miércoles, 3 de abril de 2019

Retro Capitulo 27

Volumen 2 Capítulo 27
Los Forasteros III
Traducido por Tars
Corregido por Thornapple y DaniR
Editado por Tars

“Si esto no era intencional… No tiene arreglo.” – dijo Brigitte mientras acercaba su silla y apretaba el puño. La tranquila y serena profesora no se podía ver por ninguna parte. Su voz estaba temblando de ira. – “Por supuesto, esa es la razón por la que insistió en hacerse cargo de las solicitudes para la Torre de la Magia… Pensaba que era sospechoso, ¡pero esto es simplemente un acto despreciable! Y pensar que sería de tan baja calaña.” La verdad, Desir no había esperado que el profesor Nifleka tomara tales medios. Para un profesor tomar tal sesgo era impensable. ‘¿Fue porque derroté al grupo de la Luna Azul?’ Desir no podía determinar por qué un profesor haría todo esto. En cualquier caso, los motivos del bufón no importaban. Lo que había hecho creaba la situación actual: la fecha límite había vencido. No tenía sentido quejarse. “Buscaré algún método para solucionar esto. Por ahora, ve y descansa.” – dijo la profesora Brigitte inmediatamente para intentar tranquilizarlo al ver la cara desesperada de Desir. Desir asintió a su maestra y regresó a su oficina. No tenía muchas esperanzas de que su intervención pudiera resolver la situación. ‘Además, la Torre de la Magia tiene un calendario muy estricto.’ Cuando Desir regresó junto a sus papeles, llegó a la conclusión de por qué Nifleka había actuado de forma tan descarada. Al darse cuenta, sintió que una ira inusitada hervía en su interior. ‘Así que has decidido actuar primero.’ – pensó mientras se reía amargamente, para a continuación trazar un plan. Sus ojos brillaron. – ‘Dos personas pueden jugar a ese juego.’ Ahora, sentado de nuevo frente a su montaña de papeles, abrió el trozo de papel de su bolsillo. Era la línea de tiempo con los eventos que había escrito con anterioridad. Revisando la lista, trazó una línea vertical hasta que su dedo llegó a lo que estaba buscando. Una sonrisa tiró de las comisuras de su boca.

