Dorado. En cambio, Weed volvió a hablar a las esculturas vivientes con una voz tranquila, como si fuera una madre cariñosa que le pregunta a su buen hijo, que acaba de graduarse como médico, qué quiere desayunar, para preparárselo como muestra de agradecimiento por sus logros y ser un buen hijo. “Quiero construir casas, fabricarte ropa y cocinar comidas deliciosas para vosotros. Pero no importa cuál sea vuestro destino, debemos estar juntos y felices durante mucho tiempo.” “Todavía quiero pelear.” “Habrá muchas oportunidades para luchar en grandes batallas más adelante. Cuando llegue el momento, yo mismo os dirigiré desde la vanguardia, a la guerra.” “¿Lo prometes?” “Claro que sí, pero por ahora solo tenéis que relajaros y probar una comida deliciosa, ya podréis pelear una vez que lleguemos a la orilla. Soy vuestro padre, dejad que me encargar de estas cosas, ¿o pensáis que solo me preocupo por el dinero?” “Por supuesto que no.” Las esculturas vivientes estaban muy impresionadas al ver que Weed se preocupaba tanto por ellas. “¡Ah! Dios nos ha bendecido con un buen Maestro.” Al aumentar la intimidad con las esculturas, estas dejaron de oponerse. Si hubiera contado con pocas esculturas, habría sido mucho más fácil coaccionarlas usando la violencia o el chantaje. Sin embargo, en esta ocasión había demasiadas esculturas, por lo que era más complicado manejarlas de esa manera. Tenían que ser mimadas a través del respeto y el aprecio. ¡Un talento que Weed había adquirido y perfeccionado tras agudizar su habilidad para la hipocresía! A pesar de que había sido una transformación radical, no había sido algo generado por el azar. Su repentino cambio de actitud era algo meticulosamente planeado y preparado de antemano. Hasta Seoyoon había quedado fascinada por sus palabras. Weed les había hablado con un ligero toque de modestia. “Estamos muy felices de tener un padre tan bueno.” – dijo Amarillento. “¿Vosotros dos estáis esperando algo? Solo estoy cuidando su afecto para que se comporten bien. No necesitan saber lo que espero a cambio.” – respondió Weed. Amarillento y el Pájaro Dorado sintieron cómo amentaba su disgusto. Había muchas posibilidades de que las esculturas murieran si intentaban entrar en combate cuerpo a cuerpo en medio de un combate naval. ‘Me harán ganar dinero durante al menos veinte años, no puedo dejarlos morir aquí.’ Si el barco se hundía, entonces todas las esculturas que no supieran nadar podrían morir ahogados. ¡Sería un evento muy desafortunado! Las esculturas vivientes tenían un poder enorme y eran capaces de cambiar el flujo de una batalla. ¡Pero había demasiado riesgo si las mostraba en este lugar! Excepto las esculturas vivientes que podían volar o moverse a través del agua, el resto había recibido órdenes para abandonar el campo de batalla. Tras librarse de las esculturas vivientes, Weed dirigió su atención a la pelea que estaba teniendo lugar entre la flota de Drinfeld y las naves fantasmales. Con cada andanada de los galeones, montones de barcos fantasmales eran hundidos. El mar parecía que estaba en llamas y los sonidos ensordecedores del fuego de artillería explotaban despiadadamente sobre sus objetivos. Por norma general, los no-muertos de bajo intelecto actuaban sin pensar si no había un nigromante que les diera órdenes. “¡Cread una formación y avanzad rápidamente para interceptar las naves enemigas! Barco fantasma ‘Miguel Ángel’, ¡gira hacia el otro lado!” – gritó Weed comandando los barcos fantasmales y sus tripulaciones. En medio del enjambre de barcos de pequeño tamaño que estaban siendo hundidos debido al constante bombardeo, había un crucero que también se había transformado en un barco fantasma. ¡El ‘Miguel Ángel’! Se trataba de un barco que había desaparecido con sus 590 pasajeros a bordo y se había transformado en un buque fantasma. La nave cambió de dirección para bloquear al tercer escuadrón de la flota del Reino de Haven. “¡Girad a babor!” El capitán del galeón de guerra trató de evitar que el ‘Miguel Ángel’ impactara contra ellos, pero había demasiados barcos de pequeño tamaño a su alrededor, muchos de los cuales eran pescadores no muertos que estaban esparciendo sus redes por el mar. “Debería poder comer pescado fresco dentro de un rato.” “Odio los tiburones, odio los tiburones. Me tragaron entero. Les tengo tanto miedo.” Mientras el galeón golpeaba a los barcos de pesca intentando escapar, el barco fantasma ‘Miguel Ángel’ colisionó de frente contra uno de los barcos del tercer escuadrón. ¡Un gran accidente de tráfico en el mar! Como si un cañón golpease su casco, la sacudida provocó que una parte de la tripulación fuera arrojada la mar. Mientras el capitán y su tripulación se levantaban del suelo de la cubierta, los pasajeros no-muertos de la nave fantasma volaron y cayeron sobre ellos.


