domingo, 10 de septiembre de 2017

Volumen 16 Capítulo 8

Volumen 16 Capítulo 8
El comandante del campo de batalla
Traducido por Tartaros
Corregido por Darknight y DaniR
Editado por AMarauder

Weed, las tribus salvajes, los Cinco Hermanos Fénix y Bingryong habían hecho un alto para descansar. El plan original era buscar más presas con las que obtener más puntos de contribución y botín. Sin embargo, la resistencia de las tribus Vejague y Salmere había caído en gran medida; además, los miembros de la tribu Lekiye se tambaleaban por el gran agotamiento mental, por lo que este descanso había sido algo inevitable. Weed sostenía vendajes y corría por todas partes, curando a la tribu Vejague. “¡[Primeros auxilios]!” Sus manos hacían todo lo posible para vendar de forma adecuada las heridas. Esto no se debía a que fuera un santo devoto, sino más bien por su objetivo de arrastrarlos más lejos en el campo de batalla. Sin embargo, las hierbas que había estado ahorrando pronto empezaron a escasear. Los guerreros de la tribu Vejague eran altos como montañas y estaban considerablemente heridos, así que no podía ayudarlos a todos. “Amarillento, nos estamos quedando sin hierbas. ¡Escupe saliva, vamos!” En lugar de hierbas, usaba la espesa saliva del toro. Después de tratar a las tropas de este modo, avanzaron una vez más. Barr Khan, el Imoogi y Feylord estaba alcanzando su etapa final. “¡Kiyaaaaaaaoooo!” “Voy a matarte y convertirte en un no-muerto.” “No os voy a perdonar a ninguno de los dos que hayáis profanado la tierra sagrada de la Orden de Embinyu.” Libraban una feroz batalla mientras emanaban una fuerte hostilidad contra sus oponentes. La túnica de Barr Khan estaba desgarrada, revelando completamente su esqueleto. ¡Era un monstruo de alto rango que había cubierto al continente entero de sangre y cadáveres! Sin embargo, su fuerza estaba limitada a causa de la espada sagrada que tenía clavada en su pecho y a la [Sentencia de Muerte], y ya no le era posible absorber salud y maná. Podría decirse que su vida se había vuelto miserable. “Malignos no-muertos, regresad a vuestro lugar de descanso.” ¡Magia de purificación dirigida a los no-muertos! La magia de los sacerdotes de la Orden de Embinyu se centraba en Barr Khan y en la legión de no-muertos. “Todavía no... Aún queda trabajo por hacer aquí, hay demasiados seres vivientes.” Barr Khan era el soberano de los no-muertos. Trataba de erradicar la Orden de Embinyu mientras comandaba a los no-muertos, pero la Orden se mantenía en pie obstinadamente hasta el final, así que no era nada fácil. Por otra parte, el Imoogi lanzaba su magia, por lo que el daño que sufría el ejército de muertos vivientes también era considerable. Finalmente, Barr Khan tuvo un problema con su cuerpo: de la espada sagrada alojada en su pecho surgió una luz brillante. ¡Craaaack! Una gran grieta se formó en su cráneo, y el Aura de Muerte que le había estado rodeando se tornó cada vez más tenue, hasta llegar el punto que se desvaneció. “La maldición de esa espada es...” La espada sagrada absorbía intensamente el maná del nigromante. El cuerpo de Barr Khan estaba envuelto en una luz tan radiante como el mismísimo sol. “Esto no puede seguir así... El día en que la maldición de esta espada se debilite, ciertamente obtendré mi venganza.” Dejando tras de sí palabras llenas de resentimiento, el lich Barr Khan y la espada sagrada se desvanecieron. No había sido completamente destruido, ¡solo había sido cancelada su invocación! El lich Barr Khan había regresado a la ubicación donde había estado sellado puesto que no le quedaba maná para mantener su forma física. Los no-muertos se debilitaron notablemente tras la desaparición de Barr Khan. “¿Kuueell?” Los zombis se olvidaron de enfrentar al enemigo y quedaron sumidos en un estado de confusión. Un sinnúmero de esqueletos se convirtió en meros huesos. Las auras oscuras que envolvían a los caballeros de la muerte también se debilitaron, por lo que cayeron como piedras tras recibir la magia de purificación de los sacerdotes de Embinyu. Los espíritus caían y el innumerable ejército de los no-muertos vagaba sin rumbo. “Es muy malo que Barr Khan se haya ido.” – dijo Weed mientras chasqueaba la lengua con pesar. Barr Khan era realmente un buen negocio. Le había mostrado una vista increíble, demostrando que