domingo, 5 de junio de 2016

Volumen 11 Capítulo 9

Volumen 11 Capítulo 9
El programa de Weed
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder

Habían transcurrido los diez días y todos los geomchis superaban el nivel 270, aunque no habían aprendido ninguna habilidad, dado que se habían dedicado en exclusiva a subir niveles a través de misiones. El nivel más bajo del grupo era 274, rondando la media el 279, nivel en el que se encontraban Geomchi y Geomchi2. ¡Eran demasiado débiles en comparación con los pegasos y unicornios! El objetivo era subir de nivel, por lo que habían trabajado sin descanso para lograr dicho resultado, pero en el proceso habían muerto sesenta geomchis. Poco a poco, los geomchis habían ido cayendo en distintas peleas, y ahora solo quedaban 353. Los rostros del resto de los geomchis estaban llenos de vergüenza. “Lo siento, por nuestra culpa la misión puede fracasar.” – se disculpó Geomchi2 como tiene que hacer un hombre. “Está bien. ¿Será suficiente, Weed?” “No pasa nada.” Hwaryeong se acercó rápidamente a Irene. Se la veía totalmente deprimida, con los hombros caídos. Comparada con los geomchis, estaba mucho más alicaída. Con la gran cantidad de geomchis que habían muerto, el miedo a no ser capaces de completar la misión era tremendo. “Hermano mayor.” “Lo se, Weed. Aceptaré cualquier castigo.” – dijo Geomchi2. “No te preocupes, habéis hecho todo lo posible.” “Francamente, el daño es enorme. ¿Hemos puesto en riesgo la misión?” “No tienes que preocuparte por eso.” “¿Seguro?” “Nuestro poder ya era más débil desde principio. Ahora que podemos pelear juntos estaremos un poco mejor.” “Gracias por tu comprensión. Si necesitas cualquier cosa, solo pídemelo.” – prometió Geomchi2 seriamente. Si estaba en su mano hacerlo, definitivamente lo haría. ‘Ahora necesitan que los consienta un poco.’ – pensó Weed. Los geomchis eran expertos en batallas, disfrutaban con ellas y demostraban todo su potencial. Uniendo el mando de Weed y la observación de los monstruos, los geomchis iban a ganar suficiente confianza contra los enemigos, momento en que todo el grupo mostraría sus verdaderas habilidades. ‘Que solo hayan muerto sesenta es un excelente resultado.’ Weed había calculado las posibles pérdidas y, dado que los había obligado a ir de caza con Irene como su único apoyo, esto entraba dentro de sus expectativas. ‘Gracias a Dios aún quedan muchos vivos.’ Había estimado que podían morir entre cien y ciento setenta geomchis. Si, por algún motivo, hubieran sobrepasado esa cantidad, las posibilidades de superar la misión, aun con la subida de niveles, serían prácticamente inexistentes. Y teniendo en cuenta que no disponían de información sobre la zona, por lo que tenían que cazar y elevar sus niveles por terrenos desconocidos, perder solo a sesenta personas en el cumplimiento de la misión era un gran logro. - Ey, ¿cómo ves el trabajo de los Instructores? – susurró Geomchi a Weed. Geomchi había aprendido a usar el modo de mensajes privados. Si por casualidad una chica le enviaba un mensaje para ser su novia, sería terrible no ser capaz de responder. Sin embargo, por ahora el único uso que le daba al sistema de mensajes privados era escribirle a Weed para pedirle comida. - Admirable. Sabía que podíais hacerlo, pero no esperaba que fuera tan bien. - En mi opinión, también han superado las expectativas. – dijo Geomchi contento. Los Maestros se habían ido moviendo por el campo de batalla entre los distintos discípulos. Su objetivo era comprobar su avance, pero también hacer que la hermandad estuviera cada vez más unida a medida que sangraban juntos. Geomchi evaluó tanto a los Maestros como a sus discípulos. ‘Geomchi2 es un tipo que se preocupa por el bienestar de sus alumnos. Es de confianza y sabe cómo tratar a sus hermanos de armas.’ ‘Geomchi3 es menos eficaz, pero es capaz de leer el flujo de una batalla y de sacar buenas conclusiones.’ ‘Geomchi4 tiene un espíritu fuerte y competitivo, es rápido y difícil de atrapar. A pesar de que esta es una buena cualidad, tiende a ser impaciente y podría echar a perder las cosas.’ ‘En cuanto a Geomchi5, posee una espada fuerte y confiable, pero carece de la malicia de un jugador.’ ‘¿Geomchi18? Es incapaz de tratar con los discípulos más destacados. Se pasó 17 años en los pozos petrolíferos. Aunque su habilidad de esgrima es algo escasa, se puede confiar en él para hacer un buen trabajo.’ En Royal Road, Geomchi había dirigido a cientos de alumnos a la batalla durante sus incursiones y, mientras luchaban, observaba a los estudiantes para medir su calibre y personalidad. La única persona que Geomchi no había podido evaluar, había sido Weed. ‘Incluso aunque haya ganado toda su fama gracias a la suerte, mantenerla no es cosa fácil.’ Geomchi se había informado del pasado de Weed y de su reputación. Mientras jugaba al Continent of Magic, Weed no solo se había atrevido a entrar en mazmorras difíciles en las que nadie osaba aventurarse solo, sino que había logrado superarlas. No se preocupaba por los demás mientras se dedicaba a explorar a fondo las mazmorras y a realizar misiones. En aquellos momentos, ¡demostraba un carisma absoluto! Se adentraba en fortalezas inexpugnables. La fuerza exhibida por los gremios, ni siquiera estuvo cerca de hacerle pestañear. Weed, en solitario, se había hecho cada vez más poderoso. Había atravesado con éxito mazmorras imposibles, limpiándolas completamente y obteniendo artículos que nadie había visto nunca. Había superado todos los récords, no llegó a existir una sola mazmorra capaz de detener a Weed. Cualquier otra persona habría tenido miedo de morir y de perder su reputación, pero Weed continuó superándose una y otra vez, combatiendo de forma imprudente y deliberada. En Continent of Magic, su reputación era insuperable y todas las personas conocían a Weed y decían lo mismo sobre él: “En Continente of Magic, ¡Weed es único!” Un ejemplo: cierta vez, Weed apareció montando a caballo por una llanura. En ella, se habían congregado miles de personas de innumerables gremios unidas para ir a la guerra y conquistar un Reino. Pero la aparición de Weed hizo que todos se resignaran y renunciasen. Cuando se encontraban bajo la mirada de Weed, todos intentaban no molestarlo, convirtiéndose en gente sumisa para no obstaculizar su camino. Esa era una de las muchas anécdotas que se contaban sobre Weed; el solitario y verdadero Weed. Había logrado sacudir el corazón de todos con su espíritu de lucha. Sin embargo, no solo se había convertido en el más poderoso en Continent of Magic, también en Royal Road se estaba haciendo un camino a la cima. ‘El Arte de la espada. En tan solo un año, aprendió las técnicas básicas en el dojo. Ahora, en Royal Road, puede demostrar su máximo potencial. Aprovechando las técnicas y estadísticas del juego, cualquier persona puede utilizar cualquier habilidad sin comprenderla, pero no será capaz de usarla de manera perfecta. Hay que poseer capacidad de adaptación para poder enfrentarse a cualquier debilidad del oponente y utilizarla para disminuir la dificultad del combate. Con lo que vi en el Dojo, no me sorprende que haya desarrollado tales colmillos. Hoy en día no se puede encontrar gente con esa clase de determinación; con la fuerza de voluntad para sobrevivir a cualquier circunstancia.’ Si Geomchi usara por completo su poder en un combate de Royal Road, sería demasiado fácil, por eso no se esforzaba mucho. Se quedaba cara a cara contra los monstruos y ¡disfrutaba al máximo! Manejaba la espada como solo era capaz un experto, y sus movimientos eran tan rápidos que resultaban imperceptibles al ojo humano. También existían poderosos monstruos que empuñaban armas pesadas. Con el fin de cazar con éxito a esos monstruos, se necesitaba gran cantidad de experiencia y capacidad, algo a lo que Weed se había adaptado desde el comienzo. No tenía miedo de enfrentarse contra ellos, solo los veía como grandes sacos llenos de experiencia y objetos. Weed, al igual que una mala hierba por el campo, se hacía más fuerte a base de sobrevivir a encuentros imposibles. Era una celebridad que hacía que sus retrasmisiones causasen delirios entre la multitud. Normalmente, en todas las emisiones donde aparecía Weed, los espectadores podían ver trazas de esperanza y coraje, de lucha y de tenacidad. Unas acciones que hacían que la gente se excitase con cada movimiento o acción que emprendía Weed. Geomchi estaba deseando ver la verdadera naturaleza de Weed en acción.