“Ha pasado mucho tiempo desde que salimos del barco.” “Date prisa y arrodíllate. ¡El marqués está llegando a tu navío!” En el crucero había muchos hombres y mujeres nobles que se habían convertido en muertos vivientes junto al barco. “Un nuevo barco. Debemos capturarlo.” Los no-muertos saltaron al galeón de guerra para tomar el barco. “¡Ke, ke, ke!” Incluso había monos no-muertos saltando a los cabos y subiendo por los mástiles del barco. Era una cantidad enorme de pasajeros no-muertos. Como el galeón estaba enredado con el ‘Miguel Ángel’, muchos otros barcos fantasmales aprovecharon para pegarse a su costado y asaltar el barco. Poco después, aunque la mayoría de los no-muertos no eran soldados, gracias a su gran número se hicieron con el control completo del barco. ¡Ding!

Has capturado el galeón ‘Predator’.
Todos los marineros a bordo del barco han sido asesinados.
La propiedad del galeón de guerra ‘Predator’ pasa al bando de los no-muertos.
El buque de guerra se transforma en un barco fantasma.
El galeón envejeció rápidamente mientras la nueva tripulación maniobraba el barco y comenzaba a manipular los cañones. “¡Fuego a discreción!” Empezaron a disparar hacia la flota de Drinfeld. Weed estaba aprovechando de forma inteligente la nave recién transformada para hundir el resto de galeones que se encontraban cerca. Las naves fantasmales de menor tamaño estaban posicionadas para bloquear la flota de Drinfeld. Mientras se permanece en el mar, uno puede moverse en muchas direcciones. Sin embargo, la velocidad de los galeones disminuye considerablemente cuando se giran para poder disparar sus cañones y, cuando eso ocurría, la flota fantasmal solo podía intentar maniobras evasivas contra ellos. Pero ahora que el galeón había cambiado de manos, era capaz de detener a todas las naves que navegaban detrás y los barcos fantasmales asaltaron los buques de forma masiva. “¡Sumaos a la batalla!” – dijo Weed convocando a Vhan Hawk y Tori. “Siento un gran poder emanando del Maestro.” “¡JA, JA, JA, JA, JA! El poder que había desaparecido está volviendo. Voy a empaparlos en su propia sangre.” La habilidad que fortalecía a los no-muertos proporcionada por el [Aura de Muerte] estaba hacienda efecto en Vhan Hawk y en Tori. Fluía a través de sus cuerpos nada más ser convocados. En el pasado habían sido subordinados directos de Barr Khan, por lo que ambos eran monstruos extraordinariamente fuertes. Además, ya no estaban entre el nivel 200 y 300 como cuando se los había encontrado Weed por primera vez. Para colmo, solo cuando los muertos vivientes tienen el apoyo de un nigromante pueden exhibir su verdadero poder. Ahora eran capaces de luchar en solitario. Era necesario poseer la habilidad [Invocar no-muertos] a nivel Avanzado para poder liderar correctamente a este tipo de no-muertos, pero en vez de eso, Weed les había dado paliza tras paliza hasta hacer que lo siguieran incondicionalmente. “Acercaos a sus naves.” ‘Los tres tiburones locos de Beckin’ también estaba emocionados y acercaron el barco fantasma hacia un barco del Reino de Haven. “¡Vamos!” – dijo Vhan Hawk mientras saltaba sobre la cubierta del enemigo y convocaba más de cien caballeros de la muerte. Con sus poderes mejorados, el [Maná] de Vhan Hawk había aumentado, hacienda que pudiera convocar su propia unidad de combate no-muerta. Nada más aparecer, cada caballero convocó un corcel fantasmal y cargó sobre la cubierta del barco enemigo. “¡Luchad! Somos el clan vampírico de Sangre Verdadera. ¡Deleitaos bebiendo su sangre!” – dijo Tori mientras se transformaba en un murciélago con ojos rojos. Debido a la oscuridad del ambiente y a la lluvia, los cañonazos de la flota del Reino de Haven se iban debilitando paulatinamente, mientras que Tori se iba fortaleciendo. Los murciélagos vampíricos eran bastante difíciles de combatir y más en medio de una batalla naval. Tori y su prole de vampiros