era digno de ser recordado en la historia del Continente Versalles como el líder de la Legión Inmortal. El ejército de no-muertos que Barr Khan había creado debía ser eliminado, puesto que para la mayoría de los gremios, ¡se trataba de un enemigo al que no podían concebir! “Su habilidad para manejar a los no-muertos era mucho más poderosa que la del lich Shire.” Había producido en serie no-muertos de bajo rango, los había hecho luchar, incluso los había impulsado con sus habilidades. Si no hubiese sido por la Sentencia de Muerte y las restricciones de la espada sagrada, él solito podría haber capturado la Fortaleza de Embinyu. De todos modos, las posibilidades de derrotar a Barr Khan siempre habían sido muy bajas. Weed se había propuesto ganar incluso si tenía que sacrificar a todos los salvajes, por lo que lamentaba que Barr Khan se hubiera ido. Ahora con su partida, la situación no era buena para el Imoogi. Estaba lleno de heridas, ni siquiera podía volar debido a su ala rota, y los no-muertos y los caballeros oscuros estaban blandiendo sus espadas y restringiendo sus movimientos. Estaba librándose una guerra entre los no-muertos y los caballeros oscuros sobre la espalda del Imoogi. De hecho, la situación también era difícil para la Orden de Embinyu. ¡Apenas contaban con una docena de sacerdotes y cien caballeros oscuros en pie para bloquear al ejército de no-muertos! Solo gracias a que el Sumo Sacerdote Feylord lanzaba su poder divino y repelía al ejército de no-muertos era que todavía podían aguantar. Barr Khan desaparecido tras dejar un ejército de no-muertos; el hábil Imoogi que reservaba sus fuerzas para recuperar un poco de salud; la Orden de Embinyu que estaba tratando de expulsar a los intrusos. Este era el lugar al que Weed había arrastrado a los salvajes y las esculturas. “¡Es el cabecilla!” “¿Ese humilde humano es el que ha convocado aquí a Barr Khan Demoff?” “¡Es el culpable de haber traído a todos estos monstruos!” El representante de los no-muertos era uno de los caballeros de la condenación. Weed estaba recibiendo un violento castigo por parte de los tres grupos. Sin embargo, extendió los brazos y dijo con voz templada: “Por regla general, el tipo popular recibe comentarios maliciosos.” ¡Una total falta de sentido de humildad! Weed miro fijamente al Imoogi. “Si fueras más fuerte podrías haber matado a todos estos feos enemigos, ¿verdad?” “......” Después, se dirigió a los caballeros de la condenación: “¿Quién le dijo a Barr Khan que apareciera con una espada en el pecho? Incluso Barr Khan ha sido expulsado por estar débil.” Feylord fue el siguiente: “Yo era tu enemigo desde el principio. Así que, ¿a quién diriges tu resentimiento y de qué te estás quejando?” ¡Tales declaraciones egocéntricas y sin fines justificables! “La historia solo recuerda al ganador, ni siquiera se preocupa por las cobardes excusas de los perdedores, ¿no es cierto, Bingryong?” “Las palabras del Maestro son ciertas.” – ¡Bingryong era tan despreciable como Weed! “El fuerte no es el que gana, el ganador es el fuerte.” “Qué ciertas son las palabras de nuestro Maestro.” “Qué inteligente.” Weed obtuvo respuestas positivas de Bingryong y de los fénix al citar los proverbios que había leído. Todavía tenía más de diez horas con la [Sentencia de Muerte] activada. Sin embargo, ¡no es nada bueno desperdiciar el tiempo! Estaban los miles de soldados del ejército de no-muertos de Barr Khan, los sacerdotes de la Orden de Embinyu y Feylord, además del Imoogi; la batalla aún no había terminado. “¡Eliminadlos!” Tan pronto como Weed anunció el inicio de la batalla, Bingryong abrió sus fauces y el [Aliento de Hielo] salió disparado mientras expulsaba el aire que había estado conteniendo de una sola vez. El aliento blanco salió lanzado hacia donde se encontraba el Imoogi y los no-muertos. Completamente desprevenidos, los no-muertos se congelaron. El Imoogi cubrió su cuerpo con el ala que le quedaba para bloquearlo, pero los no-muertos no pudieron resistir y se convirtieron en pedazos de hielo. Los muertos vivientes que estaban lejos del alcance del [Aliento de Hielo] avanzaron hacia el frente. “¡Bloqueadlos!” Los guerreros de la tribu de Vejague se pusieron a la defensiva, balanceando sus hachas y martillos. Ahora podían destruir fácilmente a los esqueletos y zombis. La magia de la [Regla Oscura] se había cancelado con la desaparición de Barr Khan, por lo que el ejército de no-muertos no crecería más. “¡Invoco al Caballero de la Muerte, Van Hawk!” Había llegado su momento; el Caballero de la Muerte apareció tras una nube de humo. “Hay muchos enemigos... vale la pena luchar aquí.” “Entonces, ¡pelea!” El Caballero de la Muerte entró a la batalla luchando al mismo tiempo contra cinco caballeros de la condenación.
