miércoles, 5 de abril de 2017

Volumen 15 Capítulo 10

Volumen 15 Capítulo 10
El escultor que monta un toro
Traducido por Tartaros
Corregido por DaniR y Tars
Editado por AMarauder

Gremio La Alianza Semiprofesional de Mercenarios. La división de mercenarios conocida como Las Espadas Negras se había ganado el derecho a llamarse mercenarios de primera clase. “¡Uff! Ha sido realmente difícil llegar hasta donde estamos.” – dijo Mihel, el líder de Las Espadas Negras. Para alcanzar su situación, habían tenido que completar ciento ochenta y nueve encargos. Ahora eran gente reconocida dentro de La Alianza Semiprofesional de Mercenarios, que tenía ramificaciones por todo el Continente de Versalles. Las Espadas Negras poseían un castillo y un pueblo. Eran de los mejores mercenarios, y sus acciones estaban a la altura de su reputación. El gremio estaba formado por miles de mercenarios. Bajo su mando había numerosos guerreros y magos, e incluso tenía conexiones con la nobleza. Los uniformes de los mercenarios de Las Espadas Negras estaban decorados con su emblema característico, dos espadas cruzadas de color negro. Cuando los veían otros mercenarios, expresaban su respeto. El simple hecho de pertenecer a Las Espadas Negras era suficiente para obtener el respeto de los jugadores en general. Ahora, Mihel tenía acceso a los registros del La Alianza Semiprofesional de Mercenarios. “Pedidos sin terminar. Si podemos acabarlos, los mercenarios se volverán más fuertes.” Michel estaba orgulloso. No solo era nivel 431, sino que un número considerable de otros jugadores de alto nivel también formaban parte de la alianza de mercenarios. Él era una celebridad que aparecía en televisión y tenía buenas relaciones con otros gremios. Siempre que había algún conflicto ocasional, aunque lo resolviera con fuerza bruta, después no había ninguna queja. En el Continente de Versalles había muchas personas débiles y amenazadas. Innumerables personas deseaban el poder de los mercenarios de Las Espadas Negras, por lo que su influencia continuaba creciendo. Mientras leía los registros de La Alianza Semiprofesional de Mercenarios, Mihel encontró una sección que le llamó la atención. “El antiguo Maestro del Gremio, el mercenario Smith. El hombre que convirtió a La Alianza Semiprofesional de Mercenarios en uno de los mejores gremios de Versalles. ¿Así que nadie lo ha visto desde que se retiró?”
* * *
¡Clink! ¡Whooooosh! Era la lucha desenfrenada entre el ejército humano y los espíritus demoníacos. Los espíritus demoníacos luchaban en los muros del fuerte Odein. Había seres de patas cortas y largas, pero todos ellos avanzaban de forma inestable, casi a punto de la muerte, eran como zombis. “¡Fuego!” – Una lluvia de flechas descendió desde los muros. Los arqueros disparaban sus flechas sin descanso. Los sacerdotes de la Orden de la Resurrección levantaron sus báculos. “Regors, ¡adelante!” “¡Al ataque! ¡Aplastad el Fuerte Odein!” Unos espíritus demoníacos que se asemejaban a enormes elefantes o mamuts corrieron hacia adelante. Los pequeños espíritus demoníacos que se atravesaban en su camino eran arrojados al aire, pero no les prestaban atención y continuaron el asedio. ¡Tuu tuuu tuuuuuuuuuu! Pequeños espíritus demoníacos soplaban cuernos mientras gritaban horriblemente y se asentaban firmemente. “Arqueros, ¿qué demonios estáis haciendo? ¡Disparad!” “¡Detened a esos regors!” Se trataba de un tipo de espíritu demoníaco que representaba toda una pesadilla para Odein. Muchos jugadores humanos habían sido pisoteados hasta la muerte por los regors en las llanuras durante esta Gran Guerra. ¡Twa-TWA-twaaang! Las flechas salían de los muros del fuerte Odein, cubriendo el cielo, pero los regors desviaban las flechas con sus