se transformaron en murciélagos sedientos de sangre y atacaron las tripulaciones de los barcos cercanos. Los marineros eran clave para controlar los cañones de los barcos, por lo que fueron los primeros objetivos de sus afilados colmillos. Cada marinero al que Tori le chupaba la sangre se terminaba convirtiendo en uno de sus seguidores. “Ahora eres mi sirviente.” “Sí, mi Señor.” “Ataca a tus compañeros.” “¡Sí, mi Señor!” Los nuevos esbirros empezaron a disparar los cañones contra los barcos de sus antiguos aliados. “¿Qué está pasando? ¿Se han equivocado de objetivo?” “Vuelven a disparar. ¡Responded al fuego!” Un gran caos se formó en medio de la flota. No sabían en quién podían confiar. Además, mientras los vampiros hacían su trabajo, iban desplegando sus habilidades de encanto e ilusión. La oscuridad era el medio natural de los vampiros, un ambiente por el que podían volar libremente por el cielo. Con su forma de Lich, Weed se adaptaba mucho mejor a la forma de lucha de Vhan Hawk y de Tori. Con la mejora de sus habilidades, sus movimientos no eran fáciles de seguir a simple vista, lo que dificultaba actuar contra ellos.
* * *
Cuando llegaron al mar, Bingryong y los wyverns volaron en círculos a una altura elevada mientras observaban la batalla. “Uníos a la pelea.” El Pájaro Dorado, Eunsae, Fénix y el resto de criaturas marinas que todavía no tenían nombres también fueron convocadas al combate. “Pelead en los bordes exteriores de la flota. Bingryong y los wyverns dirigirán la batalla.” “A tus órdenes, Maestro.” Los wyverns y Bingryong estaban muy felices. Habían sufrido mucho porque habían nacido los primeros, pero ahora, como hermanos mayores, ¡estaban en la cima de la jerarquía! “Seguidnos.” Las esculturas vivientes que tenían rasgos marinos se mezclaron con los monstruos marinos para luchar mientras que los que tenían rasgos alados alzaron el vuelo para unirse a Bingryong, Fénix y los wyverns. Volaban por un cielo nocturno iluminado por un mar en llamas mientras hacían trizas las velas de los barcos con sus garras y arrojaban al mar a los marineros que manejaban los cañones. “La situación se está deteriorando rápidamente, Almirante.” La flota de Drinfeld estaba disminuyendo con el paso del tiempo. Y el verdadero problema era que los barcos hundidos volvían a elevarse como barcos fantasmales y atacaban a sus antiguos aliados. El [Aura de Muerte] fluía hacia los alrededores del barco de Weed causando que incluso los barcos que se habían hundido por los hechizos de Weed se volvieran a alzar de las aguas oscuras como nuevos barcos fantasmales. “Estos bastardos son muy molestos.” La flota fantasma estaba compuesta por una gran cantidad de barcos viejos. La velocidad de navegación era penosa y sus piezas de artillería eran pocas y estaban en mal estado, pero su táctica de batalla era buena. Weed había tomado el control de su flota y ordenaba movimientos que ponían en peligro a las vulnerables naves de suministros del enemigo. A pesar de que la flota de Drinfeld tenía una potencia de fuego formidable, las naves fantasmales se iban acercando hacia sus barcos, con la protección de los monstruos marinos. “Esto ya es un combate cuerpo a cuerpo. Casi parece un campo de batalla, Almirante.” La flota de Drinfeld se centraba en poseer una abrumadora potencia de fuego. Aunque los oficiales navales estaban a bordo, todos los tripulantes de sus barcos habían sido seleccionados bajo la base de que los cañones eran las mejores espadas en un combate naval. Nunca habían peleado en combate cuerpo a cuerpo ya que, generalmente, derrotaban a todos sus enemigos con el fuego de sus cañones. Daba igual que fueran monstruos o barcos. Solo el buque insignia, que llevaba a las tropas de combate de Drinfeld y a los voluntarios del gremio Hermes, estaba hundiendo naves fantasmales con magia sagrada y hechizos de fuego. Se suponía que iban a destrozar la flota con sus cañones, pero eso no estaba pasando. Las protecciones otorgadas por la magia sagrada eran completamente inútiles si los no-muertos abordaban los barcos y terminaban abrumándolos con su ingente cantidad. Al mismo tiempo, causaban que la histeria colectiva y el pánico se extendiera por toda la flota.