* * *
Al llegar al punto en que Weed cortaba las cabezas del Rey Hidra, el ambiente en KMC Media se volvió festivo. “¡Hurra!” “¡Lo ha conseguido!” Mientras observaba la transmisión del vídeo en tiempo real, el Director Khang estaba tan contento como si lo hubiera hecho él mismo. El contenido de la emisión había pasado a la parte donde Weed creaba esculturas en el Río de las Lamentaciones y llevaba a los caballeros guardianes a interferir con el ritual de la Orden de Embinyu. Con la aparición de Bingryong, el índice de audiencia había superado el récord, con un 27,3%. Los foros de Royal Road estaban inundados con preguntas sobre el escultor. ¡Debido a la aparición de Bingryong, había cientos de preguntas sobre la conexión del escultor con Weed, el Dios de la Guerra! “Ahora todo lo que tiene que hacer es acabar con los demás.” ¡El Sumo Sacerdote Feylord solo era un monstruo superior, así que no estaba en posición de ser descuidado! Como el ejército de no-muertos y el Imoogi seguían allí, la batalla aún no había terminado.
* * *
Weed era más que cauteloso con los sacerdotes de Embinyu. “Feylord no se recuperará, pero será peligroso si esos sacerdotes recuperan sus fuerzas” La [Sentencia de Muerte] solo había afectado al Sumo Sacerdote Feylord. Los caballeros oscuros y los sacerdotes podrían volver a su estado normal con el paso del tiempo. “Deben ser sometidos.” Con el fin de atacar a la Orden de Embinyu, los no-muertos tenían que ser eliminados. «¡TRIBU VEJAGUE, TOMAD LA DELANTERA! ¡TRIBU SALMERE, ALINEAROS EN EL CENTRO! ¡LA TRIBU LEKIYE ESTARÁ EN LA RETAGUARDIA!» Siguiendo el [Rugido del León] de Weed, los bárbaros se pusieron rápidamente en formación de ataque. Estaba reuniendo a las tres tribus en una sola formación para iniciar la batalla. Asediar de este modo la fortaleza antes había sido impensable. Como no contaba con sacerdotes ni clérigos, las tribus aliadas básicamente se habían recuperado con los objetos que Weed había traído. Sin embargo, ahora el terreno estaba repleto de restos de la muralla y del castillo a causa de los estragos que habían causado el Imoogi y el Rey Hidra al enloquecer. A estas alturas, las tres tribus formaban una alianza de eficacia óptima. “Golpeadlos con hechizos y flechas. ¡Atacad!” Las flechas de la tribu Salmere y el ataque basado en hechizos de la tribu Lekiye se dirigieron al grupo de no-muertos. Cuando su formación se derrumbó, la tribu Vejague avanzó paso a paso. Los no-muertos se precipitaban sin temor, aun así resistieron firmemente como un muro de hierro. La mirada aguda de Weed examinó todo el campo de batalla. “¡Capturad primero el terreno alto! Tribu Salmere, ¡disparad una lluvia de flechas hacia los escombros de vuestra derecha!” Después de un ataque concentrado de flechas, la tribu de Vejague se apoderó de la zona. Ocuparon el favorable terreno y construyeron su línea de defensa mientras cazaban a los no-muertos. “¡Alianza, tomad la iniciativa y después retroceded veinte pasos!” En lugar de presionar más a los no-muertos, Weed hizo que todo el grupo de bárbaros se moviera como como un engranage. “Tribu Vejague, ¡retroceded! Tribu Salmere, moveos a la parte delantera y disparad una andanada de flechas. Tribu Salmere, a la derecha. Tribu Lekiye, atacad con hechizos. Tan pronto como el ataque de hechizos termine, ¡que la tribu Vejague ataque como un solo hombre!” Como Weed iba organizando de manera gradual los ataques y las retiradas, todo el ejército se volvió uno solo. Toda la Alianza se movía al unísono. En un momento se adaptaban a la situación, ocupaban rápidamente el terreno elevado y se movían nuevamente. Estaban utilizando la táctica de atacar y retroceder que se basa en la resistencia y una movilidad elevada. El ejército de no-muertos había perdido a su comandante y fueron asesinados horriblemente por los ataques conjuntos de las tribus aliadas. Lo