* * *
En KMC Media había tres grupos de trabajo en espera. “¿Cómo va la calibración acústica?” “¡Casi terminada!” “Que la música personalizada esté disponible para cada módulo de emisión. ¿Quién es el presentador?” “¿No debería ser Shin Hye-nim?” “¡Ni se te ocurra! Es una de las protagonistas en esta aventura.” “Según el horario, Bae Seon-hui está disponible en este momento.” “¡Que se prepare!” El equipo de emisión terminaba apresuradamente todos los preparativos, estaban casi listos para una emisión completa. Su objetivo era crear una película capaz de hacer que la historia superara la calidad de la emisión de un simple vídeo. ¡Una historia épica que duraría seis horas! Estaban intentando recortar el vídeo todo lo posible para hacerlo coincidir con esas seis horas. Siempre que recibían emisiones de los jugadores, éstas consistían en vídeos de la aventura que habían sido grabados de forma continua, sin ningún tipo de edición. Duraban demasiado. “No podemos recortar más.” – dijeron los estresados editores. Era necesario informar al público con toda la información básica respecto a Todium. Ya habían recortado distintos paisajes y algunas de las primeras misiones que habían realizado, considerando que no eran esenciales para conseguir audiencia. “Si esto es todo lo que podéis hacer, tengo que tener unas palabras con el Director de Contenidos .” – decidió el Director Khang para, acto seguido, dirigirse hacia su despacho sin pensarlo dos veces. “Si es tan grande, podemos organizarlo como un programa regular y difundir su contenido una vez por semana. Por ejemplo, los sábados.” – dijo el Director de Contenidos después de pensarlo por un momento. “¿Funcionará?” “Podríamos hacer la retrasmisión de las aventuras de Weed en programas semanales. ¿No suena bien?” “Suena bien, pero…” El viaje a Todium y la cantidad de misiones que tenían era algo demasiado impactante y se hacía difícil de encajar en un solo programa especial. Por lo que al final había surgido la idea de realizar un programa semanal. Pero Khang dudaba debido a que el nivel de dificultad de la misión era demasiado alto y no se sabía cuál podía ser el resultado. “Director Khang, ¿ha decidido lo realizable que es la misión?” – dijo el Gestor. “¿Hmm ?” “Una aventura de la que no se sabe su resultado o de cómo influirá en el mundo es más interesante… da un sentimiento de emoción y de tensión. Es como en Royal Road, tanto con la exploración como la caza, acabas con una sensación de querer más.” El Director Khang asintió. ¡Formar un grupo para ir de exploración y caza dejaba con una buena sensación! Era un sentimiento que se iba intensificando a medida que se pasaba de un sitio de caza a otro. Continuamente, se demostraba el propio poder y las capacidades de supervivencia. Y, mientras se prestaba ayuda a los compañeros más débiles, se iba forjando un sentimiento de amistad. “Es un riesgo porque ya se ha editado el vídeo de tal forma que se parezca a una película; volver a cambiar el formato no tiene sentido.” Retransmitir en directo era algo descartable, pero estaba claro que cambiar el formato de emisión una vez que tenían lista la película no era una buena idea. Al final, si la aventura tenía éxito o no era indiferente, lo importante era que tenían un gran reto a superar. ‘Después de lo que le ocurrió al gremio Alas Carmesí, no me convence emitir en directo.’ – reflexionó el Director Khang. Debido a la misión del Rey Escorpión, mucha gente había sufrido en Royal Road y, como consecuencia, el gremio finalmente se había disuelto, y todos sus miembros habían pasado por una mala racha. Fue un gran fracaso que hizo que muchos gremios se preocuparan y dejaran de tomar riesgos. ‘El riesgo merece la pena si nuestro objetivo es hacer que una aventura resulte más agradable. Por lo tanto, solo tenemos que dejar que siga su curso de forma natural.’ Debía seguir los consejos del Gestor. Mientras tanto, meditó sus palabras; a la empresa no le vendría bien que se enzarzaran en una discusión con lo que había que hacer. “¡Equipo! ¡Quitad todos los escenarios que habíamos preparado hasta ahora! ¡Y poneos en contacto con el señor Bae Seon-hui!” – ordenó el Director Khang. “Entendido. ¿Qué le decimos?” “Decidle que necesitamos un presentador.” “¿Perdón?” “Hemos decidido convertir esto en un programa de emisión semanal.” Desecharían todo lo creado hasta el momento y emitirían la aventura tal cual. La decisión estaba tomada: expondrían a los espectadores la simple verdad, sin mostrar ningún tipo de información previa. “¡Las decisiones en privado! ¡Que cada espectador juzgue los hechos tras ver y oír nuestro programa! La calidad de audio y vídeo deben ser de alto nivel, ¡y que nadie divulgue nada relativo a la aventura!” El programa se estaba preparando para guardar toda la información posible, incluso el hecho de que era una aventura de Weed. “¿Cuál será el nombre del programa?” “¿Eh?” “Como es un nuevo programa, debemos elegir un título novedoso.” “Mmm. ¿Qué tal: La Aventura en Todium?” “Parece demasiado descriptivo.” “¿Y qué os parece: Aventura Sangrienta?” “Aunque pueda parecer que simbolizar la sangre de los vampiros es correcto, siento que es un nombre algo cruel… y como es una aventura de Weed, mejor lo descartamos.” “También, cierto.” No era exagerado decir que un título podía hacer que la audiencia subiera o bajase, por lo que el Director Khang y su equipo, debatieron sobre cientos de títulos que iban surgiendo. Después de una cuidadosa consideración, la mente del Director Khang se iluminó. “Weed.” “¿Mmm?” “Pongamos el título Weed. Aunque lo llamemos así, la mayoría de gente no sabrá de qué va el programa y solo podrán especular.” “¿No es como decir que es una aventura de Weed?” “Ah, buena idea.” “Solo estamos sugiriendo quién es el protagonista, en lugar de decir de qué va.” El Director Khang y los miembros del equipo intercambiaron sonrisas insidiosas. ¡El nuevo título del programa de KMC sugería que el protagonista era Weed! No hacía falta decir que causaría una gran expectativa. Así pues, el programa ‘Weed’ se emitió por primera vez un sábado. Empezó con la emisión a partir del momento en que llegaron al Reino de los Vampiros, hasta la escena en la que rescataban a la Reina. El índice de audiencia del primer capítulo fue de un 0,6%. En comparación con la media del 12,8% que tenían los programas del resto de cadenas, era demasiado bajo para un estreno.



23 comentarios:

  1. Muy buenas Geomchis.

    El cap de esta semana es cortito y no hemos podido preparar más. Tars esta de vacaciones y el resto tmb estamos muy ocupados. Con suerte tendremos a un par de voluntarios ayudando pronto.

    En fin. Penúltimo capítulo del vol 11. Disfrutadlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el capitulo aunque sea cortito XD

    ResponderEliminar
  3. Gracias por su duro trabajo!

    ResponderEliminar
  4. gracias por su arduo trabajo y dedicacion.

    ResponderEliminar
  5. gran capitulo, ojala pudieran sacar mas cada semana pero por lo largo es algo dificil, esperando el proximo cap

    ResponderEliminar
  6. Muchas GRACIAS por el capitulo semanal!!

    ResponderEliminar
  7. gracias por el nuevo capitulo

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el capítulo jaja Se hizo bastante corto.

    ResponderEliminar
  9. Espero por la codicia de Weeb que esos niveles suban

    ResponderEliminar
  10. Seria tan facil como decir que es una Mision de grado A para que la gente se amontone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto... 'Misión de Rango A' sería un buen titulo si lo que se busca es llamar la atención.

      Eliminar