* * *
La nave de Weed se pegó a la borda de otro barco para abordarlo. No le importaba que dijeran algo sobre la justicia o si sus actos serían legitimados por la historia. “¡Esto es un gran banquete!” “¡Dejadlos secos!” A los ojos de Weed solo eran experiencia y objetos. Los fantasmas y los esqueletos abordaron el barco y lucharon contra los marineros balanceando sus espadas. Todo ocurría tan rápido que siempre que llegaba al barco enemigo su presencia ya no era relevante en la lucha. “¡Un Lich!” Tan pronto como veían a Weed, su voluntad de luchar se desplomaba y comenzaban a huir. Esto era debido a que sus miedos eran estimulados por el efecto del [Aura de Muerte]. De hecho, solo enfrentarse a Weed les suponía un auténtico reto. Los nigromantes podían ser débiles contra los sacerdotes, pero esta era una profesión excelente. “¡[Drenar Maná]!” – dijo Weed mientras agarraba a un marinero por el cuello. Comenzó a quitarles el [Maná] a los marineros para luego volver a convocar naves fantasmales hundidas previamente. Las burbujas comenzaban a formarse sobre la superficie del mar para terminar con una espuma blanca y el resurgimiento de un buque fantasma. Esta era una de las características de los Lich que más miedo daban. A medida que la lucha avanzaba, las naves fantasmales potenciadas por el [Aura de Muerte] se llevaban las vidas de sus enemigos hacienda que su [Maná] y [Salud] aumentasen. De la misma forma, estos nuevos puntos de [Maná] y [Salud] eran usados para volver a fortalecer a los no-muertos y elevar a los barcos fantasmales hundidos. Los Lich eran los gobernantes y centro de todos los muertos vivientes.
* * *
Drinfeld miraba toda la escena desde la distancia. No podían disparar, porque tanto las naves fantasmales como los galeones aliados estaban mezclados en medio del mar, lo que hacía que incluso los magos tuvieran que tener un cuidado extremo en medio del caos que les rodeaba. Estaba llegando al punto en el que hasta las gotas de lluvia lo empezaban a poner nervioso. “No puede ser…” “¿Sí?” “No entraron desde el primer momento en combate cuerpo a cuerpo para hacer que los persiguiéramos y pudieran rodearnos, ¿verdad?” “……” Si la flota de Drinfeld hubiera peleado en la desembocadura del río descongelado, gracias a su superioridad con la artillería, habrían sido capaces de lograr una victoria abrumadora contra los barcos fantasmales. Sin embargo, les habría llevado una gran cantidad de tiempo lograrla y, cuanto todo hubiese terminado, Weed habría estado demasiado lejos como para poder perseguirlo. Se había encontrado con una situación en la que necesitaba bloquear a Weed con una pelea, por lo que solo podía lanzarse a la batalla. Drinfeld se estaba preguntando si, por casualidad, Weed había predicho que esto iba a acabar en una batalla cuerpo a cuerpo sobre las cubiertas de los galeones en mitad del mar. Si era así, tenía que volver a evaluar sus acciones. No solo en tierra, sino que también sabía cómo luchar con todo su poder en el mar. Era capaz de aprovechar todas las ventajas que le proporcionaba el campo de batalla. Orquestar una batalla de este calibre mientras lideraba a los muertos vivientes y demostraba un nivel abrumador de sus habilidades en el campo de batalla, estaba fuera de las expectativas de Drinfeld. Aunque la proa y la popa son vulnerables, los laterales de un barco son muy fuertes. De hecho, más del 90% de los cañones están situados en los costados del barco. El posicionamiento es uno de los factores más importantes en una batalla naval pero, en cambio, los barcos fantasmales mostraban