gruesas pieles de color gris. ¡Groar! ¡Groar! ¡Kweeeeeee! Esos eran los sonidos de espíritus demoníacos de tamaño mediano que se mantenían escondidos bajo el vientre y el trasero de los regors. Sus mandíbulas goteaban saliva mientras soltaban gritos de batalla. Solo quedaban unos doscientos metros hasta llegar a los muros del Fuerte Odein. Los caballeros que defendían el fuerte sabían que los espíritus demoníacos contra los que luchaban hasta el cansancio podían cruzar grandes distancias en un instante. “¡Disparad más flechas!” “Escuadrón de magos, ¿qué estáis haciendo?” “Estamos reponiendo nuestro [Maná] por medio de la [Meditación].” – respondió Kiam, el representante de los magos del Fuerte Odein y un mago del gremio Prosperidad. “¿Crees que es tiempo de meditar en un momento como este? ¡No sabes siquiera si habrá una oportunidad de usar la magia si los muros caen! ¡Rápido, detened a esos bastardos, aunque tengáis que utilizar todo vuestro [Maná]!” Los magos lanzaron hechizos desde los muros del Fuerte Odein. ¡CRAAAAASH! La tierra se partía al estrellarse enormes relámpagos. ¡Hubo un rugido ensordecedor cuando las llamas, relámpagos, agua y flechas mágicas chocaron contra los espíritus demoníacos! Era un ataque tan poderoso que transformó el terreno y arrasó toda el área. Los espíritus demoníacos, incluidos los regors, no sobrevivieron. ¡Allá donde la magia había caído, todo lo que quedaba era botín! “¡Jooood…! Y ni siquiera podemos ir a recogerlo.” “Me quiero matar. No hay ganancia ya que solo podemos proteger los muros.” Los mercenarios que guardaban la muralla se quejaban, ya que definitivamente había muchos artículos buenos entre el botín. Se veían obligados a reprimir su codicia ya que bajar de los muros no sería diferente a un suicidio. El avance de los espíritus demoníacos apenas comenzaba. Aunque la magia había tomado la delantera, no había señales de que disminuyera la cantidad de efectivos del ejército demoniaco. Debido a los ataques cada vez más fuertes de los espíritus demoníacos, el Fuerte Odein parecía como una vela en una tormenta. Deimond sacudió su báculo de hueso. “Vuestra resistencia va a terminar aquí.” Suban contestó con una carcajada. “Hoy es el último día.” “Sí. Hemos reducido nuestro poder ofensivo deliberadamente para poder reunir a nuestras fuerzas y lograr nuestro objetivo.” “Hoy atravesaremos el Fuerte Odein.” Si pudieran acabar con el Fuerte Odein, entonces controlar el Reino de Aidern sería sólo cuestión de tiempo. Una vez que el ejército de espíritus demoníacos tomase el control del granero y el arsenal, tendrían mayores provisiones de armas y alimentos. Las fuerzas aliadas estaban bien equipadas, pero aquellos que no habían enfrentado personalmente a los espíritus demoníacos aún no conocían la magnitud de la situación. Y los rumores decían que la armada expedicionaria que había sido desplegada desde otros reinos tardaría mucho en llegar. ¡Altas tasas de impuestos y de entrenamiento del ejército! Los prestigiosos gremios y señores no eran capaces de entender nada. Antes de que el Ejército de la Resurrección los invadiera, a excepción de la guerra de asedio local, cada uno de los Reinos era pacífico y sus únicos enemigos eran monstruos. ¡Se habían auto engañados por la fantasía de que los muros del Fuerte Odein los defenderían! Ya se estaba propagando una epidemia mortal dentro del fuerte. Las fuerzas aliadas se iban desintegrando debido a la angustia y el horror. Deimond apuntó a su báculo de hueso hacia castillo. “¡Seguid atacando!” Más regors corrieron hacia el Fuerte Odein llevando goblins montados en sus espaldas. Los débiles goblins no eran fáciles de influenciar, pero con dinero y el ejército demoníaco actuando de cebo, habían sido reclutados como oficiales de rango medio. Como los goblins conducían a los espíritus demoníacos, el poder de éstos se vio incrementado. Los goblins levantaron sus lanzas de mala calidad mientras bailaban sobre los regors. Deimond, aquel que dirigía el Ejército de la Resurrección e invadía el Continente de Versalles, fue apodado el ‘Príncipe de la Oscuridad’. Era una existencia del Caos, que buscaba manchar el Continente de Versalles con sus espíritus demoníacos.