que parecía ser una táctica sencilla con el fin de reducir el número de pérdidas tanto como fuese posible, los resultados mostraron su poder oculto: un poder espantoso y destructivo. Si los no-muertos tuvieran emociones, habrían sido conducidos a un estado de pánico y sufrido así daños adicionales inmensos. “Podemos ganar.” “¡Vamos obtener la victoria!” La moral de la unidad bárbara dirigida por Weed alcanzó el punto máximo. “¡Hermanos Fénix, Bingryong! ¡Golpead por el flanco izquierdo!” Allá donde los no-muertos se reunían, Bingryong y los Cinco Hermanos Fénix dispersaban con sus acciones a los enemigos. Separarlos aseguraba caos en las filas de los no-muertos. La salida de Barr Khan había robado a los no-muertos sus movimientos organizados, lo que los llevó a ser acorralados. En este momento, la alianza salvaje dirigida por Weed parecía ser una unidad del más alto nivel. “¡Tropas, dividíos!” Los salvajes tenían una baja inteligencia, pero su eficiencia de aprendizaje militar era considerable. Encontraban el trabajo que necesitaban hacer y cumplían sus deberes más rápido que los soldados regulares. Weed dividió sus tropas como tres ruedas dentadas y luchó contra los no-muertos. Las tres ruedas dentadas hicieron brechas a medida que se entrecruzaban entre sí como engranajes, y cuando los no-muertos quedaban atrapados en esas lagunas, eran aplastados. “¡Kiyooooo!” “¡Caballeros de la condenación, adelante!” Los no-muertos presionaron de nuevo con los caballeros de la condenación a la vanguardia. La unidad Vejague, que había avanzado golpeando su objetivo rápidamente apoyados por ataques concentrados de flechas y hechizos, se había retirado muy lejos. Atrapados en esa formación de engranajes, el frente y los flancos del ejército de no-muertos sufrieron intensos ataques, agotando sus fuerzas. Los guerreros de la tribu de Vejague evitaban pelear de frente, consiguiendo así mantener su aguante. Cuando descubrían grietas en el ejército de no-muertos, encontraban la oportunidad de golpear y cosechar fama por su valentía. ¡Era una estrategia que maximizaba las ventajas de mantener la distancia, el terreno, la concentración de potencia de fuego y la dispersión de las fuerzas enemigas! El ejercito de no-muertos se redujo en un instante. “¡Se ha abierto un camino! ¡Vamos!” Weed corría entre los no-muertos a lomos de Amarillento. ¡Su objetivo era el Sumo Sacerdote Feylord! Bingryong y los Cinco Hermanos Fénix le custodiaban desde las alturas y cuatrocientos miembros de la tribu Vejague se separaron de la formación de la rueda dentada para formar el equipo de asalto. Divididos en pequeños grupos, los no-muertos ya no podía representar una amenaza. Sin embargo, mientras luchaban contra ellos, los sacerdotes se habían recuperado considerablemente. Weed no podía evitar la impaciencia. ‘No quedan muchos caballeros oscuros.’ Había muy pocos caballeros oscuros para que los sacerdotes sacaran el máximo provecho de sus bendiciones y curaciones. Weed calculó que podía dejar los sacerdotes a la Tribu Vejague. En ese momento llegaron hasta el grupo de caballeros oscuros. «¡TRIBU SALMERE, ATAQUE DE FLECHAS! ¡TRIBU LEKIYE, APOYADLOS!» – el [Rugido del León] de Weed estalló. Las flechas de la tribu Salmere cayeron como lluvia sobre el lugar en que los caballeros oscuros bloqueaban el paso de los enemigos. ¡Los encantamientos y hechizos de fuego de la tribu Lekiye también fueron desatados sobre los sacerdotes de Embinyu, mientras que la tribu Vejague avanzaba hacia la pared defensiva que los caballeros oscuros habían erigido! Fortalecidos por las bendiciones y equipados con buenas armas y armaduras, los caballeros oscuros eran extremadamente poderosos. Sin embargo, la tribu Vejague blandió sus hachas cortas y aceptó el desafío. Sentado sobre Amarillento, Weed barrió las líneas de los caballeros oscuros y siguió hacia adelante. Weed planeaba pasar a través de sus filas, aun si esto significaba que la tribu Vejague sufriera ciertos daños. ¡El lugar al que se dirigía en línea recta era hacia el Sumo Sacerdote Feylord! El corpulento y aterciopelado Feylord conjuró magia sagrada. “¡Oh, dios Embinyu que reina sobre todo el mundo! Te dedico mi cuerpo por completo, derrama tu severo castigo sobre los que han profanado esta tierra.” ¡El hechizo [Sacrificio Supremo] de Feylord!