mayor variedad de giros y movimientos. Weed también estaba sobresaliendo en este tipo de batallas. La flota de Drinfeld estaba agrupada y los galeones que se convertían en barcos fantasmales causaban un daño considerable al resto de galeones que los rodeaban. Además, al no tener una ruta de escape, su única opción era luchar. Cualquier persona bien versada en el combate naval y en las batallas cuerpo a cuerpo no tenía más remedio que reconocer las habilidades de Weed. Que destacase en ambas áreas estaba más allá de cualquiera de sus expectativas. En Las Falanges había acusado a su enemigo de ser cobarde, de hacer ataques por sorpresa y de crear el caos. Ahora no tenía más remedio que reconocer la pericia del comandante rival. Tenía grandes cualidades para llegar a ser un Almirante. No solo era brillante en una o dos áreas, sino que destacaba en tres áreas dándole una mejor perspectiva y juicio.
* * *
“Estúpidos bastardos, daos prisa y moveos. ¿Quién te ha dicho que te pongas a contar las monedas de oro? ¿Quieres quedarte atrapado por las algas marinas y volver a hundirte en las profundidades? Tú, el que tiene un solo brazo con un sombrero de trapo, ¿por qué estas bajando el ancla? Date prisa y muévete más rápido. ¡Necesitamos hundir otro barco!” – ordenó Weed mientras lanzaba una cantidad masiva de regaños e intromisiones. Estaba haciendo que mejorasen su eficacia. Aun cuando no podían verlo, escuchaban su voz perfectamente. “No se puede evitar, poneos en contacto con el Rey Pirata Griffith. Él destaca en este tipo de combates caóticos y luchas en combate cuerpo a cuerpo. Pueden unirse a la pelea.” Los piratas estaban anclados en la parte baja del río descongelado observando la batalla. El miedo de Drinfeld era que su flota perdiera todo el respeto que habían ganado y que avergonzasen el nombre del gremio Hermes. “Por fin es nuestro turno. ¡Adelante!” Los piratas que estaban observando en silencio hasta ese momento se pusieron a remar para conseguir velocidad. ¡Una alianza entre los piratas y la armada! Los barcos piratas colisionaron contra los barcos fantasmales que estaban pegados a los galeones de la armada donde se peleaba en combate cuerpo a cuerpo. “¡Atacad!” “¡Acabemos con los no-muertos!” Cuando los laterales de los barcos se juntaban, los piratas abordaban los galeones donde peleaban los muertos vivientes y la armada. El intento por apoderarse del galeón fue abortado y repelido en varias ocasiones. El lugar donde el río descongelado se fusionaba con el mar se convirtió en un campo de batalla, con una mitad llena de galeones del Reino de Haven y las galeras de la flota pirata y la otra mitad de naves fantasmales. Los caballeros de la muerte estaban combatiendo en combate cuerpo a cuerpo sobre la cubierta de las naves fantasmales mientras que el resto de barcos eran hundidos por los continuos cañonazos. Entonces, justo en ese momento, llegaron nuevos refuerzos. “Weed, ¡estamos aquí!” El barco de Pale y sus compañeros acababa de acercarse a las aguas que bordeaban Las Falanges, mientras la lluvia volvía a arreciar una vez más. Hwaryeong comenzó a aplicarse un maquillaje hecho con ingredientes naturales dentro de su camarote. Hacía que su piel fuera clara, luminosa, suave y lisa como la de un bebé. ¡Maquillarse es muy importante para conseguir un aspecto distintivo! Los bailarines podían mejorar considerablemente su apariencia mediante la aplicación de maquillaje. “Está lloviendo, mejor no me pongo lápiz de ojos. Solo voy a ponerme algo de colorete.” – dijo mientras desataba su cabello, dejando que descendiera hasta su cintura. Uno de los privilegios de las bailarinas era que podían decidir la velocidad de crecimiento del pelo. Y como crecía muy rápido, les permitía cambiar a menudo de peinado. Hwaryeong transformó su apariencia en una más brillante, atractiva e inocente desde su expresión habitual de orgullo. ¡Ding!