...
3 puntos. Ataque a la Rama Aeurelli de la Torre de la Magia – 7 de Julio.
...
* * *
Era una noche de finales de verano y el aire se notaba cargado de energía. Un hombre con un hermoso bigote y vestido con ropa limpia daba largos pasos a lo largo de una calle envuelta por la niebla en mitad de la noche. Su nombre era Criken. Criken era extremadamente alto, con un porte bien construido. Sus ojos se asomaron al cielo nocturno, antes de caer sobre un chico que corría hacia él con una bolsa llena de pan de centeno. Su mala apariencia le dio a Criken toda la información que necesitaba sobre ese chico: el pan de centeno que portaba en sus brazos era un alimento precioso para su familia. Criken se hizo a un lado mientras el niño todavía seguía corriendo, pero al final, terminó golpeando su hombro. La bolsa de pan voló por el aire mientras una expresión de pánico se reflejaba en la cara del niño. De repente, algo extraño sucedió: la bolsa se detuvo en el aire, como si alguien la estuviera sosteniendo. Criken cogió la bolsa voladora y miró al chico caído. “Lo siento, señor.” – dijo el niño mientras se disculpaba con la mirada baja por su error. “Está bien, ¿estás herido?” – respondió Criken mientras le ofrecía su mano al chico para ayudarle a levantarse y, tras hacerlo, le limpió el polvo a la cara del niño. – “¿A dónde te diriges?” “Me dirijo a casa con mi familia, Señor.” – dijo el muchacho con una sonrisa tranquila al hombre que le había ayudado a levantarse. “¿Con este pan?” – preguntó Criken. “Es para mi hermana pequeña, Señor. Ella no puede salir de casa.” – dijo el chico. Sus ojos miraron seriamente al hombre alto que tenía ante él. La intuición de Criken era correcta y asintió comprendiendo la situación. “No camines por la calle tan tarde. Tu hermana se preocupará.” “Sí. Gracias, señor.” – respondió el chico asintiendo ferozmente con la cabeza para a continuación quedarse mirando la bolsa de pan que tenía el hombre en sus manos. Cuando Criken movió la bolsa de un lado para otro, los ojos del chico se movieron como hipnotizados. Él sonrió. “Cierto. Debería devolverte esto.” – dijo mientras le tendía la bolsa al chico. “¡Gracias, Señor!” – exclamó el muchacho. Pero justo cuando las manos del chico tocaron la bolsa, Criken de repente la puso boca abajo y vació su contenido en el suelo. Aturdido, el muchacho le preguntó qué estaba haciendo, pero Criken únicamente respondió aplastando el pan bajo sus pies, rompiéndolo en migajas y mezclándolo con la tierra. Ahora ya no se podía comer. Una mirada divertida apareció en los ojos de Criken mientras pasaba por delante del desconcertado muchacho. Se sentía bastante alegre; cuando estaba a punto de hacer algo importante, se divertía con cosas como esta. Cuando la luz de la luna se desvaneció y la oscuridad se hizo más profunda, las luces de la calle parpadearon y las sombras desaparecieron. Dobló una tercera esquina hasta que ya no pudo ver ninguna luz de la calle encendida. Rodeado por el tono negro de la oscuridad, se detuvo en seco. Delante de él, había una gigantesca puerta de metal grabada con las palabras Torre de la Magia, Sucursal Aeurelli, en una elegante letra cursiva. Llegado ese momento, arrojó su sombrero de fieltro a un lado, revelando una máscara con forma de tiburón con cuernos. “Reuníos.” – dijo en la oscuridad de la noche. Las sombras se volvieron inquietas desde los barrios bajos de la ciudad y 80 siluetas aparecieron detrás de él. Cada una de ellos llevaba máscaras adornadas con calaveras y una capa negra, ayudándoles a fusionarse con la oscuridad. Los enmascarados comenzaron a canalizar varias formas de hechizos. Ondas de maná ondularon en el aire cuando una variedad de hechizos chocaron contra la puerta. Una poderosa barrera mágica estaba activada, anulando la gran cantidad de hechizos antes de que golpeasen la puerta de metal. ‘Como se esperaba de Torre de la Magia.’ Criken hizo un gesto hacia adelante con la barbilla y varios hombres con mazas se destacaron para golpear y derribar la puerta que, ante el ataque conjunto, comenzó a ceder. “Seguid.” – dijo Criken. – “No podemos dejar que se adapte.” Se escucharon sonidos adicionales desde la puerta, a medida que el encantamiento se iba debilitando. Como el maná solo podía fluir en una dirección, solo podía activar un hechizo a la vez: o mejoraba la capacidad física de la puerta o aumentaba su protección ante la magia. Pero incluso con la mejor fuente de maná del mundo, no importaba, al final terminaría cediendo. Boooom. Criken sonrió cuando la puerta se abrió de golpe y comenzó a sonar una voz de alarma. “¡Alerta! Intrusos han entrado en la Torre de la Magia.” Guardias de seguridad y magos comenzaron a aparecer por los pasillos de la Torre de la Magia y formaron filas para activar las distintas torres defensivas preparadas para los visitantes enmascarados. Criken estaba sorprendido por su tiempo de respuesta, pero esto no lo disuadió. Señalando hacia delante con la mano, sus subordinados cargaron. Los asaltantes enmascarados lanzaron un grito de guerra mientras se enfrentaban a las fuerzas que defendían la torre. El sonido de choques de acero, el rugido de los moribundos y las explosiones se hicieron eco por todo el campo de batalla. En medio de ese caos, Criken abandonó silenciosamente la zona, con seis de sus subordinados.