Feylord, Sumo Sacerdote de la Orden de Embinyu, ha sacrificado su cuerpo.
La estatua del dios Embinyu está empezando a agrietarse.
Weed levantó la vista y vio que la estatua del dios Embinyu, situada en medio de la fortaleza, estaba derrumbándose. La estatua del dios que portaba doce armas, una en cada mano, se rompió en miles de fragmentos que salieron disparados. Weed y Amarillento, así como los no-muertos, las tribus Vejague y Salmere… estaban todos dentro del rango de ataque. No había lugar a dónde correr mientras caían los fragmentos de la estatua. Los fragmentos de metal emanaban una siniestra aura. Teniendo en cuenta el tamaño y el peso de la estatua de varios cientos de metros, era un desastre a gran escala. “¡NOOOOOOOO!” – gritó Weed. ¡Cómo demonios podían las preciadas tribus de la Alianza ser destruidas de este modo! Si Weed moría, podía revivir a través de [El poder para negar a la Muerte], pero solo quedarían unos pocos cientos de bárbaros de las tribus aliadas. Fragmentos tan grandes como barras de acero para la construcción fueron cayendo como metralla. Como si el cielo se derrumbara, encontrar un lugar para refugiarse era difícil. Incluso Amarillento perecería. Iba a sufrir un daño terrible cuando estaba a punto de tener éxito en la misión. “¡[Hoja del Escultor de Luz Lunar]!” Weed extendió sus Alas de Luz y se dirigió al cielo. La espada demoníaca que sostenía emitió una luz brillante. No sabía si iba a tener éxito o no, pero intentaría arrojar lejos los fragmentos con su espada. Con el fin de salvar a Amarillento, lo intentaría hasta llegado el momento de su muerte. En ese momento, algo cálido se acercó a él. “¡Maestro, trataremos de bloquearlo!” – los Cinco Hermanos Fénix envolvieron sus anchas alas alrededor de los escombros de la estatua. ¡BRRRRRRRRROOOOOOOOOOOOOOOOMMMMMM! Fragmentos de varios metros de largo explotaron sobre las cabezas, cuerpos y alas de los fénix. ¡Imbuidos con el poder negativo del Dios Embinyu, los escombros de la estatua infligieron inmensos daños a los ardientes fénix! Aun a pesar de la gran cantidad de proyectiles que los fénix lograron bloquear, muchos fragmentos llegaron hasta el suelo.