* * *
Jefferson caminó vestido con traje y corbata hacia la sala de conferencias con el ceño fruncido. “Hoy tampoco será fácil.” “Hola, señor Jefferson.” “Ha pasado tiempo, señorita Johanna.” Jefferson recibía amablemente cada saludo que le hacían las mujeres con las que se cruzaba. Sin embargo, después de verlas, sombras oscuras volvían a su cara. La compañía en la que trabajaba era el Grupo J.K.I. de Financiamiento Global, ¡con sede en Nueva York! Como era típico de América, tenían un lema en base a sus fondos especulativos: «Invierta en lugares que ganen dinero» Recursos, personas, empresas y países. No había restricciones en sus inversiones. Habían permanecido en silencio por un tiempo, ya que su codicia sin fin les había generado una gran pérdida. Sin embargo, había llegado el momento en el que volvían a aumentar su capital. Jefferson, el Director Ejecutivo responsable de Asia, había convocado una reunión con los principales accionistas con mayor capital en la empresa. Las ganancias por invertir en una empresa de infraestructuras en América y Europa fueron excelentes. Su inversión en reservas petroleras de Egipto estaba disminuyendo progresivamente, y las inversiones en tecnología ambiental también eran prometedoras. El problema estaba en Asia. Los accionistas estaban molestos debido a que las ganancias no eran demasiado altas. “Nuestra proporción de acciones en Unicorn Corporation para la fecha es aproximadamente del 7,2%. Con el actual precio del mercado, se calcula que las ganancias rondarían los 16.800 millones de dólares.” “Las ganancias deben superar en más de cien veces nuestra inversión.” – dijo Benjamin Chandler, que había ocupado el cargo de Vicepresidente de los Estados Unidos. “Exacto. Las ganancias superan en ciento treinta veces a las inversiones. Cuenta con el mayor rendimiento de todas las empresas que hemos visto hasta ahora.” “¿Por qué no hemos invertido una cantidad mayor en Unicorn?” ¡Una ganancia de ciento treinta veces la inversión! Pero esto no era suficiente para el codicioso Chandler. Los otros directores y accionistas también criticaron el error de Jefferson. “Hemos perdido una oportunidad única de ganar dinero. ¿Ha olvidado que las oportunidades se convierten rápidamente en ganancias?” “No puedo creer que fuera tan descuidado con nuestra compañía y no se diera cuenta de que el desarrollo de Unicorn iba a llegar a tal punto.” Jefferson escupió una excusa. “Intentamos hacer algo, pero el valor de las acciones subió demasiado rápido.” “El precio de las acciones ha aumentado ciento treinta veces. ¡Debimos haber invertido más desde el principio!” “Antes de esto, nos encontramos con una empresa totalmente desconocida. La prensa y los entendidos estadounidenses dieron críticas negativas, por lo que una mayor inversión no parecía buena idea.” “¿A cuánto asciende la inversión extranjera en Unicorn?” “Es del 19,4%.” El Grupo J.K.I. de Financiamiento Global, la Corporación de Pensiones para Empleados del Gobierno de California y otras compañías de inversión contaban con un total combinado del 19,4%. “¿Qué piensa de combinar fuerzas y fusionarse con Unicorn Corporation antes de que crezca más?” ¡Tomar control usando fondos astronómicos! Era una observación que nadie más que Chandler se atrevería