Has completado la aplicación del maquillaje.
El [Encanto] ha aumentado un 21%.
El [Carisma] ha aumentado un 15%.
La [Suerte] ha aumentado un 29%.
El efecto de la habilidad [Baile] ha aumentado un 31%.
Cuando interpretes el papel de una dama que vende flores o pan, el [Encanto] aumentara todavía más.
El efecto permanecerá activo mientras se mantenga el maquillaje.
Desde su más tierna infancia había actuado sobre un escenario y representado diferentes tipos de obras. Ahora, con un rostro más cercano a su yo real, se podía decir que su expresión era más natural. “Ha pasado mucho tiempo desde que vi a Weed, debo darle un espectáculo de baile memorable.” Cuando Hwaryeong quedó satisfecha con su aspecto ante el espejo, se quitó los pendientes y los diversos collares que llevaba. Era un buen conjunto de accesorios para una bailarina, pero sus bonificaciones no se ajustaban a la situación. También se puso un vestido blanco muy favorecedor. La nave de Pale se deslizó sobre el agua hacia el centro del campo de batalla. “¡Tsk! Cuando llueve mi magia se vuelve más débil… No puedo hacer nada al respecto. ¡[Tornado de Fuego]!” – dijo Romuna lanzando su magia justo en el centro del combate naval. El mar estalló en llamas para luego formar un enorme remolino y ascender hacia el cielo. ¡Un vórtice ondulado de llamas se elevaba hacia el aire! Desde allí caían bolas de fuego en todo el campo de batalla. “Apuntando… Vamos, ¡[Disparo Múltiple]!” Pale disparó varias flechas hacia las cuerdas que sostenían las velas del galeón. Estaba tratando de golpear una cuerda que oscilaba bajo el viento y la lluvia. Era un disparo muy complicado. La punta de la flecha estaba especialmente diseñada y poseía un anzuelo ancho que permitía desgarrar las velas. Aunque no detendría la batalla, serviría para reducir significativamente la movilidad de la nave enemiga. ‘El que usa el sombrero rojo debe ser el capitán.’ ¡El capitán y el primer oficial estaban siendo objetivo de las flechas! Zephyr balanceaba su caña de pescar hacia los piratas que se aproximaban, impidiéndoles subir al barco y manteniendo la zona bajo control. Aunque no era un papel importante, impedía que los piratas subieran al barco. Incluso Surka usaba sus puños para impedir que pudieran abordar la nave. “A Maylon le hubiera encantado estar aquí.” – gruñó Pale mientras colocaba nuevas flechas en su arco mientras caminaba. Era una aventura que Maylon envidiaría, nadie querría perderse una batalla como esta. Sin embargo, su trabajo era transmitir la batalla en un programa especial, por lo que no había tenido más remedio que renunciar a tomar parte en la lucha. Así son los problemas de un trabajador asalariado. “¡Hundidlos! ¡Fuego!” Por supuesto, también había cañones en las galeras piratas conquistadas por los no-muertos. Bajo las instrucciones de Pale, pudieron ampliar su alcance para hundir los barcos de los piratas. ¡Boooooooooooooooooom! ¡Brooooooom! ¡Brooooooooooooooooom! En medio del ruidoso campo de batalla, entre los sonidos de los cañones disparando y las espadas chocando, se escuchó el sonido de un arpa. Erguida en la plataforma del vigía, la bardo Bellot comenzó a tocar un arpa. Estaba tocando como si estuviera poseída. “¿Qué?” “¿Qué hace en medio de una batalla?” Los piratas estallaron en