Fénix-5 ha sufrido 3.859 puntos de daño.
Recupera 759 puntos de [Salud] gracias a la influencia de los otros fénix.

Fénix-5 ha sufrido 10.112 puntos de daño.
Recupera 1.029 puntos de [Salud] gracias a la influencia de los otros fénix.

Fénix-5 ha sufrido 7.326 puntos de daño.
Recupera 817 puntos de [Salud] gracias a la influencia de los otros fénix.
Y las ventanas de información continuaron apareciendo… “Maestro, siento no haber sido capaz de protegerte hasta el final...”

Debido a un inclemente golpe de poder divino, la [Salud] de Fénix-5 ha desaparecido por completo.
Uno de los Cinco Hermanos Fénix había sido destruido. Aunque el atributo de fuego de los fénix les daba una alta [Salud] y les permitía recuperarse rápidamente, fueron destruidos por la fuerza destructiva y el poder divino combinado en los fragmentos.

Fénix-4 ha sufrido 2.905 puntos de daño.
Recupera una parte de [Salud] gracias a la influencia de los otros fénix.
Otra cascada de ventanas… Otros tres fénix fueron también asesinados por los escombros. Los fénix no habían logrado soportar la gran cantidad de fragmentos. Ante los ojos de Weed, cuatro de los fénix desaparecieron mientras bloqueaban los proyectiles. Ya no les podría llamar los Cinco Hermanos Fénix. “¡Mis fénix!” – Weed lloró amargamente mientras caía al suelo. Solo uno de los fénix vivía, y más de la mitad de los miembros de las tribus de la Alianza habían sido destruidos por los imparables fragmentos. Si Bingryong no los hubiese cubierto con sus alas, el daño habría sido aún mayor. La salud de Bingryong también se había reducido cerca de dos tercios. Por otro lado, los caballeros oscuros, sacerdotes y soldados de la Orden de Embinyu también habían sido destruidos por los escombros. «¡GROOOOARRRRRRRRR! ¡TE CASTIGARÉ!» El Imoogi sacudió su ala restante, levantando una ráfaga de viento que barrió el polvo. Los salvajes no pudieron soportarla y fueron arrojados al suelo. No quedaban muchos enemigos. ¡Con Barr Khan, el Rey Hidra y Feylord fuera, el Imoogi quería que el mundo fuera suyo! «¿CÓMO TE ATREVES A CONVOCARME? OS MATARÉ A TODOS Y RENACERÉ COMO UN VERDADERO DRAGÓN.» El Imoogi Negro rugió ferozmente. El [Miedo] producido por el dragón podía sentirse en toda la fortaleza, ya completamente reducida a escombros debido a los violentos enfrentamientos. Esto afectó a Weed, Amarillento, Bingryong y los salvajes restantes; estos últimos habían perdido su voluntad de luchar a causa del daño que habían sufrido sus compañeros. “¡Ughhh! No puedo pelear así.” “Algo siniestro sucederá si atacamos al dragón.” “Para empezar, esta lucha era demasiado.” Los salvajes sucumbieron al pánico.

Las capacidades físicas quedan limitadas debido al [Miedo] que emite el Dragón.
Existe un 5% de probabilidad de quedar paralizado.
Debido a tu baja [Sabiduría], usar habilidades queda limitado un 77%.
Dado que el [Miedo] del dragón le había causado tanto daño a Weed a pesar de su alto [Espíritu de Lucha], no había necesidad de decir nada sobre los primitivos salvajes. ‘Aunque lance el [Rugido del León] y lleve a los salvajes conmigo, solo la tribu Salmere será ligeramente útil.’ El Imoogi era un veterano experimentado que había sufrido y sobrevivido a feroces batallas. Este podría derruir una torre muy lejos simplemente batiendo su única ala. La Tribu Vejague ni siquiera sería capaz de perseguirlo, ya que caerían exhaustos debido al sus piernas temblorosas. Para ser un falso dragón, era de lejos el monstruo más fuerte con el que Weed se había enfrentado jamás, podría llamarse un precursor de la magia. Incluso los ataques y hechizos eran inútiles a menos que fueran de un nivel muy alto… Barr Khan definitivamente era fuerte, pero hablando de la fuerza individual, no había ninguno que superara al Imoogi Negro. ‘Tampoco hay muchas oportunidades de usar a las tribus de la Alianza en la batalla.’ Weed estaba a punto de usar el [Rugido del León]. Entonces, en el momento en que lo iba a utilizar, ¡notó cómo su cuerpo iba eliminando el [Miedo] del dragón! ¡FLAAASSH! Una llama blanca y pura emergió donde los fénix habían sido destruidos. Se trataba de llamas de purificación. El fénix superviviente voló a ese punto. Los fénix poseían el atributo de un fuego inextinguible. Su [Salud] se había disipado debido al poder divino de la Orden de Embinyu, pero habían dejado tras de sí llamas de purificación. Fénix-1 abrió su pico y consumió las llamas inextinguibles. Inmediatamente, su cuerpo se tornó más delgado y elegante, y sus plumas emanaban una brillante luz. ¡Como si hubiera renacido como un sol dorado, Fénix-1 se había vuelto cegadoramente hermoso!