a decir. La parte de atrás de la camisa de Jefferson se humedeció de sudor. “Solo sabremos si lo intentamos, creo que podría ser una aventura muy difícil de realizar.” “Por partes. Primero hay que obtener los fondos.” “Incluso contando con el dinero, será casi imposible.” Cuando Royal Road alcanzó su éxito inicial, Unicorn Corporation comenzó a experimentar un crecimiento increíble. ¡El precio de las acciones se disparó de una forma sin precedentes a nivel mundial! Tan pronto como entró en el mercado de valores, crecieron aún más. Tampoco había vendedores. Aquellos que poseían acciones estaban seguros de que seguirían aumentando, por lo que nadie quería venderlas. El dinero que recibían anualmente solo por los dividendos de las acciones era suficiente para vivir cómodamente el resto de sus vidas. Por el contrario, las personas que querían comprar acciones trataban de conseguirlas sin importar el costo. Los comerciantes de valores de todo el mundo trataron de comprar aunque solo fuera una acción de Unicorn, pero explotaban de rabia ya que nadie estaba dispuesto a venderlas. “¿Cómo puede existir una acción así?” Chandler sentía que su estómago se revolvía. Incluso ahora, las acciones de Unicorn crecían sin límites, y el precio actual por acción se había convertido en el más costoso del mundo. “Aunque ofrezcamos un precio alto, nadie estará dispuesto a negociar. Y si se difundiesen rumores sobre nuestros planes de fusión, nuestras operaciones habituales se verían comprometidas.” Jefferson lamentó que solo pudiese informar a los principales accionistas de las malas noticias, pero era algo inevitable. Por otra parte, la Unicorn Corporation tenía una gran cantidad de dinero. De hecho, varias compañías financieras se habían unido y revelaron sus intenciones hostiles encubiertas hacia Unicorn. Golpearon a la compañía por medio de la prensa y las compañías de crédito, tratando así de comprar acciones. La respuesta de Unicorn a esas acciones fue tajante. Utilizaron fondos exagerados para expandir drásticamente sus acciones en medios extranjeros y compañías financieras. Interfirieron en la dirección de las empresas y reemplazaron a los miembros de la junta, por lo que sus oponentes no tuvieron más opciones que retroceder. Las compañías financieras extranjeras se vieron influenciadas por las grandes pérdidas que sufrieron debido al poder económico que poseía Unicorn Corporation. Además Unicorn era el mayor accionista de un banco de inversión extranjera. ¡La cuota mensual por jugar era de doscientos mil wons! Y todo esto solo lo podía soportar alguien como la Unicorn Corporation, que mensualmente se veía en la tesitura de necesitar fondos astronómicos. La reunión del Grupo J.K.I. de Financiamiento Global concluyó sin resultados. Los principales accionistas retiraron sus pesados cuerpos. “Me voy a casa a descansar.” “Abigail, ¿también está pensando en conectarse a Royal Road?” “Ciertamente. Incluso he comprado una villa cerca del mar.” “¿Cuál es su nivel, señor Chandler?” “290. ¿Quiere ir a cazar conmigo?” “Claro. Por favor, ayúdame a subir un poco de nivel. Las cacerías se hacen realmente difíciles después de pasar el nivel 200.” “Lo lógico es que le cueste si no sabe cómo hacerlo.” Los principales accionistas también eran jugadores de Royal Road. Habían acumulado riqueza y poder en el mundo real. Puesto que podían vivir nuevas aventuras y experiencias en el Continente de Versalles, no había motivo para disgustarse. Vivían nuevas vidas con cuerpos ligeramente más jóvenes y más guapos. “Nos vemos en la próxima reunión.” Jefferson hasta se despidió cortésmente mientras miraba los coches de lujo que estaban en la puerta. Él también era un jugador de Royal Road. En el momento en el que se convirtió en un ejecutivo de la compañía de inversión, había elegido la profesión de comerciante. Luchaba para ganar mucho dinero a través del comercio y adquirir tierras y un título nobiliario. Después de todo, Royal Road era una realidad alternativa que nadie podía evitar experimentar.