carcajadas. Bajo el fuerte aguacero, la música sonaba tan majestuosa que no era una exageración decir que estaba librando una batalla feroz. Era completamente increíble que fuera capaz de tocar una música tan suave y ligera que aquel que la escuchaba entraba en una fantasía onírica. Hwaryeong estaba sentada sobre la vela principal cuando comenzó la música. “No tendré otra oportunidad de actuar en un escenario como este.” – dijo mientras se levantaba y comenzaba a caminar suavemente por el palo mayor. Los efectos combinados del tornado de fuego y de las nubes oscuras crearon la ilusión de una puesta de sol. La lluvia empapó completamente a Hwaryeong haciendo que su vestido blanco se adhiriera a su cuerpo con cada movimiento de su cuerpo. Se trataba de un baile que normalmente solo era efectivo a corta distancia. ¡La parte más importantes de un baile es mostrar ligeramente tu cuerpo mientras embelesas a la audiencia! Sin embargo, en medio de una batalla naval, con una fuerte lluvia, ninguna danza ordinaria iba a funcionar. Incluso en un día lluvioso como este, la bailarina se movió vigorosamente. A Hwaryeong no le habría importado nada ni aunque hubiera habido millones de espectadores gritando y chillando. “Estoy acostumbrada a que la audiencia me vea sobre el escenario. Este es mi baile.” Recordaba los días de cuando era una niña y pensaba que la lluvia era como gusanos que caían del cielo. La lluvia humedecía la tierra, era una lluvia que traía la vida. Ese tipo de lluvia que hacía que las personas soñaran despiertas y que hacía que quisieran bailar. Hwaryeong continuó con sus gráciles movimientos dibujando un círculo con las manos y caminado sobre los dedos de los pies. Los fuertes vientos la sacudían mientras el agua empapaba su cuerpo y le quitaba el poco calor que tenía. Era duro, pero no imposible. “La, la, la, la, la.” – tatareó Hwaryeong con alegría mientras bailaba al ritmo de la lluvia. A medida que sus manos y sus pies dibujaban una flexible línea, los ojos y la expresión de su cara cambiaron para encantar los corazones de la audiencia. Aquel que la miraba se sentía como si fuera a ser abducido. Tal era su habilidad para dominar el escenario. Brillante y hermosa. Bailaba llena de alegría, como un hada que ama la lluvia, como si no pudiera verla nunca más. Su ropa empapada de agua le daba una apariencia cautivadora. Su figura y su cara inocente junto a sus hermosos ojos, le daban una apariencia muy atractiva, llegando al punto que todos podrían observarla de forma continuada durante todo un día. Su largo cabello mojado salpicaba gotas de agua a su alrededor con cada movimiento de cabeza. Aunque la lluvia torrencial la golpeaba sin descanso, esto solo servía como una decoración que la hacía destacar. Realmente le encantaba bailar y, por el momento, era como si todo el mundo fuera el escenario en el que podía representar su obra. El animado baile se fue convirtiendo, poco a poco, en un espectáculo vehemente y entusiasta que creaba un aura exultante. Cuando bailaba sobre un escenario, daba igual que hubiera solo unos pocos o miles de espectadores, todos pensaban que era como una diosa deslumbrante que no podían alcanzar.
“¡Ah…!” Las mandíbulas de los piratas y de los miembros de la armada se abrieron todo lo que podían.