Fénix-1 ha evolucionado en Fénix.
Debido a que ha absorbido la fuente de vida de sus hermanos, su [Salud] ha aumentado 2,8 veces y su [Maná] ha aumentado 2,2 veces.
El nivel de Fénix aumenta 67 veces.
Su atributo [Fuego inextinguible] cambia a [Dominio del Fuego] a 100%.
Los anchos hombros y la gran cabeza del Fénix se volvieron tan delgados como los de una grulla. Aterrizó en el suelo mientras las plumas de su cola revoloteaban y brillaban de un hermoso color rojo. Ésta provocaba una serie de incendios que convirtieron la Fortaleza Embinyu en un mar de llamas. Fénix miró con desdén la ciudadela ardiente. Cuando lo hizo, ¡las llamas cesaron por su propia cuenta! Con esto demostraba su poder con el [Dominio del Fuego].
«GRABARÉ EN TUS HUESOS EL SIGNIFICADO DE LA VERDADERA VIOLENCIA, EL MIEDO, Y EL HORRIBLE PRECIO DE JUGAR con un dragon... »
Las palabras del Imoogi Negro cayeron en intensidad lentamente hasta detenerse. La majestuosidad del recién renacido Fénix no era normal. Bingryong y Fénix. El contraste entre dos monstruos de hielo y fuego lo estaban mirando. No tendría miedo si su cuerpo estuviera en condiciones normales, ¡pero no era exagerado decir que estaba en un estado crítico ahora mismo! El Imoogi Negro, naturalmente, siguió hablando. «No es que no tenga el deseo de atacaros, pero en el Continente de Versalles, donde todos vivimos juntos, debemos mantener las consideraciones y el cuidado de los débiles y de la paz. Terminemos esta lucha inútil aquí, tengo algo urgente que hacer; así que yo me voy ahora mismo.» El Imoogi Negro se dio la vuelta. ¡Se trataba de una obvia retirada! Antes de que pudiera dar dos pasos, Weed dijo: “Oye, tú.” El Imoogi Negro no le hizo caso y siguió caminando. “¡Ey! Ven aquí.” El Imoogi Negro transmitió sus palabras sin girar la cabeza. «¿Por qué quieres que vaya allí?» “¿A dónde vas?” «Me voy a casa.» “¿Estás bromeando? ¡Vuelve aquí!” «Hay algo que tengo que hacer a toda prisa...» Era cierto que el Imoogi Negro no quería volver al combate. Sin embargo, cuando Bingryong y Fénix se acercaron, volvió a su ubicación original. «Para ser honestos, ¿no he luchado muy duro después de haber sido llamado repentinamente? Maté a un montón de chicos malos y te ayude, así que me voy ya.» La lógica sensata del Imoogi Negro era ésta: iba a casa después de haber terminado el trabajo que le había sido encomendado. Cualquier persona con conciencia no sería capaz de tratar mal a un monstruo que había dañado su cuerpo y ayudado en gran medida. Dado que el Imoogi Negro era excepcionalmente inteligente, transmitía una situación afectiva y convincente, pero Weed cortó sus palabras con frialdad. “Puede que haya sido fácil traerte aquí, pero necesitas mi permiso para irte.” «Esa es una ley muy injusta...» “La ley está lejos y el cuchillo está cerca; así es como están las cosas. Tienes un Corazón de Dragón, ¿verdad?” «Todavía soy joven, así que todavía no tengo algo como eso.» ¡Era un inmaduro y falso dragón! “Puede que lo tengas. ¿Alguna vez el área alrededor de tu corazón ha sido cálida, o alguna vez has sentido que alguna fuerza proviene de ahí?” «¡Uff, en absoluto! Tengo presión arterial baja, así que me cuesta levantarme cada mañana. Además, a veces tengo demasiados problemas para respirar...» “Así que no tendrás problema en morirte.” Weed llegó a la conclusión que había decidido de antemano. Se trataba de una rara oportunidad para derrotar a un monstruo jefe, por lo que no iba simplemente a dejarlo escapar, ¡eso estaba fuera de cuestión! ‘Además, lo más probable es que Bingryong también se haya recuperado mucho.’ Weed, simplemente, estaba ganando tiempo con la conversación para que la fuerza de Bingryong se restableciera. Los ojos del Imoogi Negro se tornaron aterradores. Había suprimido su naturaleza violenta, y había soportado más que suficiente. «¡GROARR! ¡OS MATARÉ A TODOS!» El Imoogi levantó su cola y golpeó a Bingryong. Era un fuerte ataque sorpresa, pero estaban preparados. “¡[Hoja del Escultor de Luz Lunar]!” Weed se apresuró con su espada, mientras Bingryong y Fénix también se dispusieron a atacar. Al mismo tiempo, los salvajes se habían recuperado de su estado de pánico y los apoyaban con su magia y flechas, lo cual era mucho mejor que no tenerlos en absoluto. La tribu Salmere le mostró al Imoogi el sabor de sus afiladas flechas. Cuando el Imoogi saltó y cayó, aplastó las murallas de la Fortaleza de Embinyu, destruyendo otra torre. Durante unos treinta minutos de combate, Bingryong atacó la nuca del Imoogi y Fénix picoteó su torso. La salud masiva del Imoogi empezaba a tocar fondo. “¡[Espada Káiser]!” Weed apuñaló con su espada la coronilla de la cabeza del Imoogi; este era el punto débil que Weed había descubierto en el desarrollo de la batalla. Era el único lugar donde las robustas escamas del Imoogi, que recordaban a las de un dragón, eran ineficaces. «¡KYAAAOOOooooo….!» El brillo de los ojos del Imoogi Negro desapareció repentinamente.