* * *
“¡Muuuuuuu!” Amarillento bramó pesadamente. ¡Parecía cansado, como si hubiera estado arando arduamente todo el día! Esto se debía a que había estado luchado para familiarizarse sus extrañas patas y ser útil durante las batallas. Weed sacó su espada. “¡Vamos, Amarillento!” “¡Muuuuuuu!” Amarillento cavó el suelo con su pata trasera y corrió. El toro salvaje se precipitó sin temor galopando por la empinada montaña rocosa. Mientras, su velocidad se incrementaba cada vez más. La capa de Weed movía salvajemente con el viento. “Este es el sentimiento.” No había nada que fuera mejor que una capa aleteando mientras uno corre a toda velocidad. Weed iba equipado con su mejor equipo. Su espada era la Espada Demoníaca de Koldeurim que había adquirido en Todium. Era la preciada posesión del honorable Caballero Koldeurim del Reino de Kallamore. La Armadura de Tallock, que absorbía la luz, el Casco Negro Elegante de un Noble, la Capa del Vampiro y las Preciosas Botas Negras Ligeras. Incluso tenía el Escudo Antiguo equipado. Aunque montara un Mustang en el desierto, su apariencia no podía ser más genial. “La ropa hace al hombre, después de todo.” Aunque montaba a Amarillento, que era incomparablemente torpe, Weed estaba satisfecho con su propia apariencia, sin embargo. “Esto se debe a que me puesto mi mejor equipo. Cuando uno presta cierta atención a los detalles, ni siquiera los actores me pueden hacer sombra, ¿eh?” ¡Weed creía que ni un actor podía compararse con él si cambiaba su peinado y ropa! Tenía clase. ¡Todo un caballero equipado con una armadura elegante mientras montaba un toro de cinco metros de altura! Y además estaba muy excitado por la fuerza del galope. “Vamos. ¡Corre más rápido!” “Esta ya es la velocidad máxima, Maestro.” “¡Hyaaaa! ¡Hyaaaaaa!” Weed hacía ruidos de azotes con su boca. Estaba montando un toro sin una silla ni riendas, pero tenía que hacer lo que fuera necesario que hiciera. Los espíritus de los rayos que estaban al pie de la montaña rocosa vieron que Amarillento se acercaba a la distancia. “Es una vaca.” “Un humano. ¿Cómo ha llegado un humano hasta aquí?” “¿Es un caballero de la Orden de Embinyu? No pueden intervenir en nuestros planes debido al acuerdo.” “No. Su símbolo no está en la armadura. ¡MÁTADLO!” Cinco espíritus de los rayos tomaron posiciones y cargaron hacía Weed. Varios relámpagos salieron disparados desde sus cabezas. ¡BOOOOOOM! Con el sonido de un estrepitoso trueno, lanzaron ráfagas de relámpagos. “¡MUUUUUUUUUUUU!” Amarillento se quejó con un largo mugido. Estaba en estado de alarma mientras saltaba a un lado. Redujo su velocidad mientras cambiaba de dirección. Las ráfagas de relámpagos pasaron de largo a Weed y a Amarillento, pero cayeron contra el suelo rompiendo la montaña rocosa. Multitud de restos salieron despedidos en todas las direcciones. “¡Como era de esperar de nuestra res!” Weed no guardó sus alabanzas. Sus movimientos habían sido ágiles y su resistencia era superior a la de un caballo. No le había dado ninguna instrucción, pero Amarillento había evadido los ataques por cuenta propia. ¡Pensar que Amarillento había esquivado el relámpago que se acercaba velozmente! Había superado las expectativas de Weed. “¡Carga de nuevo!” “¡Muuuuuuu! Tengo miedo. No me gusta esto. No creo que pelear coincida con mi personalidad.” Amarillento negaba con la cabeza. Parecía que el combate no se adaptaba a una res inocente. En lugar de motivar con elogios, Weed