La bailarina Hwaryeong está interpretando un baile.
No puedes apartar tu mirada de sus movimientos.
Debido a la [Confusión], la tasa de éxito de las habilidades disminuye.
La [Resistencia] disminuye.
Sobre el agua, el baile de Hwaryeong atrajo la atención de los PNJ de la armada y de los piratas. Incluso los jugadores de ambos cayeron en un profundo trance mirando sus movimientos.


18 comentarios:

  1. Muy buenas marineros Geomchis.

    ¡Zafarrancho de combate! Hay q mandar a estos malditos bastardos del gremio de Hermes y su aliados al fondo del océano para q sean comida y pasto de los tiburones.

    Personalmente creo q la batalla esta muy igualada... aunq parece q Weed tenga algo de ventaja... algo tendrá que hacer Weed para aplastar del todo a la armada de Hermes.. a ver con que nos sale... Dani solo me dice q va ha ser épico xD

    Bueno... ya casi estamos terminando este volumen... quiero ver como afecta esta batalla a largo plazo en el Continete y como se desarrolla la macro guerra de la Alianza Hejemonica ya q parece q este va ha ser el próximo arco argumental...

    Todo esta en el aire señores... epicidad por todos lados xD

    Añadiré tmb que esa espectacular imagen de los barcos fantasmas ha sido creada por nuestro querido (pero tan tozudo y rebelde) Tarcito... ¡Espectacular! (Los efectos de sombra y luces han sido añadidos por mi... todo sea dicho xD) La añadiremos en una sección de imágenes de la comunidad... Así q si alguien se anima y hace algun dibujo de LMS lo subiremos encantados al blog :)

    Y por ultimo... no quiero olvidarme de agradecer a los patrocinadores de este capítulo q son nuestros donantes anónimos y en concreto a Luis Javier... y por supuesto a la temible Legión Inmortal del F5... gracias a todos por colaborar con el blog (y darme más trabajo... malditos xDD)

    Pronto vamos a recuperar ese capítulo perdido... y pondremos el contador de pendientes a zero...

    PD: No quisiera finalizar sin pedir unas palabras de animo y apoyo por nuestro fantástico/increíble/¿majestuoso? limpiador del 4koma Yukine para que se anime y se recupere pronto y nos traiga más del fantástico minimanga... Animo crack... (aquí tienes mucho trabajo xDD)

    Un saludo Geomchis ;)

    “¿Sabes por qué os he concedido la vida?” – preguntó Weed mientras negaba con la cabeza.
    “Para hacer dinero.” – respondieron Amarillento, el Pájaro Dorado y Eunsae al mismo tiempo.

    xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por el cap, fue muy épico
      espero que yukine se recupere pronto
      PD: quiero ver la reacción del grupo de pale, cuando vean el anillo de boda
      miembro del culto de gachas de hierba

      Eliminar
    2. Saludos!! Y muchisimas gracias!
      Pd. ALL HAIL SEOYOON!!!

      Eliminar
  2. gracias por el cap, la Diosa Seoyoon solo apareció una vez pero con eso basta

    ALL HAIL SEOYOON!!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el capítulo !!

    Solo recuerden que weeb les dará una paliza ejemplificadora como hacía en sus viejas épocas.

    ResponderEliminar
  4. gracias por el cap, ojala pronto muestren otra vez lo que pasa en el estudio de tv que transmite las aventuras de las cucarachas, es gracioso leer sobre ellos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Geomchis, y como ya se mencionó, a mi también me da curiosidad la reacción que van a tener todos cuando vean que Weed se casó con Seoyoon 😆😆

    ResponderEliminar
  6. Pah amigo, no puedo creer que este durando tanto la pelea, posta que esta muy peleada.
    Ahora, si pierden seria una buena cachetada para el gremio hermes. Osea le bajarom una o 2 flotas enteras, eso es duro.Seguramente termine con un asalto a morata o alguna bolides como que le corten la via comercial

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el capitulo, esos mal nacidos de Hermes y piratas van sufrir por atacar a Weed, los va a dejar con un bote de remos a cada uno 😂 🤣 😂 🤣

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por el capitulo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Wooo! Llegaron los amigos incondicionales de Weed. Se desata una batalla naval nunca antes vista.

    ResponderEliminar

Puedes insertar imagenes con: [img]URL de la imagen[/img]