Freykis, el Imoogi Negro, ha encontrado el descanso eterno tras una larga vida.
Por conseguir un gran logro, tu [Fama] ha incrementado en 760 puntos.
Las estadísticas de todos aquellos que hayan participado en la batalla aumentan 3 puntos.

Has subido de nivel.
Has subido de nivel.
Has subido de nivel.



39 comentarios:

  1. Muy buenas Geomchis.

    Buenooo... aquí tenéis el capítulo... y que cap... tanto darle largas el autor y al final se finiquita a los jefazos en unos párrafos xD

    AL final perecieron 4 de los fenix (lagrimita por el team 5 hermanos fenix) y ha cambio le ha dado un fenix chetado... ni tan mal... Y ahora queda lo mejor, desde mi punto de vista xD, que es ver los objetos q se va a adjudicar al final xDD

    En fiiinn... espero q os haya gustado... ha sido un cap un poco forzado y hemos intentado darle la 'prosa' adecuada pero no se... Este volumen tiene 9 caps así q el próximo cerraremos arco argumental y abriremos otros seguramente...

    Un saludooooo

    ResponderEliminar
  2. #PrayFenixBrothers :'( gracias por el cap

    ResponderEliminar
  3. #JustoEnElOrganoPalpitoso #SiempreEnNuestrosCorazones #HermanosFenix :'( Que buen Cap, Muchas Gracias por traernos tan genial novela :D.

    ResponderEliminar
  4. D: nooooo los hermanos fenix eran cools Dx

    ResponderEliminar
  5. Me entristeció un montón que hayan muerto los fenix, pero al menos quedó uno y ese logro evolucionar... pero sigue siendo triste que hayan muerto :(
    Muchísimas gracias, como siempre, hermoso capítulo xD

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el capítulo, una lástima lo de los Hermanos Fénix, no podrán degustar los caramelos que Bingryong les comentó. Se agradece su gran esfuerzo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el capítulo. Amo los domingos de weed

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, como siempre su trabajo es muy bno

    ResponderEliminar
  9. me ah dolido en el alma la muerte de los hermanos :,c

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por el exelente trabajo que hacen. Lasti,a que se escapo bark an y encerio creí que weed iba a esclavizar al imogi tipo toridio o Ban haw aun que sería mucho ya. Se llora y pesa mucho la muerte de los her,anos fénix murieron como grandes heroes

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por el cap! Animos y esperamos por mas!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por los capitulos, ps ahora haber que recompensas obtiene Weed por la mision S y toca hora de vender carne de Hydra e Imoogi xD

    ResponderEliminar
  13. buenisimo el cap, una pena que el smoogi no haya podido volver a casa, seguramente su esposa y sus hijxs se queden esperandolo hasta que llegue del trabajo.......




    ALL HAIL SEOYOON!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias por el cap, me ha encantado. Y la verdad, 2 capítulos en 2 semanas se me hace extraño después de tanto tiempo XD.

    ResponderEliminar
  15. ¡Muchas gracias por el capitulo! Ha estado genial, una increíble batalla aún con el pesar de los hermanos fénix :c. Ya viene la mejor parte, la económica jajajaja seguramente recibira items chetados

    ResponderEliminar
  16. Gracias por todos los capitulos!!!!

    ResponderEliminar
  17. Weed llorando por los puntos y niveles que le costo cada uno de los Fénix. ¿Acaso creen que lloraría por ellos en si? jajaja.

    Que gran capítulo, y el Imoogi tratando de irse jajajaj.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  19. he flipao en este capitulo, creo que lo guardare para releerlo, me imagino a weed llorando por sus fenix (la gente le gustara y sus amigos sabran la realidad de sus sentimientos xD) y la escena tan comica del imoogi negro xDxDxD

    ResponderEliminar