comenzó a amenazarlo sin miramientos. ¡No debe haber la mínima duda en una batalla! “Si tienes miedo, corre hacia esos tipos. ¡Chuleta a la parrilla, carne de res cruda, sopa de costillas, láminas de carne de ternera marinada, carne deshuesada marinada, shabu shabu, sopa de rabo de toro, vaca guisada, sopa de caldo de hueso bovino!” “¡MUUUUUUUUUUUU!” Amarillento corrió con sus cuatro patas usando todas sus fuerzas. A pesar de que tenía una construcción pesada, su fuerza y resistencia eran tan grandes que alcanzaba su velocidad máxima en un instante. Terminaron estando a menos de cien metros de los espíritus. “¡[Lanza del relámpago]!” ¡Habían disparado otro ataque de rayos! Weed levantó su Escudo Antiguo. Debido a que estaban cerca, no podía esquivar el ataque completamente, incluso con los reflejos rápidos de Amarillento. Aunque lograran esquivarlo, su poder de ataque disminuiría si la velocidad bajaba, por lo que evadirlo no era una opción. Los ataques de relámpagos fueron bloqueados por el Escudo Antiguo. Estaban envueltos por la suave aura del escudo y el ataque se desvió a otra dirección. Weed sintió una gran presión, pero la resistió y giró su espada. Ya estaban a un tiro de piedra de los espíritus elementales. “¡[Hoja del Escultor de Luz Lunar]!" En el momento en que Amarillento pasaba a través de los espíritus, la Espada Demoniaca de Koldeurim iba atravesando a los enemigos que le salían al paso. Ágilmente, golpeó al de su derecha, luego invirtió el agarre y empuñando su espada cortó nuevamente hacia arriba. ¡La Espada Demoniaca festejaba la libertad de movimientos dentro de su alcance! Los movimientos de Weed no se detuvieron. Cogió el cuerno de Amarillento firmemente con su mano izquierda y le hizo que todo su cuerpo se retorciera. “¡Muuuuuuu!” Tanto sus patas como toda la parte trasera se elevaron ligeramente. Utilizando la fuerza centrífuga había conseguido al tirar de la espada, logró retorcer todo su cuerpo. Mientras hacía un giro de 360 grados sobre Amarillento, cortó el cuello del espíritu de su izquierda. “¡Argh!” La formación de los enemigos se vio debilitada. Aunque no se trataba del ataque de un caballero, el daño que infligía era inmenso ya que era un ataque de espada añadido a una enorme aceleración. Y los espíritus no eran monstruos con mucha [Salud]. Su piel seca y robusta tenía una formidable defensa, pero su [Hoja del Escultor de Luz Lunar] tenía el efecto de ignorar la defensa de su rival. Tras derrotar a dos de ellos, se precipitaron hacia los elementales restantes. ¡Raaaaaas! Amarillento se movió con sus patas delanteras en forma de zigzag. Se acercaba a unos aglutinados elementales mientras avanzaban lentamente. ¡Este era el mayor inconveniente del ataque de un caballero que va a caballo! Se convertía en el arma más poderosa de las llanuras, pero una vez que avanzaba más allá de los enemigos, dar la vuelta era muy difícil. Contra un monstruo que conociese ataques de larga distancia, esto representaba un punto débil. Sin embargo, Amarillento no era un caballo. Paso lateral, paso hacia atrás. ¡Era un toro que podía cambiar de dirección sin problemas! Disminuyó bruscamente la velocidad y cambió de dirección mientras pasaban frente a ellos. Incluso sabía la distancia perfecta para que Weed atacara con su espada. Era fiel, eficiente, y como una buena res, sincera en el trabajo que le habían encomendado, sin cometer ningún error aunque fuera la primera vez. Los espíritus no morían después de ser golpeados con un corte cada uno, pero habían visto disminuido drásticamente su poder de combate. Todo lo que tenía que hacer era cortar directamente la fina capa de piel de sus gargantas. El último enemigo estaba justo delante de Amarillento. Weed acarició