“[Invisibilidad]”
El hechizo de alto nivel refractaba la luz para hacer que uno desapareciera a simple vista. Se alejaron de la lucha mientras una gran cantidad de guardias de seguridad continuaban inundando la zona de guerra. “¡Realmente han venido!” Criken y sus hombres se apartaron a un lado, mirando a los guardias mientras bajaban por las escaleras y luego sonrió para sí mismo. Todo era perfecto. Con las fuerzas de la Torre de la Magia reunidas en los pisos inferiores, no podrían impedirle lograr su objetivo. Lo único que le molestaba era la rapidez con la que habían reaccionado los defensores. ‘Bueno, no importa. Todo va de acuerdo con el plan.’ Los 80 hombres eran simplemente una fuerza de distracción. Las fuerzas principales se habían dispersado por los pisos superiores y ahora podía caminar tranquilamente por las escaleras. Torre de la Magia. Piso 20. Comparado con los pisos inferiores, el piso veinte era bastante pequeño. Al entrar en el último piso, sus ojos se dirigieron hacia una caja fuerte. Pero, como desconfiaba de que pudiera haber trampas adicionales, conjuró una fórmula mágica frente a él mientras daba pasos cuidadosos hacia su premio.
“[Furia de la Tierra]”
Un hechizo de ataque del tercer círculo. Las barreras sobre la caja fuerte explotaron cuando recibieron la marea de maná conjurada por Criken. A continuación destruyeron la caja, haciendo que un objeto extraño iluminara el área circundante. Un cristal mágico de segundo nivel: la lágrima de Ruigenell. La brillante luz azul bailaba sobre la palma de Criken mientras el objeto cristalino latía como un corazón. Sus ojos brillaron con codicia cuando estiró la mano para agarrar el cristal mágico… “Es suficiente.” – dijo un niño. Sorprendido, Criken se dio la vuelta. Era un chico increíblemente hermoso, ¿o una chica? Era tan hermoso que resultaba difícil saber si era un niño o una niña. Pero su voz era firme. “Por favor, ríndete, Forastero.” Esto estaba fuera de las expectativas. “¿Estabais escondiendo fuerzas en reserva? Interesante.” La voz de Criken vaciló mientras trataba de determinar cómo continuar con su plan. “Esto significa que conocéis nuestros planes, nuestra identidad e incluso nuestro objetivo…” – murmuró hasta que se voz cayó en silencio. – “¿Quién eres?” – dijo a continuación, mientras sus ojos se estrechaban tratando de leer a su oponente. “Con la autoridad de un Rango Único de la Academia de Hebrion, quedas arrestado. Harías bien en rendirte.” – dijo Pram levantando su espada mientras enfocaba sus ojos en el objetivo. “Me niego.” Con eso, Criken chasqueó los dedos y sus compañeros se alinearon frente a él.
“[Que la fuerza de Elan resida en mí]” “[Olas de llamas]”
Los magos formaron sus hechizos y apuntaron hacia Pram. Como respuesta, empleó ese momento para analizar la fuerza del enemigo. ‘Cuatro magos, dos espadachines. Según los hechizos que se están lanzando y las reacciones de los espadachines, estos tipos no pueden ser mucho más fuertes que magos del segundo círculo y espadachines de rango peón.
“[Bola de fuego]” “[Lanza de hielo]”
Con los dos primeros hechizos completados, los magos los enviaron a toda velocidad hacia el solitario espadachín. Un destello brilló en los ojos de Pram cuando giró su espada hacia los ataques de energía elemental. Su estoque de Blanchume dividió en dos la bola de fuego y la lanza de hielo, haciendo que no fueran capaces de dejar ni un rasguño en la cabeza de Pram. Se habían roto en fragmentos de maná. “¿Ha cortado la magia?” “¡Una espada anti-magia!” Al ver el cambio en la atmósfera, Pram saltó hacia delante para someter a los magos. Como respuesta, los caballeros se colocaron en una formación defensiva impidiendo que Pram llegara hasta los magos, que aprovecharon el momento para comenzar a lanzar una nueva salva de hechizos desde su nueva posición. Los intrusos tenían la moral alta y estaban listos para eliminar a Pram, pero… “Es inútil.” Pram desapareció en un instante. Los espadachines miraron rápidamente a su alrededor, tratando de encontrar al chico de pelo azul, solo para descubrir que ya estaba sobre los magos. Esta era la diferencia de rango. Estos guerreros solo eran rango peón y no tenían ninguna posibilidad de pelear de igual a igual contra un prodigio de rango caballero. Con un golpe sordo, el primer mago se desplomó en el suelo. Sus expresiones se oscurecieron cuando Pram avanzó hacia su próximo objetivo. Cuando se acercó, una onda se levantó del suelo y se enredó en su pie.
“[Enredar]”
Un hechizo del segundo circulo: Enredar. Los sentidos de batalla de Pram eran fuertes, pero no podía creérselo. ‘De ninguna manera. No había ningún mago lanzando hechizos…’ Había perdido la pista a uno de ellos. Había un mago justo fuera de su visión, y ahora pagaría el precio.



4 comentarios:

Puedes insertar imagenes con: [img]URL de la imagen[/img]