el cuello del toro. “¡Amarillento, acaba con el!” “No quiero. ¿Cómo podría hacer un acto tan repugnante?” ¡Todavía no había rechazado su renuencia a la batalla! Weed sabía cómo utilizar correctamente la táctica de la zanahoria y el palo. Si solo fomentaba las amenazas y el miedo, se resistiría sin importar qué tan leal podía ser una res. “Atácalo y te daré una moneda de cobre. Si lo matas completamente, te daré dos monedas de cobre.” ¡Otro incentivo en la batalla! Para Amarillento, una moneda de cobre era una cantidad monstruosa. ‘Las cosas se pueden comprar con una moneda de cobre… Un puñado de heno altamente nutritivo. ¡Diez cubos de agua helada!’ Al parecer, podía comprar un palmo de tierra si trabajaba y ahorraba para reunir diez monedas de cobre. Si sembraba algo de hierba, podría comerla cuando estuviese hambriento. Si recaudaba alrededor de 10 monedas de oro, podría construir un granero en mal estado, lo que era el sueño de Amarillento. ¡El sueño de poseer su propio hogar! “¡MUUUUUUUUUUUU!” ¡Amarillento acelero enérgicamente! Avanzó hasta el punto de crear profundos surcos en la tierra y golpeó al elemental con sus puntiagudos cuernos. El espíritu gimió miserablemente cuando el impacto lo lanzó a varios metros de distancia. Weed cazó a los espíritus elementales, adquiriendo mucha experiencia y un buen botín; un plato de hierro lleno de hollín, semillas de plantas aulladoras, mármol azul, y similares. “No sé para que se utiliza el mármol aun, pero si me lo llevo debe haber al menos un lugar para venderlo.” Weed comprobó sus ingresos y mientras reía con entusiasmo. Los frutos de su trabajo, los artículos de herrería y la deliciosa experiencia. “La caza tiene que tener este sabor después de todo.” ¡Las relaciones entre los espíritus elementales y los espíritus demoníacos eran hostiles! Los espíritus demoníacos eran muy similares en apariencia a los espíritus demoníacos del Ejército de la Resurrección, y estaban dispersos a lo largo del Río de las Lamentaciones. Daba la impresión de que las bestias que bebían el agua del Río de las Lamentaciones se convertían en espíritus demoníacos. Weed cazaba principalmente a estos espíritus demoníacos y a los elementales. “Hermanos Fénix. ¡Desplegaos!” También hizo que los fénix participaran en la batalla. ¡Los cinco majestuosos Hermanos Fénix! Eran capaces de vaporizar la espesa niebla con un solo aliento. El suelo emanaba calor y ardía. Una vez desaparecida la humedad, los ataques de los espíritus elementales se vieron debilitados. Los fénix volaban largas distancias picoteando las cabezas de sus enemigos. Ya que contaban con [Salud] casi ilimitada, simplemente hacían ataques normales utilizando sus cuerpos. ¡Podían recuperarse a sí mismos, aunque su [Salud] se redujera significativamente! Pronto se levantaban nuevamente. Podían revivir incluso estando al borde de la muerte mientras una pequeña llama permaneciera. La contribución de los fénix cambió el curso de la batalla a su favor. “Ju, ju, ju, ju.” Weed reía maliciosamente. Sentía placer mientras miraba las esculturas a las que les había concedido la vida luchar valientemente. Cuantos más fuertes fueran los fénix, ¡mayor sería el botín que podría obtener! “Luchad. Fortaleceos. ¡Cubrid el mundo con vuestras llamas!” ¡Los cinco fénix y Amarillento! Se convirtieron en los poderosos refuerzos de Weed. Mientras cazaban monstruos a lo largo del Río de las Lamentaciones, iba ampliando cada vez más el territorio de caza. Aun así, no abandonó la orilla del río, ni exploró los alrededores, ya que no sabía qué tipo de peligro podría estar al acecho. Aun así, los fénix podían cazar hasta diez elementales solos, aunque para ello debía esperar demasiado tiempo para que se recuperaran.



34 comentarios:

  1. Muy buenas Geomchis.

    Un cap entre semana. Este era algo cortito y sin cuadros así q ha sido bastante más fácil de subir.

    Weed sigue atormentando a Amarillento mientras le ofrece unas pocas monedas de cobre... le ha lavado completamente el cerebro xD

    En fin... que sepáis q este volumen tiene 11 capítulos así q aun nos queda otro para cerrar este. ¿Habra final epico? ¿Guardara todo lo buena para el vol 16? Pronto saldremos de dudas.

    Un saludo gente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo desde Cataluña, España! Y muchisimas gracias porel capitulo!

      Eliminar
  2. Muchas gracias, se sintiendo corto, tengo la impresión de haber conocido a Napam.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el capitulo, muy buen trabajo.

    ResponderEliminar
  4. gracias por el cap, genial como siempre el trabajo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por el capítulo.

    Estara mepal entre esos ejecutivos ?

    ResponderEliminar
  6. se viene lo bueno
    me pregunto llegaran a traducir el arco del one piece? :v
    gracias x su trabajo

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias por la traducción, un cap entre semana la hace más llevadera.

    ResponderEliminar
  9. gracias por el cap

    pd:hoy no salio Seoyoon :(

    ResponderEliminar
  10. buena, excelente capitulo, muchas gracias

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias xD jeje, se armó de un buen grupo Weed, aunque eso le costó 6 niveles y seguro que una buena reducción de sus habilidades hasta recuperar eso niveles ¿cierto?

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el capitulo, es muy comico saber lo que significa una moneda de cobre para amarillento.... dure un rato riendo xD

    ResponderEliminar
  13. muchas gracias por los 2 capítulos. Buen equipo se hizo de esculturas, ahora toca matar todo lo que se mueve para recuperar esos niveles.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por el capitulo.
    Aquí algunas erratas:
    los registros del La Alianza Semiprofesional de Mercenarios
    los registros de La Alianza Semiprofesional de Mercenarios
    Deimond apuntó a su báculo de hueso hacia castillo.
    Deimond apuntó su báculo de hueso hacia el castillo.
    Esto se debía a que había estado luchado para familiarizarse sus extrañas patas
    Esto se debía a que había estado luchando para familiarizarse con sus extrañas patas
    La capa de Weed movía salvajemente con el viento
    La capa de Weed se movía salvajemente con el viento
    Utilizando la fuerza centrífuga había conseguido al tirar de la espada, logró retorcer todo su cuerpo
    Utilizando la fuerza centrífuga había conseguido al tirar de la espada, retorcer todo su cuerpo
    Las cosas se pueden comprar con una moneda de cobre
    Las cosas que se pueden comprar con una moneda de cobre

    ResponderEliminar
  15. Gracias por el cap, me acabo de dar cuenta que está xd.

    ResponderEliminar
  16. Buena pelea, gran lavado de cerebro, excelente masacre. Gracias por el cap
    El ejecutivo ese era el amigo comerciante de weed?

    ResponderEliminar
  17. Dain es rechazada x weed y no vuelve aparecer
    Weed se vuelve emperador
    Lee hayan ya come :) creo q con zephyr se queda
    Weed se queda solo : )

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por la dosis... que digo por la traducción hem hem..
    Jajajajaa pobre amarillento, ya le han lavado completamente el cerebro con el truco de la zanahoria y el palo, pero lo que me causó más risa es el humilde Weed:
    "¡Weed creía que ni un actor podía compararse con él si cambiaba su peinado y ropa! Tenía clase. ¡Todo un caballero equipado con una armadura elegante mientras montaba un toro de cinco metros de altura! Y además estaba muy excitado por la fuerza del galope."
    kuahahahahahahha si claro, claro jajajajajajajajajaaj aunque admito que amo su malvada forma de ser.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por el capitulo

    ResponderEliminar